Tecnología

291 horas en un vagón

·

Esas son las horas que tendría que pasar este 2020 en un vagón de metro. Uno que me llevase y me trajese de puerta a puerta y que me permitiese acudir a mi lugar de trabajo a diario. El caso, claro, es que no voy a tener que pasar por eso. La razón es simple.

Teletrabajo.

Puede que haya dicho alguna vez que no soy hater o fanboy de casi nada. Pues bien: me declaro fanboy absoluto del teletrabajo. He hablado alguna vez del tema e incluso escribí mi particular oda al teletrabajo. Hay ciertamente desventajas, pero en mi caso creo que las ventajas son mucho, mucho más importantes.

De entre todas ellas, claro, está la del tiempo que ganas teletrabajando. En Madrid, decían hoy medios como el ABC o El País, nos pasamos de media 69 minutos al día en desplazarnos. Bueno, se pasan otros, porque yo, insisto, teletrabajo.

Un cálculo rápido permite saber cuánto tiempo me ahorro gracias a esa faceta. En 2020 hay 253 días laborables, y multiplicando por 69 minutos al día salen 290,95 horas invertidas en esos desplazamientos que yo tendría que hacer de tener que ir a una oficina día sí, día también. Evidentemente habrá gente que se pase más de esos 69 minutos en un vagón de metro, coche, autobús, bici, patinete o combinación de todos ellos al día. También los habrá que pasen menos minutos desplazándose.

Mi percepción es que la gente pasa bastante más tiempo para ir de un lado a otro. Una hora de ida y una de vuelta es bastante normal por aquí, pero claro, como sabéis vivo en un miniresort burgués y eso me aleja un poco más del mundanal ruido (y las mundanales oficinas). Aún así la media me parece coherente, como también las críticas que por ahí hacían de esos datos: resulta que quienes gobiernan en Madrid, que tenían como objetivo desde hace años que cogiéramos menos el coche y más el transporte público, han fracasado estrepitosamente. Usamos menos ese transporte público (un 8%), no más.

Este chico lo explica muy bien tanto en ese hilo de Twitter como en este otro del año pasado, y es una pequeña tragedia que yo diría que afecta más o menos a cualquier gran ciudad de nuestro planeta. Es lógico, claro: cada vez son más grandes y con más gente, y toda esa gente quiere llegar al trabajo a su hora. La solución también es fácil: alquílate algo y vete a otra ciudad más pequeña a trabajar. O a un pueblecito, ya puestos. Pero claro, el trabajo está donde está. Por alguna razón, se acaba concentrando para contribuir a un trágico círculo vicioso.

Aquí vendría el discurso lógico: el teletrabajo es el futuro. Para mí lo es. Al menos es parte clara del futuro, porque aunque no todos los trabajos pueden adaptarse al teletrabajo, sí que hay muchísimos que podrían hacerlo. Muchos más de los que admiten los defensores del presentismo y la trágica costumbre española de calentar el asiento. He sufrido esa situación en alguna etapa en redacciones —contaban las horas que estuvieras sentado, no lo que produjeses ni la calidad de tu trabajo— y es algo que afortunadamente parece estar desapareciendo. Es como si esa obtusa forma de pensar perteneciera más a una generación de jefes y gestores que gracias al cielo están desapareciendo.

Lo he dicho mil veces y lo diré una vez más: no importa dónde o cuándo produzcas. Si yo fuera jefe, lo tendría claro. Les diría a mis pupilos y pupilas lo que tengo grabado a fuego en mí mismo. «Mientras cumplas objetivos, me la refanfinfla dónde y cuándo los cumplas«. ¿Que te quieres ir a esquiar por las mañanas y trabajar por las tardes? Ea. ¿Que eres de horarios de oficina y prefieres jornada intensiva para cuidar a tus peques después? Ole. Tú cumple. Lo demás, insisto, me da igual. No en todos los casos es posible esa flexibilidad, insisto, pero sí en muchos.

