Tecnología

Palabras necias

·

Hoy el tema iba a ser otro, pero esta mañana me he levantado con dos pequeñas tragedias griegas en forma de hilos de comentarios. Las dos se producían en Xataka en dos temas sobre los que publicaba ayer y que de golpe y porrazo parecían haber tenido bastante animado el debate.

Tragedia Griega I

El pasado viernes publicaba un tema en Xataka en el que hablaba sobre la Nintendo Classic Mini y la evidente alternativa que plantea la Raspberry Pi en este ámbito. La primera en la frente: de repente empezaron a ponerme a caer de un burro porque lo que estaba haciendo con ese artículo era fomentar la piratería.

La cosa podría haberse quedado ahí, por supuesto. Ya sabéis que soy bastante inmune a los trolacos de moda: he llegado al zen y en muchos casos ni me despeino por este tipo de cosas. Pero es que el comentario tenía su miga: quizás el tono no fuese el apropiado, pero el fondo era correcto.

Eso hizo que me aplicase eso que me ha inculcado mi hermanito aunque no nos sirviera de nada en el 100M. Lo de que ‘cualquier problema es una oportunidad de mejora’. Es una frase cojonuda genial que podría ser el título de un best-seller de autoayuda, y el caso es que me la aplico de cuando en cuando si surgen estas situaciones. Así que en lugar de no hacer caso me puse a investigar el tema y escribir sobre la ilegalidad o no del mundo de la emulación y las ROMs.

¿El resultado? Dos días invertidos casi por completo para publicar ayer ‘Emuladores, ROMs y el debate entre la nostalgia, el amor a lo retro y la ilegalidad‘, un temazo del que me sentí bastante orgulloso al acabar y que esperaba que se convirtiera en una pequeña referencia para todo el que se quisiese informar del tema. En ningún lado he visto un texto tan detallado -os lo he dicho alguna vez, ya no tengo abuelas vivas- que trate de aclarar este tema espinoso, así que me dije a mí mismo aquello de ‘good job‘ con mi acento de Barajas e incluso presumí un poco en Twitter de que había tema chulo a la vista.

¿El resultado? Pues una buena y saludable flame war que no buscaba. En el texto indicaba que Nintendo era ‘una firma que casi es más conocida y valorada por lo que hizo en el pasado que por lo que ha hecho en el presente‘, y aquí los fanboys de la marca se me echaron encima, provocando que gente un poco más razonable tratara de poner los puntos sobre las íes. Y así hasta el infinito. ¿Sabéis cuántos comentarios acabaron hablando de emuladores, o ROMs, o incluso piratería? Poquitos, como luego destacaba en Twitter. Lamentable.

Tragedia Griega II

Y llegamos al segundo post del día de ayer, en el que publiqué un pequeño tema sobre un nuevo e interesante proyecto de almacenamiento atómico que tiene pintón aunque aún esté un poco en pañales.

Ahí la culpa la tuve yo  por partida doble: en primer lugar me fié de Gizmodo y no comprobé los datos originales, entre los que estaba el hecho de que hicieron una conversión a grados Celsius ridícula. El sistema tenía que funcionar a temperaturas que decían que eran de ‘-346 °F (-321 °C)‘ (más allá del cero absoluto, ole) pero ese dato estaba mal de principio a fin, porque no era ni lo uno, ni lo otro.

En segundo, no estuve atento a los comentarios porque la noticia se programó a las 20:00 y a esas horas afortunadamente suelo haber aparcado el teclado para hacer otras muchas cosas. ¿Qué ocurrió? Pues que esta mañana me encontré con 40 comentarios en los que prácticamente uno tras otro indicaban el error -lo cual está bien- con un tono bastante poco adecuado -lo cual está mal o es al menos innecesario, creo yo-. Salvo en un comentario o dos salvables por forma y fondo los demás dejaban claro lo mucho que a la gente de aquí -meter el dedo en la llaga es muy español- le mola cebarse con el tema en lugar de contribuir a un debate constructivo. No hacen falta 40 mensajes señalando el error, créanme señores lectores: en cuanto vea el primero, si efectivamente es un error, lo corregiré y pediré disculpas por las molestias. Siempre lo he hecho y siempre lo haré.

