Tecnología

¿Para qué una pulsera cuantificadora cuando tienes un smartwatch?

·

Ayer Fitbit salía a bolsa (NYSE: FIT) y lograba pasar de los 20 dólares por acción de partida a los 30 dólares que alcanzó al final en esa primera jornada en el parqué. Todo un exitazo para una empresa que ha sabido aprovechar su momento y que ha llevado la categoría de las pulseras cuantificadoras a su máxima expresión.

La duda que me surge de forma inmediata es para qué querría alguien una pulsera cuantificadora cuando existen relojes inteligentes mucho más capaces y que hacen más cosas. Las previsiones de consultoras como Gartner parecen apuntar a que los relojes inteligentes acabarán comiéndose el mercado de las pulseras, así que no acabo de entender por qué las acciones de Fitbit se han comportado tan bien cuando sus dispositivos parecen abocados a ser segundones en el segmento de los wearables.

Aquí, me temo, hablo sin haber llevado dispositivos de este tipo durante demasiado tiempo. He leído diversos análisis y he probado algún que otro reloj inteligente. En enero publicamos en Xataka un repaso con Antonio Ortiz a los modelos que más pegaron en esa primera hornada, y algo parecido ocurrió cuando en junio  de 2014 Javier Penalva hacía esa misma comparativa pero con pulseras cuantificadoras. Lo que no llegamos a hacer nunca es un debate entre qué era mejor para qué… y para quién. 

No hace falta ser un lince para sacar conclusiones: si eres un deportista nato, pulsera cuantificadora. En el resto de casos, un reloj inteligente te aportará probablemente lo que necesitas porque hay modelos para casi todo (y todos). De hecho, un reloj inteligente te aportará mucha más versatilidad, y eso es precisamente lo que venden los fabricantes y la industria, que quiere convertir a estos dispositivos ponibles, vestibles, o como se diga, en el centro de nuestras vidas en el futuro cercano. 

A mí la situación me parece muy similar a la que hace ya unos añitos debatíamos aquí. Yo estaba muy seguro de muy mismo cuando afirmaba que al Kindle le quedaban dos telediarios, pero como buen gurú bocazas, metí la pata. No solo no estaba condenado, como muchos ya destacásteis entonces, sino que sigue siendo un producto muy valorado y muy popular entre los que gustan de un buen libro… electrónico. 

Los lectores de libros electrónicos son a las pulseras cuantificadoras lo que los tablets a los relojes inteligentes. Dispositivos especializados para una única cosa, y que precisamente por esa especialización prometen una experiencia de uso muy superior a lo de sus competidores. Da igual que los tablets y los relojes inteligentes nos prometan un mundo maravilloso de aplicaciones, notificaciones o comunicación futurista: hacer muchas cosas suele tener como resultado no hacer ninguna del todo bien. 

Así que puede que después de todo en Fitbit hayan sabido hacer esa lectura. En Xiaomi también, desde luego -cómo son estos chinos, ya segundos en ventas y acaban de arrancar en ese mercado-, así que bien por ellos y por todos los que eligen este tipo de dispositivos. Que yo no les encuentre demasiado sentido solo significa que no soy su usuario objetivo. Aunque creo que esto de la cuantificación es un poco absurdo en muchos escenarios, es evidente que esos datos pueden tener mucho valor para quienes confían en estos dispositivos. Y atención porque tienen mucho sentido en campos aún poco explotados como el de la salud. Como siempre, lo mejor de todo es que tengamos ambas opciones para elegir, y que dentro de esas dos grandes familias de propuestas haya aún más opciones. Ele, que vivan las pulseras cuantificadoras y los relojes inteligentes. Y sobre todo que vivan nuestras muñecas (las de las manos). Ya decidiremos nosotros si queremos que estén desnudas o que se conviertan en centro de esa nueva “tendencia ponible”.

Qué mal suena, por dios. Ponible. Ponible. Ponible. Buf.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

12 comentarios en “¿Para qué una pulsera cuantificadora cuando tienes un smartwatch?

  1. Xavi dice:

    Muy de acuerdo contigo, cuantas más opciones mejor!

    Y de acuerdo también contigo de nuevo: qué difícil traducir lo de «wereable» sin que suene eso: una burda traducción 😀

  2. Lo que tienen que hacer es algo como lo que han hecho ya con el Samsung Gear S, usar un modelo curvo, pero dejarse de medias tintas ya y pasar un teléfono completo al antebrazo como se ha visto tantas veces en algunas películas de ciencia ficción, y si fuera con tinta electrónica en color, sería ya perfecto. Evidentemente yo pondría las 5 pulgadas como limite, más allá ya sería demasiado. Lo importante es que sea curvo. Y que llevará una funda integrada en la propia correa (preferiblemente de neopreno). Ala por pedir que no quede. Probablemente se venderían cuatro…

    Saludos

  3. Manuel dice:

    Batería.
    Un smartwatch te dura un día o dos, las funcionalidades que ofrecen tampoco son gran cosa si tienes el móvil al lado (lo habitual).
    La fitbit te aguanta toda la semana, es más ligera, también da notificaciones y la puedes usar dejando el móvil guardado.

    Como dices es como el kindle, hace menos pero lo hace mejor.

    • Sin duda. La batería es una ventaja importante, y además es algo inherente a las propias pulseras cuantificadoras. No necesitas pantallote a color, y eso hace que ganen enteros para que uno pueda despreocuparse.

  4. Oletros dice:

    LA pulsera cuantificadora la puedo usar cuando llevo mi reloj, aparte de durar la batería bastante más que el día de los smartwatches.

    No me la quito en todo el día, incluyendo el tiempo de dormir.

    No se qué me aportaría un smartwatch cuando lo único que quiero es saber cuan activo estoy

    • Otro ejemplo de que hay casos de uso para todos. Está claro que hay usuarios que como tú quieren registrar su actividad, y otros (como yo) que nos da un poco igual. Bien por las opciones, como decía.

  5. Bueno, yo creo que la primera semana en Bolsa de un valor hay que cogerlo con pinzas.

    Normalmente, los valores salen cuidados (controlados) para inducir a la compra del público, lo que a su vez permite la venta de las manos fuertes.

    • Cierto, cierto. Sin embargo en el caso de Fitbit la subida es curiosa. Recuerdo que Facebook por ejemplo fue un desastre el primer día (y los siguientes) y tardó bastante en recuperarse. Eso sí, mírales ahora. Casi triplicando valor original.

  6. Miguel dice:

    Igual la pregunta debería ser ¿para qué un smartwatch si tienes una pulsera cuantificadora?. Siempre está claro que hagas deporte y le saque el rendimiento.

Comentarios cerrados