No suelo ya pensar mucho en lo fantástico que es no tener que perder una hora de ida y una de vuelta en ir a una oficina. Lo hago solo cuando me encuentro con algún vecino en la puerta del cole, tras dejar a los niños. Cuando llueve y empiezan los pitidos por los coches en doble fila. Cuando la cola de coches para enfilar la salida del miniresort es preocupante. Cuando me doy cuenta de que esos pobres desgraciados —que oye, probablemente ganen bastante más pasta que yo en muchos casos (o no, yo cobro 30.000 euros más solo por teletrabajar)— se van a pasar un viaje de ida y otro de vuelta bastante infernal. Aunque sea escuchando la radio o un podcast en el coche. Aunque sea leyendo un libro en el metro. Aunque sea jugando en el móvil.

Estoy bastante seguro de que casi todos ellos preferirían no tener que hacer ese trayecto si pudieran. Preferirían escuchar la radio o un podcast, leer un libro o jugar al móvil en otros momentos. O quizás no, oye.

Lo que sé es que yo, desde luego, no envidio a ninguno de los que este 2020 se van a pasar 291 horas en un vagón.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas —la mayoría (si no todos) de los enlaces son afiliados— casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • Poco F2 Pro 5G: el cholloteléfono. 6,67 pulgadas, Snapdragon 865, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (64+5+13+2 MP), 4.700 mAh, toma de auriculares, NFC, carga rápida 33 W. Está a 459 euros en Amazon (baja de 475). Otra opción, está a 430,36 euros en GearBest.
  • LG OLED55B9SLA: una Smart TV de 55 pulgadas con panel OLED brutal (de ahí el precio), resolución 4K UHD, soporte HDR total (todos los modos), sonido Dolby Atmos, HDMI 2.1, G-SYNC, está a 1.099 euros en PcComponentes (en Amazon 1265).
  • Lenovo Smart Clock: un reloj despertador inteligente con pantalla táctil de 4 pulgadas (800×480), soporte de Google Assistant, está a 37,99 euros en PcComponentes (baja de 89,99).
  • Millenium 49: un gigantesco monitor curvo de 49 pulgadas Ultra Panorámico con formato 32:9, resolución 3840×1080, tasa de refresco de 144 Hz y tiempo de respuesta de 1 ms, está a 699,99 euros en PcComponentes (baja de 899,99).
  • ASUS TUF Gaming FX505DV: un portátil muy potente de 15,6? Full HD con un Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM, 1 TB de SSD y una espectacular NVIDIA GeForce RTX 2060. Está a 899 euros en PcComponentes (baja de 1.199).
  • Apple AirPods: los auriculares inalámbricos de referencia están algo rebajadas. Control táctil y por voz, estuche de carga (no inalámbrico), compatibles con iOS y Android. Están a 119 euros en AliExpress con el código PIDE10. Otra opción, están a 124,99 euros en eBay.
  • LG 43UM7450PLA: una Smart TV de 43 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10 y HLG, sonido DTS Virtual X, está a 299,99 euros en PcComponentes (baja de 409 euros).
  • HP Pavilion Gaming 15: atentos a este portátil de 15,6? con un AMD Ryzen 5 4600H, 8 GB de RAM, 512 GB de cacacidad y una GTX 1650 para jugar con alegría. Está fantástico a 599 euros en PcComponentes (baja de 749).
  • Samsung A31: 6,4 pulgadas, Helio P65, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara quad (48+8+5+5 MP), impresionantes 5.000 mAh de batería, lo mejor de este móvil modesto y súper duradero. Está a 229 euros en AliExpress Plaza con el código CHOLLOA31.
  • Samsung Crystal 50TU7105: una Smart TV de 50 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10+, soporte de asistentes de voz, mando One Remote, está a 389 euros en Amazon (baja de 532).