Aquí hay más temas de fondo que prefiero no mencionar, pero lo cierto es que estos dos nuevos ejemplos me vuelven a confirmar que si no hay alguien -nada de robots- moderándo los comentarios a mano siempre ocurre lo mismo. Que no aportan absolutamente nada y deberían ser erradicados de medios que no los cuidan (cuidamos) con el mismo mimo que cuidan (cuidamos) sus propios contenidos.

Yo lo hago en Incognitosis y el resultado es evidente: en el artículo de Patreon del domingo en el que hablaba de Hipertextual VIP de repente hubo un debate especialmente sanote. Eso me enorgullece y me hace albergar alguna que otra esperanza en la raza humana, porque cuando uno lee los comentarios de Xataka y de tantos otros medios es difícil no perder la fe. Si por mí fuera os aseguro que los comentarios allí (y en otros muchos medios) dejarían de existir. Bien por la libertad de expresión, pero hay sitios para todo y para todos. Lo del despiporre general este que vivimos los medios tampoco ayuda, creo yo.

Ale, ya lo he dicho.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 133,63 euros en Banggood con Banggood.
  • Consola PS4 Slim reacondicionada: la consola de 500 GB con un mando reacondicionada con la garantía de Amazon, está a 164,74 euros en Amazon Alemania gastos de envío incluidos, alucinante. Corred. Si queréis ir a más, la PS4 Pro de 1 TB nueva está a 316 euros en Amazon Francia gastos de envío incluidos.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 749 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 8,88 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Monitor Gaming Acer Predator 27 pulgadas: una maravilla de monitor que en PC Componentes está por 699 euros. Atentos: 27 pulgadas resolución 2560×1440, LED IPS, contraste 1000:1, formato 16:9, soporta frecuencias de hasta 144 Hz. Una pasada que está a 499 euros en Amazon. A darse el capricho tocan.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Nokia X6: un smartphone curioso con pantalla de 5,8 pulgadas, Snapdragon 636, 6 GB de RAM, 64 GB de ROM, cámara dual 16+5 y un precio estupendo, 174 euros en GearBest con el cupón QY1LR09729.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 626 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 412 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 89,91 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • Linksys Velop Intelligent Mesh: para garantizarte cobertura WiFi en casa, este conjunto de tres nodos AC3600 con banda dual es una chulada, está a 179 euros en Amazon.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S9: el telefonazo de Samsung con un Exynos 9810 Octa (equivalente al Snapdragon 845), 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, y cámara estupenda, aunque sea una sola, de 12 MP. Está a 509,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,961 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

33 comentarios en “Palabras necias

  1. Algo que nunca comprenderé es lo que la gente tiene en la cabeza para hacer ese tipo de comentarios, faltones, hirientes y a todas luces absurdos. Te patina un número, pues ya está, se avisa y se arregla. Te falla un dato, o una traducción errónea, no se acaba el mundo. Escribes sobre algo en lo que no eres experto y comentas algo incorrecto (normal, te dedicas a escribir, no a la excelencia en cada sector del que escribes), se hace un comentario explicándolo y una nota en la noticia… Y ya está. Lo que no se puede es esperar un paper del MIT en cuatro párrafos y en lenguaje comprensible en cada noticia que hacéis, porque ni es necesario, ni se paga por ello, ni luego la gente realmente lo quiere/lee. Ánimo Javi, tú ni caso!

    • Eapendergast dice:

      Mira, iba a hacer un comentario muy muy parecido a éste, así que lo mejor que puedo hacer es suscribir todo lo que muy bien ha dicho este usuario.

      Ánimo javi!!!

    • Exacto. Bien por detectar el error y avisarlo, mal por cebarse con el hecho de que alguien lo ha cometido. Y como dices, en muchos casos el tema es muy especializado y no tienes tiempo suficiente para hacer mucho más de lo que haces. Hay que ver las cosas desde distintos puntos de vista, como siempre.

