Tecnología

Oda al teclado

·

El teclado lleva siendo mi inseparable aliado profesional durante los últimos 15 años. Por supuesto que muchos otros usáis también el teclado en vuestro trabajo, pero para la mayoría este periférico no tiene apenas relevancia. Para alguien que se dedica a escribir todo el día -sean historias o código-, la cosa cambia. El teclado adquiere significado propio.

Curiosamente no he escrito apenas nada sobre estos compañeros de viaje. Este es el único post dedicado realmente al tema, aunque alguna que otra vez he tocado temas relacionados como aquel del Bloq Mayús (en esa y en otra ocasión) y también aludía un poco al tema en un más reciente ‘De bolis y teclados‘. Ha habido también reflexión sobre el mito del reconocimiento de voz -tengo que retomar el tema un día de estos- o la importancia de un buen ratón, pero poco más.

Y eso es injusto para algo que forma parte integral de mi trabajo. En este tema soy de ideas fijas, y desde que descubrí los teclados de perfil bajo no he buscado mucho más. Desde aquel Logitech UltraX Media Keyboard que me acompañó bastante tiempo pasé a mi actual teclado para trabajar en el PC: un Logitech K800. En realidad el mejor teclado que he utilizado en mi vida es probablemente el de mi MacBook Air (Mid 2012), y no entiendo cómo no hay teclados Windows que adopten ese formato y construcción, porque seguro que venderían esos periféricos como churros. Ya sé lo que me vais a decir: que utilice los teclados de Mac en Windows, pero paso. No me vale el teclado Apple MB110Y/B o la versión sin teclado numérico, Apple MC184Y/B, porque me gusta tener la disposición de teclas de Windows para trabajar con Windows.

El Logitech K800 es una alternativa que por ahora ha cumplido a la perfección. La resistencia a la presión es quizás algo más elevada de lo que me gustaría, pero la disposición y tacto de las teclas es fantástica, la retroiluminación mola, e incluso saco algo de partido a las teclas que permiten controlar la reproducción multimedia para ir pasando canciones en iTunes/Spotify cuando no me gusta lo que está sonando.

Me parece especialmente curiosa la afición por los teclados mecánicos de muchos usuarios -dicen que quien los prueba no vuelve (Worms apuntaba en los comentarios esta guía brutal en Reddit para los interesados)-, y de hecho recuerdo el caso de un par de amigos/conocidos que siguen usando los viejos teclados de sus IBM PC -no recuerdo los modelos exactos- porque para ellos no tienen sustitutos. Los teclados desatan pasiones, y hay verdaderos fanáticos y expertos que controlan al dedillo todo tipo de pequeñas variaciones sobre los sistemas mecánicos utilizados, y sobre los materiales o la disposición utilizados en todos ellos. A los teclados para gamers -en otra división- se les suman teclados súper configurables -recuerdo el Optimus Maximus que fue motivo de unos cuantos posts –ejemplo– en The Inquirer ES en mi época-, los teclados para programadores -recuerdo el teclado The CODE, creado por Jeff Atwood- o teclados curiosos como Das Keyboard, que se ha convertido en toda una institución en eso de escribir sin mirar (para qué, si no hay letras sobre las teclas). Y solo son pequeñas muestras de un mercado que es mucho más importante de lo que parece, y que condiciona la experiencia de usuario con su PC para siempre.

Y al hilo de esto, el post que ha inspirado el mío: el fantástico reportaje que en The Verge han realizado sobre el teclado IBM Model M en ‘King of click: the story of the greatest keyboard ever made‘. Ese estupendo texto ha ido acompañado de un post en la nueva sección TL;DR (Too Long, Didn’t Read) en el que explicaban cómo han logrado hacer un vídeo homenaje al teclado que no tiene desperdicio -lo tenéis aquí encima- y que es en sí mismo una verdadera oda al teclado. No os lo perdáis, y ya sabéis, a comentar cuál es/fue vuestro teclado preferido. ¿Recomendaciones?


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 133,63 euros en Banggood con Banggood.
  • Consola PS4 Slim reacondicionada: la consola de 500 GB con un mando reacondicionada con la garantía de Amazon, está a 164,74 euros en Amazon Alemania gastos de envío incluidos, alucinante. Corred. Si queréis ir a más, la PS4 Pro de 1 TB nueva está a 316 euros en Amazon Francia gastos de envío incluidos.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 749 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 8,88 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Monitor Gaming Acer Predator 27 pulgadas: una maravilla de monitor que en PC Componentes está por 699 euros. Atentos: 27 pulgadas resolución 2560×1440, LED IPS, contraste 1000:1, formato 16:9, soporta frecuencias de hasta 144 Hz. Una pasada que está a 499 euros en Amazon. A darse el capricho tocan.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Nokia X6: un smartphone curioso con pantalla de 5,8 pulgadas, Snapdragon 636, 6 GB de RAM, 64 GB de ROM, cámara dual 16+5 y un precio estupendo, 174 euros en GearBest con el cupón QY1LR09729.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 626 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 412 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 89,91 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • Linksys Velop Intelligent Mesh: para garantizarte cobertura WiFi en casa, este conjunto de tres nodos AC3600 con banda dual es una chulada, está a 179 euros en Amazon.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S9: el telefonazo de Samsung con un Exynos 9810 Octa (equivalente al Snapdragon 845), 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, y cámara estupenda, aunque sea una sola, de 12 MP. Está a 509,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,961 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

20 comentarios en “Oda al teclado

  1. Soy un pésimo mecanógrafo, y quizá por eso siento menos la mística del teclado -el Natural de Microsoft, por ejemplo, no me serviría de mucho-. El teclado con el mejor he estado, de momento, es el del Macbook Air. Y por una razón muy sencilla: es agradable al tacto y es… silencioso. 😉

    • nadie dice:

      Ahí le has dado. Yo también pienso que los que escriben con un par dedos índices lo tienen más complicado para notar diferencias entre distintos tipos de teclados.