  • Auriculares Razer Kraken X: unos auriculares gaming ligeros (250 g) con almohadillas viscoelásticas, micrófono flexible y plegable, controles de audio cómodos, están a 39,99 euros en PcComponentes (bajan de 59,90)
  • Alfombrilla Mars Gaming MMPRGB2: una alfombrilla gigante y con retroiluminación RGB en los bordes para dar un acabado más espectacular, mide 800×300 mm, incluye hub USB 2.0 para tus dispositivos, está a 14,99 euros en PcComponentes (baja de 19,90).
  • Xiaomi Mi TV 4S: Smart TV de 55 pulgadas pulgadas, resolución 4K UHD, soporte HDR, Motion Smooth y calidad de sonido DTS-HD y Dolby Audio, plataforma Android TV 9, está a 389 euros en PcComponentes (baja de 449).
  • WebcamLogitech Brio: esta webcam es de alta calidad para usuarios exigentes, twitchters o youtubers. Grabación y streaming en 4K@30 FPS (1080p@60), HDR, Windows Hello, combinación de fondo, zoom digital 5X, está a 199 euros en PcComponentes (baja de 329).
  • Lenovo L24e: un monitor de 24 pulgadas con resolución FullHD, 6 ms de tiempo de respuesta, VGA + HDMI, muy barato, se me ocurre que con dos puedes crear un espacio multimonitor muy guapo. Está a 89,99 euros en Amazon (baja de 139,99).
  • Pendrive USB SanDisk Ultra Flair 64 GB: una memoria USB 3.0 con una capacidad estupenda de 64 GB y hasta 150 MB/s de transferencia, está a 10,99 euros en Amazon (baja de 15,99).
  • LG 27MP59G-P: un monitor de 27 pulgadas con resolución Full HD, 75 Hz de tasa de refresco, HDMI, DisplayPort y VGA, 1 ms de tiempo de respuesta, está a 139,99 euros en Amazon (baja de 159,99).
  • MicroSD SanDisk Extreme 128 GB: una tarjeta microSD para ampliar la memoria de vuestro móvil ahora que en vacaciones se sacan muchas más fotos y vídeos. 128 GB de capacidad, hasta 160 MB/s (sin problemas para vídeos 4K o ráfagas), incluye adaptador SD está a 20,77 euros en Amazon (baja de 46,99).
  • Corsair Vengeance RGP Pro 16 GB (2 x 8 GB): dos módulos de memoria DDR4 a 3200 MHz de 8 GB cada uno para un total de 16 Gb, soporta overclocking, retroiluminación RGB para PCs molones, está a solo 89,99 euros en Amazon (baja de 124,94).
  • Philips 58PUS6504: una Smart TV de 58 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10+ y Dolby Vision, sonido Dolby Atmos, está a 389,99 euros en PcComponentes (baja de 429,99).
  • MSI GeForce RTX 2060 Ventus XS OC 6 GB: una gráfica espectacular y muy potente para jugar a 1080p e incluso 1440p con todas las garantías, está a 309,90 euros en PcComponentes (baja de 359,90).
  • Pack de 8 pilas recargables AA: pilas de alta capacidad (2800 mAh) de Ni-MH para todo tipo de dispositivos electrónicos, están a 13,59 euros en Amazon (bajan de 21,49).
  • Xiaomi RedmiBook 16: portátil de 16,1? Full HD con un AMD Ryzen 5 4500U (brutal), 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, batería de 46 Whr, está a 647,35 euros en Banggood. Alucinante. La versión con el Ryzen 7-4700U, más potente, está a 691,67 euros en Banggood con el código BGXMIVP9 (Quitad el seguro de envío en ambos).
  • Auriculares UGreen HiTune aptX: unos auriculares inalámbricos Bluetooth 5.0 con soporte para el códec aptX que mejora calidad de sonido y latencia, hasta 9 horas de autonomía (27 con estuche), certificación IPX5, control táctil, micrófonos MEMS, están a 29 euros en AliExpress con el código HITUNEAPTX29 (bajan de 55).
  • Amazon Music Unlimited: vuelve la oferta de tres meses gratis de este servicio que compite con Spotify. Solo para nuevos clientes, luego 9,99 euros/mes.
  • Acer Aspire 3: un súper ventas. 15,6? FullHD, AMD Ryzen 3500U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, teclado español, está a 399 euros en Amazon.
