Tecnología

Qué nos enseña el cierre de GigaOm

·

El pasado 9 de marzo Om Malik anunciaba en su blog el cierre de GigaOm, uno de los medios online legendarios en el segmento tecnológico. La noticia generó un buen montón de artículos y tuits tanto de seguidores de la publicación como de su equipo de redactores, y a lo largo de la semana han aparecido análisis más concienzudos sobre esa inesperada noticia y las consecuencias que han podido provocar el fin de una publicación que aparentemente iba estupendamente.

No era así. En Re/code Peter Kafka explicaba cómo el modelo de negocio de GigaOm no había logrado dar los resultados esperados a los inversores de capital riesgo. Esa es la clave del cierre. Que GigaOm basó su apuesta de futuro en ese capital riesgo -también lo comentaban en Digiday-, algo que permitió que la empresa creciese de forma notable (70 empleados) para defender un modelo de negocio que a priori parece extrapolable a cualquier otra publicación online hoy en día. ¿Cómo ganan dinero los medios digitales?

En el caso de GigaOm existían 3 vías muy conocidas y extendidas en la industria: publicidad, eventos, y suscripciones a GigaOm Research. El problema es que esas tres fuentes de ingresos probablemente no daban tantos ingresos ni para mantener los sueldos de la plantilla ni para hacer frente a los los intereses de los préstamos y créditos que por lo visto GigaOm había pedido para tratar de mantener su crecimiento. El capital riesgo es un aliado peligroso. Y lo es porque lo único que le importa es que el negocio sea rentable. Da igual cómo. Kafka daba sus estimaciones de lo que costaba pagar las facturas en GigaOm mes a mes:

But, by the end of last year, Gigaom still had significant debt to service — people familiar with the company said it was spending around $400,000 a month on rent and interest payments.

Mucho dinero. Y por lo que parece en GigaOm no lograban ingresar esa cantidad mensualmente a pesar del hecho de que la publicación y sus redactores hacían -por lo que sé- un trabajo impecable (aquí coincido al 100% con la reflexión de Slate). Nada de periodismo tecnológico barato, nada de click-bait, nada de «salir primero es lo importante«. Aquí GigaOm me recuerda un poco a ArsTechnica, un medio distinto en su enfoque -más técnico- pero que que también prescindía y prescinde de la inmediatez en favor de un análisis sosegado y racional de esa noticia o tema. Un análisis que pocos medios hacen (en Xataka el intento es ese, aunque la inmediatez sigue siendo importante) y que yo creo que es fundamental para salir del bombo de la mediocridad en esos medios del me too.

De los análisis que se han publicado sobre la situación de GigaOm me gustan por ejemplo el que han realizado en AdAge, donde se preguntaban si lo que le ha pasado a GigaOm le podría pasar a otras publicaciones. No, desde luego, si esas empresas de capital riesgo no están detrás y tratan de salir del paso por sus propios medios. Hay grupos editoriales muy potentes que recientemente han aceptado inversiones de empresas de capital riesgo (Vox Media, ViceBuzzfeed), pero detrás por ejemplo de BuzzFeed hay una apuesta tecnológica muy importante, tal y como demuestran esta infografía, este fantástico análisis de Inc, o el mucho más reciente  análisis de Ben Thompson en el que este analista nos daba una sorpresa: ‘BuzzFeed does not do clickbait’. Yo no estoy demasiado de acuerdo con esa sentencia, y aunque no leo demasiado BuzzFeed la sensación que tengo es que no paran de dar pasos en el sentido adecuado. Pero sigamos con nuestro protagonista, GigaOm.

Porque otro análisis curioso es el de NiemanLab, cuya editora afirmaba que los editores deberían conocer las finanzas del grupo. En GigaOm los redactores no tenían ni idea de cuál era la situación económica y ninguno se imaginó lo que se les venía encima estos días, así que quizás hubiesen agradecido que la empresa hubiera sido más transparente al respecto. Yo no lo tengo tan claro: he vivido la desmembración de un grupo editorial (de mis tiempos en PC Actual y The Inquirer ES, cuando primero formábamos parte de BPE, luego de VNU y por último, según quien, de NetMedia/RBA/BPS). No teníamos los detalles -no sé si eso hubiera ayudado-, pero sabíamos que la cosa no iba bien, y trabajar con ese ambiente es, creedme, una castaña. Por no decir otra cosa. Dudo que las altas esferas hubieran aceptado sugerencias por parte de la plantilla editorial y de redacción -para ellos éramos casi números de la seguridad social- y lo poco que sabíamos solo servía para que uno trabajase sin entusiasmo.

