Tecnología

Hablemos de series en 2021

·

En casa Sally y yo tenemos nuestro momento especial muchas noches cuando acostamos a los niños y nos ponemos a ver series. Somos ávidos consumidores (mucho más que de pelis), así que durante el año suele darnos tiempo para ver muchas cosas.

Cuando termino de ver una serie suelo escribir un par de líneas en un borrador de WordPress para así ir apuntando qué me pareció, y este post es el resultado de todas esas notitas. Me temo que me he olvidado de algunas series que he visto este año, pero oye, aunque no estén todas las que son, son todas las que están. O como se diga. He aquí mi valoración de las 38 series que hemos visto, que se dice pronto:

  • Cobra Kai (3a Temp, Netflix): bastante entretenida,bien seguidos los hilos y bien retomadoslos personajes de Kárate Kid 2. Daniel San peleaba horrible en las pelis y sigue peleando horrible en la serie.
  • Antidisturbios (Movistar+): estupenda, espectaculares los actores, buena historia, te meten totalmente dentro del mundo policial.
  • Bridgerton (Netflix): lamentable. Saturada de color (dudo que en Inglaterra hayan visto alguna vez ese colorido y esos días de luz) y de personajes ridículos. Infumable para mí. Tras un episodio capitulamos.
  • El desorden que dejas (Netflix): de más a menos, actuaciones desiguales (eso sí, Bárbara Lennie muy, muy bien) y también de más a menos. Estupendos los créditos iniciales (no recuerdo unos mejores en series españolas) y paisajes alucinantes. No sé cuando se rodó, pero que se vean tantos móviles de bq canta un poco, como el SO que aparece en los ordenadores.
  • Ted Lasso (1ª temp, Apple TV+): qué serie tan fantástica. De las que te hacen sentir bien, con un protagonista que es un ser de luz y que alegra la vida de todos los que le rodean y, por supuesto, de todos los que le ven actuar. Absolutamente imprescindible. La serie que no deberíais perderos por nada del mundo, a no ser que no os vaya eso de ser felices, claro. La segunda temporada, que vi ya después del verano, se desinfla un poco y tiene altibajos, pero al final acaba cuajando. No es ni mucho menos como la primera, lamentablemente.
  • The Mandalorian (Disney+): entretenida, pero no acabo de captar esa crítica tan positiva que había oído por todos lados. Me parece como un ‘Red Dead Redemption’ hecho serie, con misioncitas en cada episodio y una trama central aún un poco debilucha. Y como no se le ve casi nunca la cara al tipo, lo de las interpretaciones es un poco difícil juzgarlo. Correcta, para unas palomitas, pero aun siendo del universo Star Wars la música western (bastante rarita) no ayuda a asociarla. Supongo que lo han hecho adrede. Baby Yoda, efectivamente, es amor, y el final es una buena forma de enlazar con el resto de la saga.
  • La unidad (Movistar+): bastante más floja que Antidisturbios, pero aún así correcta y entretenida. Los personajes son más simples y de andar por casa, más de serie de Antena 3, menos creíbles, diría.
  • Wandavision (Disney+): rara de narices los primeros episodios, pero si logras aguantar (o si te gusta, que de todo hay) al final la historia cobra sentido. Original, sin duda, y con un final mucho más MCU del que apuntaban esos primeros episodios. Rarita, insisto, pero al final no estaba mal.
  • La maravillosa Mrs. Maisel (Prime Video): verla en VOS es complicado porque hablan bastante rápido pero sobre todo porque hay mucha broma muy de allí en los monólogos y diálogos: algunas son difíciles o imposibles de pillar. El problema es que acaba cansando y no es ni la sombra de ‘Ted Lasso’. Dejé de verla a mitad de la segunda temporada. Meh.
  • The State of The Union (SundanceTV): con una guapísima Rosamund Pike sin maquillarse como una puerta y un Chris O’Dowd (IT Crowd) que no lo hace mal (y que ni maquillado es aparente el pobre), dirigidos por Stephen Frears y con guión de Nick Hornby (Alta Fidelidad). Eso debería ser suficiente, y desde luego es fácil tragarse esta miniserie de 10 miniepisodios (10-12 minutos cada). Una pareja en problemas discute en una cafetería su situación. Retrato de los problemas del matrimonio, algunos momentos afortunados, pero diría que bastante regular en general. Meh.