      Gracias por los ánimos CiudadanoB y EaPendergast 😉

  2. Javier Martínez dice:

    Hola Javi,

    En referencia al Post: ‘Emuladores, ROMs y el debate entre la nostalgia, el amor a lo retro y la ilegalidad‘ simplemente felicitarte por el gran trabajo que has hecho.
    No lo he querido hacer directamente en el otro Blog, pero ahora que veo que lo comentas aquí simplemente me ha parecido un “postazo!”.

    Gran trabajo!

    Un saludo,
    Javier

  3. Overcorp dice:

    En Xataka y en otros tantos Blogs existen usuarios que lo que buscan siempre es generar polémica, en el peor sentido de la palabra, además son poseedores de la verdad absoluta y nos quitan a muchos las ganas de opinar (incluso en temas que dominamos) por la flojera de discutir o incluso para evitar sus comentarios “ácidos”.

    La libertad es perfecta mientras no se convierta en libertinaje y por desgracia cada día es más difícil encontrar gente coherente y responsable con la libertad.

    Saludos desde un país en el que la libertad de expresarse de unos (maestros), genera problemas a miles (quizá millones) de personas que no estamos en su contra, simplemente queremos que se respete también nuestra libertad.

    • Como dices, fantástico lo de dar ciertas libertades, pero de ahí al caos en el que se han convertido los comentarios de muchos sitios web va un mundo. Una lástima también lo que cuentas de tu país, ánimo con ello también Overcorp.

  4. Miguel dice:

    Y si contratan a alguien que modere comentarios ? O derechamente, que bloquee las Ips de los trolls? Podrían ajustarlo a un código de conducta no? Y si usan Disqus ? Pero por favor, no hagan la burrada que ha hipertextual, mejor intentar solucionar el asunto de forma inteligente que dárselas de dioses y cerrar la participación (encubriéndolo en lo de usar otras redes para opinar) y ofrecer un VIP descafeinado

    • Miguel no te preocupes: por lo que sé hay comentarios para rato, y yo en Xataka y en Weblogs SL soy el último mono. Invertir en moderación sale demasiado caro para las empresas, me temo. Aquí solo estoy expresando mi opinión personal, pero me temo que apoyo totalmente la medida que tomaron en Hipertextual. Otra cosa es que luego ofrezcan un VIP más o menos descafeinado, pero en esa parte de los comentarios concuerdo al 100%.

  5. Daniel dice:

    Javi, en Xataka no hay quien comente nada en plan mínimamente serio. Con alguna honrosa excepción, normalmente se trata de ver quién dice la mayor gracieta.

    En fin, el mundo está lleno de ignorantes absolutamente seguros de lo que dicen. No veo por qué los comentarios estarían libres de ellos…

    O qué se yo ;).

  6. Antonio Bello dice:

    A ver, que conste ante todo que lo que voy a decir lo digo respetando y apreciando mucho lo que hace Javier aquí y en Xataka, ahora bien, me gustaría hacer unas puntualizaciones a lo aquí dicho, arriesgándome a parecer el abogado del diablo o (ya me adelanto, por si acaso) el tan traído y llevado troll.

    Creo que de lo que se queja la gente, tal vez no sea del error mismo (todos somos humanos, al fin y al cabo) sino de la extendidísima costumbre de cortar y pegar casi literalmente artículos de medios extranjeros y publicarlos bajo tu “marca”. E intuyo que ha podido pasar algo en este sentido porque en unas pocas horas se te han colado dos “errores” que en el fondo no son tales, sino que son simplemente datos erróneos que han acabado en tus artículos por no tener la sana costumbre que tenían los periodistas de antaño de comprobar sus fuentes, cersiorarse de que lo que firmaban tenía un mínimo de coherencia o simplemente de cruzar datos o no fiarlo todo a una única fuente. Eso te ha llevado en muy poco tiempo a meter dos “gambillas” como la de los billones y trillones del artículo de la compra de ARM y el de la temperatura de la memoria atómica. Y creo que ahí puede estar eso de fondo, la gente se harta de leer corta pegas que luego se repiten hasta la saciedad todos con (¡casualidad!) el mismo gazapo.

