Tecnología

Oda al teclado

·

El teclado lleva siendo mi inseparable aliado profesional durante los últimos 15 años. Por supuesto que muchos otros usáis también el teclado en vuestro trabajo, pero para la mayoría este periférico no tiene apenas relevancia. Para alguien que se dedica a escribir todo el día -sean historias o código-, la cosa cambia. El teclado adquiere significado propio.

Curiosamente no he escrito apenas nada sobre estos compañeros de viaje. Este es el único post dedicado realmente al tema, aunque alguna que otra vez he tocado temas relacionados como aquel del Bloq Mayús (en esa y en otra ocasión) y también aludía un poco al tema en un más reciente ‘De bolis y teclados‘. Ha habido también reflexión sobre el mito del reconocimiento de voz -tengo que retomar el tema un día de estos- o la importancia de un buen ratón, pero poco más.

Y eso es injusto para algo que forma parte integral de mi trabajo. En este tema soy de ideas fijas, y desde que descubrí los teclados de perfil bajo no he buscado mucho más. Desde aquel Logitech UltraX Media Keyboard que me acompañó bastante tiempo pasé a mi actual teclado para trabajar en el PC: un Logitech K800. En realidad el mejor teclado que he utilizado en mi vida es probablemente el de mi MacBook Air (Mid 2012), y no entiendo cómo no hay teclados Windows que adopten ese formato y construcción, porque seguro que venderían esos periféricos como churros. Ya sé lo que me vais a decir: que utilice los teclados de Mac en Windows, pero paso. No me vale el teclado Apple MB110Y/B o la versión sin teclado numérico, Apple MC184Y/B, porque me gusta tener la disposición de teclas de Windows para trabajar con Windows.

El Logitech K800 es una alternativa que por ahora ha cumplido a la perfección. La resistencia a la presión es quizás algo más elevada de lo que me gustaría, pero la disposición y tacto de las teclas es fantástica, la retroiluminación mola, e incluso saco algo de partido a las teclas que permiten controlar la reproducción multimedia para ir pasando canciones en iTunes/Spotify cuando no me gusta lo que está sonando.

Me parece especialmente curiosa la afición por los teclados mecánicos de muchos usuarios -dicen que quien los prueba no vuelve (Worms apuntaba en los comentarios esta guía brutal en Reddit para los interesados)-, y de hecho recuerdo el caso de un par de amigos/conocidos que siguen usando los viejos teclados de sus IBM PC -no recuerdo los modelos exactos- porque para ellos no tienen sustitutos. Los teclados desatan pasiones, y hay verdaderos fanáticos y expertos que controlan al dedillo todo tipo de pequeñas variaciones sobre los sistemas mecánicos utilizados, y sobre los materiales o la disposición utilizados en todos ellos. A los teclados para gamers -en otra división- se les suman teclados súper configurables -recuerdo el Optimus Maximus que fue motivo de unos cuantos posts –ejemplo– en The Inquirer ES en mi época-, los teclados para programadores -recuerdo el teclado The CODE, creado por Jeff Atwood- o teclados curiosos como Das Keyboard, que se ha convertido en toda una institución en eso de escribir sin mirar (para qué, si no hay letras sobre las teclas). Y solo son pequeñas muestras de un mercado que es mucho más importante de lo que parece, y que condiciona la experiencia de usuario con su PC para siempre.

Y al hilo de esto, el post que ha inspirado el mío: el fantástico reportaje que en The Verge han realizado sobre el teclado IBM Model M en ‘King of click: the story of the greatest keyboard ever made‘. Ese estupendo texto ha ido acompañado de un post en la nueva sección TL;DR (Too Long, Didn’t Read) en el que explicaban cómo han logrado hacer un vídeo homenaje al teclado que no tiene desperdicio -lo tenéis aquí encima- y que es en sí mismo una verdadera oda al teclado. No os lo perdáis, y ya sabéis, a comentar cuál es/fue vuestro teclado preferido. ¿Recomendaciones?

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

20 comentarios en “Oda al teclado

  1. Soy un pésimo mecanógrafo, y quizá por eso siento menos la mística del teclado -el Natural de Microsoft, por ejemplo, no me serviría de mucho-. El teclado con el mejor he estado, de momento, es el del Macbook Air. Y por una razón muy sencilla: es agradable al tacto y es… silencioso. 😉

    • nadie dice:

      Ahí le has dado. Yo también pienso que los que escriben con un par dedos índices lo tienen más complicado para notar diferencias entre distintos tipos de teclados.

