Tecnología

Alquilar para alguien que odiaba el alquiler

Jamás me imaginé viviendo de alquiler. Mis padres, como tantos otros de su generación, compraron su casa en dos patadas, y nunca tuvieron la condena de una hipoteca que les lastrara durante años. Para cuando fui ganando mis primeros suelditos la cosa había cambiado, claro: las hipotecas a 25 o 30 años eran la norma, no la excepción. Con suerte uno acababa pagando su casa para cuando se jubilara, o casi.

Durante mucho tiempo ni siquiera consideré la opción del alquiler. Para mí aquello era tirar el dinero: cuando comprabas casa al menos invertías en algo que iba a ser tuyo. Con el alquiler no. Total, que cuando me arrejunté con mi mujercita (¡pipi!) para vivir en pecado antes de casarnos ambos lo teníamos claro: hay que comprar casa.

Era 2007.

Y nosotros, pobres ingenuos, tan felices.

Como tantos otros que compraron sin saber que lo hacían en una de las peores épocas de la historia, supongo. Años después las circunstancias cambiaron: llegaron los niños, la casa se quedó un poco justa y nos planteamos el cambio. Y el cambio que planteábamos imponía lanzarse a la aventura y hacer lo impensable: alquilar.

Aquello dio pie a nuestra actual vidorra de pachás en el mini-resort burgués. Ya sabéis cómo me las gasto ahora que soy rico y (un poco) famoso. La pregunta entonces, claro, estaba en qué hacer con la casa que habíamos comprado. La respuesta es sencilla: la alquilamos a una estupenda y joven pareja que hace poco se fue del piso tras cuidarlo como si fuera suyo (o mejor), y que dio el relevo a otra estupenda y joven pareja que espero nos dure otro porrón de años y cuide la casa igual de bien que quienes les precedieron.

Aquel reciente cambio de inquilinos provocó bastantes dudas en casa. De repente se nos ocurrió que igual era el momento de vender. Tras explorar esa opción y recibir alguna oferta que acabamos declinando, volvimos a la fórmula del alquiler. Las ventajas y desventajas de vender o alquilar tu casa están muy claras —aquí, por ejemplo, las explican bien— y al final nos decidimos por volver a alquilar y seguir nosotros alquilados.

Tirando el dinero, ¿no?

No necesariamente. Hace ya unos años hice un análisis parecido y las conclusiones tras todo este tiempo son las mismas que indicaba entonces. Y me cito, que ya sabéis que me mola:

Cada día tengo más claro que la decisión ha sido la acertada. Puede que en unos años —cuando viva arruinado debajo de un puente— me dé de cabezazos al ver esta entrada en el blog, pero hoy por hoy solo puedo pensar en lo mucho que estoy disfrutando de la casa en la que vivo, y sobre todo, en lo mucho que está disfrutando mis familia. Si a eso le unimos el hecho de que somos muy caseros y de que ambos teletrabajamos, podéis imaginaros el panorama. Espero que esto dure un porrón de años, pero mientras tanto me he hecho muy fan de esa filosofía del «a vivir que son dos días». En realidad es un modo «a vivir que son dos días» coherente, porque aunque apenas logramos ahorrar podemos permitirnos vivir como vivimos, y si vienen malas hay un pequeño fondo intocable de rescate salvo en caso de que se hunda el barco.

Esa sigue siendo la máxima que me deja más o menos tranquilote. Con mi sueldo de periodista de revista tengo difícil —por no decir imposible— pensar en comprar algo en esta zona. Los precios no suelen bajar de 500.000 euros para un piso de tres habitaciones (urba, pádel, pisci, garaje, trastero), así que imaginad. Dadle a Patreon a tope, chicos, que a mi mujercita se le ha metido entre ceja y ceja que necesitamos un bajo con jardín en nuestra vida 🙂

El post va un poco de esa reflexión, pero viene al hilo de un artículo que publicó El País hace unos días. El titular lo decía todo: «Las parejas jóvenes solo pueden alquilar un piso asequible en 13 de los 128 barrios de Madrid«. Los autores habían incluido un mapa interactivo en el que si metías un sueldo te indicaba en qué zonas de Madrid podrías vivir con el precio medio de alquiler que se paga actualmente y teniendo en cuenta que recomendaban no dedicar más de un tercio del sueldo a pagar ese alquiler. la captura siguiente (no es el gráfico interactivo, pero al pinchar os llevará al artículo) es un buen ejemplo de la situación.

