Tecnología

La ¿revolución? del móvil como medio de pago

·

Es una de las grandes promesas del mundo de la movilidad: lo de poder pagar con nuestro teléfono en todo tipo de comercios y situaciones parece ser una de esas realidades impepinables a las que nos enfrentamos.

El problema es que aquí cada fabricante trata de ir a lo suyo e imponer su alternativa frente a las demás. No hay grandes consorcios que permitan simplificar las opciones, y eso hace que la confusión entre usuarios y, probablemente, comercios, sea enorme.

Apple parece haber dado un gran paso con Apple Pay, que según Tim Cook se está implantando a toda pastilla en más y más comercios en Estados Unidos. Como gran contrapunto tenemos a un Google Wallet que probablemente renazca en mayo -recordad, tenemos Google I/O en mayo, y ya se han hecho con SoftCard– y por supuesto a toda esa larga cola de alternativas de grandes y no tan grandes que tratarán de promover su propuesta y, de paso, hacerse con las jugosas comisiones derivadas de estos medios de pago.

Para los usuarios probablemente la cosa sea relativamente fácil a la larga. Podrán elegir una u otra alternativa, pero en todas ellas el funcionamiento será basicamente el mismo: uno saca el móvil con NFC en lugar de su cartera, lo acerca a la TPV con soporte de estos estándares y listo. Si el importe de la compra es superior a cierta cantidad -normalmente 20 euros, aunque el límite lo establece cada entidad- tendremos que introducir un PIN que hasta ahora era obligatorio en cualquier operación con tarjetas de crédito y débito, así que a la larga los pagos serán teóricamente más cómodos. Aquí atentos a una opción que poco a poco se va imponiendo entre los fabricantes: el uso de sensores de huella dactilar que autentican estas operaciones, y que podrían ser la clave para ofrecer esa característica clave que es la de ofrecer una experiencia de usuario casi transparente.

Y más seguros, nos dicen quienes saben de esto, porque la información de la transacción queda limitada a un código o token temporal que es válido solo durante esa transacción. En ese código no se incluye información de nuestra tarjeta, de modo que ni el comerciante ni el emisor del pago tienen pistas concretas que puedan resultar una amenaza a nuestra privacidad. Muy conveniente de nuevo, y desde luego más tranquilizador que eso de darle la tarjeta al camarero (mon dieu) para que se cobre la comilona de turno.

Aquí también desarrollarán un papel fundamental los comercios y, sobre todo, los fabricantes de TPVs que proporcionan todo tipo de soluciones a nivel software y hardware -aquí un ejemplo de una empresa madrileña (ole) de venta de TPVs con clientes muy relevantes como Burguer King o Viena- y que tienen la misión de dejar claro que esa TPV de ese restaurante o tienda en la que uno se gasta los cuartos permite ese tipo de pagos. En nuestro país es evidente que hay mucho camino por recorrer aún, y a la espera de que tanto Apple como Google ofrezcan sus servicios aquí -algo que sin duda impulsará estos pagos móviles- veremos si fabricantes de móviles, desarrolladores software, entidades bancarias, comercios e industria (incluidos los citados terminales de punto de venta) logran hacer que esa opción se vuelva más y más común y cómoda.

¿Harán estos sistemas que dejemos de llevar la cartera encima? Lo dudo, pero ofrecerán algo que solemos valorar mucho: una opción más que, esperemos, sea tan cómoda o más que la de sacar de esa cartera la tarjeta de plástico de turno.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

5 comentarios en “La ¿revolución? del móvil como medio de pago

  1. Antonio dice:

    Pero es que yo veo incluso más rápido el usar las tarjetas de crédito “sin contacto”. Yo las uso todos los días y me parece que es más cómodo que usar el móvil (más allá de lo de fardar, que tu siempre dices).

    Con el móvil, supongo que la secuencia sería la siguiente: saco el teléfono, lo desbloqueo, (entro en la aplicación correspondiente?, no sé si es necesario, la verdad), paso el dedo por el touch ID o similar, paso el teléfono por el TPV.

    Con la tarjeta simplemente: saco la tarjeta de la cartera, la paso por el TPV. Punto.

    Ahora claro, si me dices que en EE.UU gran cantidad de terminales están todavía usando la banda magnética…pues no sé. ¿No sería otra opción para ellos modernizar los terminales y ofrecer también soporte para este tipo de tarjetas? Me pregunto de verdad si a la gente le dieran las dos opciones, cual se acabaría usando más.

    • Esa es la principal duda a la conveniencia o no de los pagos móviles, desde luego. Será difícil que sea más cómodo que el de las tarjetas contactless, pero yo creo que es interesante solo por la opción de poder pagar si uno se olvida la cartera.

      Se me ocurre que este tipo de sistema también puede acabar siendo más barato en comisiones para tratar de ganar cuota, pero aquí de momento no tengo datos. Aún así, como digo, me gusta como alternativa, no necesariamente como sustituto que haga que las tarjetas de débito y crédito actuales.

  2. SrPerroverde dice:

    Mientras no tengamos móviles con 2 días mínimo de batería, no veo este método de pago como un sustituto de las tarjetas de toda la vida. Y si vamos a tener que seguir llevando la tarjeta en la cartera, que ventajas aporta el pago con móvil?

    • Como digo, es una opción más, interesante -creo- y que promete mejoras en la seguridad o la conveniencia de los pagos (huella dactilar de nuevo). Me da que cada vez más gente se deja la cartera en casa cuando sale de cuando en cuando pero desde luego no el móvil.

  3. alesay dice:

    Si se mira la forma de cobro tradicional puede que no se le vean ventajas en un comercio, pero si en futuro se mira que a la hora de pagar no se tiene un solo terminal de pago sino que cada móvil se convierte en uno, puede convertirse en un sistema muy cómodo. Imagínate un restaurante lleno de clientes, en vez de tener que esperar a poder pagar la cuenta, los clientes podrán hacerlo en el momento que ellos deseen y esto puede ser extrapolable a lugares con gran afluencia (cine, parque temático, etc.)

Comentarios cerrados