Tecnología

Libra y la decadencia del dinero

El mundo es extraño. El lunes una noticia mía bastante chorra de coches lo petaba en Xataka. El tráfico generado era absurdo para un artículo que me llevó poco tiempo y que no era ni mucho menos profundo. Lo petó, insisto.

Llega el martes, el mundo asiste al nacimiento de Libra, y nada.

Ninguno de los temas que publicamos, mucho más currados que el del cochecito, llegaron ni siquiera a la suela de su zapatos en términos de tráfico. Es más: la cobertura en medios generalistas fue sorprendemente rácana. Escasa como pocas, como si esto no tuviera demasiada) importancia.

Y para mí Libra es el iPod de nuestros días. O el iPhone. Algo tan gordo que no entiendo cómo el resto del mundo no se ha dado cuenta.

¿Me estoy flipando un poco? Probablemente, pero como decía en Twitter, esto me parece increíblemente relevante. Un desarrollo que podría cambiar nuestro mundo un poco. Uno en un apartado que sigue sin ser cómodo o sencillo: el de los pagos digitales.

No es porque otros no lo hayan intentado, claro. Los bancos tienen su aplicaciones propias y hay soluciones de terceros que llevan tiempo metiendo la patita (Twyp, Bizum). Tenemos PayPal, tenemos Apple Pay, Samsung Pay y Google Pay, pero da igual: ninguna de ellas cuaja. Tienen su público, tienen su encanto, pero su despliegue no es masivo.

No triunfan por que no trabajan más que entre ellas. Puedes ser usuario de algunas, pero los inconvenientes hacen que al final tires con una (ya si eso) y te olvides de las demás.

Con Libra la cosa podría cambiar. No porque pueda trabajar con todas las demás, claro. Lo hará con algunas (PayPal y Stripe están metidas en el ajo), pero no con otras. La clave de Libra es otra, y la resumían en un sencillo titular en Recode:

Puede que Facebook tenga demasiados usuarios para que su criptodivisa fracase.

Así es. Ni más ni menos. Libra tiene todas las papeletas para triunfar por la sencilla razón de que hay 2.000 millones de usuarios que la tendrán a su alcance de forma casi transparente. Y sabiendo cómo se las gasta Facebook, dudo que no insistan bastante en que acabemos tirando de esta divisa tarde o temprano.

Para mí hay dos analogías claras. Dos historias del pasado y presente que hacen que piense que esto es el futuro. La primera es WhatsApp, una aplicación que nos hizo darnos cuenta de que los SMS no tenían sentido. La segunda es WeChat, que se ha convertido en pilar fundamental de muchas de las rutinas diarias de los ciudadanos chinos, incluyendo la del pago con el móvil.

No entiendo a los que dicen que Libra no soluciona ningún problema. Por supuesto que lo hace: es una alternativa a los pagos personales que no existía. Combina algunas de las ventajas de las criptodivisas con algunas de las ventajas del dinero fiat de toda la vida y las lleva a ese terreno en el que (casi) todos estamos a gusto: el móvil. Si la integración es tan buena como promete, lo de enviar dinero a una persona o a un comercio va a ser tan fácil como enviar un mensaje de WhatsApp.

¿Me mola que haya sido Facebook quien ha creado Libra? No. Nasty de plasty. Me sentiría más cómodo con una PayPal, una Apple o incluso ya puestos una Google que al menos no ha tenido los escándalos de privacidad que ha tenido Facebook. Ellos, claro, se desmarcan, la «ceden» a la llamada Asociación Libra para que sea esa oligarquía (que lo es, la definición de la RAE lo deja claro) la que controle el devenir de la divisa. Que deberíamos empezar a llamarla así, porque esto de criptodivisa, salvo por su particular cadena de bloques, tiene poco. Esto va a por la banca tradicional, y si no mirad la lista de miembros de la asociación. Ni un banco, como apuntaban en Financial Times, que ha publicado una serie de temas tratando de analizar la repercusión del anuncio.

No sé. Yo lo veo blanco y en botella. En dos años estamos todos pagando el pan con Libras. Y si no es con Libras, será con una alternativa que por una u otra cosa se convierta en la solución a un problema real: el dinero tal y como lo conocimos muere. Debe hacerlo, porque tiene demasiadas pegas.

