Tecnología

Análisis súper prematuro de una freidora de aire

En casa Sally hace un montón de cosas, pero de cocinar suelo encargarme yo. Cuando digo cocinar, eso sí, quiero dejar claro que, como le decía esta mañana a mi compañera Eva, soy el hombre sotacaballorey.

Que conste que como en otras muchas cosas en mi caso el talento está ahí: simplemente no tengo ganas de pulirlo y sacarle provecho porque no le veo poco ROI (return of investment, retorno de la inversión) al tema. Hay que pasar mucho tiempo en la cocina para algo que luego vas a disfrutar unos minutos, así que yo aquí soy pragmático y suelo ir a platos sencillos pero solventes.

Para ayudarnos en esta misión, eso sí, en el miniresort burgués acabamos cayendo a las tendencias culinarias en dos ocasiones. La primera, hace unos años, cuando nos compramos la Monsieur Cuisine Connectde Lidl. La hemos aprovechado más bien poquito, pero reconozco que cuando la usamos, las cosas salen muy majas. Si no la usamos más es porque como buen hombre sotacaballorey me cuesta experimentar.

La segunda llegó con Papá Noel, y se trata, cómo no, de una freidora de aire o airfryer. Que como sabéis de freidora tiene poco: estas máquinas son básicamente hornos de convección que permiten hacer algo así como un mix de lo que harías en una sartén y en un horno. Ni fríes del todo, ni asas del todo. Eso tiene ventajas evidentes, porque 1) al freír ensucias un montón (yo al menos) y 2) el horno es un aparato que me da respeto como cocinero sotacaballorey. Que sí, que sé que luego muchas cosas son ponerlas y punto, pero así soy yo. Hornofóbico.

El caso es que yo no veía claro lo de la freidora de aire. Sally sí, y como se acercaba la navidad teníamos la excusa perfecta para darnos el capricho. No es además uno excesivamente caro, pero primero investigué un poco y, tras leer sobre el tema, aproveché mi ventaja estratégica: tengo dos compañeras que han hablado mucho y bien de estos aparatos: Eva Rodríguez de Luis, de Xataka y Genbeta, y Carmen Tía Alia, de Directo al Paladar.

Me interesaba un modelo con buena capacidad, así que me estudié el análisis de la Xiaomi Smart Airfryer de 6,5 litros que probó Eva y luego la Cosori DC601 Turbo Blaze que probó Carmen. De todo lo que había leído me había dado la impresión de que Cosori estaba algo más asentada, así que acabé deciciéndome por esta última tras hablar con Eva y Carmen. Luego resulta que Eva probó también la Cosori (en su versión Chef, que es igual salvo por pijadas de diseño) y me confirmó que si la Xiaomi baja un poco sería su opción, pero con la diferencia actual (129 la Xiaomi, ahora no disponible, 139 la Cosori, ahora está a 169) se decantaría por la Cosori. Total: que parece que acerté, al menos en el momento actual.

Papá Noel la trajo puntual a casa el 25 de diciembre, así que para probarla compré unas alitas y unos muslitos, que no tenía tiempo de más. Tras seguir las instrucciones —bastante simples— y precalentar la freidora, hice una salsita sencilla para los muslos y las alitas (algo de aceite, limón, sal, pimienta, orégano) y tras embadurnarlos bien los puse en la rejilla del cestillo y los cociné con el modo Airfryer durante 17 minutos. Todo en plan dos botones, pinpanfuera. Muy hombre sotacaballorey.

¿El resultado? Pues la verdad, estupendo. Quizá les faltaba un puntito de crujientes en la piel, pero por dentro se habían hecho muy bien y no tenían nada que envidiar a los que alguna vez he hecho en el horno (diría que mejores que esos) y poco a los de la sartén de toda la vida. Que sí, salen más fritos, pero 1) más insanos y 2) no veas tú cómo dejo la cocina cuando termino.

Con las alitas lo mismo. Las dejé un poco más de tiempo para ver si conseguía el acabado crujiente, pero no: simplemente se hicieron más. Tendré que probar con alguna otra función. Un éxito.

Hoy también hice una pequeña y breve prueba, y tras precalentar la freidora de aire el horno de convección porque esto se maneja como un horno y esos también los precalientas, le puse unas patatas a ver cómo salían en modo fritas. 12 minutos después vi que quizás me había quedado algo corto, así que le di otros 4 minutos y, aunque de nuevo les faltaba algo de dorado, estaban más que aceptables. Eso es muy mala noticia porque 1) me encantan las patatas fritas y eso me lleva a 2) me las como. Y poder hacerlas así de fácil me da un poco de miedito.

Y este es mi análisis súper prematuro de mi nueva y flamante freidora de aire. Me hubiera enrollado con un guión con Harry y Sally pero como sé que os gusta ir al grano y conocer mi visión de influencer, quería resumir.

Además, tengo que salir pitando, así que ahí os quedáis, majos.

Nota: un merecido (por ahora) 9. Parece una compra de lo más prometedora. Y para cocineros sotacaballorey como yo, más.

Suscríbete a Incognitosis

¡Recibe en tu correo las nuevas entradas!

