Tecnología

De PCs y curvas de la sonrisa

·

Puede que sea un poco ingenuo, pero sigo creyendo que al PC le queda algo de guerra que dar. La cosa no está fácil: los smartphones y los tablets le han robado mucho protagonismo, y para muchos usuarios esos “mastodontes” no tienen ya mucho sentido salvo quizás en la oficina.

El panorama lo analizan con crudeza en Techpinions, donde comentan cómo lo que le ocurrió en su día a las televisiones -fabricarlas dejó de ser rentable salvo por volumen- les está sucediendo a los PCs. Los fabricantes de estos equipos están cayendo como moscas, o sus negocios se están redimensionando.

Los ejemplos son numerosos: IBM fue de los más tempraneros al vender su división de PCs, portátiles y más tarde servidores a Lenovo. Sony ha hecho lo propio con sus VAIO, Samsung deja de vender equipos en Europa (y mira que eran chulos), y LG está pensándose qué hacer. Sin mencionar a una HP que acaba de anunciar su división en dos grandes empresas, una dedicada a PCs e impresoras y otra a entornos, soluciones y servicios empresariales.

Todos ellos han sufrido la realidad de un mercado en el que los márgenes son mínimos y en el que la diferenciación es casi imposible. Algunos lo intentan con nuevos conceptos -como ese indefinible HP Sprout-, mientras que otros se aferran a tendencias que tratan de darle salidas a los fabricantes. Las pantallas táctiles en todo tipo de PCs de escritorio y Ultrabooks han sido el último reclamo, pero su repercusión ha sido mínima como ha podido demostrar el hecho de que en Windows 10 el ratón y el teclado recuperarán el protagonismo que nunca debieron perder.

En el artículo de Techpinions ponen a Apple como ejemplo de cómo una empresa puede seguir ganando dinero en este segmento gracias a lo de siempre: controlan por completo el ecosistema, y eso les permite diferenciarse porque si quieres Mac, tienes que aceptar sus términos. No solo las posibles barreras de su filosofía (hazlo todo como nosotros queremos que lo hagas) sino también las de su política de precios (si quieres un Mac, pasa por caja o arriésgate a montarte un Hackintosh).

curva-sonrisa

El problema para los fabricantes de PCs es el de esa Curva de la Sonrisa de la que precisamente hace poco hablaba Ben Thompson en su Stratechery. En realidad él la aplicaba al mundo de las publicaciones y los medios actuales -más sobre esto otro día, espero- pero esa curva deja muy claro dónde está la pasta. No en la fabricación, tarea ingrata donde las haya, sino por un lado en las licencias (ARM, lista entre las listas) o en ese área de marketing y servicios que es el que aporta el valor añadido con precios que van desde lo normal hasta lo absurdo.

En el artículo inspirador de este post enlazan además con la reflexión de Charles Arthur en The Guardian y hay un par de párrafos bastante contundentes sobre lo que ha acabado siendo el negocio de los PCs con Windows: una trampa de valor.

La trampa de valor es profunda, sin embargo. Debido a que Windows y sus aplicaciones pueden trasladarse fácilmente de un PC a otro (lo que supone una gran ventaja para el consumidor), es casi imposible para los fabricantes hardware diferenciarse de sus rivales. En el pasado, su mejor baza era animar a la compra repetitiva a través de características hardware extra; eso es algo que algunos están tratando de hacer con portátiles y PCs de sobremesa táctiles hoy en día. Pero hay pocos indicios de que los compradores estén entusiasmados con esas opciones, y en lugar de eso prefieren comprar productos que son un poco más baratos. 

Eso significa que siempre hay una presión que sigue yendo hacia abajo en cuanto a precios y márgenes, mientras que la única forma de lograr beneficios significativos es ser capaz de fabricar en escala.

El problema, cuidado, no es solo de los PCs, sino también de los smartphones, que están yendo por el mismo camino -veremos cuánto aguantan las gamas altas- y que también tienen en Apple a esa empresa que se puede diferenciar porque ha logrado captar una cuota de mercado con la que parece tener el futuro básicamente resuelto a corto y medio plazo.