Lo decía Jack Dorsey, que poco antes del lanzamiento de Libra hablaba en Quartz sobre esa oportunidad que teníamos para crear una divisa global para internet. Él creía que bitcoin era una buena alternativa, pero esa moneda tiene demasiadas limitaciones como para convertirse en moneda de cambio. Igual Dorsey se podía haber sacado su apuesta -igual está en ello- pero lo que es probable es que si ni Amazon, ni Google, ni Apple, ni Microsoft han dicho ni pío de puertas afuera, es porque deben estar piando a tope de puertas adentro.

Esto es disruptivo, chavales. De una forma u otra. Si no triunfa Libra, será otra, pero diría que este es el principio del fin del dinero.

Toma dosis de JaviPas en plan visionario. Ale, a ver qué es de este post dentro de dos años. Igual nos reímos juntos una vez más de mis dotes adivinatorias.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • Xiaomi Mi A3: el nuevo cholloteléfono de Xiaomi. 6,01″, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), Android One (puro, sin MIUI), lector de huella bajo pantalla, sin NFC, brutal: 203 euros en GeekBuying con el código 3FUYCD7F
  • Xiaomi Mi 9T: 6,39″ AMOLED, Snapdragon 730, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+13), cámara frontal retráctil (20 MP), lector de huella bajo pantalla, 4000 mAh. Brutal por 271 euros en GearBest con el código MI9T128BLACK
  • Xiaomi Mi 9: atentos, chicos. AMOLED 6,39» , Snapdragon 855, 6 GB de RAM, GB de capacidad, huella dactilar en pantalla, carga inalámbrica y rápida, cámara triple (48+12+16 MP). Brutal por 316 euros en GearBest con el código GBM964BLACK
  • Monitor AOC: atentos a este chollazo, 21,5 pulgadas y resolución 1080p a un precio escandaloso, 69,99 euros en Amazon. Absolutamente brutal, con HDMI y VGA.
  • Raspberry Pi 3 B+ Starter Kit: acaba de salir la 4, pero eso abarata este kit. Incluye la RPi 3 B+, adaptador de corriente con interruptor, 3 radiadores, caja, cable HDMI, micro SD con NOOBs. Está a 51 euros en Amazon con el código JF8I4CDN
  • Auriculares Xiaomi AirDots Pro: los competidores de los AirPods de Apple, con controles de reproducción, llamadas y asistente de voz, compatibles con iOS y Android, hasta 10 horas de uso, están a 40 euros en Banggood con el código BGAirTWSES
  • SSD Samsung 860 QVO 2 TB: la unidad SSD de 2 TB de Samsung sigue estando de ofertón. Con tecnología QVO, mejores tasas y eficiencia, hasta 560 MB/s en lectura, está a 187 euros en Amazon Francia, envío incluido
  • Huawei MateBook D: un portátil ultradelgado de 15,6″ Fulll HD con un Core i3-8130U, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, Windows 10 y teclado en español. Buen precio para un buen equipo, 499 euros en Amazon
  • Lenovo IdeaPad 330-15ICH: el 15,6″ Full HD con ambición gaming. Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, y una GTX 1050 para jugar con cierta alegría. Sin sistema operativo, está a 499 euros en Amazon
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva versión de la pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED a color, 5 ATM de resistencia (a nadar sin fin) sensor de ritmo cardiaco, notificaciones, monitor de sueño, está a 27 euros en Banggood con el código BGMiband4es01
  • Smart TV LG 55UM7100ALEXA: una tele inteligente de 55 pulgadas 4K HDR10 y HLG con WebOS 4.5, conectividad ThinQ, soporte Alexa, sonido Ultra Surround. Está a tan solo 538,99 euros en Amazon.
  • NAS WD My Cloud EX2 Ultra: un NAS de nada menos que 8 TB de capacidad con dos bahías, RAID, sincronización de archivos, servidor multimedia, está a 268,99 euros en Amazon.
  • Chuwi Aerobook: 13,3″ con un Intel Core m3-6Y30, 8 GB de RAM y 256 GB de SSD, Windows 10 (teclado en inglés, touchpad gigante, ). Compacto, ligero y con bastantes más puertos que el de Apple 🙂 Está a 337 euros en Banggood con el código BGOPCOUPON001
  • Portátil Jumper EZBook 3 PRO: uno parecido estoy usando para escribir esto. Ultradelgado, 13,3″ Full HD, Intel Celeron N3450, 6 GB de RAM, 64 GB eMMC, ranura MicroSD, puerto M.2, BT 4.0, HDMI, 4.500 mAh, está a 192 euros en Banggood con el código BGJU4679
  • Lenovo Legion T530: un PC de sobremesa con un Core i7-8700, 8 GB de RAM; 1 TB de HDD, 128 GB de SSD y una GTX 1050 Ti para jugar. Yo luego añadiría aparte un SSD y quizás mejor gráfica, pero a este precio está muy bien, 679,18 euros en Amazon. No incluye Windows 10, que tendréis que comprar aparte. En eBay las tenéis por 3 euros, no hay problema