    Y me reitero en lo de los comentarios, y más aún en esta ocasión. ¿Te parece coherente mantener que los comentarios no aportan nada, cuando en esta ocasión estamos viendo con total claridad que son los comentarios los que vienen a corregir lo que dice el artículo, que de otra forma (seguramente) habría quedado con errores de bulto que nadie podría replicar? Insisto en que (sí, sí, incluso en Xataka, de cuyos comentaristas renegáis) infinidad de veces me he encontrado precisiones y puntos de vista en los comentarios que me han sido de gran utilidad, cuando no (y tal vez esto es más interesante, desde el punto de vista periodístico) me han hecho ver que el articulista de turno tenía un sesgo dificilmente justificable con los datos objetivos en la mano. Uno puede pensar mal, y concluir que precisamente eso es lo que se intenta evitar haciendo pasar a mejor vida los comentarios: ya no hay nada que impida que yo convierta una entrada en un publireportaje al que ya nadie podrá replicar.

    Puede ser que haya mucho graciosillo, como vosotros decís en todas estas publicaciones, pero un lector mínimamente inteligente los va a detectar al segundo y no va a perder su tiempo leyendo sus aportaciones, pero os puedo asegurar que a veces he quedado impresionado por los conocimientos que obviamente poseen algunos comentaristas (muchas veces se queda uno con la -poderosa- sensación de que tienen más que el que firma la entrada) y que no en pocas ocasiones hacen que con un solo comentarios suba automáticamente el nivel del post en cuestión. Y os aseguro de que este tipo de usuario también “canta” enormemente, y es muy fácil de detectar. Para alguien con un mínimo interés en lo que lee, evidentemente.

    Dejemos al menos la libertad al lector de seleccionar lo que quiere leer o no, o en lo que quiere participar o no. Si quiere conversaciones vacías, superficiales y troleadas, que lo haga, y el que quiera discutir en serio con argumentos y conocimientos de por medio, también. Porque no veo yo la manera en que ambas cosas pueden ser incompatibles.

    Saludos.

    • Daniel dice:

      No te digo que no tengas razón. En mi caso es estoy más que aburrido de los comentarios en Xataka. Es que ya hasta paso de leerlos.

      Evidentemente me pierdo los interesantes, que haberlos hailos :). Una lástima. No es por falta de interés en los contenidos, es por que valoro más emplear mi tiempo para otras cosas que para hacer de filtro.

      Por cierto, ¿hay lista negra para usuarios en Xataka? Quiero decir, para que no me salgan los que ya he constatado que no me interesan… No, acabo de comprobar que no. Quizá fuese una buena idea implementarlo.

    • Buenos argumentos, Antonio. El tema de la detección de errores la veo incluso más rápida y eficiente por Twitter u otras redes sociales, pero podría tener un pase tener los comentarios para eso.

      También tienes razón en otra cosa de la que en realidad ya hablé. Hay ocasiones en las que los comentarios valen más que el propio artículo. Y por supuesto que hay gente que nos lee o que lee esto y que sabe mucho más que nosotros y que yo de muchísimos temas porque están especializados en ellos.

      El problema es que tener unos comentarios llenos de burradas hace que la conversación se vuelva tóxica y la gente con criterio, conocimientos y educación no quiera entrar en ella. Es como entrar en un bar a debatir sobre algo tranquilamente y encontrarse con gente dando gritos y con los ojos saliéndose de las órbitas. ¿Tú entrarías allí a tomarte ese café? Yo no.

      Como mucho -insisto, como mucho- separaría totalmente comentarios del medio con un foro de debate, algo que hacían en Ars Technica y que por ejemplo suelen hacer en The Verge. Asumes que esos foros van a ser el caos -o como mucho creas una estructura de moderadores si alguien se quiera apuntar- y que la gente vaya allí a comentar sobre lo que quiera.

      No sé tú, pero en mi casa yo no quiero dejarle a la gente la libertad de decir o no burradas. Como he dicho en el artículo, hay otros sitios para hacerlo, y si esos lectores no quieren entrar por no poder comentar -aunque puedan hacerlo por otros medios, insisto- me parece totalmente respetable. Si algún día monto un medio -mon dieu- lo más probable es que lo de comentar directamente esté vetado. Pero como he insistido a lo largo de todo el post, esta es solo mi postura personal como alguien que está en el otro lado.