Creo, no obstante, que hay sitio para fabricantes que hagan bien las cosas y que puedan ofrecer tanto soluciones baratas y modestas como equipos en los que los márgenes son más decentes. Para ello, eso sí, tendrán que diferenciarse claramente -Apple lo ha hecho estupendamente con su iMac con pantalla Retina 5K recientemente- y puede que ese tipo de pantallas, Windows 10, los prometedores micros Intel Broadwell y la promesa de la convergencia le den ese merecido respiro a los PCs. Veremos.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 138,51 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Red Dead Redemption 2 (Xbox One): el juego del año y uno de los mejores de la historia según las críticas. Está a 51 euros en Amazon Alemania envío incluído.
  • Juego de mesa Catán: uno de los más populares de los últimos años puede ser un gran regalo de navidad, está a 28,4 euros en Amazon. Hay otros como Carcassone (16,99 euros) o Cara Splash (13,99 euros) igualmente curiosos.
  • Procesador Intel Core i7-7740X: no es el más moderno, pero es de la familia X, así que es una opción brutal para gamers. Con 4 núcleos a 4,3 GHz soporta Hyper Threading y tiene un TDP de 112W, así que es glotoncete. Pero el rendimiento es fantástico, como muestra AnandTech en este análisis. Está a 229,90 euros en Amazon.
  • Memoria RAM Ballistix Sport 16 GB DDR4: dos módulos PC4-21300 de 8 GB que pueden darle mucha vidilla a vuestro equipo. Están a 121,73 euros en Amazon Alemania, envío incluido. La opción son los módulos G.Skill Aegis 2x8GB por 123,82 euros en Amazon (España).
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 719 euros en GearBest con el cupón GB$XMLAPAIR03.
  • ZTE Axon 7 Mini: un móvil de hace dos años pero que aún así tiene su encanto por esos altavoces frontales. La pantalla de 5,2 pulgadas FullHD está acompañada de un Snapdragon 617, 3 GB de RAM y 32 GB de capacidad (ampliables). La cámara trasera es de 16 MP, y el precio es escandaloso: 90,95 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 960 500 GB: una unidad M.2 NVMe que da velocidades de lectura de hasta 3.200 MB/s, una burrada. Está a 124 euros en Amazon UK envío incluido. Con esta capacidad, súper chollo, os lo dice alguien que compró la 970, algo superior en rendimiento, por 100 euros hace poco… con la mitad de capacidad. Argh.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Patinete eléctrico Ninebot ES1: hasta 20 km/h y autonomía de hasta 25 km para este patinete plegable que además tiene dos años de garantía en España. Bastante chulo por 287,47 euros en GearBest con el cupón GB12ES1. No os olvidéis de desactivar el nuevo seguro de envío activado por defecto.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Xiaomi Redmi Note 6 Pro: con pantalla de 6,26 pulgadas FullHD, Snapdragon 636, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara trasera dual de 12+5 MP y cámara frontal dual de 20+2 MP, este es un estupendo candidato para la gama de entrada con su batería gigante de 4.000 mAh. Está a 159,82 euros en GearBest, mientras que la versión con 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad está a 177,58 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG.
  • Tarjeta MicroSD Kingston 64 GB: buena capacidad para ampliar la capacidad de vuestro móvil, por ejemplo. Incluye adaptador a SD. Estupenda por 9,57 euros en Amazon. Si queréis ir mucho más allá, la SanDisk Ultra de 200 GB está a 35,90 euros en Amazon. Otra opción: la Samsung EVO Plus de 128 GB está a 16,19 euros en JoyBuy.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,94 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 336 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 336 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • Auriculares Xiaomi con conector USB-C: sin adaptadores de por medio, curioso tener esta alternativa barata para conectarla a vuestros dispositivos. Son de tipo in-ear y el precio como siempre parece bastante interesante. Están a 13,77 euros en Banggood con el cupón 6baf92.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 254,29 euros n AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 456,85 euros en GearBest con el cupón GBMPBF17.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497 euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,61 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

15 comentarios en “De PCs y curvas de la sonrisa

  1. Creo que la clave está en el ecosistema.

    Cuando la gente me pregunta porqué uso un iPhone si “hace lo mismo que cualquier otro pero cuesta el doble” no sé que responder… En mi interior suena una vocecita que dice: “Porque es de Apple, tonto”. Pero también sé que eso no es verdad, en el fondo es porque Apple me gusta y si me gusta es sólo por un motivo: mi Mac.