El experimento era (y es) deprimente y demuestra que ya no solo es difícil comprar piso en Madrid: alquilarlo tampoco es sencillo. Nuestra propia experiencia al alquilar nuestra casa por segunda vez lo demostró: no podéis imaginaros la cantidad de llamadas que recibimos: la mayor parte de la gente —un gran porcentaje, extranjeros, sobre todo latinoamericanos— estaba en la misma situación. Podían pagar, aseguraban, pero la situación no nos dejaba tranquilos en muchos casos porque casi siempre tenían un contrato en la familia (con suerte dos), a menudo precario, y completaban sus sueldos con ingresos en B que por supuesto no podían justificar pero que aseguraban que les permitían acceder al piso.

Era terrible.

Igual de problemática es la situación para los autónomos. Esta es una de las maldiciones de nuestro país, y lo sé de buena tinta porque he trabajado así durante más de una década. La gente que no tiene contrato tampoco puede justificar con demasiadas garantías lo que gana, y aunque tú puedes dar unas cuantas facturas de tus ingresos —como ocurre cuando puedes dar nóminas— la cosa no es especialmente tranquilizadora para el arrendatario, que lógicamente busca precisamente eso: tranquilidad.

Total, que el alquiler, solución perfecta para tanta gente que no tiene otra opción, se está poniendo casi imposible en las grandes ciudades, que es donde suele estar el trabajo.

No sé dónde va a ir a parar esta inquietante situación, pero diría que se impone un cambio en un ámbito fundamental: el del trabajo, que suele condicionarlo todo. Los que teletrabajamos —somos unos suertudos— lo tenemos fácil: podemos irnos a vivir a cualquier lado y ahorrarnos un pastón por el camino. En casa es algo que tenemos muy presente, y quién sabe si un día no nos liaremos la manta a la cabeza y nos iremos a cualquier otro sitio más asequible y con calidad de vida. Si no lo hacemos es por pereza, por miedo al cambio o porque simplemente estamos bien como estamos (o eso creemos, claro). Y también está el tema de que cuando tienes a familia y amigos cerquita irse y quedarte solito se hace duro, claro.