      Yo en su día hice el esfuerzo de aprender a utilizar el teclado correctamente. Total, no podía ser tan difícil si prácticamente ya sabía la posición de las teclas a fuerza de haberlas usado tantas veces; sólo había que hacer un pequeño esfuerzo para colocar correctamente los dedos.
      Al cabo de muy poco tiempo ya escribía correctamente de forma muy fluida.

  2. Joan dice:

    Tal y como comentas una vez pruebas el teclado de los MacBook no hay vuelta atrás… Pero tuve que enfrentarme a este mismo dilema en mi época linuxera, y mi opción fue el Dell KM632. El ratón deja mucho que desear, pero el combo, por su simpleza y minimalismo me encantó.

    • Supongo que el viejo IBM XT de mi padre usaba uno de ellos, así que sí. No lo usé mucho y por entonces era demasiado joven, pero no recuerdo que me impactara especialmente. Me temo que tendría que volver a probar ahora, pero por no he tenido la oportunidad…

      • Dale una oportunidad a alguno de los nuevos teclados (algún Cherry MX), si no conoces como funciona hay varios tipos, te recomiendo que pruebes el Brown ó el Blue (aunque cuidado con éste que hace mucho ruido si tecleas en la misma habitación que otras personas). Después de llevarme unos 6-7 meses con un mecánico, cuando voy a casa de alguien y escribo con uno de membrana, en mi mente me chirría algo.

      • Estuve mirando el otro día los WASD que comentaba Jorge y con los dampeners, como decía, la cosa se atenúa bastante. Voy a tener que comprar uno, porras. Igual como regalo navideño, que entre pitos y flautas los 250 euros (¡por un teclado!) no te los quita nadie. Mucha pasta que le hace uno pensar si compensa. Ufff.

  3. nadie dice:

    Yo también pensaba que había que ser un poco excéntrico para ponerse tiquismiquis con los teclados pero resulta que, por circunstancias de la vida, estoy utilizando un ordenador portátil para el trabajo y al final tuve que comprar un teclado y un elevador para paliar los dolores que ya empezaba a experimentar.
    Así que me dije: ya que voy a comprar un teclado ¿por qué no probar uno mecánico? Y compré este (con conmutadores blue) http://gaming.coolermaster.com/en/products/keyboards/quickfiretk/

    Y la verdad es que estoy encantado. Es un auténtico placer escribir en él.

  4. dmuriel dice:

    Yo acabé cansado de los teclados de membrana y hace casi tres años que me pillé este:

    https://elitekeyboards.com/products.php?sub=leopold,tenkeyless&pid=fc200rtabn

    y desde entonces es lo que uso. En mi anterior curro me lo llevaba a la oficina y así, además, entre que no tiene teclado numérico y tiene las teclas en blanco servía de repelente para otra gente y dejaban mi ordenador tranquilo 🙂

    ¡Ah! y el sonido… esos clicks… son una maravilla 🙂

    • Muy Das Keyboard por lo que veo… tendría que probar uno de esos, no debería costar mucho acostumbrarse teniendo en cuenta que pocas veces miro el teclado. Lo del sonido es ya otra cosa. Me da que prefiero el silencio, no sé.

      Abrazo D., cuánto tiempo 😉

  5. Àfrika dice:

    Gracias por el artículo, Javi. Me ha recordado los viejos tiempos en que trabajaba en IBM y gozaba de la precisión y fuerza del teclado.
    Supongo que mi afición a los teclados mecánicos está influida por varios factores: en mi adolescencia hice un curso de mecanografía al tacto; toco el piano; y llevo muchos años dándole al teclado como traductora y localizadora.
    Un consejo para los que tengáis problemas de dolor e incomodidad: controlad la posición de la mano. No debe estar plana, sino que tiene que haber un puente entre la parte central (el anverso de la palma) y los dedos. Un reposamuñecas es ideal .

  6. Yo desde que me pase al mecánico(http://www.wasdkeyboards.com/ de lo poco que encontre para Mac y con Ñ) ya no lo cambio por nada de este mundo. Eso si me pille unos Dampeners para reducir el ruido del teclado 😛

    A mi este par de post me animaron a cambiarme a un teclado mecánico:
    http://minid.net/2013/01/08/reventando-el-tabu-de-los-teclados-mecanicos/
    http://www.disfrutadelcastigo.com/2013/10/todo-lo-que-nunca-quisiste-saber-sobre.html

  7. FaloGalego dice:

    Hace ruido lo se, pero no lo cambio por nada, llevo muchos años con el, como diría Javier, con estos detalles te das cuenta de como pasa el tiempo …

    Escrito con uno de los primeros IBM model M

  8. Pingback: Teclados mecánicos: música para mis oídos | Incognitosis

Comentarios cerrados