  • Estoy vivo (Prime Video): el concepto no está mal y Javier Gutiérrez lo hace genial. Incluso Alejo Sauras está correcto en su papel de bobalicón. El problema es casi todo el resto del reparto (con la chica, Anna Castillo, especialmente mal) , que no ayuda, como los pobres efectos especiales. Un esfuerzo simpático, pero a los cinco episodios me cansé.
  • The Office US (Prime Video): legendaria, ya la vi entera hace tiempo y ahora la revisité con mi mujer, que apenas había visto capítulos sueltos. Fantástica casi de principio a fin, pero en cuanto se va Michael (Steve Carrell) la cosa cae en picado. Hay nueve temporadas de episodios cortitos, ya sabéis, pero las dos últimas temporadas ya no las vimos, perdimos interés y como llevábamos como dos meses viéndola acabamos dejándola ahí. Hay que verla al menos una vez en la vida, yo creo. Imprescindible (salvo quizás esas dos últimas temporadas, insisto). Curioso, no he encontrado ni un tráiler, aunque hay millones de vídeos y todo un canal dedicado a momentos épicos.
  • Normal People (Hulu): no sé yo si son muy normales, pero la verdad es que los personajes de esta serie tienen una historia romántica algo especial que está bien contada aunque sea un poco dramón. Curiosilla, desde luego. Se deja ver.
  • The One (Netflix): espectacular tanto en su trama como en su desarrollo, interpretaciones estupendas. Muy rollo ‘Black Mirror’, pero más desarrollada gracias a ocho episodios que te dejan con ganas de mucho más. Imprescindible, como ya comenté aquí.
  • A very English scandal (Prime Video): no me ha emocionado, la verdad. Muy bien ambientada, eso sí.
  • Halt and Catch Fire (Filmin): por alguna razón dejé e verá hace años y me quedé en la segunda temporada esta vez la he visto entera y me ha encantado salvo por el final. Terrible por triste. Pero triste de verdad.
  • La serpiente (Netflix): dos capítulos después, la dejé. Lenta, rara, demasiados saltos adelante y atrás. Incómoda.
  • The Romanoffs (Amazon prime): medio episodio. No ayudó que hablasen el 80% en francés a pesar de que el capítulo era en inglés (y algo de francés sé), no le vi gracia ni sentido. Pintaba mal, y una retirada a tiempo es una victoria, dicen.
  • Line of Duty (Netflix): de menos a más y luego a menos. In crescendo desde la primera al final de la tercera temporada, que es bastante chulo, pero cuarta, quinta y sexta empiezan a flojear. Sobre todo la última, muy decepcionante para cerrar todo el ciclo y la trama. Una cosa que he sacado buena de esto, ahora entiendo mejor el inglés cerradísimo que usan los protagonistas. Algo es algo.
  • Mare of Easttown (HBO Max): estupenda, una de las series del año. Kate Winslet está soberbia, como otros muchos protagonistas, y la historia policiaca —aunque sea en un lugar un poco para losers y con muchos losers— mola mucho.
  • Patrick Melrose (Movistar+): horrible, empezamos con mucha ilusión por ver a Dr. Extraño Benedict Cumberbatch pero una vez más el rollo apología de las drogas me apesta. Fuera al segundo o tercer capítulo.
  • Perry Mason (HBO Max): capítulo y medio duramos, lástima porque tenía ganas de ver al prota, Matthew Rhys (‘The Americans’) en otro registro. No funciona. No para mí.
  • Fargo (Prime Video, HBO Max) : estupenda, original, rara y divertida. Personajes exagerados e historia rimbombante. Qué bueno Billy Bob Thornton, por cierto. Y la poli, Allison Tolman. Martin Freeman correcto, sin más. Recomendada, sin duda.
  • For All Mankind (Apple TV+): aceptable (pero no brutal) hasta el momento de la tragedia con el niño. Ahí dejé de verla porque además se ceban en ello. A mí estos dramones teniendo niños pequeños se me atragantan. No puedo seguir.
  • Modern Love (2T, Prime Video): primer capítulo maravilloso, el resto para olvidar, qué pena desperdiciar así una temporada.
  • The White Lotus (HBO): curiosa, algo exagerada por todos sus personajes (vaya gente), pero con una historia que en mi opinión se desinfla un poco cuando uno esperaba otra cosa tras los momentos iniciales. Se puede ver pero vamos, tampoco es alucinante.
  • Clickbait (Netflix): como su propio nombre indica, la serie es puro clickbait. En sentido literal: titular y argumento llamativo que no para de inflar se hasta un final absurdo y sin pies ni cabeza.
