Tecnología

Twitter, la fuente infinita de falsos amigos

·

Twitter nunca me ha acabado de convencer, y creo que jamás le cogeré el gustillo. Puede que sea porque ya le tengo tirria a la mensajería instantánea – que bien usada es una herramienta de trabajo excepcional – o puede que sea porque esa red social totalmente artificial que se está creando en torno a Twitter no tenga ningún sentido para mí.

Los que sigáis mi cuenta en Twitter os habréis dado cuenta de que casi nunca actualizo. Cada cierto tiempo me encuentro con mails que me avisan de que alguien en Twitter se ha apuntado como «seguidor» de mi perfil y mis tweets, pero es obvio que la razón no es que les interesen o no mis escasas actualizaciones: creo que la inmensa mayoría que nos añade en sus cuentas para seguirnos simplemente lo hacen para que nosotros hagamos justo el gesto recíproco y les sigamos a ellos, y no le encuentro ningún sentido a ese comportamiento. ¿Molas mucho por tener 1.000 tíos en tu cuenta de Twitter, cuentes lo que cuentes? Cada vez que me llega uno de esos ‘falsos amigos’ – ya sé, ya sé, que les sigas no tiene porqué implicar que sean coleguitas – miro sus tweets y casi siempre me encuentro con la misma situación: ellos siguen a 5.000 personas de media, y son seguidos por entre 500 y 1000 twitters más, que probablemente han pinchado en el famoso ‘Follow’ por cortesía. Que le den a la cortesía.

La cosa se empieza a desbocar, y ya hay servicios como Twubble que automáticamente te recomiendan twitters’afines’, u otras como TwitterLike que teóricamente abarcan tus mismos intereses. Ni idea de cómo lo hacen, pero tampoco me importa mucho. Cosas como la noticia de que uno de esos cibergurús de turno venda su cuenta en Twitter al mejor postor no da muy buena imagen del servicio.  Y es verdad que en la blogosfera hay mucho contenido basura, pero en Twitter esa proporción es infinitamente mayor.

Yo he tratado alguna vez de indagar en busca de tweets interesantes, pero sólo hay uno que a mi modo de ver merezca la pena: el de mi admirado Jeff Atwood de Coding Horror, que no sólo escribe de forma genial en su blog, sino que aporta pequeños descubrimientos – siempre con enlace tinyurl incluido – que hacen de su cuenta Twitter una pequeña perla en un mar lleno de morralla. Otras cuentas como la de Ars Technica – que informa de lo que van publicando como complemento a lo que podría ser su feed RSS – son también destacables, pero por lo general a mí me importa un pimiento que algún cibergurú hispano esté saliendo hacia Sevilla para dar una conferencia, o que algún/a blogger con mucha «vida social web 2.0» – no sé de la otra, la real, que es la que me importa – te desee los buenos días y te informe de que se va a tomar el Nesquik.

Respeto a todos los seguidores de Twitter, que seguro que lo ven como una herramienta maravillosa. Yo lo veo como una distracción absurda que – salvo en casos excepcionales – debería desaparecer de la faz de la Tierra – cosa que algunos han previsto, pero que por el momento se han equivocado. No entiendo cómo algunas cosas pueden triunfar en este mundo. Pero claro, también triunfan OT, Aquí hay Tomate y el Chiki-Chiki. No puede haber tanto burro suelto, así que voy a volver a darle otra oportunidad, como ha hecho Hugh McLeod en un célebre post sobre el tema. TechCrunch dio un título bastante claro al post en que hablaban de esto: «The Decline and Fall of the Western Civilization Part III: The Twitter Years«.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

11 comentarios en “Twitter, la fuente infinita de falsos amigos

  1. Twitter y muchos blogs tienen en común que están diseñados para satisfacer el ego humano…

    Da igual que tengas o no algo interesante que decir, contar… lo único que parece interesar a muchos es el número de lectores de sus feeds, de su twitter o el número de visitas diarias a su blog…