  • Tableta Chuwi Hi9 Plus: 10,8″ con un MediaTek Helio X27, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), soporte stylus , webcam 8 MP, WiFi ac, BT 4.1, minijack, USB-C, 7.000 mAh, GPS, radio FM, dual SIM. Está a 142 euros en Banggood con el código BG924355. La versión con 128 GB de capacidad está muy poco por encima, solo 211 euros en Banggoodcon el código BGJU4679
  • Volante para Nintendo Switch: dos volantes AmazonBasics en rojo y azul para la Nintendo Switch para insertar el mando joy-con. Perfectos para Super Mario Cars, por supuesto. Está a 8,95 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9 SE: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (uauh), triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a tan solo 270 euros en GearBest
  • Cinta de andar Xiaomi Youpin A1: velocidad máxima de 6 km/h, soporta 90 kg y es además plegable para su fácil almacenamiento. Está a 348,16 euros en GearBest.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 147 euros en Banggood con el código BGEMN764. La versión de 3/32 GB está a 132,46 euros en GearBest.
  • Portátil Jumper X4 Pro: un 14″ Full HD con un Core i3-5005U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, webcam, WiFi ac, BT 4.2, jack de audio, HDMI, lector microSD, puerto USB-C, 4 altavoces. Tremendo por 352 euros en Banggood con el código BGJL3D10
  • Xiaomi AMAZFIT Bip: el reloj cuantificador tipo Pebble. 45 días de autonomía (y no es broma, análisis aquí chulo), GPS, monitor de sueño y pulsaciones, notificaciones, está a 45,9 euros en Banggood con el código BGSALEBIP
  • Tableta Teclast T20: más ambiciosa. 10,1″, pantalla Sharp 2,5K, Helio X27, 4 GB RAM, 64 GB capacidad, 8100 mAh, webcam 13 MP, lector de huella, WiFi, 4G, está a 142 euros en Banggood con el código BG88b402
  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 401,66 euros en AliExpress.
  • Samsung Galaxy A60: curioso este móvil de 6,3″ con un Snapdragon 675, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (32+5+8) y frontal de 16 MP, 3500 mAh, está a 205,85 euros en GearBest.
  • Chuwi Aerobook: una especie de ‘MacBook’ de 13,3″ con un Intel Core m3-6Y30, 8 GB de RAM y 256 GB de SSD, Windows 10 (teclado en inglés, touchpad gigante, ). Compacto, ligero y con bastantes más puertos que el de Apple 🙂 Está a 384 euros en GearBest.
  • Lenovo IdeaPad 330-15IKBR: atentos a la configuración. 15,6″ HD (es la única pega, no FullHD), Core i7-8550U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD. Teclado español, sin sistema operativo. Brutal por 479 euros en Amazon
  • SSD Samsung 860 QVO 2 TB: una unidad SSD SATA brutal de 2 TB de capacidad y con tecnología QVO, superior en eficiencia y rendimiento, hasta 550 MB/s. Está a 187 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • AMD Ryzen 5 2600X: desbloqueado para overclocking, esta CPU con 8 núcleos y 16 hilos de ejecución funciona a 4,25 GHz con Turbo. Incluye ventilador Wraith Spire. Está a 178,45 euros en Amazon
  • Xbox One S 1 TB All-digital: es la nueva edición sin lector Blu-ray, pero llega con un mando y un disco de 1 TB de capacidad. Regalan el juego Sea of Thieves y el Forza Horizon 3. Súper barata, 180 euros en Aliexpress Plaza
  • Xiaomi Mi Air 13: vuelve a estar insteresante. 13,3″ Full HD con Core i7-8550U, 8/256GB, GeForce MX150, lector de huella, buena opción en Banggood, está a 679 euros con el código BGXM2972.
  • Pack teclado y ratón Logitech MK120: las críticas son fantásticas, y a este precio no me extraña. Teclado de perfil plano, eespañol (la foto está mal) silencioso, con cable USB, ratón con cable USB. Está a 13,95 euros en Amazon.
  • OnePlus 7 Pro: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 599 euros en Banggood con el código BGOP7PRO
  • Xiaomi Mi A2: está de oferta. Pantalla de 5,99 pulgadas, Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (no ampliables), cámara dual (12+20), está a 145 euros en Amazon. Jamás había estado tan barato allí.
  • MiniPC: atentos a este equipo en formato NUC con un Core i3-7100U, 8 GB de RAM, 120 GB de SSD, WiFi 300 Mbps, 6 x USB, RJ-45, Ethernet, VGA, HDMI, toma auriculares. Por 205,94 euros, nada mal en AliExpress. Te regalan montura VESA.
  • Amazfit Verge Lite: sin NFC, pero con una autonomía de hasta 20 días. Pantalla AMOLED de 1,3″ 360×360 Corning Gorilla Glass. Frecuencia cardíaca, gran variedad de modos deportivos. GPS + GLONASS. Está a 89,18 euros en AliExpress