  • Invencible (Prime Video): la serie de animación ya me contaron que era un poco del rollo de ‘Boys’ y algo de eso tiene, pero vamos, es una trama bastante distinta. Violencia gratuita a raudales a ratos, pero también muchos ratos que claramente alargan el desarrollo de la serie. La calidad de la animación es más bien cutre, diría (o eso me parece), y el guión también es muy discreto, pero oye, para ratitos muertos como yo he aprovechado, se deja ver.
  • Ted Lasso (2a temp, Apple TV+): empieza bien y con el mismo rollo feliz de la primera temporada, pero se les empieza a ir la olla durante parte de la temporada con algún dramón e idas de olla. Luego recupera el ritmo, afortunadamente, pero esta temporada es claramente peor y menos feliz que la primera.
  • Solo asesinatos en el edificio (Disney+): concepto medio simpático que se desinfla enseguida, lenta y aburrida. Los actores, la verdad, tampoco ayudan. Tras dos episodios y medio la dejamos.
  • Escenas de matrimonio (HBO): truñaco infumable de esos que acabas terminando de ver para ver si es que al final realmente pasa algo. Diálogos larguísimos, conversaciones de besugos, ella bipolar, él calzonazos. Mucha solera por estar basada en algo de Ingmar Bergman, tufo total a teatro y, como digo, infumable. No perdáis el tiempo, ya lo he hecho yo.
  • Succession (HBO): me pasó algo extraño con esta serie. No recordaba que había visto casi toda la primera temporada, pero cuando la revisitamos me fui dando cuenta de por qué la dejé: odiaba a todos los personajes. A todos. Trepas, listillos, vendemotos, chulos, prepotentes, torpes, perdedores que ganan, y, en general, una estupenda selección de lo peor de nuestra sociedad. El caso es que tras ese elenco infernal de personajes se esconde una trama bastante interesante aunque al final esto sea un Falcon Crest 2.0. Pero oye, tiene su aquel, y diría que va de menos a más. Aceptable (pero de nuevo, al menos para mí, no tan buena como la pintan).
  • You (3ª temporada, Netflix): están todos como maracas, y en la tercera hay un toque ‘Big Little Lies’ por ese ambiente hiper pijo en el que se mueven los protas, pero la verdad es que es entretenida como pocas y Joe, aunque sea un enfermo, es simpático. Le sacan mucho partido a su voz en off. Como las otras dos temporadas, estupenda.
  • El juego del calamar (Netflix): me ha decepcionado bastante. Y desde luego —esto quería comprobarlo en primera persona— no es para niños. Retrato bastante deprimente de la sociedad —aunque ciertamente haya realidades contundentes en cómo es la gente— que está rodeado de una trama hiperviolenta. La idea reconozco que es simpática y detalles del montaje —como los pasillos y escaleras a lo Escher— son llamativos, pero que esto sea la serie más vista de Netflix no da buena imagen de nuestro mundo. Si no la ves no te pierdes nada del otro jueves.
  • La casa de papel (5ª temp, Netflix): colofón espectacular, algo exagerado en los primeros capítulos con los efectos especiales y las armas, pero vamos, muy bien llevado a lo largo de toda la temporada. La verdad es que es una serie que demuestra que se pueden hacer cosas espectaculares aquí también. Súper entretenida y con fantásticas actuaciones (y algunas no tanto). Muy bien.
  • Maradona, sueño bendito (Amazon Prime): a ver, la serie es un poquito cutre, pero a mí me ha gustado. No recordaba o no conocía muchos de los detalles que cuenta, y la verdad es que uno se queda con ganas de más porque la serie termina con el Mundial 86, que no es mal final y desde luego es la parte gloriosa de esa carrera futbolística de Maradona. Eso sí: disfrutaba especialmente de las imágenes reales que usaron, que fueron menos de las que me hubiera gustado. Pero oye, entretenida.
  • Loki (Disney+): empecé a verla con los niños, pero nos hemos quedado a medias, probablemente porque ni ellos ni yo nos hemos enganchado. Flojilla, al menos a falta de ver lo que nos queda.
  • Ojo de Halcón (Disney+): a diferencia de la anterior, esta es una serie muy de palomitas y de verla con los niños. Más facilona, más en la línea de las últimas pelis de Marvel, y con una estupenda Hailee Steinfeld que le da mucha vidilla a Jeremy Renner, que está hasta las narices tras haber tirado tantas flechas.

