Tecnología

Un merecido siete y medio

·

‘Beautiful Girls’ es una de esas películas que podría ver 1.000 veces sin problemas. Hay muchos grandes momentazos, pero uno en especial me viene al pelo para el post de hoy. Puede que lo recordéis: Timothy Hutton regresa a su pueblo natal, se reúne con sus colegas de la niñez, y éstos le preguntan por su novia.”¿Está buena?“, le pregunta uno de ellos. “Es guapa“, contesta Hutton. “Ponle una puntuación. Cara, cuerpo, personalidad“. Nuestro prota remolonea y hace como que no quiere, pero como buen macho (sea ibérico o no) se apunta al reto, y tras coger unas referencias de algunas conocida de todos ellos, puntúa a su novia. “Cara, un merecido… siete y medio. Cuerpo, un merecido… siete y medio. Personalidad, un merecido… siete y medio“. La escena, a continuación: 

La escena es en mi opinión una pasada porque refleja dos grandes realidades de nuestro mundo. La primera, que nos encanta puntuarlo todo. Y la segunda, que eso no significa que esas puntuaciones tengan sentido alguno. Al tema.

Fabrizio compartía ayer (seguidle, es un valor seguro) en Twitter un artículo de Joystiq que no me he leído hasta hace unos minutos. En él los responsables de esta venerable publicación dedicada al mundo de los videojuegos anunciaban su intención de abandonar esa costumbre de ofrecer una puntuación final en cada uno de los análisis que hacían. Adiós a las estrellitas al final del artículo. Bravo, como decía Fabrizio. Toma decisión editorial valiente y comprometida. 

Y lo es porque buena parte de los usuarios consumen (consumimos: confieso que yo también lo hago de cuando en cuando) esos análisis con trampas: pasan directamente a las conclusiones o incluso se leen solo los pros, contras y puntuación. Esa puntuación es lo realmente importante para ellos, lo que define su decisión de compra. El resto, el contexto, no les sirve para nada. 

Pero precisamente ese contexto es lo que da sentido a la puntuación. Sin toda la parrafada anterior lo de darle tres estrellas de cinco -o un 6 sobre 10, que es lo mismo- a un juego no tiene mucho sentido, porque como dicen, esas puntuaciones no pueden captar buena parte de la valoración que un redactor le puede dar a un juego y, por extensión, a cualquier otra cosa. 

Me ha ocurrido toda mi vida profesional con productos que he tenido que puntuar, una tarea que es en sí un pequeño desafío porque si tu opinión sobre un producto y sus características ya es subjetiva, la puntuación que le das lo es aún más. A mi me puede gustar más o menos el diseño de un móvil, por ejemplo, pero también hay que tener en cuenta que para mi el diseño puede no ser lo más importante de cualquier móvil. Y tanto en el primer caso como en el segundo, puedo estar totalmente en contra de la opinión de otra persona a la que le guste menos o más ese diseño, pero que crea que el diseño es pilar fundamental de ese móvil que lleva todo el día encima. Fabrizio también reflexionaba sobre ello hace ya unos meses en ese “Os estáis puntuando a vosotros mismos” en el que decía aquello de que

Puntuar una obra significa reducirla a una dimensión

Y no puedo estar más de acuerdo. Ocurre en juegos, pero como decía también en análisis de productos hardware y en aplicaciones, o, si salimos del mundo de la tecnología, en la valoración que podamos encontrar en las críticas de cine, de música, de moda, o de comida. Por poner algunos ejemplos, vaya. ¿Me resuelve algo que IMDb me diga que la puntuación media de Fury es de un 7,8 sobre 10? Pues no. Absolutamente nada. Ayer por la noche la vi, y mi puntuación hubiera sido de un merecido seis. ¿Le sirve mi puntuación a alguien de algo? Lo dudo, porque si no hay un contexto detrás -contar que para mi la peli tiene buenas actuaciones pero un argumento trillado y predecible- no se puede comprender qué valoro yo en una película.

De hecho, las puntuaciones no suelen ser nada sin una referencia. A “Salvar al soldado Ryan” -misma temática, perfecta peli relacionada-,  por ejemplo, le daría un merecido nueve y medio, y esa probablemente podría ser una buena forma de comprender qué me puede gustar (a mí) y qué no. Diría más: mucho más importante que la puntuación es la persona que la realiza. Si conozco a esa persona y conozco sus gustos sabré si esa puntuación se ajusta a lo que yo puedo esperar de una peli (o de cualquier otra cosa) y lo que no. Y ahí está buena parte de la magia de esos motores de recomendación que funcionan en todo tipo de servicios (Amazon para las compras, YouTube para los vídeos, Last.fm para la música) y que merecerían un artúculo aparte.

Sea como fuere, eso es lo que suele pasar con las puntuaciones que uno da en sus análisis o que encuentra en análisis de los demás. Que difícilmente tienen sentido si no conoces la trayectoria del que lo ha realizado. Y aún así, las puntuaciones son un tema supérfluo en un análisis. El contexto -todo lo que cuente de un análisis, y quién lo cuenta- lo es todo. Ahora os toca puntuar, claro. ¿Qué le daríais a este post?

Un merecido…


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “Un merecido siete y medio

  1. Bardolobo dice:

    Usando un viejo chiste de un numero antiguo de Xmen: 10, 10, 10 de los rusos.

    Al final lo de las puntuaciones es tan subjetivo y limitado que de poco vale. Y ya cuando lees el texto entero y ves que la puntuación no tiene nada que ver porque hay que hacerla en base a criterios muy estrictos que no dejan lugar a sutilezas. Así que las puntuaciones para la gimnasia artística :p

  2. Pingback: Enlaces de ayer y hoy (edición nº 29) | Iván Lasso

  3. Modiglian dice:

    Esto me recuerda a los que valoran smartphones en gb de ram, megapixels de cámara, número de núcleos y ghz… aunque luego al usarlos sean una bosta de vaca XD

    O la publicidad del Yonosoytonto, portátil de 300€ con tropocientos gb de gráfica… ya, sí, vale, todo para tí.

    Por cierto, hace unos meses viendo Salvar al soldado Ryan de nuevo… «anda, coño, ¡si sale Castle de crío!» XD

    La serie Hermanos de Sangre / Band of Brothers, es mejor que SasR, 9/10 😉

  4. Modiglian dice:

    Ah, me olvidaba, Beautiful Girls es LA PELICULA de referencia para comparar cualquier otra que se publicite como «película feminista».

    Y la excepción que confirma la regla, las películas pro-algo, suelen ser tan malas que no cumplen su propósito, que nos importe ese «algo».

Comentarios cerrados