  • Samsung 65RU7405: una Smart TV alucinante de 65?, modelo de 2019, resolución 4K UHD, soporte HDR1’+, One Remote Control, soporte Apple TV y Alexa, está a 649 euros en Amazon.
  • Urbanista Tokyo: auriculares inalámbricos de esta prestigiosa marca, estuche recargable, calidad de audio notable, diseño compacto, soporta Siri y Google Now, botón multifunción certificación IPX4. Están a 20 euros en Amazon (bajan de 28).
  • Huawei Matebook D15: un portátil de 15,6? FullHD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD, Windows 10, teclado en español, huella dactilar, está a 569,59,21 euros en Amazon (baja de 699,99), descuento automático al tramitar pedido.
  • Xiaomi Dreame V9: aspirador inalámbrico, la «Dyson V8 china», la llaman. Motor sin escobillas de 400 W, succión de 20.000 Pa, batería de 60 minutos, desmontable para usar también en coche, sofás, etc. Está a 167,20 euros en Amazon (baja de 209 euros).
  • Bose QuietComfort 35 II: auriculares inalámbricos con cancelación de ruido (tres niveles), soporte de Alexa, hasta 20 horas de autonomía, están a 225 euros en Amazon (baja de 379,95).
  • Monitor HP 32S: a mí 32 pulgadas me parecen demasiadas para la resolución 1080p, pero si tienes este monitoraco lejos igual es buena alternativa. Está a 169,15 euros en Amazon. Súper chollo
  • NVISEN Y-GX101: atentos a este potentísimo miniPC con un Intel Core i9-8950HK (6 núcleos), 16 GB de RAM, 512 GB de SSD y una GTX 1650 para jugar. Brutal por 581,70 euros en Banggood con el cupón BGJPmn7014 (en Amazon 974 euros, uauh).
  • Motorola Moto E6 Plus: 6,1?, Helio P22, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual (13+2 MP), lector de huella trasero, 3.000 mAh, modesto pero solvente, perfecto para adolescentes. Está a 119 euros en Amazon (baja de 159 euros).
  • HP 27m: un monitor LED de 27 pulgadas con resolución Full HD, 5 ms de tiempo de respuesta, conectores HDMI y VGA, formato 16:9, está a 126,65 euros en Amazon.
  • Xiaomi Redmi Note 9: 6,53?, un Helio G85, 3 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (48+8+2+2 MP) y 5.020 mAh maravillosos. Está a 145,80 euros en eBay con el cupón PQ32020.
  • Memoria USB PNY 128 GB: un pendrive de 128 GB de capacidad con conexión USB 3.1, 10 veces más rápida que los pendrive USB 2.0, está a 10,79 euros en Amazon (baja de 25,70).
  • Amazon Echo Spot: el reloj despertador con pantalla de 5,5 pulgadas, soporte Alexa, puedes poner vídeos, música o fotos además de los Skills de Alexa. Botón para activar/desactivar micrófono y cámara. Está a 89,99 euros en Amazon (baja de 129,99)
  • Xiaomi Redmi Note 9: 6,53?, un Helio G85, 3 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (48+8+2+2 MP) y 5.020 mAh maravillosos. Está a 164,98 euros en Amazon.
  • Samsung 65RU8005: una Smart TV de 65 pulgadas gloriosas con 4K, UHD, HDR 10+, One Remote Control, soporte Alexa, Ultra Dimming, está a 729,99 euros en Amazon (baja de 1.338,99).
  • ASUS ROG Strix Radeon RX 570 OC Gaming 8 GB: una tarjeta gráfica estupenda a buen precio, perfecta para jugar a 1080p sin compromisos, está a 149,94 euros en PcComponentes (baja de 199,90).
  • Seagate Expansion Desktop: un disco duro externo de 3,5 pulgadas con nada menos que 6 TB de capacidad, conexión USB 3.0, está a 119,99 euros en Amazon (baja de 169,99).
  • Xiaomi Mi Note 10: 6,47?, Snapdragon 730G, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (no ampliables), cámara penta (108+12+8+20+2 MP), 5.260 mAh, armado hasta los dientes. Está a 386,99 euros en eBay con el cupón PJUNIO10 (baja de 429,99)
  • Portátil Medion S6445: un ultraportátil de 15,6 pulgadas FullHD con un Core i3-8265U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, Windows 10, teclado español, está a 479,99 euros en Amazon.
