Tecnología

Apple Maps y el camino fácil

·

Estos últimos días no es que no haya publicado por falta de temas: un gripazo antológico me tiene en jaque y con muy pocas ganas de escribir por afición. La devoción, claro, es otra cosa. Pero como soy un tío harto cumplidor me he armado de valor. Bueno, también ha ayudado un poco el tener una oportunidad para meterle algo de cera a Apple :-).

Y es que hace unas horas aparecía un artículo en The Guardian en el que hablaban de cómo Apple Maps finalmente ha recuperado el terreno perdido en iOS 7. Cuando la empresa de Cupertino lanzó su aplicación propia para mapas –según Apple, porque Google les había hecho una guarradilla– lo hizo en forma de verdadero desastre. Los errores en la aplicación eran notorios y le costaron el cargo a Scott Forstall –de él dicen que era el sucesor natural de Jobs por su talento– y a Richard Williamson, que se ocupaba por aquel entonces de Apple Maps y al que echaron por esos graves problemas.

Un año después nos encontramos con un Apple Maps que, efectivamente, funciona como debe. Lo he vivido en mis carnes –me da ya igual usar uno que otro en el iOS 7– y no puedo por más que felicitar a Apple por corregir los errores que dejaban su aplicación en muy mal lugar. Pero tras esa felicitación va una crítica que ya ha hecho antes y mejor que yo Matt Mullenweg, creador de WordPress y que tiene más razón que un santo:

We shouldn’t be surprised that in the absence of choice, people take the path of least resistance. What’s missing in these discussions is how it’s criminal Apple gets away with not allowing alternative defaults for maps, browsers, calendars, and any number of other areas, which means every time you click a link or address in the OS it opens Safari or Apple Maps, in my opinion inferior apps.

Así es. Lo de Apple  y su ecosistema cerrado –rollo jardín amurallado— empieza a ser ridículo. Estoy hasta los c****** de tener que hacer florituras para poder guardar enlaces en Instapaper desde el cliente de Twitter (me he tenido que gastar 3 dólares en Tweetbot, y eso que era un usuario feliz del cliente oficial), y lo mismo pasa con otras muchas situaciones en las que Apple restringe con quién puedes trabajar, y cómo te puedes salir del redil mínimamente, si es que te puedes salir.

El párrafo final de Matt es especialmente clarificador de una situación absolutamente ridícula:

If Microsoft did this a decade ago we’d call for the DoJ to reopen their investigation. Apple has the best phone, best tablet, and in many ways the best operating system — we should not give them a pass for this blatantly self-interested and user-hostile stance. Defaultsmatter.

Ya está bien de suponer que los usuarios son gilipollas. Muchos (cada vez más) tienen aplicaciones y servicios con los que les gustaría trabajar y disfrutar sin tener que meterlo todo en el saco de los de Cupertino.

En Ars Technica también lo contaban hoy en un post en el que contaban cómo tratar de pasar de un iPhone 5 a un Nexus 5 (y viceversa) y de compatibilizarlos al máximo. El propio autor comentaba cómo tratar de usar iCloud era ridículo si uno quería trabajar con ambos smartphones. La única opción era trabajar con los servicios en la nube de Google (o de otros proveedores) porque Android no puede acceder a los datos de iCloud. Solo iOS puede hacerlo, y esa realidad se extiende a otros muchos ejemplos. Lo resumían en una buena frase:

You’ll find no officially sanctioned Apple apps in Google Play

Y ese es solo un ejemplo más de esa prepotencia de una Apple que algún día nos acabará de hinchar las narices a quienes aún vemos que las ventajas superan a los inconvenientes. En mi caso ese hinchamiento de narices y de otros órganos vitales es ya patente, y esa falta de libertad que siempre ha sido abanderada en Apple acabará conmigo en otros tercios. El camino fácil, ese del «it just works«, también tiene sus pegas.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Apple Maps y el camino fácil

  1. Es lo bueno de poder elegir. Apple propone su camino y su visión. Después estamos los usuarios para decidir si nos convence o vamos a la competencia que tb tienen su puntos fuertes.

