Tecnología

¿Para qué ver el telediario?

·

Cuando era pequeño en mi casa siempre se comía con el telediario de fondo. Ay de aquel que quisiera decir algo mientras Felipe González hacía declaraciones. Que no se te ocurriera dar una voz cuando Ronald Reagan nos hablaba de su particular versión de ‘Star Wars‘. El silencio era aún más reverencial en la sección de deportes, pero la verdadera agonía llegaba con la información del tiempo: el voto de silencio se prolongaba 20 minutos más, así que uno se dedicaba a lo que se tenía que dedicar. A comer. Bueno, y a escuchar el telediario, aunque con 10 o 12 años no te enterases ni del NO-DO (y nunca mejor dicho).

Hoy en día algunos días acabamos comiendo con el telediario de fondo, pero el enfoque es otro (salvo quizás en la sección de deportes). Sin embargo la sensación es siempre la misma. ¿Para qué comer oyendo malas noticias continuamente? ¿Qué me aporta profesional o personalmente?

Nada.

Eso es lo que comentaba el autor de ‘Five Things You Notice When You Quit the News‘, que dejaba claro que hay pocos argumentos para defender al telediario como forma de informarse. Quitarnos de encima el telediario serviría entre otras cosas para sentirse mejor (aquí hay un poquito de “la ignorancia hace la felicidad”), pero también está el hecho de que podemos informarnos de otras maneras que a menudo ofrecen más datos y contexto. Y sobre todo, somos nosotros los que elegimos de qué queremos estar informados y de qué no, algo que hacemos constantemente en otros medios de comunicación pero no en el telediario, donde alguien elige por nosotros lo que es importante.

Esto último choca un poco con mi propia profesión, ya que parte de mi trabajo es precisamente elegir qué temas son interesantes y relevantes y qué temas no lo son para el gran público. En realidad esa tarea no es mía —hay un equipo editorial que decide y al que los editores acudimos para sugerir y validar ideas— pero es en parte lo que ocurre con todos los medios de comunicación: que actúan como filtro, recomendador, “curador” y censurador al mismo tiempo.

El problema, claro es que aunque el telediario como concepto esté bien —en media hora puedes enterarte de lo que pasa según ese telediario pasa en el mundo— la realidad es que enterarte no sirve de mucho (al menos, no si no salgo yo en él, je). Sobre todo si acudes a otras fuentes de información más completas para formate una opinión si es que realmente te interesa el tema o lo necesitas.

El autor habla de otras cosas que notó cuando dejó de ver las noticias, y entre ellas también estaba eso de que parece que si te pierdes el telediario vas a estar desconectado de la realidad al hablar con amigos y conocidos. Uno oye algo en la tele y de repente se convierte en experto en el tema (de eso viven los tertulianos). Como dice él,

It’s kind of hilarious how willing people are to speak boldly on issues they’ve known about for all of three hours.

Me gusta esa parte, pero me parece importante también reflexionar sobre los tres últimos párrafos:

The sense of “at least I care” may actually prevent us from doing something concrete to help, because by watching sympathetically we don’t quite have to confront the reality that we’re doing absolutely nothing about it.

Watching disasters unfold, even while we do nothing, at least feels a little more compassionate than switching off. The truth is that the vast majority of us will provide absolutely no help to the victims of almost all of the atrocities that happen in this world, televised or not. And that’s hard to accept. But if we can at least show concern, even to ourselves, we don’t quite have accept that. We can remain uninvolved without feeling uninvolved.

This may be the biggest reason we fear turning off the news. And it might be the best reason to do it.

Suena duro, pero probablemente tiene razón. No puedo hacer nada ante los terremotos de Italia, y tampoco respecto a las recientes inundaciones en Málaga. Y tampoco puedo hacer nada (o eso parece) cuando veo lo que pasa en mi país o en otros países y asisto asombrado al resultado de las elecciones aquí y allá. Quizás eso sea precisamente por el hecho de haber visto demasiados telediarios, demasiado a Ferreras y a su dedo acusador, y haberme formado una perspectiva que estaba muy lejos de la realidad.