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 comentarios en “Libra y la decadencia del dinero

  1. Pauljher dice:

    Hola Javi! Nuevo comentarista, lector desde hace un tiempo.
    Espero de verdad que no aciertes en esto (sin acritud eh?) porque el control del dinero esté en manos de una serie de empresas (Entre las que se encuentra una tan dañina para nuestra privacidad como Facebook) sería una mala noticia. Aunque es un sistema mejorable, prefiero que la moneda dependa de los Estados y sus bancos centrales. Al menos es un sistema público con un mínimo control democrático. Nos encaminamos a un mundo dominado por completo por lo privado y eso no deja de ser una mala noticia

    • Estoy contigo. Espero no acertar, o acertar en lo importante: que el dinero de siempre ya no sirve y hay que hacer algo con él. Esa idea de Libra deberían tomarla los gobiernos y las grandes entidades económicas y adaptarla a sus necesidades.

      O lo que es lo mismo: copiarla, pero en formato que todos aceptemos y que no esté controlado por empresas privadas, sino por organismos públicos y auditables.

  2. Pableras dice:

    ¿De feisbu? No gracias.

    Es que viendo el historial de escándalos que acumula FB, hay que huir de esta propuesta como de la peste. Vale, no es necesario salir por patas. Pero si hay que desconfiar: no se traen nada bueno entre manos.

    • Claro, la participación de tantas empresas privadas es sospechosa pero lógica, esto al final es un PayPal venido a más en el que probablemente quieran meterse otras, pero hay muchas incógnitas y (dudo) no sé si algo así se puede sostener con el esquema planteado.

      Es la idea la que me llama la atención, la que me conquista.

  3. Land-of-Mordor dice:

    Si ya puede ser nocivo que un estado tenga plena soberanía monetaria teniendo en cuenta los contrapesos y controles más o menos independientes a los que se ve sujeto el gobierno de turno, miedo me da que una divisa de «relevancia» mundial esté controlada por algún brazo del consejo de administración de la multinancional de turno.