Esa sorpresa por lo que pasó se demuestra por ejemplo tanto en el post que Matthew Ingram -uno de los redactores clásicos de GigaOm y, para mi, referente por sus frecuentes reflexiones sobre medios online- publicó en Medium como en las entrevistas que concedió, por ejemplo, a Columbia Journalism Review. En ellas Ingram no cuestiona el modelo, y deja claro que en GigaOm sabían a lo que se exponían con esa apuesta aunque no saliese bien:

Did Gigaom fail in its attempt to reach that goal? Yes. But that doesn’t mean the goal wasn’t worthwhile, or that what we built while striving to reach it was any less great.

Al final, unas cuantas lecciones aprendidas. La primera que el capital riesgo te pone unas esposas de oro (palabras de Ingram). La segunda, que hacer un trabajo de calidad no garantiza nada (qué triste). Y la tercera, que incluso combinando esos tres sistemas de monetización (publi, eventos, suscripciones a contenidos ‘premium’) la subsistencia de un medio digital puede ser una utopía.

Y ahí están BuzzFeed y su absoluto dominio de las redes sociales, The Verge comiéndose a la competencia (cuidado, y haciéndolo muy bien) gracias a un talonario que parece no tener fin (veremos) o un The New York Times que siendo absoluto referente en periodismo y que a pesar de ello lo está pasando regulín en esa transición a lo digital.

Para quienes trabajamos en los medios el futuro de este negocio es cuando menos complejo. Este no es un debate que yo plantee de nuevas: la cultura del todo gratis campa a sus anchas en contenidos, los anunciantes tienen una posición de poder que estrangula incluso líneas editoriales, y no hay soluciones a la vista que centren los ingresos en los lectores y no en la publicidad. Que una publicación como GigaOm haya desaparecido es una prueba inequívoca -además de lamentable- de que incluso siendo un referente de seriedad y calidad tu apuesta periodística -sea tecnológica o no- puede no tener valor alguno. Y es tan solo un ejemplo de muchas otras publicaciones, como mi querida y añorada PC Actual. Tremendo.

