Tecnología

Ruido

Me llama hace un rato un amigo.

—Oye, que queríamos invitaros a venir a casa este sábado.

Me quedo un poco estupefacto. Espero unos instantes. Tras una pequeña pausa, mi amigo continúa hablando.

—Sí, bueno, ya sabes. Así podemos daros unos besos y abrazos. Queríamos hacer una fondue para comer.

Fiu, me digo. Sonrío y le sigo la broma.

—Y luego botellón. Calimochos en el mismo vaso de mini, litronas de Mahou a morro.

—Eso es. Justo —concluye él.

Luego, claro, empezamos a contarnos la situación. Hacía tiempo que no hablaba con él, pero con los amigos ocurre que eso da un poco igual. Al poco compartimos impresiones. Qué días tan difíciles, decimos los dos. Qué chungo todo, y lo que queda para mucha gente. Quienes llevamos teletrabajando tantos años (como este amigo y yo) llevamos esta reclusión con bastante soltura por ahora —veremos los niños, que son además un reto para la productividad—, pero supongo que para mucha gente esto es una situación difícil de sobrellevar. Por aquí, como por todos lados, parece haber dos bandos: los que creemos que esto es preocupante, y los que creen que no es para tanto.

Los datos, yo diría, nos dan la razón a los primeros, pero tal y como yo lo veo la inacción de los segundos —esto son vacaciones, vayamos de terracitas, de copas o al parque a que se junten los niños— no ayuda a la situación. Al menos eso es lo que parecen decir los datos.

Y ahí está uno de los problemas. Saber qué datos son buenos. A quién creer.

Lo comentaba también con mi madre ayer. Está en grupos de WhatsApp con amigas y lo habitual es que reciba una cantidad tal de desinformación que cualquiera podría acabar tarumba si hiciese caso. Le llegan mensajes de lo más curiosos desde hace tiempo, y aunque muchos son fácilmente identificables como fraudes o mentiras, otros no están tan claros. De cuando en cuando me comparte alguno, y yo asisto asombrado a las cosas que se difunden y que acaban siendo creídas por gente educada y formada como mi madre. Y le digo a ella que no se fíe. Que trate de contrastar esa información. Que se lo cuestione todo.

Con el coronavirus está pasando eso a niveles brutales. Hoy mismo aparecía un artículo muy curioso titulado ‘Why your government isn’t acting on the Corona/COVID-19 threat‘. Por qué tu gobierno no hace nada para contrarrestar el coronavirus, vaya. El tipo daba dos versiones de esa gráfica que se está haciendo tan famosa. Ya sabéis, la de aplanar la curva.

La primera, la que muchos conocemos. Hay una capacidad de asistencia sanitaria en cada país, así que en lugar de que mucha gente se infecte de repente y no puedan ser tratados todos, la idea es la de aplanar la curva: que los casos no crezcan tanto aunque la presencia de los contagios dure más tiempo. De ahí lo de recluir a la gente: ralentiza los contagios y hace la situación algo más asumible.

Exponential virus spread

Tiene sentido, desde luego. O eso parece. Pero luego está su versión de los hechos. Los ejes cambian.

Exponential virus spread - economic cost

De repente se añade una perspectiva conspiranoica muy loca. Los gobiernos no hacen nada, pero no por no colapsar la capacidad médica, sino por el coste en euros de esta pandemia. Si muere mucha gente rápido, el coste en euros es muy alto al principio, pero decrece rápidamente. Aplanando la curva el coste es notable durante demasiado tiempo. Así pues, mejor no hacer nada (o no hacer mucho), apunta la curva. Mejor dejar que la gente palme, que los hospitales se saturen y que todo siga funcionando en la sociedad. O sea, que vayas a trabajar, a estudiar o a la compra como siempre. Con que te laves un poco las manos, vale.