    Se que si he tenido ya 4 iPhones y 1 iPad ha sido porque tengo un Mac. Efectivamente, mi iPhone no hace más que un Android bueno, pero si tienes un Mac sí. Si tienes un Mac un iPhone es mejor que un Android. Precisamente por el ecosistema. Pero esto no pasó con mi Mac. Ahora mismo no veo por ahí ningún ordenador con el que pueda decir “hace lo mismo que mi Mac pero cuesta la mitad”. Todo lo contrario, en seguida admito que el coste del Mac mereció la pena. Si no tuviera un Mac posiblemente miraría otros móviles y pensaría ¿Porqué pagué tanto por este iPhone?

    Y esto es lo que tienen que conseguir Microsoft y Google (y los fabricantes de PCs adaptarse a ellos).

    Microsoft se está esforzando en unificar todo en un S.O. y me parece una buena estrategia. A lo mejor con Windows 10 a la gente le encanta tanto su PC que se dirá: “Pues mi próximo móvil que tenga Windows 10”. Esta debería ser la máxima de Windows. Y por supuesto seguir esforzándose en hacer buenos productos como el Surface Pro 3 y la nueva pulsera.

    Y Google más de lo mismo pero al revés. Crear un S.O. de escritorio (no Chromebooks, si no un S.O. para instalar en cualquier PC), incluso llamarlo Android (o Android Plus, o Android PC) y que la gente a la que ahora le encanta su smartphone con Android ni se lo piense y se diga a sí mismo: “Mi próximo PC que lleve Android”.

    Lo que no tiene sentido es que la gente tenga un Galaxy S5 con Android, un iPad mini con iOS, en el trabajo un PC con Windows XP y en casa un PC con Windows 8. Ese señor no ha disfrutado en la vida de un ecosistema que se precie. Si, podrás llegar a sincronizarlo todo, pero no es un ecosistema en ningún sentido.

    Lo suyo sería que, como yo con Apple, te compres el producto estrella y todo lo demás llegue. Siempre y cuando lo consideres un buen producto, claro.

    • El argumento es interesante y seguramente que la gente que tenga productos de Apple coincida porque hay mucho de cierto en él. Y sin embargo, yo no me lo trago. Creo demasiado en la diversidad y en la libertad de opciones como para pensar que es mejor tener una única solución -con sus ventajas y sus riesgos- que una en la que sea posible un entorno heterogéneo en el que todo funcione bien.

      Puede que no tan bien como en esa solución homogénea que vende Apple con su ecosistema, desde luego, pero todo es cuestión de sacrificios. Yo prefiero no sacrificar esa libertad y no ceñirme a un único ecosistema y sus productos, pero entiendo y respeto que la gente sí lo haga por comodidad, por eficiencia o, por qué no, para poder tener productitos dorados 🙂

      Sea como fuere, gracias por el comentario Naxito. Buen apunte.

    • Llámame loco, pero a la hora de la verdad no he tenido grandes problemas nunca con eso. Para empezar porque debido a su total omnipresencia todas las soluciones se diseñan para Windows, hasta Apple lo hace (itunes, icloud…)
      Y para seguir por que existe una cosa llamada estándares para evitar eso.

      • Bueno hay ejemplos como los que citas que sí abren la puerta a otras plataformas, pero otros muchos que no (soporte de escritura NTFS, meu deu). En cualquier caso en este como en tantos otros campos al final es el usuario el que decide qué le compensa y qué no. Totalmente respetable.

  2. El verdadero negocio en cualquier sector está en los productos de grandes márgenes, los premium. Cualquier mercado tiene un segmento de gama alta, más o menos pequeño y más o menos “goloso”.

    Con esto en mente, el principal problema que veo en el mercado tecnológico es el de la diferenciación: no puedes cargar un precio superior si no tienes con qué justificarlo. Y el principal impedimento de los fabricantes para poder diferenciarse ahora mismo son Windows en el PC y Android en el smartphone.