      Yo en su día hice el esfuerzo de aprender a utilizar el teclado correctamente. Total, no podía ser tan difícil si prácticamente ya sabía la posición de las teclas a fuerza de haberlas usado tantas veces; sólo había que hacer un pequeño esfuerzo para colocar correctamente los dedos.
      Al cabo de muy poco tiempo ya escribía correctamente de forma muy fluida.

  2. Joan dice:

    Tal y como comentas una vez pruebas el teclado de los MacBook no hay vuelta atrás… Pero tuve que enfrentarme a este mismo dilema en mi época linuxera, y mi opción fue el Dell KM632. El ratón deja mucho que desear, pero el combo, por su simpleza y minimalismo me encantó.

    • Supongo que el viejo IBM XT de mi padre usaba uno de ellos, así que sí. No lo usé mucho y por entonces era demasiado joven, pero no recuerdo que me impactara especialmente. Me temo que tendría que volver a probar ahora, pero por no he tenido la oportunidad…

      • Dale una oportunidad a alguno de los nuevos teclados (algún Cherry MX), si no conoces como funciona hay varios tipos, te recomiendo que pruebes el Brown ó el Blue (aunque cuidado con éste que hace mucho ruido si tecleas en la misma habitación que otras personas). Después de llevarme unos 6-7 meses con un mecánico, cuando voy a casa de alguien y escribo con uno de membrana, en mi mente me chirría algo.

      • Estuve mirando el otro día los WASD que comentaba Jorge y con los dampeners, como decía, la cosa se atenúa bastante. Voy a tener que comprar uno, porras. Igual como regalo navideño, que entre pitos y flautas los 250 euros (¡por un teclado!) no te los quita nadie. Mucha pasta que le hace uno pensar si compensa. Ufff.

  3. nadie dice:

    Yo también pensaba que había que ser un poco excéntrico para ponerse tiquismiquis con los teclados pero resulta que, por circunstancias de la vida, estoy utilizando un ordenador portátil para el trabajo y al final tuve que comprar un teclado y un elevador para paliar los dolores que ya empezaba a experimentar.
    Así que me dije: ya que voy a comprar un teclado ¿por qué no probar uno mecánico? Y compré este (con conmutadores blue) http://gaming.coolermaster.com/en/products/keyboards/quickfiretk/

    Y la verdad es que estoy encantado. Es un auténtico placer escribir en él.

  4. dmuriel dice:

    Yo acabé cansado de los teclados de membrana y hace casi tres años que me pillé este:

    https://elitekeyboards.com/products.php?sub=leopold,tenkeyless&pid=fc200rtabn

    y desde entonces es lo que uso. En mi anterior curro me lo llevaba a la oficina y así, además, entre que no tiene teclado numérico y tiene las teclas en blanco servía de repelente para otra gente y dejaban mi ordenador tranquilo 🙂

    ¡Ah! y el sonido… esos clicks… son una maravilla 🙂

    • Muy Das Keyboard por lo que veo… tendría que probar uno de esos, no debería costar mucho acostumbrarse teniendo en cuenta que pocas veces miro el teclado. Lo del sonido es ya otra cosa. Me da que prefiero el silencio, no sé.

      Abrazo D., cuánto tiempo 😉

  5. Àfrika dice:

    Gracias por el artículo, Javi. Me ha recordado los viejos tiempos en que trabajaba en IBM y gozaba de la precisión y fuerza del teclado.
    Supongo que mi afición a los teclados mecánicos está influida por varios factores: en mi adolescencia hice un curso de mecanografía al tacto; toco el piano; y llevo muchos años dándole al teclado como traductora y localizadora.
    Un consejo para los que tengáis problemas de dolor e incomodidad: controlad la posición de la mano. No debe estar plana, sino que tiene que haber un puente entre la parte central (el anverso de la palma) y los dedos. Un reposamuñecas es ideal .

  6. Yo desde que me pase al mecánico(http://www.wasdkeyboards.com/ de lo poco que encontre para Mac y con Ñ) ya no lo cambio por nada de este mundo. Eso si me pille unos Dampeners para reducir el ruido del teclado 😛

    A mi este par de post me animaron a cambiarme a un teclado mecánico:
    http://minid.net/2013/01/08/reventando-el-tabu-de-los-teclados-mecanicos/
    http://www.disfrutadelcastigo.com/2013/10/todo-lo-que-nunca-quisiste-saber-sobre.html

  7. FaloGalego dice:

    Hace ruido lo se, pero no lo cambio por nada, llevo muchos años con el, como diría Javier, con estos detalles te das cuenta de como pasa el tiempo …

    Escrito con uno de los primeros IBM model M

  8. Pingback: Teclados mecánicos: música para mis oídos | Incognitosis

Comentarios cerrados