Actualización (16/03/2015): Atentos a la crónica de Michael Wolf -que durante años se encargó de llevar Gigaom Research- sobre el tema, que da muchas y buenas pistas sobre el tema. Tanto los eventos como los contenidos de pago eran exigentes en recursos, pero tras leer el texto completo una cosa parece aún más clara: en Gigaom tenían costes operativos demasiado elevados. Demasiada plantilla, demasiado gasto en oficinas, y, desde luego, demasiado gasto para pagar los intereses de los créditos ofrecidos por las rondas de inversión. La sensación es por tanto la de que la empresa quiso crecer a lo grande en un mundo, el editorial, que debe crecer «a lo pequeño«.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Lenovo Ideapad 330-15ICH: un portátil de 15,6″ FullHD con un Core i5-8330H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD y atentos, una GTX 1050 para jugar. Espectacular aunque no viene con Windows. Está a 499 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft a 2,99 euros. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 2,99 euros en eBay, perfecta para esos equipos que se venden sin sistema operativo.
  • Huawei Mate 20 Pro: telefonazo de 6,39″, Kirin 980, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, lector de huella bajo pantalla y una triple cámara espectacular de 40+20+8 MP además de batería de 4.000 mAh. Está a 630 euros en GearBest.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 504 euros en GearBest
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupenda. Todo por 148 euros en AliExpress. La versión con 4 GB de RAM y 64 GB está a 165 euros en Banggood con el cupón BG5RN7.
  • Steep (PC): el juego de esquí extremo de Ubisoft se puede conseguir gratis hasta el 22 de mayo. ¡A por él!
  • Western Digital 4 TB: un disco duro externo con una capacidad brutal de 4 TB a un precio igualmente brutal: 91 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • The Division 2: la nueva entrega del famoso juego basado en las novelas de Tom Clancy. Está a 36,90 euros en Amazon para PS4, mismo precio para la Xbox One, 36,90 euros en Amazon.
  • Ratón gaming Logitech G602: modelo inalámbrico con tiempo de respuesta de 2 ms, sensor de 2500 DPI, 11 botones programables, estupendo a 36,90 euros en Amazon (baja desde los 50).
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: atentos a la bajada brutal de precio. 6,39», Snapdragon 855, 6 GB / 64 GB, cámara triple (48+16+12), lector de huella en pantalla, carga rápida e inalámbrica. Está a 366,70 euros en Banggood con el código BGMI964.
  • Samsung Galaxy S10e: el compacto de la familia: 5,8 pulgadas, Exynos 9820, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara doble (16+12 MP), 3.100 mAh, lector de huellas en el lateral. Está a 474 euros en eBay con el cupón PARATECH. Brutal.
  • Samsung Galaxy S10: si preferís el modelo estándar con pantalla de 6,1″, 8 GB de RAM y 128 GB de capacidad lo tenéis a 578 euros en eBay también con el código PARATECH.
  • Xiaomi Mi 9: el nuevo telefonazo de este fabricante. 6,39», Snapdragon 855, 6 GB / 64 GB, cámara triple (48+16+12), lector de huella en pantalla, carga rápida e inalámbrica. Está a 366,70 euros en Banggood con código BG5M9G. Otra alternativa: está a 449 en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9 SE: la versión ‘compacta’ del telefonazo de Xiaomi, 5,97″, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+13+8), 3.070 mAh, lector huella bajo pantalla. Está a 267,24 euros en Banggood con el código 5BGM96SE
  • Disco duro Seagate Barracuda 2 TB: un disco duro SATA de 3,5 pulgadas estupendo por precio y prestaciones: está a 59,69 euros en Amazon.
  • Mando Xbox One The Duke: es el mando original de la Xbox, pero para la Xbox One, mismo diseño, perfecto para manos grandotas, brutal homenaje. Está a 50 euros en Amazon.
  • HP Laser Jet Pro M254nw: impresora láser color (¡color!), hasta 21 ppm, Ethernet, WiFi, imposible encontrarla más barata, diría yo. 129 euros en Amazon, baja desde los 149 que vi la última vez, brutal.
  • Lenovo Legion T530: un PC de sobremesa con un Core i5-8400, 8 GB de RAM, 1TB de HDD, Windows 10 y gráfica GTX 1060. Muy bien por 699,99 euros en Amazon. Pero que muy bien.
  • Memoria RAM G.Skill Aegis 16 GB DDR4: tremendo lo de estos dos módulos de 8 GB a 3000 MHz. Fantástica forma de actualizar el equipo y abrir tooodas las pestañas de Chrome o Firefox que se os antoje. Está a 69,90 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Memoria Corsair Vengeance LPX 32 GB DDR4: y si queréis más memoria, tomad más memoria: dos módulos de 16 GB a 3000 MHZ, están a 153 euros en Amazon Alemania envío incluido.
  • Portátil HP 15-da1014ns: un equipo muy simpático para trabajar e incluso jugar. 15,6″, Core i5-8265U (súper nuevo), 8 GB RAM, 256 GB SSD, GeForce MX110, Windows 10, teclado español. Está a 499,99 euros en Amazon, baja desde los 650.
  • FIFA 18 PS4: la edición del año pasado sigue siendo un gran juego, sobre todo a 9,99 euros en Amazon. Para la Xbox One, a 13,99 euros.
  • Assetto Corsa Ultimate Edition (Xbox One): el simulador de conducción con 178 coches, 16 circuitos y 33 configuraciones de pistas contiene 8 DLCs. Está a 20 euros en Amazon.
  • NAS Western Digital My Cloud Home 8 TB: un producto perfecto para crear una nube personal, con una bahía y un disco de 8 TB ocupándola. Perfecto para centralizar servidor de almacenamiento y multimedia. El diseño mola, y está a 196,99 euros en Amazon.
  • Operación Triunfo 2017: incluye dos micrófonos USB y está a 18,50 euros en Amazon en su edición para la PS4, precio estupendísimo para pegar unos gritos a gusto.
  • Chuwi HeroBook: un portátil muy modesto y muy barato: 14,1» (1366×768), Atom X5-E8000 (quad-core), 4 GB de RAM, 64 GB eMMC de capacidad (con M.2), Windows 10, teclado en inglés, salida Micro HDMI, 2xUSB3.0. 165 euros en Banggood con el código BGCH510
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GTX 1650: fabricada por PNY, perfecta para jugar a 1080p a 60 FPS. Supera a la 1050 Ti en un 33% de rendimiento y su precio es brutal, 122 euros en AliExpress Plaza con código «plazaoff«, envío desde España, 2 años de garantía.
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 268 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal. La versión con 128 GB de capacidad está algo más cara pero esos gigas más son muy chulos. Está a 313 euros en Banggood con el cupón 5BGM9SE
  • Office 2019 Professional Plus: licencia para un PC, solo para Windows 10, licencia perpetua, envío del código de licencia por correo. Se dan instrucciones para descarga, instalación y aplicación. Está a 11,10 euros en Amazon.
  • SSD SanDisk 480G: y si queréis más capacidad, esta opción es aún más asequible con sus 480 GB de capacidad, un disco SSD SATA III con hasta 535 MB/s de velocidad de lectura. Está a 58 euros en Amazon
  • Tarjeta 6 meses Xbox Live Gold: son en realidad dos tarjetas de 3 meses por el precio de una, y además 1000 Apex Coins si jugáis al Apex Legends. Estupendo precio: 19,99 euros en Amazon. Cuestan el doble normalmente.
  • Xiaomi Airdots Pro: la versión mejorada de estos auriculares, con control táctil, más autonomía, mejor conectividad y más calidad de sonido. El diseño recuerda a otros… 🙂 Están a 45,88 euros en AliExpress con este cupón
  • Auriculares inalámbricos Xiaomi AirDots TWS: los competidores económicos de los AirPods de Apple con Bluetooth 5.0, 4 horas de autonomía y 12 más en el estuche, control táctil. Están a 19,58 euros en AliExpress 
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,61 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