  • Honor Magic Watch 2: un smartwatch con caja de 46 mm, hasta 14 días de autonomía, 4 GB de memoria interna, GPS integrado, pantalla siempre encedida, esferas personalizadas, 15 modos de entrenamiento (natación incluida), monitoriza frecuencia cardiaca, control de música, está a 129,99 euros en Honor.
  • Huawei Watch GT 2e: el nuevo modelo de este reloj inteligente con chip Kirin A1, pantalla de 1,39?, 85 modos de entrenamiento, SPO2, sensor de frecuencia cardíaca, GPS, de todo. Está a 149 euros en Amazon (baja de 179)
  • LG 65UM7050: una Smart TV enorme de 65 pulgadas con resolución 4K UHD, soporrte HDR, webOS, 2 altavoces con 20 W de potencia, está a 549,99 euros en eBay.
  • Xiaomi Airdots Pro 2 SE: unos auriculares Bluetooth Dual SBC/AAC con control táctil, control dual, micrófono dual, autonomía de 20 horas con estuche de carga, están a 24,96 euros en Gearbest con el código C4CAD3B69B627000.
  • HP Pavilion 15-bc520ns: un portátil de 15,6? FullHD con un Core i7-9750H, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, 1 TB de HDD, una NVIDIA GeForce GTX 1650, sin sistema oeprativo, teclado español. Está a 869,99 euros en Amazon (baja de 1.199,99).
  • Huawei P30 Pro: 6,47?, un potente Kirin 980, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (40+8+20+ToF), 4.200 mAh de batería, espectacular (lo sé bien porque es el mío). Está a 539 euros en Amazon
  • LG 55UM7450PLA: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR, sonido DTS Virtual X, está a 399,99 euros en PcComponentes (baja de 689).
  • TV Blaupunkt BN32H1032EEB: una televisión modesta de 32 pulgadas con resolución HD (720p), no es Smart así que si buscáis una «tele tonta», esta es la opción. 3xHDMI, USB, está a 129,99 euros en Amazon.
  • MSI Optix MAG27C: un monitor gaming curvo de 27 pulgadas bastante espectacular con resolución FullHD y 144 Hz de tasa de refresco, curvatura 1800R, está a 249,99 euros en PcComponentes (346 euros en Amazon).
  • Monitor 4K AOC U2879VF: un monitor de 28 pulgadas con resolución 4K UHD, 1 ms de tiempo de respuesta, soporta AMD FreeSync, puertos DisplayPort y HDMI, está a 199,99 euros en Amazon (baja de 299,99), ofertaza.
  • MSI Modern 14 A10RB-665XES: un portátil fantástico de 14? Full HD con un Core i5-10210U, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, una NVIDIA MX250 y teclado retroiluminado en español, sin sistema operativo. Está a 849,99 euros en Amazon (baja de 1.099,99).
  • Honor 9X Pro: 6,59 pulgadas, Kirin 810, 6 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), 4.000 mAh, lector de huella en el lateral, selfie pop-up, está a 249,90 euros en la tienda Honor oficial
  • Xiaomi Air 2: auriculares inalámbricos con soporte de Google Assistant, cancelación de ruido, Bluetooth y codec LHDC, control táctil, 14 horas de autonomía con estuche. Están a 44,74 euros en GearBest (en Amazon 63)
  • Moto G8 Power Lite: 6,5 pulgadas, Helio P35, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara triple (16+2+2), y sobre todo batería de 5.000 mAh que debe durar una semana porque este es modesto en prestaciones. Está a 159 euros en Amazon.
  • Huawei Watch GT Sport: un reloj inteligente con monitorización del sueño TruSleep, GPS, sensor de ritmo cardíaco, está a 99 euros en Amazon (baja de 130).
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, NFC, buena opción recién salida del horno. Está a 170,50 euros en Amazon.
  • Xiaomi Redmi Note 8: 6,53?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Está a 144 euros en Amazon.
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 98 euros en Amazon (en PcComp 147).