El caso es que creo que cada vez más puestos de trabajo deberían manejar esa fórmula para aliviar una situación que pinta un futuro oscurito para los que vienen detrás. Supongo, espero y deseo que salgan adelante —mis niños incluidos— pero ostras, creo que no me querría ver en su pellejo.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • Xiaomi Mi Note 10: 6,47?, Snapdragon 730G, 6 GB RAM, 128 GB de capacidad, cámara penta 108+20+12+5+macro, NFC, lector de huella en pantalla, minijack, 5.260 mAh, está a 426 euros en Amazon (baja de 549)
  • Samsung Galaxy S10e: el pequeño de la familia, pero matoncete. Con un Exynos 9820, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, 5,8? Dynamic AMOLED, 3100 mAh, y esa opción que me mola tanto, Samsung DeX. Está a 449,90 euros en Amazon. Gran oportunidad ahora que acaban de aparecer los S20.
  • Samsung Galaxy Watch Active2: un reloj inteligente basado en Tizen con notificaciones, monitorización de frecuencia cardiaca, ECG, 247 mAh, 40 mm, un Exynos 9110, 768 MB de RAM, 4 GB de capacidad para tu música, está a 249 euros en PcComponentes (en Amazon 309 euros)
  • HP Pavilion 15: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-9300H, 16 GB de RAM (mola), 512 GB de SSD, y una GTX 1650 para jugar de forma decente. Sin sistema operativo, teclado español. Está a 699,99 euros en Amazon (baja de 899).
  • Oppo Reno 2: un smartphone armado hasta los dientes. 6,55?, Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+13+8+2), lector de huella bajo pantalla, 4.000 mAh, cámara frontal «aleta tiburón». Muy curioso , está a 459 euros en Amazon (baja de 499).
  • Huawei P30 Lite: 6,15?, Kirin 710, 4 GB RAM, 128 GB capacidad, cámara triple (48+8+2), 3340 mAh, lector de huella trasero, NFC, minijack, está a 187 euros en AliExpress Plaza (envío desde España) con el código ALICUPON20.
  • Realme X2: un móvil de 6,4? con un Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara cuádruple (64+8+2+2), lector de huella bajo pantalla, 4000 mAh, muy completo por 259 euros en eBay (en Amazon está a 276).
  • Lámpara de escritorio AUKEY: diseño «palo de golf», 3 modos de iluminación (blanco cálido, natural, frío), atenuador con control táctil, batería de litio recargable de 1200 mA, hasta 3 horas, está a 7,9 euros en Amazon con el código 8RRCSE7N (baja de 12,99).
  • LG 55UM7610PLB: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10 y HLG, sonido DTS Virtual:X 20 W, soporte Alexa, webOS 4.5. Está a 519 euros en Amazon (baja de 999).
  • Cargador de coche AUKEY: me encanta este formato, compacto y discreto. Tiene una salida USB-C y otra USB, 21 W de entrega de potencia en total, fantástico para cargar los móviles y tabletas en el coche. Está a 8,99 euros en Amazon con el código JR89WKHX (baja de 15,99).
  • Medion Erazer X30: un PC modesto pero con posibilidades. Con un Core i5-9400 (muy bien), 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, 1 TB de HDD a 5400 RPM (argh, pero el resto guay), una GeForce GTX 1050 para jugar (bien), WiFi y Bluetooth, y lo peor, la fuente de alimentación de 180 W muy justita. Aún así, estupendo por 499 euros en Amazon.
  • Huawei Y5 2019: un smartphone básico de 5,71?, con un MediaTek MT6761, 2 GB de RAM, 16 GB de capacidad, cámara de 13 Mpíxeles, y 3.020 mAh de batería, perfecto para niños y como móvil de batalla. Está a 88,98 euros en Amazon.
  • Cargador inalámbrico Aukey: con el estándar Qi , carga de 10 W, cable micro USB de 1 metro, está a 9,99 euros en Amazon con el código VERPPYGN (baja de 15,99).
  • Western Digital Blue 4 TB: un disco duro interno de 4 TB con conexión SATA, perfecto para ampliar la capacidad de tu PC. Está a 81,87 euros en Amazon.
  • Micro SD SanDisk Ultra 128 GB: buena oportunidad para ampliar la capacidad de tu móvil con esta tarjeta de clase 10, incluye adaptador SD, hasta 100 MB/s, está a 16,14 euros en Amazon (baja de 18,99).
  • SSD WD Blue SN550 1 TB: una unidad SSD interna en formato M.2 NVMe de nada menos que 1 TB de capacidad, hasta 2.400 MB/s, brutal. Está a 125 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Monitor HP 27fh: un monitor de 27 pulgadas con resolución Full HD, HDMI 1.4, altura ajustable, 5 ms de tiempo de respuesta, 75 Hz, está a 149 euros en Amazon (baja de 259).
  • Apple Watch Series 5: el reloj inteligente de Apple baja un poco de precio. Pantalla siempre activa, 44 mm, tiene GPS pero no eSIM, correa de slicona, chip Apple S5, sensor de frecuencia cardáica, digital crown. Está a 429 euros en Amazon (baja de 479).