5 comentarios en “Qué nos enseña el cierre de GigaOm

  1. Buenas Javi. Me estreno en tu blog y aprovecho para felicitarte por su gran calidad.

    Como te puedes imaginar, me interesan mucho todas las reflexiones que haces sobre la viabilidad de las publicaciones online. El caso de GigaOM parece atípico, pero creo que es labor de los medios ofrecer la calidad y los alicientes que inclinen al lector, ya sea para consumir publicidad, pagar contenidos o acudir a eventos. El problema es que en una cultura de gratuidad absoluta, las cartas están marcadas.

    Empiezo aportando muy poca cosa y no tengo ni idea de cómo puede arreglarse todo esto, pero a partir de hoy estaré atento a lo que tengas que decir 😉

    • Ya sabes lo que dicen, más vale tarde que nunca Xavi!! 😉 Como dices en el tema de medios online la cosa está complicada, y quien busque hacerse rico mejor que se vaya a otros campos. Al menos de momento. Yo solo veo salida con algún tipo de sistema de suscripción multitudinario (que agrupen a grandes grupos editoriales) tipo Orbyt (que acepta a otros medios fuera de su grupo editorial) pero parece muy complicado que algo así salga adelante.

      Seguiremos comentándolo, seguro. Esto se mueve mucho. ¡Un abrazo!

  2. Miguel Baz dice:

    Disculpas por el comentario tardío. Me he desconectado unas semanas.

    Yo creo que el problema de los medios *online* es que pierden de vista al cliente final. Como bien se cuenta en el artículo, el requisito imprescindible para el éxito de cualquier medio de prensa es el respeto por el lector. No es el único, pero sí insoslayable.

    Luego, todo depende de las habilidades de gestión que tengan los que dirijan el invento, sea una organización amplia o una empresa unipersonal. Existen ejemplos de calidad y buena gestión en los que inspirarse. El mismo Ingram mostraba algunos en sus entradas en GigaOm.

    Aquí cerca tenemos a eldiario.es y, más lejos, tidbits.com lleva casi 25 años manteniendo un negocio con honestidad que supone un servicio incalculable para los usuarios de Apple. Eso sí, no tienen aspiraciones de convertirse en grandes corporaciones de medios. Cuando vendes tu independencia y compromiso a un inversor cuyos intereses colisionan con los de tus lectores estás perdido.

    • No te preocupes Miguel, más vale tarde… 🙂 Yo creo que GigaOm no traicionó a nadie salvo, quizás, a sus inversores, que querían un crecimiento más rápido del que podían dar. Siempre me pareció un medio honesto y sincero que evitaba los atajos y en el que los contenidos estaban muy bien tratados. Pero claro, no conozco el caso de cerca, y de hecho me vas a matar pero no conocía tidbits.com. Le echaré un vistazo, pero desde luego en el caso de ElDiario.es la filosofía me parece muy correcta.

  3. Pingback: Re/code vende su alma a Vox Media | Incognitosis

Comentarios cerrados