Tecnología

Spielberg, Minority Report y las utopías tecnológicas

·

Recupero el tono tradicional de Incognitosis tras el reciente paréntesis algo lacrimógeno –con razón– para hablar de un tema que últimamente nos tiene un poco mareados. Los sistemas de reconocimiento gestual que están por todos lados. Esos que prometen ese futuro que ya vimos en Minority Report con un Tom Cruise que se movía como pez en el agua con aquella utópica versión de Hollywood OS.

Quizás es un tema de la edad, algo que comentaba Antonio al hablar de Google Glass en uno de sus lúcidos posts en Xataka. A pesar de mi perfil –o quizás precisamente por él– tengo muchas reservas ante ciertas tecnoutopías, como él las llamaba. Con algunas me he colado de principio a fin (tablets), así que mi bolita de cristal no es que sea especialmente efectiva. Y a pesar de ello, me arriesgaré de nuevo. Mi escepticismo con respecto a Kinect o Leap Motion es absoluto. Hoy por hoy me parecen sistemas curiosos, simpáticos, pero que solo son aplicables a ciertos escenarios muy específicos.

Desde luego, no los veo como sustitutos del ratón y teclado. No a corto ni a medio plazo. La voz parece mucho más cerca de ayudarnos en esas tareas. Aunque parezcamos un poco idiotas dándole voces a una máquina (“OK Glass, saca una foto”), esa interacción parece mucho más natural y efectiva que la de andar bailando flamenco para controlar la interfaz de un futuro Windows, Linux u OS X con tortazos a derecha a izquierda y giros lolailo de muñeca.

La reflexión llega tras leer una entrevista a Mark Rolston en The Verge, donde este Director Creativo precisamente señala esas tendencias y afirma que el rollo del control de una interfaz a lo  Minority Report es “una idea terrible“. La interfaz táctil está tardando menos de lo esperado en convencernos gracias al bendito iPhone, pero a pesar de lo que diga Microsoft, no es para mi el futuro en el que haya que centrar un producto.

Esa interfaz táctil, el reconocimiento gestual o la voz son grandes alternativas. Pero tal y como yo lo veo, salvo en el caso de esa fiebre por lo táctil, al ratón y al teclado les quedan muchos asaltos. Spielberg lo hizo muy bien mostrándonos ese utópico futuro. Puede que demasiado, y que estemos centrándonos en lo que no sabemos si realmente funciona y nos olvidemos–o apartemos a un lado– de lo que sí lo hace.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

4 comentarios en “Spielberg, Minority Report y las utopías tecnológicas

  1. Jorge dice:

    Pues te doy la razón hasta cierto punto, me gustaría uno de esos cacharros como leap o parecidos para sustituir al ratón (mi mano y muñeca estarán muy agradecidos) pero la verdad es que lo quiero usar como un ratón común y corriente (no controlar con gestos) pero lo de control de voz no le veo futuro, al menos que vivas solo… En la oficina no solo deberías de aguantar escuchar todo el día los comandos de los demás, si no refinar que tu equipo solo haga caso a tus ordenes y no a los demás…

  2. Packo dice:

    Lo del control por gestos, está bien para consultas en lugares públicos donde puedes acceder a información sin llegar a tocar la pantalla por higiene, o en una tienda que haya cerrado poder ver un catálogo a través de un escaparate.

    Para lo demás, no me veo ocho horas en un trabajo haciendo gestos en el aire. No resulta cómodo.

    En un smartphone sí es útil poder utilizarlo puntualmente mediante gestos si estás trabajando y tienes manchadas las manos, y lo mismo lo del reconocimiento de voz para hacer llamadas o que nos muestre x información cuando le hablemos.
    De hecho ya se está haciendo.

    Hablarle al televisor para que suba el volúmen o cambie de canal, como que no. Viva el mando a distancia.

    En ofimática, de momento, lo táctil, el teclado y el raton es lo ideal para un trabajo continuo.

    Tal vez cuando sea posible controlar un ordenador con la mente…. aunque en mi caso, complicado. Mi cerebro va en bicicleta. Demasiados procesos en paralelo 🙂

  3. nahiko dice:

    JaviPas, una pregunta jejeje, va con un poco de malicia.

    Siempre has dicho que a ti te gusta mucho la electrónica de consumo y la informática en general.
    Y que lo que más te gusta es reflexionar, opinar, pensar y ESCRIBIR sobre ello.

    No te voy a decir que pienses en un modo de “tecleado” por gestos, pero… piensa un momento solo en “teclear” en un teclado virtual. Creo que eso sería horroroso, imposible, asqueroso, rendirías un 20% de lo que rindes ahora. Yo pienso en estar 8 horas trabajando (soy programador web) con un ipad y me dan escalofríos. El teclado señores, es insustituible. De hecho, creo que lo que habría que iniventar es algo para evitar tener que llevar la mano derecha del teclado al ratón y viceversa tantas veces.
    En su tiempo ya anduve pensando en un ratón de muy baja resolución, adaptado para manejarlo con los pies, con un pie el control, y con el otro los botones, pero qué va, la habilidad que tenemos con las manos dista muchísimo de la que tenemos con los pies. Tardaríamos menos tal y como lo hacemos ahora mismo teniendo que cambiar la mano del ratón al teclado y viceversa, que controlando el ratón con los pies y sin mover las manos del teclado, además de la incomodidad que esto último supone.

    S2!!

    • Me temo que como dices el teclado es insustituible en muchas situaciones, y la de programar es una con la que no veo alternativas aplicables. Quizás el reconocimiento de voz, pero solo entrenando mucho a ese software, y puede que ni con esas…

      Lo que sí veo posible es la combinación de varios métodos –algo que ya existe– para evitar lo de tener que apartar la mano del ratón en esas situaciones que mencionas. Ahí la voz puede que pueda ser interesante como opción. Veremos como evoluciona la cosa, gracias por el apunte!

Comentarios cerrados