    Por suerte podemos elegir pero antes debemos saber para qué y como queremos usar los dispositivos para después no arrepentirnos.

    IOs es genial asi como Android. Filosofias diferentes pero geniales. Yo uso Apple y muy happy. No me arrepiento de ninguna de las compras hechas a pesar de algunos inconvenientes puntuales. Apple tiene su mercado particular, no todo el mundo puede usar sus productos ( y no hablo x temas economicos, k tb)

    Dew

  2. Yo hago algo parecido a lo que explican en este artículo de Ars Technica que enlazas, que es convivir con un iPhone y un Android a diario. Ya aprendí rápidamente que la única manera de hacer convivir datos tan esenciales como la libreta de contactos o el calendario es usando Google y no iCloud, y es evidente que Apple fastidia todo lo que puede con detalles antipáticos como no tener disponible la música o vídeos que has comprado en iTunes para disfrute o descarga directa a tu Android. De la misma manera que no existe la app Google Play Music en iOS aunque desconozco de quién es más culpa en ese caso.
    Aparte de lo que dices, en iOS me frustra no tener el abanico de opciones de «compartir» que tiene Android, ni soporte a distintos teclados como el Swype, que es de lo que más agradezco de usar mi Nexus.
    Siempre me pregunto, desde mi desconocimiento técnico, si detrás de esta falta de opciones en iOS existe algún motivo objetivo (cuestiones de rendimiento o seguridad, si abrir ciertas puertas implica riesgos en estos sentidos) o si es puramente una decisión estratégica de poner zancadillas al contrario.
    Tampoco vamos a poner a Apple de único malo de la película, pues hay que recordar las faenas que le hace Google a Microsoft con los boicots a aplicaciones de YouTube en Windows Phone, por ejemplo. Aquí, quien más, quien menos, hace todo lo posible por fastidiar al contrario, y desgraciadamente a menudo perdemos los consumidores.

    • Pues en el caso de Apple, la única razón que existe –que yo sepa– es la de mantener el control absoluto de la plataforma. Controlar las opciones disponibles para compartir –por ejemplo– permite que se minimicen los errores de ese tipo de procesos. Pero como en otros muchos casos, el efecto colateral es muy costoso para el usuario: falta de libertad.

      Y desde luego, Google no es ni mucho menos una santa. Todos tienen su parte de culpa, pero al menos en temas de libertad de elección Android es mucho más aceptable. Y por eso está como está, claro. A Apple eso no parece importarle 🙁

      Gracias por el comentario y la experiencia 😉

  3. Phoenix dice:

    Este debate es recurrente porque muchas veces como usuario te quedas con un gusto agridulce. El producto ideal es complicado tenerlo porque cada plataforma ha de asegurarse una identidad que haga decantar la balanza hacia su lado.

    Dejando de lado el tema económico como usabilidad quizás Android sea más versátil. Pero si el uso principal es sobre aspectos muy concretos puede ser más útil iOS.

    En mi caso concreto utilizo ambas plataformas y no consigo ver una mejor que otra claramente. Quizás cada cual tenga sus momentos y productos cumbre y es ley de vida que se alternen o que incluso otra plataforma se una a la fiesta y les haga sombra.

    Me siento identificado cuando se comenta que ahora hay más pros que contras. ¡Brillante! Desde mi torre de marfil me entretengo visitando páginas geek para ver que se cuece para cuando llegue el momento de renovar mis «juguetes». Ahora he apostado por un portátil Mac donde puedo instalar cualquier SO, y un smartphone Android que puedo conectar como si fuese un pendrive y ser amo de mi contenido. El dinero no me quema en las manos. Lo que sí que destacaría es que un producto tirando a «premium» mejora la experiencia de usuario en cualquier plataforma. De un Android básico a uno de gama media-alta la experiencia cambia como la noche y el día. Pasé de un Samsung Galaxy Ace a un S3 y no hubo color. O de un excelente Acer a un Mac Book Air.

    Saludos,

  4. Sé que los fierros de Apple son buenos y encajan como un guante con su OS, pero no podría vivir con las limitaciones que impone un iPhone. No sé si leíste un post parecido al tuyo de uno de los socios de «37 signals».

Comentarios cerrados