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “291 horas en un vagón

  1. Lo del teletrabajo no es tan fácil como parece. Te lo digo yo, que lo he sufrido, como jefe, en primera persona. Tiene más caras de las que parece:

    Yo trabajaba en casa, como autónomo, con otros autónomos de todas partes, de cerca o de lejos, colaborando conmigo. Pero eso no basta.

    Después de años de desgaste personal, finalmente tuve que claudicar y apostar por abrir una oficina, para contratar empleados en nómina para que trabajen presencialmente.

    Yo no quiero una oficina para nada. Me he visto obligado a alquilar, acondicionar y amueblar un local (sobre todo en cuanto a despliegue informático) simplemente porque no puedo tener a mis empleados en el salón de mi casa.

    Me he visto obligado a abandonar mi posición de auto-tele-trabajo que tanto me había costado alcanzar, y que me encantaba.

    Yo, realmente, no quería hacerlo.

    Pero tuve que admitir que no me quedaba más remedio.

    No lo decía yo, lo decían mis resultados: Eran cada vez peores. Me pasé un año entero perdiendo dinero, destruyendo mis ahorros (en vez de ganarlo) hasta que eso me convenció de que, simplemente, no podía seguir así.

    ¿Cuál era el motivo? ¿Por qué no podía seguir igual que siempre?

    Porque mi nicho se había endurecido (como todos, cada día que pasa). Si trabajaba yo solo, no era suficientemente competitivo; necesitaba gente conmigo para conseguir metas sólo alcanzables por un equipo.

    Al principio, con los autónomos fui capeando el temporal. Pero algo no funcionaba bien. No fluía. Yo seguía siendo el cuello de botella. Siempre había demasiadas tareas (especialmente las muy pequeñas o las muy complejas, no tanto las medianas).

    Y, aunque tardé años en verlo claro, la realidad es la realidad: Sacar el trabajo adelante tan solo es la mitad, o la tercera parte de lo que hay que hacer cada día. El grueso está en comunicarse constantemente para organizarse y sacar adelante ese (siempre cambiante) trabajo.

    Y ahí, para esa comunicación ágil, constante e impredecible, especialmente si hay que hacerla con múltiples personas, el skype no llega, el teléfono no basta y, por supuesto, el email, el whatsapp o cualquier medio escrito son un sumidero de productividad simplemente inaceptable. En remoto, uno no es lo suficientemente ágil como para organizarse bien con el grupo.

    El teletrabajo está bien para la gente que puede actuar en plan lobo solitario durante periodos prolongados. Pero, para funcionar bien como equipo, hace falta el tú a tú.

    Y el equipo es imprescindible para hacer una aportación de valor significativa.

    Así que, para una comunicación lo suficientemente ágil y de calidad, la presencia no es negociable. El mercado no te permite elegir.

    Mal que me pese.

    • José Antonio dice:

      Completamente de acuerdo con tu comentario. Soy director general de una empresa y este año tuve que anular todas las posiciones que teníamos con tele trabajo por la misma razón que indicas. A la hora de trabajar en equipo, el cara a cara es fundamental. Que hay empleo que son susceptibles de ajustarse al teletrabajo? Por supuesto, pero en cuanto metes el componente de trabajo en equipo esta posibilidad se desvanece.

    • Pues mira que lo siento Uxío, pero vamos, que la idea no es que sirva para todo y para todos. Creo no obstante que sirve para muchos más de lo que plantea un mercado muy conservador en este apartado.

      El trabajo en equipo no es necesariamente excluyente del teletrabajo. En Xataka y el resto de medios de Webedia el teletrabajo es absolutamente dominante: hay editores repartidos por toda España, y hay comunicación y coordinación continua a través de herramientas como Slack. Es una herramienta que al menos en nuestro caso soluciona la papeleta perfectamente —lo podrían hacer muchas otras, ojo—, y cuando se necesita una reunión virtual acudimos a un Hangout o un Meet, por ejemplo.

      ¿Noto que el equipo no sea un equipo? La verdad, no. Hace tiempo que no trabajo en una redacción, pero creo que había muchas más distracciones en esa interacción personal que en esta virtual. Eso sí que en mi opinión era un sumidero de productividad. Es cierto que el sentimiento de equipo cambia, pero a nivel de productividad para mí la mejora es evidente.