    Al final esto de la nueva «libra» de Facebook lo veo como las monedas, gemas o créditos de los juegos para adquirir contenido específico (y a veces poder avanzar). Podrás ganar alguna miseria (no minando pero seguramente con alguna promo ¿alguien ha dicho referidos en Facebook?) pero al final vas a tener que comprar esas «libras» con €, $, etc, al precio que te digan y si en Facebook la cagan en algún aspecto de su ámbito empresarial, tus «libras» valdrán menos €, $, etc y habrás perdido dinero. Dinero real.

    • No me gusta nada que Facebook la haya creado, pero Land, tú mismo indicas lo nocivo del sistema actual, opaco total. Los titireteros, como decía jlacort en Twitter, son otros. Una oligarquía que además se escuda en que el pueblo les elige. Es un asco, así que bienvenidas las alternativas.

      Y lo digo no porque venga de quien viene, insisto. Lo importante de Libra no es quién está detrás, sino demostrar que se puede hacer algo así, con una oligarquía que permite facilitar ciertos apartados de bitcoin (nº de transacciones por segundo) pero que además debería ser pública, transparente y auditable. Eso es lo bueno de las criptos que llega a Libra, y eso es con lo que me quedo.

      Y no tiene nada que ver con créditos de juego. No se trata de ganar usándolas, sino del beneficio de la comodidad. El precio por Libra, ojo, tampoco lo pondrán así en plan al azar. Si has leído un poco detrás hay una reserva basada en monedas fiat que condiciona su fluctuación y evita altas volatilidades. El principio detrás (sin ser economista) a mí me parece lógico y coherente. Esto no es una moneda controlada por Zuckerberg rollo Chávez, cuidado. Al menos no hasta donde yo sé.

      Pero insisto de nuevo: no os quedéis con lo de que Libra va a triunfar. Va a triunfar la idea. Me imagino perfectamente a un organismo económico mundial o a una asociación de bancos y gobiernos haciendo exactamente lo mismo. Y si eso sale adelante y se cumplen esas condiciones que evitarían lo que ahora son tejemanejes y robos de guante blanco infinitos, que viva esa alternativa.

      Necesitamos un cambio importante, y la idea de Facebook va en la buena dirección.

      • Land-of-Mordor dice:

        «…No me gusta nada que Facebook la haya creado, pero Land, tú mismo indicas lo nocivo del sistema actual, opaco total…»

        Opaco lo que se dice opaco no. Un banco central está obligado a la publicidad de sus actos. Otra cosa es que lo haga en un idioma que sólo los iniciados comprendan, pero como toda entidad pública está obligada a publicar sus acciones. Y de ahí viene la cadena de confianza del dinero actual.

        Sin embargo las decisiones que afectan a una moneda «privada» se toman totalmente a puerta cerrada y dependiendo de los intereses de la compañía que la lance al mercado. Habrá cosas que sólo saldrán a la luz en el caso de escándalos y/o quiebra de las compañías, porque serán ocultados al público. No es que diga que es una mala idea porque viene de donde viene (otra cosa es que triunfe, ahí no entro, la lista de malas ideas que han triunfado es extensa), sino por su ser mismo. Recuerda aquellas anti-utopías ochenteras en las que grandes corporaciones controlaban todos los aspectos de la vida de los ciudadanos. Si me puedo fiar poco de un gobierno, me fío todavía menos de un consejo de administración.

        Que sí, que «mola» no tener que tirar de cambios y comisiones y tener el dinero de forma instantánea. Pero eso no es tan difícil de conseguir hoy en día. Muchas compañías lo hacen (Paysend es un ejemplo). Sólo tienen que tener una cuenta bancaria en cada país con el que desean trabajar para que sus usuarios transfieran ahí el dinero de manera local y el destinatario lo recibe desde otra cuenta de la empresa radicada en el país en el que está. Es la manera de hacer una transferencia internacional sin que el dinero salga del país. La conversión a «libras» (o monedas, o gemas, o….) sólo sirve para que la compañía pueda decidir unilateralmente el valor real de ese dinero que aunque es tuyo, ya no posees.

        «…Si has leído un poco detrás hay una reserva basada en monedas fiat que condiciona su fluctuación y evita altas volatilidades…»

        El mercado es miedoso y al más mínimo patinazo de Facebook, su «libra» caerá en picado, como pasa con sus acciones en bolsa. La moneda está «protegida» por la especulación «low cost» como la que sufre el Bitcoin y otras monedas virtuales, pero no contra el «pánico» general de los mercados.

