Tecnología

Por favor, aprende a programar

·

Creo que llevo el mismo tiempo escribiendo el blog que leyendo a Jeff Atwood en Coding Horror, un blog que además de solera también suele tener contenidos -que no diseño- fantásticos. El co-fundador de StackExchange, programador veterano, suele expresar sus opiniones con razonamientos bastante coherentes, pero ayer publicó probablemente el post más desafortunado de toda su historia como blogger.

En «Please Don’t Learn to Code» («Por favor, no aprendas a programar»), Atwood parecía poner en tela de juicio todos estos servicios (CodeAcademy es en mi caso el ejemplo perfecto, y ya he empezado a aprender allí) que de un tiempo a esta parte han aparecido para que virtualmente cualquiera pueda aprender un lenguaje de programación. Es un canto al «dejad programar a los programadores» que parece reflejar cierto miedo al intrusismo y a que alguien con un sano interés por la programación no aprenda un arte oscuro y reservado a los veteranos.

Admiro a los programadores, y lo hago aún más a sabiendas de que en este país lleno de perroflautas, analfabetos, listillos, vagos y corruptos los programadores están fatalmente valorados. Esta gente es absolutamente crítica en cualquier negocio relacionado con la tecnología, pero sus compensaciones económicas y sus beneficios distan mucho de las de los responsables de marketing, ventas o recursos humanos, cuya formación y productividad es a menudo una verdadera basura a nivel comparativo. Hay de todo en todas partes, desde luego, pero por norma general, y más en nuestra querida España, ser programador es casi como ser barrendero. Atwood vive en un país en el que afortunadamente esa imagen es muy distinta, pero ni siquiera eso excusa su falta de visión y su peculiar egoísmo y monogamia profesional.

Ese artículo ha tenido muchas respuestas en otros blogs. Destacan este, en clave seria, y este otro, que inicia el post con una inteligente parodia titulada «Por favor, no aprendas a hablar francés», comparando una disciplina con la otra. Las conclusiones son claras, y las comparto totalmente: si quieres aprender a programar, aprende: jamás fue tan  fácil como ahora. Las ayudas y servicios disponiles no cubren todos los lenguajes, pero sí los más relevantes a día de hoy, así que si tienes tiempo libre y te interesa el tema, que nadie te lo impida. Puede que acabes siendo un crack y, como dice el propio Atwood acabes trabajando o simplemente disfrutando no de programar, sino de solucionar problemas, que es lo que hacen los programadores.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Por favor, aprende a programar

  1. nahiko dice:

    Para mi este es un tema bastante espinoso.

    Yo soy programador web (mayormente) (e ingeniero informático además de técnico especialista en electrónica, FP) y estoy rodeado de (personas que programan web como yo) matemáticos, físicos, químicos, e incluso un arquéologo (con quien tomo café generalmente).

    Ellos dicen que se dedican a la informática porque necesitan vivir de algo, con lo que estoy de acuerdo, pero yo suelo decir: mi gran devoción, amigos, es la medicina, a mi me gustaría ser médico!!

    Y qué es lo que ocurre? Que no puedo, no tengo el título, y por muy buen cirujano (en la prácitca) que llegara a ser, no tendría la posibilidad de legalmente ejercer.
    Y exactamente lo mismo ocurre con otras profesiones, ciertos ingenieros industriales, arquitectos, etc…

    Creo que el intrusismo, en gran parte, hace que nuestro trabajo, nuestra profesión, nuestra devoción (lo de que la mía es ser médico era «mentirijilla» :p) se vea tan… no sé cómo decirlo, tan depreciada, sea tan mal vista y por ende, se cobre tan poco dedicándote a ello. Por otra parte, creo que las grandes consultoras (sobran nombres aquí) son el otro gran lastre.

    S2!!

  2. Soy programador, no es un trabajo valorado, a mi si me gustaría que la gente aprendiera un poco, supongo que tomarían conciencia de que no es una tarea sencilla, que no tiene nada que ver con usar los programas para cubrir ratos de ocio o para facilitar el trabajo.
    Si además mientras aprenden descubren que le gusta, pues mejor, no hay muchos programadores que disfruten programando. Este trabajo cansa bastante.

    Un saludo y felicidades por tu blog.