      Pero evidentemente tu caso es tu caso, como el de José Antonio. Yo creo que es posible adaptar muchos escenarios de trabajo a esa coordinación remota. Puede que no todos, desde luego, pero sí muchos. Yo por ejemplo soy bastante poco fan de hacer muchas reuniones muy duraderas, pero en trabajos en que eso es más necesario (y sirve de algo) está claro que la presencia física es un plus.

      No estoy tan seguro de que el mercado te haya obligado a ello: quizás simplemente ni tú por tu forma de ser y gestionar las cosas ni la gente con la que estabas en ese régimen no funcionaba bien con ese modelo y sí con el presencial. No todos valen para todo ni mucho menos: en mi curro la situación es muy distinta (y doy gracias al cielo por ello). No te mosquees, ojo, no lo digo a malas.

      • No, hombre, no me lo tomo mal ¡Faltaría más!

        En realidad no necesito reuniones «largas». De vez en cuando surge alguna. Empezamos comentando algo con normalidad, y acabamos haciendo lo que se podría llamar una reunión. Pero esas situaciones no pasan de 20 minutos.

        Lo que sí hace mucha falta son frecuentes consultas breves (por las que no se organizaría un Meet o similar), o explicaciones detalladas y reiteradas de algún asunto en momentos imprevistos.

  2. Patatoe dice:

    No has tenido en cuenta las vacaciones y diría que tampoco has incluido los festivos propios de las comunidad, vamos que te has colado unas 35 horas en tus cálculos

  3. Lambda dice:

    A mí me parece que el teletrabajo depende de casuísticas muy concretas: por ejemplo, tipo de cultura de trabajo, automatización y las tareas específicas que se pretendan resolver con ello. Es un reto, pero creo que en el Norte de Europa y EEUU está bastante presente. Para mí, en concreto, es una forma más de la división y especialización del trabajo. Cuanto más específico y menos variado en aspectos sea tu trabajo, más probable es que puedas resolverlo en remoto.

    Por poner un par de ejemplos, no es lo mismo un editor de un gran departamento de publicidad (necesita supervisar constantemente) que un especialista en postprocesado de imagen (efectos 3d para detalles de un anuncio en video, por ejemplo). Es bastante más probable que el último pueda trabajar en remoto, y con diversos empleadores.

    Vamos, que el asunto del teletrabajo es «según y cómo». Y ni mucho menos debería ser una «excusa» para saltarse la conciliación laboral, la flexibilidad de horarios (y de paso, si es posible, cargarse el adefesio del horario partido), una red de transporte público óptima y un urbanismo que evite la excesiva distancia entre los centros de trabajo y las viviendas.

    Corremos el riesgo de pensar en las novedades como la panacea global, y no, sólo es como mucho un parche. Preferiría que antes mejoren las condiciones del trabajo para mucha gente en España antes que una marea de teletrabajadores (el tema de los falsos autónomos es un buen recordatorio de cómo algo puede pervertirse de mala manera).

    Bueno! Me ha salido bastante largo este post, jaja

    • Esa es otra. Lo de los falsos autónomos es harina de otro costal, y efectivamente creo que en temas laborales hay cosas mucho más acuciantes que hacen que lo del teletrabajo como dices sea más una herramienta, no una solución. Bien dicho.

  4. David dice:

    80% Uxio – 20% Javipas (reparto razones, aunque hay ganador).

    Un par de apuntes nuevos:
    A) yo es que me lo paso pipa en el trabajo con los compañeros (y es un trabajo serio, en oficinas serias, con personal cualificado, en un entorno serio). Y eso no se consigue en la distancia.
    B) Entre todo y nada me quedaría con un poco. Por ejemplo, uno o dos días a la semana de tele trabajo. Si te puedes organizar para hacer en casa esas tareas en las que necesitas más tranquilidad, o en las que dependes menos o interactuas menos con otros; igual ni se hacen tan pesados los desplazamientos al trabajo, porque ya no son diarios, ni se hace tan triste estar solo todas las horas de trabajo del día

Comentarios cerrados