      Gracias por el comentario, por cierto. Este es de los que valen la pena.

    • Vicent dice:

      Iba a responder otro tipo de post, pero lecturas de un comentario como este son de las que te hacen replantearte las cosas.

      Peazo comentario, si señor

  7. Sr.Polyphenol dice:

    El tema de los comentarios es delicado. En mi caso leo más que comento porque creo que poco puedo aportar y me parece que así aprendo algo más.
    Pero en algunos blogs, como en este, el ambiente que se respira es casi familiar y ya que uno no contribuye con conocimientos o aportación para la cenita mensual, casi se siente obligado a escribir de vez en cuando unas palabras solo para hacerle ver al autor que su esfuerzo es apreciado por alguien capaz de molestarse en escribir cuatro palabras mal juntadas.
    Y poco más porque hoy en día cualquiera se escandaliza de cualquier cosa y pone el grito en el cielo sin molestarse en dar el beneficio de la duda.
    Estamos rodeados de Justicieros deseosos de impartir SU justicia.
    Muy cansado para mi.

    Por otro lado, debería el autor de este blog estar orgulloso de esa capacidad de generar polémica sin pretenderlo tan apreciada por las TV que nos rodean.
    Cuando se canse de compartir sus conocimientos no dude en presentar credenciales para concursar en Gran Hermano o cualquiera de los múltiples debates políticos que nos acechan.

    Un saludo

    • 😉 Pues igual acabo en uno de esos programas, creo que con estas credenciales me ficharían seguro.

      Muy importante lo que dices de que los comentarios también sirven como apoyo al escritor. Ya hablé de esas palmaditas en la espalda que me animan mucho cuando escribo algo, y desde luego ver que hay X comentarios en un artículo y que hay un debate sano me alegra el día. Saludos Sr. Polyphenol.

  8. Antonio Bello dice:

    Javier, Daniel

    Estáis en vuestro derecho de pasar de los comentarios, pero creo que siempre es mejor tener la posibilidad de leerlos a que te impongan el que desaparezcan. Cada uno es muy libre de desechar la oportunidad de no leer la información más importante de un artículo por no invertir dos minutos (no se tarda más) en filtrar los comentarios buenos de entre los malos.

    Y ahora viene la pregunta maliciosa. ¿Por qué se plantea ahora la eliminación de los comentarios? ¿Acaso antes no había trolls o conversaciones estúpidas? ¿Acaso hace unos años día sí día también Eduardo Arcos no nos deleitaba con artículos alabando las virtudes del dospuntocerismo y su comunicación bidireccional, y de la participación en los medios de los lectores y las comunidades? ¿Qué es lo que realmente ha cambiado? ¿No será que lo que ha cambiado es el modelo económico que sustenta a estos medios? Porque está claro que el criterio que aplican para decidir no es el interés del lector. Porque el lector puede leer los comentarios si le place, y simplemente saltarlos si no. No le crea ningún perjuicio que estén ahí, pero si se lo crea el que no estén.

    Pero lo que si ha cambiado es el modelo económico, ha pasado de uno basado en la publicidad, en el que los comentarios aportaban visitas, a otro en el que hay que arreglárselas para que el lector pague por algo. Y ahí lo mismo conviene más la calidad que la cantidad.

    Lo que yo sospecho es que (como ya ha apuntado Javier) los medios quieren ahorrarse lo que gastaban en moderación, y ya de paso se ahorran también críticas de los lectores y de los patrocinadores en los post de publireportaje encubierto (también llamados post patrocinados).

    Pero por favor, que no nos intenten vender esta maniobra como un bien o un alivio para el lector, porque no lo es. Un blog, lo siento, no es ni un bar ni una casa, los comentarios que no aportan nada somos mayorcitos ya para ignorarlos sin más, pero creo que los que tengan la madurez necesaria tienen el derecho a decidir por si mismos lo que quieren leer y lo que les aporta o lo que no.