En Hacker News comentaban ese artículo con perspectivas curiosas. Se quejaban por ejemplo, de que la ni OMS ni las agencias gubernamentales hayan sido capaces de explicar cómo están evaluando la situación. Qué datos manejan, qué modelos, cuáles son sus predicciones. Toman las decisiones pero no explican demasiado el porqué. Fiaros de nosotros, hagamos lo que hagamos, parecen decirnos.

Y claro, nos fiamos. Cómo no vamos a hacerlo. Pero no hay datos Open Source. No hay una trazabilidad o un proyecto en GitHub que permita a cualquiera auditar esos datos y modelos con los que la OMS y los gobiernos toman decisiones. Que oye, para eso están los tipos allí. Los expertos, los gestores, los que teóricament están mejor preparados para esa toma de decisiones. La cosa es, ¿seguro que son esas decisiones las adecuadas? Sin conocer ese proceso de toma de decisiones, es imposible saberlo.

Y luego está cómo y quién da la información. Hay tantos datos por tantos lados —tenemos datos en demasía, que diría aquel— que uno no puede estar casi nunca seguro de cuáles son buenos y cuáles malos, cuáles reales (hasta qué punto) y cuáles inventados (y hasta qué punto también). Yo le digo a mi madre que acuda a medios de referencia, a periódicos conocidos, que aun teniendo sus intereses tienen mucho que perder si meten la pata en algo como esto. Pueden tratar de aprovechar esos datos para influir en la opinión pública de una forma u otra, pero con cosas como esta diría que tienen mucho cuidado de hacerlo.

Pero en Twitter, en WhatsApp, en redes sociales y en medios menos conocidos la cosa es tremenda. Me decía el otro día un lector que igual yo no debería añadir ruido a la conversación, pero ¿cómo no hacerlo? ¿Quedarse callado ayuda? ¿No preguntar y tratar de buscar respuestas por los canales a tu disposición no ayuda?

Y luego, eso. Los Google, Facebook y Twitter de turno tampoco ayudan tanto como uno pensaría. En Google son capaces de darte los resultados y estadísticas del partido de la NBA de turno en tiempo real (bueno, ahora que se ha suspendido no), pero no son capaces de ofrecer un panel decente más allá de algunas noticias destacadas y unos enlaces a la OMS. Facebook y Twitter te bombardean con noticias relacionadas con el coronavirus que publica la gente a la que sigues o con la que tienes contacto, pero eso no significa que esa información sea necesariamente veraz. Y como tú eliges seguir a esa gente, probablemente te fíes de lo que dicen aunque en realidad a ellos les haya llegado por otra vía de la que quizás no te fías. Es imposible controlar esa carga de información, así que a saber de qué fiarse y de qué no.

Ahora bien, siempre puedes ir a lo básico. A la web coronavirus.com —que resulta que redirige a la OMS— a intentar enterarse de cómo está la cosa, qué tienes que hacer y qué no. Dejarte de tanto Twitter, tanto WhatsApp y tanto Facebook e ir a lo básico.

Pero claro, entonces se pierde uno el ruido. Da igual que sea bueno o malo. Se lo pierde.

El fantástico, maravilloso y adictivo ruido.

Y eso sí que no. A ver qué voy a hacer en Twitter, WhatsApp o Facebook si no. Qué compartir sin ese ruido.

Que viva el ruido.

¿No?


