Tecnología

Apple: Estaba cantado

·

Me contaba mi hermana (que vive en Palo Alto, cerquita de Cupertino) que andaba de compras con mi cuñado hace un par de años cuando de repente se cruzaron con un tipo que ella no reconoció. «Coño, ¡es Jobs!», dijo mi cuñado. Mi hermanita Bea, lógicamente, no tenía idea de quien era. Querida hermanita: ése es el hombre que creó (junto con un genio de la electrónica, Woz) Apple de la nada y que la hizo resurgir de sus cenizas cuando parecía abocada al fracaso. El tipo famoso por sus «booms» y sus «one more thing…«. Esa última frase es la que hace que la tensión de los maqueros crezca en las famosas presentaciones del keynote-man por excelencia. Ballmer no le llega a la suela de los zapatos (por mucho que haga el mono en el escenario, lamentable), y la misma frase fue utilizada para la presentación sorpresa que tenía lugar el día de la Hispanidad.

Al final, en mi opinión, la sorpresa no fue para tanto. Se veía venir la llegada de un reproductor que fuera capaz de dar soporte al vídeo además de a la música y las fotos, y Apple ha desarrollado la evolución de su producto estrella, el que les ha sacado las castañas del fuego. El nuevo iPod (ni siquiera lo han llamado iPod Video, como todos esperaban) da soporte para los formatos MPEG-4 y H-264 (AVC, una variación del anterior, que no hay que confundir con AAC, que es la versión sólo de Audio). O sea, los mismos que soporta la PSP (¡anda!) y que han dado muy buen resultado durante su corta andadura en el mundo de los códecs. Olvidáos de formatos de compresión clásicos como DivX o XviD y, desde luego, de contenedores como Matroska o Ogg Media. Los de Apple ni se lo habrán planteado, y mientras que la PSP se puede «trucar» para que reproduzca estos ficheros, en el iPod lo veo mucho más complicado.

Mucho menor será el impacto de la nueva generación de iMac G5… que supongo que será la última si la llegada de Yonah se produce a primeros de este año. A los PowerPC no creo que les quede mucho fuelle, y me parece más un pequeño homenaje a unas máquinas atractivas (como todo lo de Apple) pero que son, como siempre, demasiado caras. Pero los que las compran no lo hacen sólo por la máquina. Compran la imagen. Eso sí, se han apuntado a la nueva moda de los HTPC (Home Theater Personal Computer) y han añadido un mando a distancia y la aplicación Front Row («Primera Fila») desde la cual controlar todos los medios digitales. Buena idea, pero sin soporte para la tele. Lástima. Los eMac parece que desaparecerán definitivamente (no tenía mucho sentido seguir metiendo ordenadores dentro de monitores CRT), con lo que me temo que el anuncio de Jobs ha sido, cuando menos un poco exagerado para lo que tenían que presentar. Curiosamente, lo que no han anunciado en ningún momento ha sido la mejora de las prestaciones de los Mac Mini. La razón: querían desembarazarse de stock sobrante.

Por cierto, da gusto escribir de Apple. Los posts quedan tan y tan bonitos… 😉

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

1 comentario en “Apple: Estaba cantado

  1. Pingback: Incognitosis » Blog Archive » Tras el resacón del iPhone

Comentarios cerrados