    Un saludo.

    • mk360 dice:

      Concuerdo en su gran parte. El caso es que no me parece en lo absoluto justo que por quienes actúan mal, incluso aunque sean una mayoría se le quite la posibilidad a quienes quieran hacerlo bien. El ejemplo de javi y la cafetería es claro… por supuesto, uno puede no querer entrar a una cafetería en que se estén tirando gritos a cada rato, pero ahí la principal diferencia, entre el querer entrar o no y el que simplemente alguien opte por no ofrecer café porque existe la posibilidad de que la gente se grite, o crear cafeterías con la conversación prohibida, no vaya a ser que comencemos a gritarnos.
      No creo que una razón válida sea que se espanta a los buenos comentaristas o lectores, porque esos, tal como hago yo, pueden optar por simplemente ignorar los comentarios y ahí está el punto, pueden optar… si quieren jugar en los comentarios tendrán los problemas conocidos, pero es distinto a que simplemente no se entregue la opción.

    • Uf, no sé si tienes o has tenido un blog Antonio, pero seguro que como yo has podido vivir la evolución de un medio que teóricamente iba a ser ideal para esa “conversación” entre autor y lectores. Eso sigue siendo cierto en blogs de pequeña escala como este, pero no lo es cuando la cosa escala.

      En Xataka -por poner el ejemplo que conozco de cerca- no se tarda dos minutos en filtrar comentarios buenos y malos, sobre todo porque el volumen de comentarios es sencillamente atroz y lo que yo puedo considerar ofensivo puede no serlo para otro editor o para quien está más arriba. La labor del moderador -si existiese, que no existe- es de jornada completa, no complementaria a lo que ya hace. Si yo tuviera que moderar escribiría probablemente la mitad o menos de lo que escribo, y tendría dos trabajos distintos a jornada partida. No sé si eso sería rentable -quizás un medio con mejores comentarios atrajera a más gente, pero también habría la mitad de contenido, qué chungo-, pero poca gente -o nadie- está dispuesto a hacer esa apuesta. Los negocios están para ganar pasta, y yo estoy hablando de medios como negocio, no de blogs como este. En cuanto a lo de

      El lector puede leer los comentarios si le place, y simplemente saltarlos si no. No le crea ningún perjuicio que estén ahí, pero si se lo crea el que no estén.

      Discrepo totalmente. Por supuesto que crea un perjuicio: el de que la imagen de mi medio es la de que no cuido los comentarios y de que la conversación allí no merece la pena y atrae a gente que diluye el objetivo de ese medio, que en primer lugar es ganar dinero (para qué engañarnos) y en segundo informar lo mejor posible.

      No conozco las razones reales de la decisión de Hipertextual, pero deduzco que son básicamente esas. No sé si estás confundiendo Hipertextual con un blog -para mí no lo es- pero hay una diferencia importante una vez pasas a otro nivel y tratas de cuidar tu contenido y a tu audiencia de la manera que mejor te parece. En cualquier caso puedes seguir “comentando” como digo en redes sociales u otros soportes paralelos, pero sea o no eso lo ideal para tí, en mi caso los pros de aparcar los comentarios superan con mucho a los contras. ¿Pagan justos por pecadores? Seguro. Es nuestra maldición. Por algo tenemos Telecinco ahí, vivita, coleando y triunfando. Argh.

      • Antonio Bello dice:

        Pues no es por ser pesado, pero me gustaría seguir puntualizando lo que dices.

        En primer lugar sí, para mi Hipertextual es un blog (con todo el tráfico que tu quieras) pero tiene la estructura de un blog: noticias que se presentan de una manera más o menos lineal, y con (hasta que los ventilaron) sus respectivos comentarios.

        Y en segundo lugar, en tu respuesta a mi frase que citas, no haces más que confirmar lo que digo. Dices textualmente: “Por supuesto que crea un perjuicio: el de que la imagen de mi medio es la de que no cuido los comentarios”. Efectivamente, tú estás pensando en tu medio, no en el lector de tu medio. A este último no se le crea perjuicio alguno, como vengo manteniendo, en todo caso se le crea un perjuicio a la imagen del medio.