Mis mejores series de 2021

Ha habido series entretenidas como esta última de ‘Ojo de Halcón’, y desde luego ‘The Office’ garantiza muchos buenos ratos —pero claro, son nueves temporadas, no todo es increíble—. Creo que ‘La Casa de Papel’ es estupenda y muy entretenida y diría que ‘You’ también es una de las impepinables en el top de 2021, pero por encima de todas ellas hay otras.

Así, diría que la serie del año para mí ha sido ‘Mare of Easttown’, con ‘Antidisturbios’, ‘Fargo’ y ‘The One’ cerquita. Todas ellas me han parecido fantásticas por diversos motivos, pero las he disfrutado mucho, así que si os sirven como recomendación, ahí las dejo.

Y claro, en esto de las series la cosa es inacabable 🙂 Tengo pendientes varias, pero seguro que tenéis ideas que igual se ajustan a mis gustos, así que si es así, por favor, ¡comentad!

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

21 comentarios en “Hablemos de series en 2021

  1. Ana dice:

    La primera temporada de Fargo es el mismo argumento de la película del mismo nombre, y sinceramente, a mi me ha gustado mucho más que la película, a la que nunca acabé de encontrar la gracia (siendo película de culto, eso es algo que no puedo decir algo en ciertos círculos). La 2ª y 3ª temporadas mantienen el nivel, cada temporada son historias diferentes, con protagonistas diferentes, el nexo de unión es el fondo de la historia, líos que se complican intentando arreglar el primer lío, con personajes surrealistas en ocasiones.

  2. Jaens dice:

    Que bueno que te gustó Fargo!!, fui uno de los que te la recomendo en otro post sobre series no recuerdo si este mismo versión 2020. Sobre Mare of Easttown, esa me gustó mucho en este año también, y agregaría a la lista de sugerencias a Better Call Saúl, y Yellowstone, y su precuela 1883, pero sin duda una de las series que más disfrute con mi esposa en las noches es Bonusfamiljen, es tan buena que le quita las ganas de divorciarse a cualquiera jejeje!!

  3. carlos dice:

    Pues for all mankind mejora mucho en la segunda temporada . La narrativa mucho más fluida , yo la vería sin duda en tu caso.

    Recomiendo también Arcane de netflix, de lo mejor de este año

  4. C. A. G. dice:

    ¿No te has atrevido con Colapso? Está en Filmin. Como siempre, he venido a hablar de mi libro.

    No es de este año, pero si no la has visto, te recomiendo Heridas abiertas, del director q murió ayer.

  5. Alfredo dice:

    Halt and Catch Fire es una joya imprescindible.
    Para espaciotrastornados yo estoy enganchado ahora a «The Expanse» (Amazon video), este año se estreno la 6ª y ultima temporada.

  6. Pakolo dice:

    Para el que quiera pasárselo bien pasándolo mal. Misa de medianoche en Netflix, para mi es la serie revelación de este año. De hecho me he hecho instafan de todo lo que ha hecho, hace y hará Mike Flanagan por los siglos de los siglos. Tanto que estoy ahora mismo viendo La Maldición de Hill House cuando yo no puedo con las historias de fantasmas porque me dan demasiado miedo, esta serie además la veo especialmente chunga, pero que bien me lo estoy pasando paseando por los límites de mi cordura. Cuando termine seguiré con La Maldición de Bly Manor.

  7. Overcorp dice:

    De las que comentas positivamente solo añadiría:

    -The Morning Show (Apple+)
    -Titans (Netflix)
    -Trying (Apple+)

    De las que recuerdo de este año.

    Feliz 2022 para ti y los tuyos!

Comentarios cerrados