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • Motorola One Zoom: 6,39?, Snapdragon 675, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (48+8+16+5), telefoto 3x, 4000 mAh, está a 269 euros en Amazon (baja de 429).
  • Sony WH-CH700AL: unos auriculares inalámbricos con conexión Bluetooth y NFC, hasta 35 de autonomía, cancelación de ruido AINC, perfiles de sonido A2DP y AVRCP. Están a 76 euros en Amazon (bajan de 180).
  • Lenovo L27i: un monitor de 27 pulgadas Full HD, tiempo de respuesta de 4 ms, hasta 75 Hz de frecuencia de refresco, conectores HDMI y VGA, está a 139,98 euros en Amazon (baja de 199).
  • Pendrive Verbatim 256 GB: una llave de memoria USB con una capacidad espectacular de 256 GB, aunque la conexión es USB 1.1, así que las velocidades son lentitas. Pero oye, por 27,90 euros puede compensar.
  • Juegos PS4: Tekken 7 a 19,95 euros en Amazon (baja de 69,99). Call of Duty: Black Ops III a 15,90 euros. Red Dead Redemption II a 29,90 euros (baja de 69,99). Resident Evil 2 a 19,50 euros (baja de 59,99).
  • Microsoft Wireless Desktop 3050: un conjunto de ratón y teclado inalámbricos. Teclado con controles multimedia, ratón con tecnología BlueTrack. Está a 39,99 euros en Amazon (baja de 64,90).
  • WD My Book 10 TB: un disco duro externo de 3,5 pulgadas con una capacidad brutal de 10 TB y conexión USB 3.0. Está a 177,89 euros en Amazon (baja de 256,99).
  • Xiaomi Redmi Note 8 Pro: con 6,53?, un Helio G90T, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (64+8+2+2), 4.500 mAh de batería, está a 199 euros en Amazon.
  • Apple iPhone 8 64 GB (reacondicionado): atentos a este modelo, que según Amazon está como nuevo y «funciona como tal», nada menos que 64 GB de capacidad, 4,7 pulgadas, cámara de 12 Mpíxeles, TouchID, resistencia al agua IP67. Está a 309 euros en Amazon.
  • Nintendo Switch Lite + Animal Crossing + Kirby Clash: la consola portátil de Nintendo con el juego Animal Crossing baja de precio: está a 256,4 euros en eBay con el código PDESCUENTO5. Si queréis la consola tal cual sin juegos, está a 199,99 euros en Amazon.
  • Apple AirPods 2: con el estuche de carga normal, no el inalámbrico, pero estupendos según sus propietarios. Están a 139,98 euros en Amazon.
  • Samsung 55RU7105: una Smart TV de 55 pulgadas (modelo 2019) con resolución 4K UHD, soporte HDR10+, procesador 4K, mando One Remote, soporta Apple TV, Alexa, está a 379 euros en eBay con el código PDESCUENTO5.
  • Xiaomi Mi True Wireless TWS: los auriculares inalámbricos de Xiaomi con Bluetooth 5.0, micrófono integrado, control táctil, hasta 4 horas de autonomía, 12 con el estuche de carga. Están a 20,84 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 10: 6,67?, Snapdragon 865, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (108+13+2+2 MP), 4.780 mAh, 5G. Pack promocional con Mi Band 3 y Mi True Wireless Earphone 2. Está a 699 euros en Amazon (descuenta 100 € al tramitar pedido).
  • Pinball FX3: si os gustan los pinballs atentos a este juego que incluye ediciones varias como las de Star Wars, Aliens o Marvel. Está gratis en Steam, ¡mola!
  • Cubot R15: un smartphone modesto pero pintón. 6,26?, MediaTek Helio A22 quad-core, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara dual 16+2 MP, 3.000 mAh, está a 85 euros en Amazon con el código Q4679ZCJ (baja de 99,99).
  • Huawei Watch GT 2 Sport: un smartwatch con caja de 42 mm con GPS, pantalla AMOLED 1,2?, GPS, 15 modos deportivos, monitorización cardíaca y de sueño, hasta una semana de autonomía. Está a 159 euros en Amazon (baja de 239).
  • TD Systems K55DLJ10US: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10, sonido Dolby Digital Plus, y basada en Android 9.0. Está a 319 euros en eBay.