    Ambas son plataformas horizontales y su éxito se debe a que cuando un usuario elige una de ellas, no se ata a un fabricante concreto. Pero a la vez, su lealtad como cliente reside en la plataforma y no en el fabricante.

    ¿Qué me ofrece Dell en PC que no tenga un HP o un Toshiba? Nada. ¿Qué tiene Samsung que no tenga un LG? Nada. Mismos servicios, mismo software, diferente hardware. Por lo visto, para el mercado la diferenciación en hardware no es suficiente.

    El caso de Apple es especial porque ellos tienen un “monopolio” sobre su plataforma. Han tardado años en construir una plataforma cuya piedra angular siempre ha sido la diferenciación. Con mayor o menor acierto, pero sin duda con resultados muy rentables.

    El modelo horizontal de Google y Windows tiene muchas ventajas para nosotros los usuarios, pero muy pocas para el fabricante.

    • Cuidado, cuidado, cuidado, Eduardo, que te olvidas de un tema brutal en mercados horizontales al que hacía referencia en el artículo: en esos mercados Google y Microsoft ganan a tope (ahora quizás menos) porque pueden sacar mucho margen de beneficio con las licencias -gracias a las cuales Microsoft es lo que es, aunque ahora ese mdelo ya no pirule- y con los servicios asociados -Google nos cuela publi a tope gracias en gran parte a la popularidad de Android, y lo que está por venir-.

      Esos sí ganan. Los fabricantes, desde luego, no, como apuntas justo al final. Difícil diferenciarse, algo que parece increíble cuando hablamos de la entidad de unas empresas que deberían tener capacidad de ofrecer algo distinto con esos departamentos de I+D de los que tanto presumen.

  3. Antonio dice:

    ¿Y qué es lo que puede hacer tu Mac que no puedas hacer con un PC y seguramente por la mitad de precio? ¿Hacer una llamada de teléfono por el micro del Mac? Wow, bienvenidos al siglo XXI y al sistema operativo mas avanzado del mundo que incorporó cortar y pegar en julio de 2012.

    Es que si te crees todo lo que dice Cook sin plantearte nada por ti mismo…

    • Antonio, hace tiempo que en el tema de precios Apple ya no resulta tan caro en sobremesas y portátiles, aunque es cierto que sí mantiene esas diferencias en telefonía móvil o tablets con productos que comparativamente sí podrían considerarse más caros que (algunos de) la competencia.

      En cualquier caso, ya no se trata de lo que puedas hacer en uno o en otro -que desde hace tiempo no es tema diferencial- sino en la experiencia de uso que te ofrecen ambas plataformas. Una más controlada y con un ecosistema que permite reducir conflictos hardware, y otra más horizontal y en la que la libertad y la diversidad son valores importantes para los usuarios e industria.

  4. Antonio dice:

    Javier, no es por llevar la contraria por sistema, pero es que los iMac son ordenadores muy bonitos, eso sí, pero que luego miras las especificaciones y llevan gráficas de portátil (si es que la llevan, y no va integrada), con discos duros o SSD escasísimos y carísimos de ampliar (desde Apple, me refiero) y con posibilidades de ampliación en algunos casos casi nula.

    No me malinterpretes, es cierto que tienen su atractivo, pero baratos no es que sean, al menos por las prestaciones en bruto que dan, sin contar el diseño (que bonito será, repito, pero lo de tener que sacar el panel de la pantalla para ampliar la RAM…pues en fin).

    • Si me parece perfecto que me lleves la contraria, no te preocupes por eso 🙂 Y por supuesto que los iMac son portátiles disfrazados de sobremesa, como cualquier Todo-en-Uno que se precie.

      Precisamente lo que pagas en un equipo de este tipo es el ahorrarte la típica torre, así que hay más labor de ingeniería -hay que resolver problemas de refrigeración, por ejemplo-. He probado varios equipos de este tipo basados en Windows y créeme, hay diferencias que justifican ese precio más alto de los iMac.

      De lo de su capacidad de expansión mejor no hablamos. FAIL.

  5. Pingback: Samsung y la caída de la Iglesia de la Cuota de Mercado

Comentarios cerrados