        Y te aseguro que yo sí tardo en Xataka dos minutos (y menos) en filtrar el grano de la paja: en primer lugar, porque el tipo comentarista chorras no es que sea muy extenso en sus comentarios, en segundo porque cuando que uno ve burradas ortográficas por doquier tipo “hola ke tal” ya sabe que de ahí no va a salir nada bueno, y en tercero porque uno ya va conociendo a los usuarios y va directamente al que sabe que va a aportar algo. Eso me permite con una lectura en diagonal sacar los comentarios que me interesan incluso en post en los que estos casi llegan al centenar.

        Sigo pensando que en la decisión de eliminar los comentarios pesan más los intereses del medio que los del lector. Y tratando así a tus usuarios…¿cómo pretendes que luego paguen por lo que les ofreces?

      • Bueno, a mí es que la presentación no me identifica necesariamente lo que es un medio o un blog, da igual que tenga ese formato si luego tanto en cantidad como en calidad (aquí habrá de todo, pero la ambición está ahí) la diferencia con un blog es clara. Pero aún llamándolo blog, el debate es el mismo. Cuando llegas a cierta cantidad de usuarios la cantidad de comentarios se hace difícilmente sostenible.

        Cierto que se pueden revisar en diagonal, pero hacerlo con todos los posts lleva mucho tiempo y además hay que revisarlos con cada nuevo comentario que va apareciendo. Es una tarea pesada y farragosa que como digo acabaría quitando mucho tiempo para la función primordial para quienes escribimos, que es escribir :/

        De todos modos bien por tus apreciaciones Antonio, comparto esas impresiones en muchos apartados y el tema comentarios ha sido muy debatido en Incognitosis, pero soy sobre todo pragmático tras todo este tiempo. Me gusta tu última reflexión, lo de que si quitas opciones al final perjudicas al lector. ¿Pagarías por poder comentar? En ‘No leáis los comentarios‘ precisamente hablaba de cómo algunos medios planteaban ese posible debate. Incluso algunos hablaban de pagar a los comentaristas por los mejores comentarios, toma ya 😀 Una idea interesante, pero de nuevo implicaría estar muy encima de esa parte, algo que podría tener sentido en medios en los que efectivamente los lectores pagaran una suscripción. Yo esa vía, fíjate, sí la comparto. Abrir comentarios para el que paga. Se supone que si está apoquinando no será un trolaco. Y si lo es, fuera también, aunque pierdas esa pasta, claro.

        Interesante. Saludos y gracias por este debate. Una demostración de que los comentarios efectivamente merecen la pena. A veces.

  9. mk360 dice:

    Leí el artículo sobre los emuladores y me pareció notable, llegué al final y cambié de web sin revisar los comentarios. Felicitaciones por ese artículo, pero que quede constancia también de que pude optar por hacer lo uno o lo otro… jamás (para mi) la solución a los problemas podrá ser establecer barreras… aunque sin lugar a dudas entiendo que quienes ponen esfuerzo en eso quieran un feedback constructivo… nadie quiere que le estén tirando tomates todo el día.

  10. AnonimoX dice:

    en estos casos Javi envidio tu zen, yo que como he dicho otras veces me estoy convirtiendo en un BOFH (y cada vez mas, acabo de cortar el ftp a todos los programadores de la empresa ya nadie publica sin mi consentimiento JUAS JUAS JUAS) en tu caso me convertiria en BJFH (bastard journalist from hell)y banearia o modificaria a esos trolls para que se dieran cuenta que quien manda en mis ariculos SOY YO JUA JUA JUA JUA, lo siento me salio mi lado “maligno” JUAS JUAS JUAS JUAS.