Va a ser que es mejor dejar de ver el telediario.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 138,51 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Red Dead Redemption 2 (Xbox One): el juego del año y uno de los mejores de la historia según las críticas. Está a 51 euros en Amazon Alemania envío incluído.
  • Juego de mesa Catán: uno de los más populares de los últimos años puede ser un gran regalo de navidad, está a 28,4 euros en Amazon. Hay otros como Carcassone (16,99 euros) o Cara Splash (13,99 euros) igualmente curiosos.
  • Procesador Intel Core i7-7740X: no es el más moderno, pero es de la familia X, así que es una opción brutal para gamers. Con 4 núcleos a 4,3 GHz soporta Hyper Threading y tiene un TDP de 112W, así que es glotoncete. Pero el rendimiento es fantástico, como muestra AnandTech en este análisis. Está a 229,90 euros en Amazon.
  • Memoria RAM Ballistix Sport 16 GB DDR4: dos módulos PC4-21300 de 8 GB que pueden darle mucha vidilla a vuestro equipo. Están a 121,73 euros en Amazon Alemania, envío incluido. La opción son los módulos G.Skill Aegis 2x8GB por 123,82 euros en Amazon (España).
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 719 euros en GearBest con el cupón GB$XMLAPAIR03.
  • ZTE Axon 7 Mini: un móvil de hace dos años pero que aún así tiene su encanto por esos altavoces frontales. La pantalla de 5,2 pulgadas FullHD está acompañada de un Snapdragon 617, 3 GB de RAM y 32 GB de capacidad (ampliables). La cámara trasera es de 16 MP, y el precio es escandaloso: 90,95 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 960 500 GB: una unidad M.2 NVMe que da velocidades de lectura de hasta 3.200 MB/s, una burrada. Está a 124 euros en Amazon UK envío incluido. Con esta capacidad, súper chollo, os lo dice alguien que compró la 970, algo superior en rendimiento, por 100 euros hace poco… con la mitad de capacidad. Argh.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Patinete eléctrico Ninebot ES1: hasta 20 km/h y autonomía de hasta 25 km para este patinete plegable que además tiene dos años de garantía en España. Bastante chulo por 287,47 euros en GearBest con el cupón GB12ES1. No os olvidéis de desactivar el nuevo seguro de envío activado por defecto.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Xiaomi Redmi Note 6 Pro: con pantalla de 6,26 pulgadas FullHD, Snapdragon 636, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara trasera dual de 12+5 MP y cámara frontal dual de 20+2 MP, este es un estupendo candidato para la gama de entrada con su batería gigante de 4.000 mAh. Está a 159,82 euros en GearBest, mientras que la versión con 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad está a 177,58 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG.
  • Tarjeta MicroSD Kingston 64 GB: buena capacidad para ampliar la capacidad de vuestro móvil, por ejemplo. Incluye adaptador a SD. Estupenda por 9,57 euros en Amazon. Si queréis ir mucho más allá, la SanDisk Ultra de 200 GB está a 35,90 euros en Amazon. Otra opción: la Samsung EVO Plus de 128 GB está a 16,19 euros en JoyBuy.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,94 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 336 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 336 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • Auriculares Xiaomi con conector USB-C: sin adaptadores de por medio, curioso tener esta alternativa barata para conectarla a vuestros dispositivos. Son de tipo in-ear y el precio como siempre parece bastante interesante. Están a 13,77 euros en Banggood con el cupón 6baf92.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 254,29 euros n AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 456,85 euros en GearBest con el cupón GBMPBF17.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497 euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,61 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “¿Para qué ver el telediario?

  1. Últimamente también he notado que en ocasiones terminas enterándote antes que la edición del telediario (noticiero, en México jeje). Es decir, con el Internet parece a veces rebundante repetir noticias cuando uno puede enterarse de otras cosas; quizá el giro que tendrían que dar es un servicio OTT de reportajes.

    • Overcorp dice:

      Además es de chiste que en ocasiones por la falta de audiencia recurren a dar notas robadas de internet y en los casos más lamentables hay hasta sección de Memes.