      • El banco estará obligado y todo lo que quieras, pero salvo por bancos y reservas nacionales/federales, los que al final nos dan servicio son también empresas privadas no muy distintas a Facebook en varias cosas. No me fío de esta última, pero las pifias de los bancos han sido épicas y han hecho daño a mucha gente donde más duele. No digo que Facebook lo pueda hacer mejor, pero sí que necesitamos una alternativa, algo a caballo entre lo que había y las criptomonedas que son demasiado utópicas.

        La Libra es una opción, y lo que espero no es que triunfe ella, sino que lo haga una alternativa sin ese control privado que como dices no mola nada. Menos aún que el control gubernamental.

  4. Vicent dice:

    Espero que estes totalmente equivocado , y esto sea un fracaso rotundo. No por la idea . Sino por el ejecutor .
    La comparación con WeChat es válida por el número de usuarios , por nada más . Esta ópera en moneda de curso legal , controlado por un Estado , en un país donde se han saltado las tarjetas a la hora de su bancarización , no en un invento centralizado en manos privadas , en un mundo con miles de millones de tarjetas y con servicios ya vigentes de uso más o menos extendido y sencillo .
    Aparte de las 1000 dudas económicas que me plantea , y que dudo que en muchos países democráticos , y sobre todo en los no democráticos , se permita. ¿Quien responde en caso de pufo? Que estabilidad cambiaria va a ofrecer ? ¿Que controles ?
    En SV ven muy claro siempre la aplicaron técnica , y centrada en un modelo estadounidense con un retraso bancario enorme . Con una idea reducida del estado y que no debe intervenir .
    Pienso en esto en Alemania, o en países Nórdicos y me da la risa .
    Facebook tiene usuarios , pero ¿convencidos ? . Si mañana apareciera una herramienta extendida de mensajería , la fidelidad desaparecería , y yo borraría la última aplicación de Facebook que uso.
    Confianza cero . Privacidad cero. Ilusión cero. No . Ni con un palo voy a tocar yo esa moneda .

    • Claro Vicent, es lo que decía a lo largo de los otros comentarios. La idea es lo que mola, no el ejecutor. Hay una reserva detrás basada en moneda fiat que respalda la Libra, pero no sé los detalles en profundidad: dudo que la pongan en marcha sin poder hacer frente a este tipo de problemas.

      Y te olvidas de que aunque Facebook tiene pocos usuarios convencidos, la gente que usa WhatsApp o Messenger (que son las que integrarán primero Calibra) es convencida por un factor que gana a todos los demás: la comodidad. La conveniencia. Y si resuelven bien esa integración, diría que mucha gente lo va a usar.

      Espero que alguien (un organismo internacional) se saque de la manga esa Libra que copie casi todo pero lo haga con el respaldo de los gobiernos, estados e instituciones financieras. Que no son precisamente hermanitas de la caridad, pero al menos tenemos cierto poder de decisión sobre su futuro (al menos en el caso de los gobiernos).

      • Vicent dice:

        Vale, te compro la idea de algo similar controlada por organismos públicos y organizaciones supranacionales, porque seamos sinceros.
        El modelo de Face es fácilmente reproducirle, los socios que presenta se irán fácilmente también a colaborar con otros si ven oportunidad de negocio, y si esto fuese adelante, en 6 meses tenemos Amazon, Google, Apple, Microsfot, y 16 emopresas más copando todo el zodiaco, y esto se nos llena de Géminis, Tauros y demás símbolos del zodiaco.
        Porque como dices Face tiene su base de usuarios, pero Amazon la mayor tienda del mundo, ¿que le costaría sacar la propia?. O Google, con más datos que nadie, o Apple y sus fieles…

        No lo veo, y espero no verlo. Lo siento. esto acaba con más divisas que las actuales, sin control, y en un sálvese quien pueda.