  • Humble Bundle Conquer Covid-19: un pack espectacular de juegos y libros que tendrían un valor total de 1.071 dólares y que puedes conseguir por 28 euros. El 100% de los ingresos van a organizaciones de caridad.
  • Xbox One X + Forza Horizon 4 + Lego Speed Champions: la consola más potente de Microsoft vuelve a precios locos. Incluye el juego de Star Wars, un mando, unidad Blu-ray y 1 TB de capacidad. Está a 294,25 euros en Amazon (baja de 499).
  • Xbox Game Pass Ultimate: esta oferta te permite obtener 6 meses de este servicio de suscripción para juegos de Xbox One y Windows 10 al precio de lo que te costarían 3 meses. Doble de diversión al mismo precio! Está a 38,99 euros en Amazon (baja de 77,97).
  • SSD Crucial BX500 960 GB: una unidad de estado sólido SATA de 2,5 pulgadas con una capacidad de 960 GB, casi 1 TB, y velocidades de hasta 560 MB/s. Está a 101,99 euros en Amazon (baja de 110).
  • Amazon Music Unlimited: vuelve la oferta de tres meses gratis de este servicio que compite con Spotify. Solo para nuevos clientes, luego 9,99 euros/mes.
  • Xiaomi Mi M365: el ya célebre patinete eléctrico de Xiaomi con autonomía de 30 km, velocidad de 25 km/h, plegable, está a 279,65 euros en eBay con el código PARAXIAOMI.
  • TCL Plex: un smartphone de 6,53?, Snapdragon 675, 6 GB de RAM, 12 8 GB de capacidad (ampliables), cámara triple de 48+16+2 MP, 3.820 mAh, conector auriculares (!). Está a 219 euros en Amazon (baja de 279).
  • Realme 6: súper nuevo, 6,5?, Helio G90T, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2 MP), 4.300 mAh de batería, lector de huella en el lateral, está a 192 euros en AliExpress Plaza con el código ALIVERSARIO27
  • Cargador AUKEY USB-C: con Power Delivery 3.0, potencia de 36W, dos puertos USB-C para cargar móviles o tabletas a toda pastilla. Está a 25,99 euros en Amazon (baja de 38,99).
  • Televisor TD Systems K58DLK10US: una Smart TV de 58 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10, sonido Dolby Digital+, WiFi, sistema operativo Android 9.0. Está a 319 euros en AliExpress (baja de 359).
  • TCL 55DP602: una Smart TV de 50? con resolución 4K UHD, soporte HDR, sonido Dolby Digital Plus, está a 357,45 euros en Amazon. Brutal.
  • Xiaomi Redmi Note 8: 6,53?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Está a 155,42 euros en Amazon.
  • Apple iPhone 11 64 GB: 6,1 pulgadas de pantalla Retina, Apple A13 Bionic, Face ID, cámara dual de 12 +12 Mpíxeles, carga inalámbrica, resistencia IP68, carga rápida, Dolby Atmos. Está a 789 euros en Amazon.
  • Amazon Kindle: el lector de libros electrónicos de Amazon ya cuenta en su versión básica con luz frontal integrada, así que puedes leer en la cama sin lámparas. 6 pulgadas 167 ppp, 4 GB de capacidad, está a 64,99 euros en Amazon (baja de 89,99). El Paperwhite resistente al agua está a 99,99 euros (baja de 129,99).
  • Monument Valley 2: un juego visualmente precioso con una mecánica de puzzles espectacular. Está gratis para Android en Google Play y también gratis para iOS en la App Store.
  • Oppo Reno 2: 6,55?, Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+13+8+2), lector de huella bajo pantalla, 4.000 mAh, cámara frontal «aleta tiburón». Muy curioso , está a 449 euros en Amazon (baja de 499).
  • ASUS ZenBook 14: un portátil de 14? FullHD con un Ryzen 7 3700U, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD, una Radeon RX Vega 10, sistema operativo Endless OS, teclado español, lector de huella. Está a 649 euros en Amazon.
  • WD Black P10 5TB: una unidad de 5 TB de capacidad perfecta para consola o PC, capacidad estupenda, conexión USB 3.0, tasas de transferencia notables, está a 119,99 euros en Amazon (baja de 140,49).