      Por eso muchos ya no vemos TV de la forma clásica y preferimos informarnos por otros medios.

      Saludos

      P.D.

      Soy mexicano.

  2. Fabiana dice:

    Hola. Estoy totalmente de acuerdo con el artículo, pero haría la diferencia entre “telediarios” o “noticieros” (como se llaman en mi país, Argentina) de ciudades centrales, y aquellos que son regionales o de provincia o de ciudades más chicas (como es el caso de la región de la Patagonia donde vivo). En pueblos como el mío, el noticiero regional informa de hechos muy puntuales que nos suceden a nuestra pequeña comunidad, y si bien algunas noticias tienen el “drama” que se ve en los noticieros nacionales, abundan otro tipo de noticias más sociales y que aún conectan a las personas de mi comunidad como ningún otro medio lo hace. Lo mismo pasa con la radio AM (no la FM) que todavía utilizamos para comunicarnos, enviar cartas y avisos a otras poblaciones lejanas, etc. Si bien hay internet, los más jóvenes la utilizan para comunciarse como cualquier joven de ciudad grande, pero la mayoría de nuestra comunidad aún “conectada” con los medios tradicionales. Nada, solo quería compartir mi experiencia. Saludos.

  3. Pepa Valle dice:

    Para estar informado hay precisamente que no ver los telediarios de ninguna de las cadenas. Hace dos años que no veo televisión y te juro que soy más
    feliz y estoy mejor informada.
    Bonito artículo! Una vez más

    • Gracias Pepa guapa, y sí, creo que tienes razón. Sobre todo porque uno acaba informándose (bien) de lo que realmente le interesa. Voy a tener que montar un Chromecast en la tele de la cocina para ver otras cosas mientras como 😀

  4. batlander dice:

    Pues mi opinion es diametralmente opuesta. A mi me parece que el telediario es realmente util para mantenerte informado del dia a dia. Luego, si en algun tema en concreto quieres abundar mas puex tienes internet para ello.
    Luego, que que aporta? Profesionalmente nada, pero como el 90% de las cosas que hago en casa. Personalmente, pues ira en cuestion de gustos. Yo lo unico que veo en la television es justamente el teladiario. Decir que no te aporta nada pues no se, dependera de gustos digo yo. Lo que es yo, no he visto ni un reality en mi vida (GH, OT, Master Cheff, lo de Chicote,….), pero supongo que alguien los vera por que le gusta.

    Para terminar, sobre los 3 parrafos que citas, a mi lo que me parece hipocrita y absurdo es creerte que poque veas las noticias y te informes te creas moralmente superior o algo. Es mas, habiendo leido solamente esto, apuesto a que el que lo escribe cumple esto perfectamnte: http://statics.cuantarazon.com/crs/2014/05/CR_908550_ya_no_es_hipocresia.jpg

  5. Javi dice:

    Yo suelo ver los telediarios del fin de semana cuando tengo tiempo, y puntualmente pillo alguna de las ediciones nocturnas. Habitualmente pongo Telecinco o Antena 3, más por curiosidad que por informarme. Y más allá del tema que comentas, me da la sensación de que la calidad de los telediarios es muy mala. Noticias mal hechas (sin aportar algunos datos clave), repitiendo los mismos datos el presentador, la persona que está en directo y la voz en off, noticias cuyo orden no tiene ningún sentido (al menos como espectador, seguro que los editores las eligen por algo), noticias que no son noticia, ni siquiera entretenimiento…

    Con la crisis de la prensa no hemos prestado atención a la TV, más allá de la lacra de los tertulianos, pero ojo con la pérdida de calidad de los telediarios.

    Ves reportajes de estos de Victoria Prego sobre los años 80 o 90, y es impresionante el nivel de los telediarios. En una pieza de un minuto explicaban mejor la guerra de los Balcanes (las informaciones de Pérez Reverte son impresionantes) o el conflicto vasco que hoy el tiempo en España en medio telediario.

Comentarios cerrados