  5. Lambda dice:

    Hola, no sé si el gobierno sueco ya tuvo una idea similar. Al menos están haciendo proyectos piloto de economía «cashless». Vamos un poco a eso, a lo digital. Los chinos a toda mecha, eso sí.

    Un punto importante para una moneda seria es el pago reconocido de impuestos con ella.

    En todo caso, el dinero tuvo y tiene aún cierto valor «material» en medida de que le damos valor a lo físico, a lo tangible. Por eso apreciamos los billetes, su autonomia, anonimato y escasa trazabilidad. Estamos cambiando (quizá) a otra cosa, que no tiene porqué ser mejor, pues depende en gran medida de la capacidad energética (electricidad). Al final, los recursos mandan, y la «adaptación» a la carestía de recursos bien pudiera ser una «economía controlada» ya sea por actores privados o públicos. Del mismo modo, podrían desaparecer conceptos como el empleo, por «dedicación», voluntaria o no… Un poco como las primitivas sociedades cazadoras/recolectoras, donde per sé el intercambio de bienes y el concepto de trabajo eran muy distintos. Si logramos aunar la tríada de alimento, techo y trabajo de forma aceptable en este siglo XXI, habremos dado un paso bastante decente.

    El terreno está abierto a experimentos, y puede que no los veamos nosotros.

    • No sé yo lo del valor material del dinero, en este caso no estoy seguro de que sea tan importante y que tenga más ventajas que desventajas. Veremos a dónde va todo esto, pero una vez más estamos en un momento de lo más interesante.

      • Lambda dice:

        Bueno, lo de valor material es un decir, da lo mismo semillas de cacao que doblones de oro… En cierto modo, que puedas «tocarlo y contarlo» aun le funciona a mucha gente.

        Una sociedad «cashless» sería interesante… lo que no sé aún cómo la montariamos. Vendrá con sus cosas buenas y otras malas.

        Hace poco fue noticia un experimento con chip RFID en las muñecas de 100 voluntarios en Dinamarca, servían para pagar con tarjeta, usar servicios, abrir accesos de seguridad personal (empresa), etc…

        Eso sí que da un pelín de yuyu.

      • ¿Te refieres a un chip implantado? Sí, eso ya da miedito extra. Yo le tengo cariño a los billetazos y las monedas, pero vamos, creo que como mecanismo de intercambio tienen desventajas claras.

  6. A mí me encanta que FB vaya a lanzar una criptodivisa y me parece una fantástica noticia. Siempre pensé que Amazon sería la primera, pero FB es suficientemente top como para servir igualmente. Es el dinero del futuro, y FB es la primera en darle un tiento serio. Funcione o no, fantástico. Por fin, POR FIN, competencia para el monopolio actual.

    Las empresas llevan muchos años controlando el poder. A ese respecto, poco va a cambiar creo yo. Mismo perro con distinto collar.

    De lo que yo me alegro es del soplo de aire fresco que supone para los que queremos que nuestro esfuerzo diario se convierta en patrimonio y calidad de vida para los nuestros. El sistema actual no lo permite porque penaliza el ahorro y nos lleva a una absurda sociedad de consumo de usar y tirar ¡Que viva la competencia al dinero de toda la vida! Buena falta nos hace.

  7. Pablo dice:

    El ser argentino y no europeo hace que vea estas cosas de otra forma
    Nosotros no creemos en nuestra propia moneda, es algo de décadas, nuestra referencia es el dólar y su valor en La Argentina depende de variables diferentes a las del resto del mundo. El dólar puede estar en baja en todos lo siento mercados y en alza en mi país.
    Así que desde mi nacimiento, nadie cree en nuestra moneda (y tuvimos varias, peso, peso ley 18188, austral, peso argentino) con inflaciones que han llegado al 50% anual (como ahora) y eso en los últimos 70 años
    Así que una moneda controlada por Cara Libro o por quien sea, me da tanta o más confianza que la que tengo por la controlada por nuestro estado
    En nuestro país participa de Libra MercadoLibre, seguramente la pruebe
    Ya el estado me ha confiscado depósitos, ha bloqueado el uso de efectivo, usamos bonos sin respaldo como moneda de uso corriente, vivimos tantas cosas que esto no me da miedo