  • Seagate Expansion 8 TB: otra unidad aún con mayor capacidad, 8 TB (uauh!) con interfaz USB 3.0 (compatible USB 2.0), 3,5 pulgadas y un precio muy bueno (no tanto como el anterior), 139,99 euros en Amazon.
  • HiSense H50AEE6400: una Smart TV de 50? con resolución 4K UHD, soporte HDR, plataforma VIDAA U, modo deporte, está a 349,99 euros en Amazon.
  • Sharp LC-55UI8762ES: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR+, Smart Aquos Net+, 3 x HDMI, 2 x USB, altavoces Harman Kardon, está a 389,99 euros en Amazon (baja de 799,99).
  • Lenovo IdeaPad C340-14API: un portátil convertible en tablet muy majo de 14? Full HD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10 y teclado en español por 599,99 euros en Amazon.
  • ASUS ZenBook UM431DA-AM003: un portátil de 14? Full HD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, teclado en español, está a 549 euros en Amazon.
  • Humble Bundle Just Drive: un pack de juegos de conducción para quienes quieran disfrutar al volante «virtual». Asetto Corsa, Dirt 4 y Project Cars 2 entre otros por 12 euros en Humble Bundle. Brutal
  • Humble Bundle Stardock: esta empresa lleva años haciendo programas fantásticos de personalización y productividad de Windows 10. Por 13,50 euros tendrás el pack completo, incluidos Windows Blinds, Fences (escritorios virtuales) o Multiplicity (KVM software).
  • Acer Aspire 3: un portátil muy modesto pero curioso, 15,6? FullHD, Core i3-6006U, 4 GB de RAM, 128 GB de SSD, Linux preinstalado, teclado español, está a 249,99 euros en Amazon, buena opción como portátil de batalla o para niños.
  • AMD Ryzen 2600X: si estáis actualizando vuestro PC o vais a montaros uno nuevo atentos a este micro de 8 núcleos y 16 hilos de ejecución, preparado para overclocking, 95W de TDP, hasta 4,25 GHz. Está a 132,90 euros en Amazon (baja de 215).
  • Xiaomi Mi 9T: 6,39? AMOLED, Snapdragon 730, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+13), cámara frontal retráctil (20 MP), lector de huella bajo pantalla, 4000 mAh. La versión de 64 GB está a 259,99 euros en Amazon (baja de 329).
  • Aspiradora Philips Speedpro: formato escoba, se puede usar como aspiradora vertical o aspiradora de mano, en ambos casos sin cable. Cepillo con succión de 180º, tecnología PowerCyclone 7, hasta 800 l/min de velocidad del aire, está a 149,99 euros en Amazon (baja de 289)
  • Amazon Prime Estudiantes: la suscripción a Amazon Prime está a solo 18 euros al año (60 para usuarios normales) con un periodo gratuito de 90 días de prueba. Ya sabéis, con ella tenéis entrega rápida gratis, prime video y prime music.
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, buena opción recién salida del horno. Está a 172,40 euros en Amazon.
  • HiSense H65A6500: una Smart TV enorme de 65 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR, con la plataforma VIDAA U, modo deportes, WiFi, Precision Color, está a 579,99 euros en Amazon.
  • Intel NUC: un miniPC potente y curiosón. Con un Core i5-7260U, 8 GB de RAM, 240 GB de SSD2, Windows 10, está a 525 euros en Amazon. Buen equipo de trabajo o incluso de salón.
  • Acer Aspire 3 A315-54K: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-10210U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, con salida HDMI, RJ45, USB 3.1, lector de tarjetas, está a 499 euros en PcComponentes (en Amazon 708 euros).
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 99 euros en Amazon (en PcComp 147).
  • ASUS TUF Gaming FX505DV: un portátil gaming con pantalla de 15,6? Full HD a 120 Hz, Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM, 512 GB SSD, GeForce RTX 2060 (uauh), sin SO, teclado retroiluminado en español. En eBay está a 999 euros, rebaja brutal.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 comentarios en “Ruido