  • Sharp LC-70UI9362E: una Smart TV enorme de 70 pulgadas de diagonal con resolución 4K UHD, soporte HDR10 y HLG, panel de 10 bits (8bits +FRC), 2 altavoces de 10W Dolby Digital, DTS 2.0. Está a 649,99 euros en eBay.
  • Auriculares Bluetooth 5.0: unos auriculares inalámbricos con emparejamiento automático, protección IPX7 a sudor y salpicaduras, control táctil, estuche de carga, 15 horas de autonomía gracias a él. Están a 9,99 euros en Amazon con el código HOZOMMQ7
  • Monitor Gaming Ozone: un monitor de 24 pulgadas con resolución 1080p perfecto para jugar gracias a su soporte de 144 Hz y tiempo de respuesta de 1 ms. Está a 169 euros en Amazon.
  • Aspirador Cecotec Conga Thunderbrush: un aspirador vertical y de mano 3 en 1 sin cables, cabezal 180 grados, 40 minutos de autonomía, cepillo motorizado, depósito de 0,7 litros, está a 58 euros en AliExpress Plaza con el código ALI8.
  • Monitor Xiaomi Gaming: lo cierto es que de gaming tiene poco, pero aún así es un monitor majete de 24 pulgadas que destaca por un diseño sin apenas marcos. Consumo de 24 W, puerto HDMI, está a 134 euros en Banggood con el código AFfbG10
  • Cargador de pared AUKEY 60 W: un cargador con un puerto USB-C Power Delivery (PD) y otro USB 3.0, puede cargar móviles y portátiles con esa capacidad de 60 W, está a 32,99 euros en Amazon con el código KF3WLVO3 (baja de 49,99).
  • Samsung Galaxy A40: 5,9?, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual (16+5 MP), batería de 3.100 mAh, está a 169 euros en AliExpress con el código ALICUPON30 (baja de 219). En Amazon está a 182,59 euros, quizás mejor opción, la verdad.
  • Samsung LC34H892WJUXEN: monitor curvo 1800R de 34 pulgadas, panorámico (21:9) con resolución 3.440×1440 estupenda, conexión USB-C, soporte VESA, QLED, 100 Hz, 4 ms de tiempo de respuesta. Está a 449,99 euros en Amazon (baja de 549).
  • Huawei Matebook D: un portátil de 15,6? FullHD con un AMD Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, incluye de regalo unos auriculares inalámbricos FreeBuds 3 (muy chulos), mochila y ratón inalámbrico. Está a 699 euros en Amazon.
  • Sennheiser HD 4.20s: auriculares de diadema cerrados, con cable, plegables, control remoto con micrófono, muy buenas opiniones, están a 35,95 euros en Amazon (bajan de 79).
  • Teclado mecánico Krom Kernel TKL: un teclado tenkeyless sin teclado numérico, switches Outemu Red, compacto, color negro, retroiluminación LED RGB, creación de macros, anti-ghosting, 11 teclas multimedia, está a 39,91 euros en Amazon.
  • HP Pavilion 32 QHD: un enorme monitor de 31,5 pulgadas con resolución QHD (2560×1440), 300 CD/M2, USB-C, HDMI, DisplayPort, soporte HDR, está a 229,90 euros en Amazon (baja de 279).
  • Xbox One X + ‘The Division 2’: la consola más potente de Microsoft con 1 TB de capacidad, un mando inalámbrico y el juego ‘The Division 2’, está a 289 euros en Amazon.
  • Windows 10 Professional: licencia de activación para el sistema operativo de Microsoft, se envía por email, está a 1,59 euros en eBay.
  • Panasonic Lumix DC-TZ90EG: una cámara compacta con sensor de 20,3 MP, super zoom 30x, objetivo f/3.3-f/6.4 de 24-720 mm, pantalla abatible, graba 4K, WiFi, HDMI. Está a 266,50 euros en Amazon (baja de 429,99 euros).
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 99,99 euros en Amazon (en PcComp 147).
  • Roomba 615: un robot aspirador para suelos duros y alfombras con tecnología Dirt Detect, limpieza en tres fases, está a 189,99 euros en Amazon (baja de 294).
  • Seagate Expansion Desktop de 8 TB: es incluso mejor opción por el precio por GB. Con conexión USB 3.0, brutal por 137 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Samsung U32R594CWU: un monitor curvo gigante, 32 pulgadas y resolución 4K UHD. Panel LCD, 4 ms de tiempo de respuesta, está a 354 euros en Amazon. Con esa diagonal diría que puedes verlo todo a 4K en resolución nativa sin escalar, mola.
  • PS4 Pro 1 TB: la consola más potente de Sony en estado reacondicionad65PUS6504o, garantía 2 años Amazon, 1 TB, mando inalámbrico, está a 266,20 euros en Amazon en estado «Muy bueno».
  • Philips 65PUS6504: y para jugar a tope con ellas, una Smart TV enorme de 65 pulgadas con resolución 4K UHD, HDR 10+ y HDR Dolby Vision, sonido Dolby Atmos, Wireless, Ethernet, aunque la plataforma Saphi parece estar un poco verde frente a webOS o Android TV. Si eso no te importa, está a 569,99 euros en Amazon.
