Tecnología

The Intel Operating System

·

Apple ha demostrado lo que puede llegar a lograrse si uno controla tanto el hardware como el software de un producto. Hemos visto experimentos interesantes que tratan de acercarse a esa idea. Microsoft lleva tiempo sacando al mercado sus Surface y Surface Pro y ya está siguiendo esa filosofía en sus Lumia con Windows Phone 8, y, dentro de poco, con Windows 10.

Mientras tanto Google no esconde sus cartas ni en el escritorio (Chromebooks) ni en móviles (Nexus), y otras lo han intentado o lo intentan con mayor o menor fortuna, y con mayor o menor ambición: Amazon (con su gama de productos Fire) o Samsung (Tizen) son dos intentos de aprovechar esfuerzos anteriores -Android y Meego/Bada, respectivamente- para unirlos a una plataforma hardware y software propia. Y sin embargo, hay empresas de las que podría esperarse precisamente lo mismo. Hace poco se me ocurría una idea peregrina.

¿Por qué Intel no lo intenta de nuevo?

No sería la primera vez que se metiera en este campo: Intel ya lo intentó hace un porrón de años con Xenix, una versión de UNIX que no llegaría a ningún lado a pesar de tener cierta relevancia momentáneamente. La cosa cambiaría a finales de los 2000: aparecía Moblin, un sistema operativo del que escribí bastante en mi época en MuyLinux y que apuntaba maneras. Al final la cosa se diluyó, primero al unirse con el proyecto Maemo de Nokia y luego al transformarse en MeeGo. Intel abandonó aquel proyecto, que acabaría siendo el pilar del actual Sailfish OS, y este fabricante de semicoductores decidió unirse a Samsung en esa apuesta por Tizen.

El caso es que por unas cosas o por otras a Intel no le ha ido nada bien con esa apuesta. Moblin parecía acercarse a ese objetivo, pero el apoyo de la industria fue escaso -aunque tuvo su aquel- y todo quedó en agua de borrajas. ¿Qué ha cambiado desde entonces? Pues muchas cosas:

  • El mercado del PC está en franca retirada: a falta de lo que ocurra con Windows 10 y del impacto que este SO pueda tener en la venta de PCs y portátiles, es evidente que cada vez menos gente parece interesada en estos equipos a la vista de lo que pueden hacer sus smartphones y tablets.
  • Apple y la amenaza ARM: La empresa de Cupertino sigue de momento apostando por los micros de Intel en sus equipos de sobremesa y portátiles, pero algunos creemos que eso podría cambiar más pronto que tarde y que los ultraportátiles de Apple basados en sus propios micros ARM (¿los Apple A10 o A11, quizás?) llegarán al mercado. A eso se le une el hecho de que otros micros ARM demuestran que no parecen mala opción para equipos portátiles modestos. Y si no, fijaos en unos Exynos 7520 que convierten a los Samsung Galaxy S6 en verdaderas bestias del procesamiento en móviles.
  • Una opción en móviles: Intel no ha logrado hincarle el diente al segmento de los móviles. Sus Atom se han utilizado muy poco, y no han logrado competir en precio y prestaciones con diseños basados en arquitecturas ARM. Cierto que Android corre sobre x86 y eso alivia un poco el terreno si Intel logra “acertar”, pero eso les convierte en un “mee too“.
  • Control del ecosistema: como ocurre con Apple y como ocurrirá con Microsoft con Windows 10 y sus Lumia (al menos en gran parte), Intel podría controlar tanto buena parte del hardware como de software, optimizando ambas para lograr la mayor eficiencia y rendimientos posibles. Aquí Intel se me parece más a Apple, pero podría ir más allá. Tiene su CPU y GPU, pero también tiene memorias o chips WiFi, entre otras cosas.
  • IoT y desarrolladores: Parece que la Internet de las Cosas nos acabará envolviendo, y no está claro qué tipo de sistema operativo será la base de esa gigantesca telaraña de pequeños objetos conectados. Yo diría que habrá unos cuantos que se hablarán entre sí, pero si Intel resolviese esa necesidad con una plataforma propia -sus chips sí podrían tener protagonismo en ese campo- daría un paso de gigante para asegurarse el futuro. Si es que la IoT llega a ser lo que todos esperan de ella. Eso podría convencer a desarrolladores que empiezan a apostar por sus miniPCs (Galileo, Edison), pero aquí está claro que Intel debería hacer mucha labor de reconquista para hacer que los desarrolladores apostaran por esa teórica nueva plataforma.