  1. Jher dice:

    Entiendo que es opinión y que todos tenemos derecho a darla. Faltaría más! Peroo… El que ha promulgado esa teoría conspiranoica no es un experto en Salud Pública. No es médico. No es economista. Es… desarrollador web. ¿Debemos en una crisis de salud pública ponernos a discutir teorías conspiranoicas? No lo tengo claro. Yo creo que la discusión debe centrarse en la prevención y en cómo dotar de medios adecuados al Sistema Nacional de Salud. Cuando pase todo esto, ya nos ponemos a discutir de lo que quieras. De momento, este post y el que se enlaza sólo añaden… Ruido. Un abrazo Javi de un lector empedernido tuyo. Cuidate mucho!

  2. Lambda dice:

    Si la cosa se tornara tan grave como en China, ya diría yo que el trancazo desde el Gobierno sería de aúpa. Desde el Gobierno supongo que todavía se confía en las Autonomías y su capacidad de cooperar entre sí, en caso de una crisis sanitaria. Eso, y que por alguna razón, parecen no esperar algo tan bestia como en Italia, aún.

    De momento, sólo tenemos ruido en las redes sociales, la tibia información oficial desde el Gobierno y los «mass media» añadiendo gasolina al fuego del ruido. Si la cosa fuese gravísima para el estado de la Nación, yo creo que el cerrojazo al «ruido» sería rápido y «silencioso».

    De momento, desde mi perspectiva, sólo queda ver como evolucionan los próximos meses y qué tal aguanta nuestro SNS el golpe (lo que llamaríamos el «pico» de la enfermedad). Está el tema económico, pero ahí ya dejo de hacer conjeturas…

    Saludos desde las Afortunadas…

    • Pakillo dice:

      Es gravísimo, no tengas duda.
      Muy pocas PYMES pueden sobrevivir siquiera a un mes sin ventas. En dos meses no sé si quedaría alguna.
      Cuando publicaste tu respuesta el IBEX ya había cerrado con la mayor caída de su historia (-14%).
      Telefónica o Santander están a precio de OPA…

    • Como dice Pakillo, en temas económicos las consecuencisa son brutales. Mucha gente va justita y casi a crédito para seguir funcionando. Es terrible. No sabía que vivías por allí Lambda, que sepas que yo soy medio chicharrero (por mi madre, aunque voy muy poco) 😉

  3. Trufeitor dice:

    Mira, mi mujer es sanitario en la pública, así que tengo información de primera mano. No soy amigo de conspiranoias y creo, y el ejemplo italiano apoya mis impresiones, que los gobiernos han intentado nadar y guardar la ropa, es decir, sabiendo el tremendo impacto que iba a tener esto en la economía han hecho lo posible por mantener la normalidad económica sin colapsar el sistema de salud. Por desgracia ya está claro que eso no es posible y eso ha provocado que las medidas lleguen en muchos casos tarde, pero como te decía, ahí está Italia, que ante la evidencia ha cerrado todo lo prescindible y tiene a la policía en la calle parando a cualquiera que no tenga autorización para estar fuera de su casa. Si las muertes dieran igual la reacción hubiera sido otra.

    En España se han cometido errores e imprudencias: el día 8 ya se tenía que haber cerrado todo, incluyendo eventos deportivos y la manifestación de marras, y hasta entonces se ha pensado en clave política, porque parece que era más importante la foto de morado que la crisis sanitaria. Esto es grave y es un problema, pero de ahí a decir que se quieren provocar muertes a sabiendas hay un gran salto.

    En el polo opuesto tenemos a UK, cuyo presidente ya ha dicho que hay que estar preparado para asumir bajas porque no van a parar el país, pero bueno, que los promotores del Brexit destacan por su inteligencia, empatía y humanidad es algo que ya sabíamos.

    Y para los que quieran ejercer la responsabilidad individual, que espero que seamos mayoría, las recomendaciones ya sabidas: higiene y restricción extrema de las salidas y la socialización, cada uno en la medida de sus posibilidades.