  • MSI Alpha 15 A3DDK: 15,6 pulgadas Full HD 144 Hz (muy bien!) con un AMD Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD, una GPU Radeon RX 5500M bastante maja, Windows 10 y teclado en español con retroiluminación RGB. Está a 899,99 euros en Amazon.
  • Disco duro externo Seagate 5 TB: perfecto para copias de seguridad a tope, capacidad brutal de 5 TB, conexión USB 3.0, unidad compacta de 2,5 pulgadas, está a 99,99 euros en Amazon.
  • Acer Nitro 5: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD + 128 GB de HDD, GeForce GTX 1050 Ti, Linux preinstalado, teclado en español. Está a 599 euros en Amazon (baja de 799).
  • Realme 5 Pro: opción sólida y equilibrada. 6,3 pulgadas, Snapdragon 712, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara cuádruple (48+8+2+2 MP), lector de huella trasero, 4.035 mAh, está a 199 euros en eBay (225 en Amazon).
  • Apple iPhone 11 64 GB: 6,1 pulgadas de pantalla Retina, Apple A13 Bionic, Face ID, cámara dual de 12 +12 Mpíxeles, carga inalámbrica, resistencia IP68, carga rápida, Dolby Atmos, está a 709 euros en AliExpress Plaza con el código ALIAHORRA70 (envío desde España). En Amazon 809 euros.
  • Disco duro externo Maxtor 4 TB: una unidad ya reconocida, compacta, conexión USB 3.0/3.1 Gen 1, 4 TB de capacidad, está a 91 euros en Amazon.
  • Samsung 65RU7405: Smart TV de última gama con 65 pulgadas, 4K, HDR10+, One Remote Control, soporte Apple TV, compatible Alexa, 3 HDMI, 2 USB, Ethernet, WiFi (no AC), tecnología Dynamic Crystal Color, está a 757 euros en Amazon.
  • MSI PS42 Modern 8MO: un portátil de 14? Full HD estupendo con un Core i5-8265U, 16 GB de RAM (wow!), 512 GB de SSD, sin sistema operativo, lector de huella, teclado español. Está a 799,99 euros en Amazon (baja de 949).
  • iPhone XS 64 GB (Plata): el predecesor del iPhone 11 baja de precio. 5,8?, Apple A12 Bionic, cámara dual de 12+12 MP, está a 669 euros en Amazon (baja de 1.039).
  • Huawei P30 Lite: 6,15?, Kirin 710, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2), 3340 mAh, lector de huella trasero, NFC, minijack, está a 179 euros en AliExpress Plaza (envío desde España) con el código ALIAHORRA30. En Amazon está a 212 euros.
  • LG 49UM7100ALEXA: una Smart TV de 49? 4K, soporte HDR10 Pro y HLG, altavoces de 20 W Dolby Digital, webOS, AI ThinQ, Bluetooth, WiFi, Miracast, y soporte integrado de Alexa. Está a 359 euros en Amazon.
  • Portátil ASUS TUF Gaming FX505DY: un 15,6? con un Ryzen 5 3550H, 8 GB de RAM, 512 GB SSD (uauh), una Radeon RX560X para jugar, sin sistema operativo, teclado español. Está a 599,99 euros en Amazon, muy chulo. En PcComp está a 883.
  • Philips 55PUS6704: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR Dolby Vision y sonido Dolby Atmos, además de tener el sistema Ambilight. Está a 399 euros en Amazon (baja de 599,99).
  • ASUS R540MA: en el otro extremo está este portátil hipermodesto. 15,6 pulgadas HD (1.368×766), Intel Celeron N4000, 4 GB de RAM, 256 GB de SSD (sorpresa), con sistema operativo Endless OS, teclado español. Está a 199,99 euros en Amazon (baja de 266,99).
  • Philips 243V7QDSB: un monitor de 24 pulgadas con resolución Full HD, sin apenas bordes, VGA,HDM y DVI, está a solo 89,99 euros en Amazon (baja de 109,99).
  • SanDisk Ultra 256 GB: una microSD con adaptador SD y capacidad brutal de 256 GB para ampliar la de vuestros móviles y tabletas. Velocidad de hasta 100 MB/s, está a 31,59 euros en Amazon (baja de 84,99).
  • ASUS K543UA: un portátil de 15,6 pulgadas con resolución HD (1.366×768) que no obstante está bien armado en lo demás. Core i3-7020U, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, con Endless OS (tipo Ubuntu) preinstalado, teclado español. Está a 349,99 euros en Amazon (baja de 399).
  • ASUS TUF Gaming FX505DV: un portátil gaming con pantalla de 15,6? Full HD a 120 Hz, Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM, 512 GB SSD, GeForce RTX 2060 (uauh), sin SO, teclado retroiluminado en español. En eBay está a 999 euros, rebaja brutal.
  • Cable 3 en 1 Multicarga: de USB a USB-C, Lightning y MicroUSB para poder elegir el extremo que más os guste y tener siempre un cable preparado para cargar todo tipo de móviles. Está a 4,39 euros en Amazon (baja de 7).
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, buena opción recién salida del horno. Está a 164 euros en Amazon (baja de 200).
  • MSI GF63 Thin 9SC: un portátil gamer bastante majo de 15,6? Full HD con un Core i7-9750H, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD (mola), una GeForce GTX 1650 Max-Q de 4 GB, sin sistema operativo, teclado español. Está a 898 euros en Amazon (baja de 1.149).