Standard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 comentarios en “Análisis súper prematuro de una freidora de aire

  1. Jose luis dice:

    Prueba los espárragos , salen súper bien .
    Y esos lomitos de lubina , dorada o salmón , de fábula !
    Yo estoy súper contento con ella , muy cómoda y limpia .
    Y si , yo también dejaba la cocina que para que …

  2. Miguel Angel dice:

    Todas las freidoras que has evaluado tienen el mismo problema : no dan vueltas

    Y asi no hay manera de hacer patatas fritas, ni otras cosas, como dios manda

    Ahora, te compras una de las que tienen pala y la cosa cambia. Hasta donde yo se hay dos marcas, Tefal y DeLonghi que tienen modelos con pala (que es de quita y pon, las croquetas no se hacen bien con pala)

    Llevo comprando modelos de esas dos marcas desde hace unos diez años a pesar de ser mas caros, pero es que las otras no merecen la pena

  3. Allove dice:

    Si no te lo han dicho aún, el truco maestro es comprar aceite en spray y darle un poco a las patatas, «fritos» y alguna pieza de pollo. La cosa es asegurarse de que tiene «suficiente grasa alrededor» para que suba su temperatura y conseguir así «el doradito».

    Prueba pescados, algunas verduras, si cortas tortitas de maiz puedes hacer «nachos» en 5-10mins. Todo sale bastante bien.

    Si quieres referencias, ProHomeCooks (en Youtube), tiene muchas cosas que ha probado en la airfry:
    https://www.youtube.com/@ProHomeCooks/search?query=airfry

  4. Fabián dice:

    No sé si se llamarán igual en España que en Chile, pero las Papas Duquesas quedan mejor en la Freidora que las Papas Fritas. Es la única pega que le encuentro a la freidora (yo tengo una Oster bien modesta).

    Pero al final son más beneficios que desventajas, sobretodo cuando uno no es muy ordenado en la cocina jajaja.

  5. Eapendergast dice:

    Yo tengo una Tefal, que tiene aspa y se mueve. Salen las cosas muy bien.
    Me ha gustado el análisis, pero indudablemente los guiones Harry y Sally son mis preferidos.
    Deberías mirártelo, porque te digo que tienes un toque especial para eso (para los guiones)

    Para la freidora, pues no sé cómo será tu toque ?

    • Mola eso del aspa, sí, lo comentaba también Miguel Ángel. La verdad es que lo hubiera hecho en modo Harry & Sally pero lo escribí a toda prisa y quería publicar rápido. Sea como fuere, ambos te dan las gracias por esa apreciación, yo siempre me quedo especialmente contento con esas historietas y sé que algunos las apreciáis mucho, mola. Ya caerán más, no te preocupes.

  6. Land-of-Mordor dice:

    Nosotros vamos a hacer ya un año con la Xiaomi de 3,5 litros, que nos salió por 79,90 € en PowerPlanetOnline (web que recomiendo echar un vistazo cuando se buscan productos de Xiaomi que no están en la web oficial, que a veces también tiene buenas ofertas).

    Lo que viene congelado «de bolsa» lo hace perfecto. No hay ni que mirar instrucciones: temperatura, tiempo y a esperar. Cuando corta uno las patatas, por ejemplo, cuesta más dar con el punto. Por cierto, a partir de cierto tiempo de programa el aparato pausa la cocción (manteniendo el calor) para que des la vuelta a lo que estás preparando. Otra cosa interesante y que no hemos usado mucho porque somos como tú, animales de costumbre enganchados a la sencillez, son las recetas con las que viene programada. Eliges la receta desde la app y sigues los pasos. No hace falta que la programes porque al lanzar una receta desde el móvil ella ya se programa con la temperatura y tiempo adecuados. Lo que sí hemos usado más es la programación para que acabe a cierta hora. Viene a ser como un mini horno de convección con un «toque» de «Thermomix» conectado. Por ahora le estamos sacando jugo, aunque no la exprimimos al máximo. Eso sí, en la compra de aceite y en la factura de la luz se ha notado y mucho.

    Como decía antes, tienes más opciones que Amazon para comprar productos de Xiaomi. Concretamente la freidora que buscabas:

    – En la web de Xiaomi a 129,99 € (creo que antes de navidades estuvo incluso más barata) https://www.mi.com/es/product/xiaomi-smart-air-fryer-6-5-liter/?skupanel=1

    – En PowerPlanet a 139€ https://www.powerplanetonline.com/es/freidora-de-aire-xiaomi-air-fryer-6-5l

  7. Miguel Angel dice:

    Si no le ves poco ROI, es por que le ves mucho ROI.

    Las prisas, imagino.
    Todos estos cacharros que se ponen de moda creo que son más fruto del marketing que otra cosa.
    No soy ni de airfrier, ni de termomix, ni de este tipo de trastos. En parte por que ocupan mucho espacio y al final la mayoría de las gente los guarda en un mueble y los saca de higos a brevas.
    Un par de sartenes buenas, un par de ollas de calidad, un horno moderno y algo de organización me son más que suficientes.
    Yo también cocino en mi casa y en el día a día soy de sotacaballorey, pero los fines de semana y en ocasiones especiales, me gusta cocinar y hacer cosas nuevas y elaboradas.
    Muy mujer de compró el año pasado la cecotec tope de gama (similar a la termomix) y la ha usado cuatro o cinco veces.
    Hicimos la prueba de cocinar el mismo plato, ella en su cacharro y yo con mis ollas y sartenes:
    Terminé antes, ensucié menos y por supuesto mi plato quedó más rico

    • Es una realidad tb en mi caso, y el robot de cocina como digo lo usamos con poca frecuencia… veremos esto, pero intuyo que lo usaremos algo más porque soy muy de muslitos y alitas 😛 De todos modos la inversión es pequeña así que tampoco está mal como expeeimento.