  3. Hey thanks for the link. My Spanish isn’t great but I think you’re saying guys like Atwood are afraid of how their little pedestal might get pushed over by people learning to code and I couldn’t agree more. His stance that people like the mayor of New York City have better things to do than program is just a facade around the fact that he’s afraid of the implications of anyone being able to program.

  4. setag83 dice:

    Yo soy programador, la mayor parte de web, pero también de lo que se me ponga por delante, y he tenido que trabajar con gente que había hecho especialidad en radioterapia (ya me diréis que tiene que ver eso con programación) y otra de bellas artes.
    Intrusismo para aburrir, pero claro las «cárnicas» les dan un mini curso y hale, a picar código.
    La verdad es que por trabajo no me puedo quejar, porque me sale sin buscarlo, pero el reconocimiento que puede tener un programador en USA por ej, comparado con uno de aquí es un abismo sin fondo.
    Si la gente pensara un poco quien hay detrás de las páginas que tanto les gusta y visitan al igual que los programas que usan (Sobre todo para móviles, que la gente no es capaz de pagar un misero euro por una aplicación bien hecha. Ni siquiera en mi casa sabiendo bien de que va el tema al tenerme cerca), se lo pensarían dos veces antes de criticar nada.

  5. Distingamos…

    Una cosa es aprender la sintaxis de un lenguaje de programación y a usar de forma básica el mismo.

    Otra cosa es PROGRAMAR.

    Cuando hice la carrera la asignatura que más ayudó para aprender a programar no fue Programación I, ni Programación II, ni la de C, o Cobol (sí, incluso vi Cobol), Smalltalk, C++…

    La asignatura que más me ayudó fue la de Algorítmica, donde aprendías de verdad a abordar un problema, evaluar soluciones, buscar la más óptima (por consumo de recursos) y fiable, y al final implementarla en el lenguaje que te venga en gana.

    Porque una vez aprendido un lenguaje, si sabes programar aprendes cualquier otro lenguaje manteniendo la calidad de tu código.

    Así que lo que tenemos es muchísima gente, pero muchísima, que en su momento aprendió un lenguaje, pero lo que se dice PROGRAMAR no es que lo hagan muy bien.
    De hecho habría que ver el código de más de uno, con muchos años de experiencia a sus espaldas, que suelen albergar ñapas y chapuzas para aburrir.

    A mí el intrusismo no me da miedo ninguno, porque para mí no es el título lo que me hace mejor. Lo que me hace mejor es mi trabajo, la calidad de mis entregables, que cualquiera sea capaz de coger mi código al cabo de un tiempo, entender con facilidad porqué lo diseñé como lo diseñé y que no sea capaz de encontrar fallos porque no los tiene.

    A programar que aprenda el que quiera, pero a PROGRAMAR, no a hacer cuatro ejercicios con un lenguaje, la sintaxis y luego se lien a venderse como ‘Arquitectos Software’ cuando sus conocimientos no van más allá de desembarcar en un proyecto y decir que metan n-mil librerías externas sin saber ni porqué las tienen que meter, ni si existen mejores opciones.

    Y creo que esto mismo es lo que quiere decir Jeff Atwood, y que no hay ningún miedo a ser destronado de ningún pedestal.
    De hecho he leído su entrada y no veo dónde dice algo que pueda ser interpretado como tal.

    Sí que dice cosas muy serias y ciertas, como que el mejor código es el que no se escribe. Y es que deberíais ver la cantidad de código basura que puedo llegar a ver en mi día a día, de personas que como dice Jeff Atwood se lían a escribir código antes siquiera de haber entendido cuál es el problema, de haber evaluado las soluciones y pensado en cuál es el código apropiado sin convertir algo que se resuelve en 50 líneas en 20 clases, 5 librerías externas y un código 10 veces más lento.

    Pero que no lo digo por crear polémica, ni me siento ofendido por tu opinión. De hecho entiendo que puedas interpretar lo que comentas si no trabajas diseñando y desarrollando código (curioso que nadie se acuerde de que el código 1º se diseña, 2º se implementa…), porque esto es algo que hay que vivir en primera persona para entenderlo al 100%.

    Un saludo Javi.

Comentarios cerrados