  11. Vicent dice:

    Primero señalar que no he entendido muy bien tu concepto de vacaciones, Javi.
    Avisas que estarás un poco más desconectado, lo hago yo por mi parte también unos días, y me encuentro a la vuelta con 4-5 post en Incognitosis y ni se los artículos tuyos en Xataka, pero, o así me lo ha parecido a mí, parece que más activo que nunca. Lo dicho, curioso concepto vacacional el tuyo.
    También felicitarte por el artículo de Emuladores, me ha parecido muy bueno, y rspecto a los comentarios, cierto es que son insufribles en muchas ocasiones, y eso me hace estar cercano a tus tesis sobre los mismos, pero , de vez en cuando, aportan, y aportan mucho.
    En Xataka, en Hipertextual en su día, incluso en periódicos generalistas, o en Incognitosis. (Vale, aquí con más frecuencia, jeje).

  12. adanenrique dice:

    Javi, que tal.

    Estaría bien que propusieras en Weblogs SL, una función para silenciar comentarios/usuarios para no verlos de forma personal, así al menos se libra uno de unas presiones que lo ponen naranja.

    Y suscribo todo lo que has dicho. Cuando ví el artículo de los resultados de Microsoft, fue espantosa la toxicidad que había ya que todos estaban pariendo a diestra y siniestra a Windows Mobile y nada más que concentraban a ello.

    También se puede decir lo mismo cuando envían un correo a una lista de distribución. En mi casi que fue casi fin de año, muchos empleados subnormales estaban preguntado cómo podrían recoger sus ahorros, teniendo a recursos humanos tan cerca de sus narices.

    La gente es así, son casi imparables.

    • La estupidez humana, dicen, no tiene límites. Hay de todo, por supuesto, pero en los comentarios sale lo peor de lo peor a menudo, es una pena. Lo de silenciar a ciertos comentaristas se habló que yo sepa, pero no se han tomado decisiones al respecto. Hay incluso otras opciones curiosas, como la de camuflar los comentarios de los trolls: haces que los comentarios de esos trolacos se vean solo para ellos, pero no para los demás. Ellos creen que están publicados, pero el resto de la gente no los ve.

      Son todo soluciones curiosas, pero al final yo creo que lo que funciona es directamente cortar. En fin.

  13. Antonio Bello dice:

    Javier,

    Me vas a perdonar la insistencia, pero creo que sigues fundamentalmente pensando en el medio, y no en el lector. A ver, lo veo lógico, dedicándote como te dedicas a ello.

    ¿El lector tiene que pagar por un comentario cuando es él el que está generando un contenido? Lo que sugieres es que ese hipotético pago actue como un filtro para el medio, que de esa manera podría deshacerse de algún que otro “troll”. Es decir, el pago sigue beneficiando al medio y perjudicando al lector, que se vería obligado a pagar por algo que anteriormente percibía gratuitamente. Y esas marchas atrás no suelen llevar a nada bueno.

    Me parecería más lógico que fuera el medio el que pagara por esos contenidos, que al fin y al cabo son tiempo que los lectores invierten, y que al final es una información (del interés y la calidad que queramos) que acaban aportando. Pero vamos a dejarlo en tablas, y concluir en que el lector obtiene una información gratuita que se compensa con su aportación, y dejemos la cosa saldada por ambas partes (aunque como muchas veces se apunta, nada es gratis, y en este caso son las operadoras las que le pasan la factura a ese lector que se cree que está llevándose todo por la patilla, sin hablar de Googles y demás que ingresan por publicidad).

    En fin, lo vamos a ir dejando, creo que los dos hemos aportado nuestro punto de vista argumentando, que es de lo que se trata. No seré yo el que niegue que todo esto tiene muchos ángulos, de ahí que las “soluciones” no lleguen con facilidad.

    Un saludo, felices vacaciones.

    • No me refería a pagar por comentar, ahí me he expresado mal. Sería parte de los derechos de ser lector de pago: tendrás mucho más seguridad en que los comentarios valdrán la pena, pero ser lector “de pago” debería ser mucho más, claro. No ver publi, acceder a ciertos contenidos exclusivos o a los mismos, pero antes de tiempo… y, como digo, poder comentar para contribuir (si quieres). Y el que no quiera, pues que comente en un foro asociado al medio (Discourse?), en su blog, en redes sociales o en donde le apetezca. Esa sería mi idea.

      Tablas pues. Bien por el debate Antonio, felices vacaciones para ti también.

Comentarios cerrados