  2. Yo soy de los que te sigue en Twitter, pero no buscando que tu también me sigas, sino simplemente porque me gusta leer tu blog. Buscar followers de la manera que tu dices suena bastante patético, no?
    Yo suelo usar Twitter como un miniblog: actualizo con alguna idea que se me ocurre (raras veces), pero que me da pereza desarrollar en el blog.
    Un saludo

  3. Ya dice:

    Totalmente de acuerdo. El mundo se está idiotizando. Me recuerda la película (IDIOCRACIA) que en sí es muy estúpida, pero que refleja bastante hasta que punto nos dejamos llevar y perdemos el Norte.

  4. selvatgi dice:

    Yo al twitter le he encontrado otra utilidad, que creo que es muy adecuada, y es con el plugin del wordpress de lector RSS suscrito a el, de modo que para pequeñas puntualizaciones no tengo que escribir un post en el blog de una linea. En todo caso, el twitter por si solo tiene el problema que claramente expones.

  5. Aitor dice:

    Twitter no lo he probado, ni creo que lo pruebe, pero yo, personalmente, al que no acabo de pillar el gusto es a Tuenti. Ahí si que te aparecen de repente amigos con los uqe hace mil que no hablas o no te hablan, comparten fotos con poco sentido y no tiene nada de valor añadido.

  6. ARDETROYA dice:

    JEJEJEJEJE pues yo soy un infiel…

    De Twitter no me fío un pelo, aparte, por que voy a querer saber nada de la gente que ni siquiera conozco… cuando creo que alguien tiene algo bueno que decir… o al menos interesante, me molesto en buscar una forma de contacto con esa persona (vease el caso JaviPas) y si necesito saber algo mas, pregunto.

    La verdad es que no estoy muy a favor de las redes sociales. Quizás por que nunca me he molestado en cederles tiempo, o quizás por mi individualismo a la hora de buscar y recopilar información que a mi parecer solo es interesante para mi. Aun así pienso que tiene que existir de todo en este mundo y lógicamente si ‘caigo’ en una red social mientras que busco algo y veo que puedo sacarle algún provecho lo utilizaré sin mas miramientos…

    No lo se, quizás sea por los 12 años que llevo ya conectado a Internet… quizás por que me hago mas vago y/o mayor, quizás por que realmente, para mi, realmente las redes sociales no valen un ‘cagao’ (pese a lo dicho anteriormente, casi nunca he logrado encontrar información realmente interesante en una red social)… pero si una cosa si he visto crecer en Internet… es basura.

  7. A mí me encanta Twitter… te acabo de agregar por el simple hecho de que me interesó tu reflexión, no para seguirte 😛

    Yo sigo recíprocamente todos quienes me siguen y en el camino veo cuál es su valor. Si creo que no aporta, entonces lo dejo de seguir.

    Hay cuentas que me aportan muchísimo, como los titulares que twittean Radio Cooperativa o el diario La Nación… ahí sí Twitter va más allá del simple comentario (aunque yo comento mucho sobre lo que hago durante el día).

    ¡Saludos!

  8. cyberfrancis dice:

    Javipas, siempre puedes añadir usuario-noticias, y mediante la web o mediante im enterarte el primero de lo que los demás medios publican 🙂

    Personalmente yo acepto de dos a tres usuarios diarios, pensando que alguno puede ser de especial interés, aunque en cierto modo, veo lo mismo que tú. Por suerte, están también los días de limpieza, pena que no encuentre una herramienta similar a Google Reader Trends, y así eliminar a más de uno.

    Un saludo 😉

  9. JaviPas dice:

    cyber: es cierto que algunos medios lo están usando de forma bastante chula como alternativa al RSS, así que efectivamente ese uso de Twitter es uno de los poquitos válidos en mi opinión 🙂

    Uf, y te compadezco por los días de limpieza!

    María: gracias por seguirme, pero quedas avisada: apenas twitteo!

    Manuel: triste, pero cierto 🙁

    Gracias a todos!

Comentarios cerrados