Muchas y buenas razones que me temo no servirán de nada. Intel no parece tener demasiado interés por esa faceta, y simplemente quiere estar en el corazón de todo tipo de dispositivos. Veremos si esa antigua ambición que ahora se está viendo cada vez más incumplida -por los móviles- hace que reaccionen o no.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 138,51 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Red Dead Redemption 2 (Xbox One): el juego del año y uno de los mejores de la historia según las críticas. Está a 51 euros en Amazon Alemania envío incluído.
  • Juego de mesa Catán: uno de los más populares de los últimos años puede ser un gran regalo de navidad, está a 28,4 euros en Amazon. Hay otros como Carcassone (16,99 euros) o Cara Splash (13,99 euros) igualmente curiosos.
  • Procesador Intel Core i7-7740X: no es el más moderno, pero es de la familia X, así que es una opción brutal para gamers. Con 4 núcleos a 4,3 GHz soporta Hyper Threading y tiene un TDP de 112W, así que es glotoncete. Pero el rendimiento es fantástico, como muestra AnandTech en este análisis. Está a 229,90 euros en Amazon.
  • Memoria RAM Ballistix Sport 16 GB DDR4: dos módulos PC4-21300 de 8 GB que pueden darle mucha vidilla a vuestro equipo. Están a 121,73 euros en Amazon Alemania, envío incluido. La opción son los módulos G.Skill Aegis 2x8GB por 123,82 euros en Amazon (España).
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 719 euros en GearBest con el cupón GB$XMLAPAIR03.
  • ZTE Axon 7 Mini: un móvil de hace dos años pero que aún así tiene su encanto por esos altavoces frontales. La pantalla de 5,2 pulgadas FullHD está acompañada de un Snapdragon 617, 3 GB de RAM y 32 GB de capacidad (ampliables). La cámara trasera es de 16 MP, y el precio es escandaloso: 90,95 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 960 500 GB: una unidad M.2 NVMe que da velocidades de lectura de hasta 3.200 MB/s, una burrada. Está a 124 euros en Amazon UK envío incluido. Con esta capacidad, súper chollo, os lo dice alguien que compró la 970, algo superior en rendimiento, por 100 euros hace poco… con la mitad de capacidad. Argh.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Patinete eléctrico Ninebot ES1: hasta 20 km/h y autonomía de hasta 25 km para este patinete plegable que además tiene dos años de garantía en España. Bastante chulo por 287,47 euros en GearBest con el cupón GB12ES1. No os olvidéis de desactivar el nuevo seguro de envío activado por defecto.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Xiaomi Redmi Note 6 Pro: con pantalla de 6,26 pulgadas FullHD, Snapdragon 636, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara trasera dual de 12+5 MP y cámara frontal dual de 20+2 MP, este es un estupendo candidato para la gama de entrada con su batería gigante de 4.000 mAh. Está a 159,82 euros en GearBest, mientras que la versión con 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad está a 177,58 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG.
  • Tarjeta MicroSD Kingston 64 GB: buena capacidad para ampliar la capacidad de vuestro móvil, por ejemplo. Incluye adaptador a SD. Estupenda por 9,57 euros en Amazon. Si queréis ir mucho más allá, la SanDisk Ultra de 200 GB está a 35,90 euros en Amazon. Otra opción: la Samsung EVO Plus de 128 GB está a 16,19 euros en JoyBuy.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,94 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 336 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 336 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • Auriculares Xiaomi con conector USB-C: sin adaptadores de por medio, curioso tener esta alternativa barata para conectarla a vuestros dispositivos. Son de tipo in-ear y el precio como siempre parece bastante interesante. Están a 13,77 euros en Banggood con el cupón 6baf92.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 254,29 euros n AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 456,85 euros en GearBest con el cupón GBMPBF17.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497 euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,61 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “The Intel Operating System

  1. Land-of-Mordor dice:

    En realidad el verdadero mérito en el desarrollo de un sistema operativo es que éste se pueda ejecutar en una gran variedad de hardware, mientras más variopinto mejor. Es lo que ha permitido la democratización de la tecnología tanto en ordenadores como en dispositivos móviles. Hacer un software específico para cierto hardware es lo fácil y es un paso atrás. Es volver a los reinos de taifas de la informática de los 80, cuando cada sistema operativo tenía su hardware aparejado y el software era incompatible de una plataforma a otra. Nos podemos poner nostálgicos pero no tanto como para repetir viejos errores.

  2. Marcial del Valle dice:

    Otra empresa que me parece ver en un futuro produciendo tanto su software como sus propios equipos y no solo móviles, es Canonical.

  3. Buen repaso a la historia de Intel, no conocía su SO Xenix.

    Una posible entrada en el IoT es la que veo que más futuro podría tener. Mientras que en los SO de escritorio y móviles el “pescado está vendido”, el IoT apenas ha comenzado. Me viene a la cabeza esa frase del jugador de hockey, “patinar hacia donde el disco va a estar” y creo que es una oportunidad perfecta.

    Intel es más una compañía que hace productos B2B, jugando un papel que el consumidor final no ve porque está oculto.

    Sinceramente, espero que le den una vuelta a este aspecto. Llevan perdiendo miles de millones con su apuesta móvil, subvencionada con los beneficios de los chips del PC. Aquí también parece que las oportunidades se están cerrando cada vez más.

    Un saludo!

    • Bueno, XENIX no era de Intel -de hecho, lo creó Microsoft tras comprar una licencia de Unix v7 de AT&T en el 78- , pero estuvieron muy metidos con el tema.

      Me temo que tienes razón en todo lo demás, y mi reflexión solo era un pequeño “¿y si…?” bastante improbable. Intel quizás si podría esforzarse en el terreno de la IoT, pero en móviles lo tienen casi imposible y más a estas alturas. ¡Saludos Eduardo!

  4. ridri dice:

    Creo que la mayor dificultad para crear un sistema operativo es tener aplicaciones disponibles. Podemos verlo en firefox OS o en el futuro ubuntu phone. Firefox OS ofrece un rendimiento mucho mejor que android, pero, ¿a quien le interesa un smarthphone que no tenga whatsapp?. Con el grado de madurez del kernel linux creo que no le sería muy difícil a intel hacer su propio SO pero no sé hasta donde le puede aportar nada nuevo.Una vez logrado el sistema este tiene que ser popular para atraer a los desarrolladores de software.
    Por mi experiencia el hardware intel corre de maravilla tanto en windows como en linux, de un modo que casi podíamos llamar “nativo”. Claro está que se podría afinar el software para que funcionara todavía mejor de una manera específica.

Comentarios cerrados