Tecnología

¿Para qué una pulsera cuantificadora cuando tienes un smartwatch?

·

Ayer Fitbit salía a bolsa (NYSE: FIT) y lograba pasar de los 20 dólares por acción de partida a los 30 dólares que alcanzó al final en esa primera jornada en el parqué. Todo un exitazo para una empresa que ha sabido aprovechar su momento y que ha llevado la categoría de las pulseras cuantificadoras a su máxima expresión.

La duda que me surge de forma inmediata es para qué querría alguien una pulsera cuantificadora cuando existen relojes inteligentes mucho más capaces y que hacen más cosas. Las previsiones de consultoras como Gartner parecen apuntar a que los relojes inteligentes acabarán comiéndose el mercado de las pulseras, así que no acabo de entender por qué las acciones de Fitbit se han comportado tan bien cuando sus dispositivos parecen abocados a ser segundones en el segmento de los wearables.

Aquí, me temo, hablo sin haber llevado dispositivos de este tipo durante demasiado tiempo. He leído diversos análisis y he probado algún que otro reloj inteligente. En enero publicamos en Xataka un repaso con Antonio Ortiz a los modelos que más pegaron en esa primera hornada, y algo parecido ocurrió cuando en junio  de 2014 Javier Penalva hacía esa misma comparativa pero con pulseras cuantificadoras. Lo que no llegamos a hacer nunca es un debate entre qué era mejor para qué… y para quién. 

No hace falta ser un lince para sacar conclusiones: si eres un deportista nato, pulsera cuantificadora. En el resto de casos, un reloj inteligente te aportará probablemente lo que necesitas porque hay modelos para casi todo (y todos). De hecho, un reloj inteligente te aportará mucha más versatilidad, y eso es precisamente lo que venden los fabricantes y la industria, que quiere convertir a estos dispositivos ponibles, vestibles, o como se diga, en el centro de nuestras vidas en el futuro cercano. 

A mí la situación me parece muy similar a la que hace ya unos añitos debatíamos aquí. Yo estaba muy seguro de muy mismo cuando afirmaba que al Kindle le quedaban dos telediarios, pero como buen gurú bocazas, metí la pata. No solo no estaba condenado, como muchos ya destacásteis entonces, sino que sigue siendo un producto muy valorado y muy popular entre los que gustan de un buen libro… electrónico. 

Los lectores de libros electrónicos son a las pulseras cuantificadoras lo que los tablets a los relojes inteligentes. Dispositivos especializados para una única cosa, y que precisamente por esa especialización prometen una experiencia de uso muy superior a lo de sus competidores. Da igual que los tablets y los relojes inteligentes nos prometan un mundo maravilloso de aplicaciones, notificaciones o comunicación futurista: hacer muchas cosas suele tener como resultado no hacer ninguna del todo bien. 

Así que puede que después de todo en Fitbit hayan sabido hacer esa lectura. En Xiaomi también, desde luego -cómo son estos chinos, ya segundos en ventas y acaban de arrancar en ese mercado-, así que bien por ellos y por todos los que eligen este tipo de dispositivos. Que yo no les encuentre demasiado sentido solo significa que no soy su usuario objetivo. Aunque creo que esto de la cuantificación es un poco absurdo en muchos escenarios, es evidente que esos datos pueden tener mucho valor para quienes confían en estos dispositivos. Y atención porque tienen mucho sentido en campos aún poco explotados como el de la salud. Como siempre, lo mejor de todo es que tengamos ambas opciones para elegir, y que dentro de esas dos grandes familias de propuestas haya aún más opciones. Ele, que vivan las pulseras cuantificadoras y los relojes inteligentes. Y sobre todo que vivan nuestras muñecas (las de las manos). Ya decidiremos nosotros si queremos que estén desnudas o que se conviertan en centro de esa nueva “tendencia ponible”.

Qué mal suena, por dios. Ponible. Ponible. Ponible. Buf.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

12 comentarios en “¿Para qué una pulsera cuantificadora cuando tienes un smartwatch?

  1. Xavi dice:

    Muy de acuerdo contigo, cuantas más opciones mejor!

    Y de acuerdo también contigo de nuevo: qué difícil traducir lo de “wereable” sin que suene eso: una burda traducción 😀

  2. Lo que tienen que hacer es algo como lo que han hecho ya con el Samsung Gear S, usar un modelo curvo, pero dejarse de medias tintas ya y pasar un teléfono completo al antebrazo como se ha visto tantas veces en algunas películas de ciencia ficción, y si fuera con tinta electrónica en color, sería ya perfecto. Evidentemente yo pondría las 5 pulgadas como limite, más allá ya sería demasiado. Lo importante es que sea curvo. Y que llevará una funda integrada en la propia correa (preferiblemente de neopreno). Ala por pedir que no quede. Probablemente se venderían cuatro…

    Saludos

  3. Manuel dice:

    Batería.
    Un smartwatch te dura un día o dos, las funcionalidades que ofrecen tampoco son gran cosa si tienes el móvil al lado (lo habitual).
    La fitbit te aguanta toda la semana, es más ligera, también da notificaciones y la puedes usar dejando el móvil guardado.

    Como dices es como el kindle, hace menos pero lo hace mejor.

    • Sin duda. La batería es una ventaja importante, y además es algo inherente a las propias pulseras cuantificadoras. No necesitas pantallote a color, y eso hace que ganen enteros para que uno pueda despreocuparse.

  4. Oletros dice:

    LA pulsera cuantificadora la puedo usar cuando llevo mi reloj, aparte de durar la batería bastante más que el día de los smartwatches.

    No me la quito en todo el día, incluyendo el tiempo de dormir.

    No se qué me aportaría un smartwatch cuando lo único que quiero es saber cuan activo estoy

    • Otro ejemplo de que hay casos de uso para todos. Está claro que hay usuarios que como tú quieren registrar su actividad, y otros (como yo) que nos da un poco igual. Bien por las opciones, como decía.

  5. Bueno, yo creo que la primera semana en Bolsa de un valor hay que cogerlo con pinzas.

    Normalmente, los valores salen cuidados (controlados) para inducir a la compra del público, lo que a su vez permite la venta de las manos fuertes.

    • Cierto, cierto. Sin embargo en el caso de Fitbit la subida es curiosa. Recuerdo que Facebook por ejemplo fue un desastre el primer día (y los siguientes) y tardó bastante en recuperarse. Eso sí, mírales ahora. Casi triplicando valor original.

  6. Miguel dice:

    Igual la pregunta debería ser ¿para qué un smartwatch si tienes una pulsera cuantificadora?. Siempre está claro que hagas deporte y le saque el rendimiento.

Comentarios cerrados