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 comentarios en “Alquilar para alguien que odiaba el alquiler

  1. Lambda dice:

    Jolín, con este post metes el dedazo en la llaga de una realidad inesquivable: se vive donde se puede, no donde se quiere. Bueno, salvo los afortunados que pueden escoger, claro. Ojalá el teletrabajo prospere (sería la resurrección de muchas comarcas y ciudades pequeñas) pero no sé si será mainstream algún día.

    • Así es. Yo siempre he querido vivir en un sitio rollo la mansión de Tony Stark y mírame 😉

      El teletrabajo tiene tanto sentido en tantos escenarios que no entiendo cómo no se aprovecha más. Supongo que es una cuestión social y cultural que cuesta asumir. Yo creo que va a ir a más en los próximos años, veremos.

  2. Land-of-Mordor dice:

    Es que os empecináis en vivir en las mismas 3 o 4 ciudades. Si ambos teletrabajáis nada os impide irte a vivir a otro sitio más tranquilo, más barato y hasta más «sano» mientras la cobertura de fibra llegue.

    Por aquí cerca están vendiendo unos que tienen pinta de majos, con su piscina con borde «infinito», su gimnasio, etc, a un paseíto de la playa y con vistas interesantes desde 207.000 euracos. Evidentemente si tiras de segunda mano encontrarás cosas mejores.

    • Correctísimo. Hay una razón más que debería haber incluido (creo que voy a editar el tema): la gente. Cuando tienes familia y amigos más o menos cerca, es difícil también moverse sabiendo que te quedas un poco soliplay allí donde vas.

      Dicho lo cual tengo curiosidad. ¿dónde es eso? (si se puede decir, si no en público siempre puedes mandarme correo) 🙂

      • Land-of-Mordor dice:

        Me muevo mucho por el Campo de Gibraltar y la Costa del Sol y por trabajo me toca echar de vez en cuando un vistazo a lo que hay «a la venta». Sólo es un ejemplo y seguramente no lo mejor (Bueno, Bonito y Barato), pero buscando seguro que se encuentra:

        https://metrovacesa.com/promociones/malaga/manilva/sunrise-heights

        Sobre las relaciones personales, que seguramente tienen sus raíces en el origen de los tiempos, pues poco más se puede decir. Dejar atrás a familia y amigos pues es un palo muy duro de llevar.

      • Gracias por el dato y el enlace Land. Desde luego en los renders tiene un pintón importante, caray. Dan ganas de probar y todo, aunque en nuestro caso particular hay otro tema adicional que aporta mucho en el mini-resort burgués: tenemos el cole de los niños al lado de casa, vamos andando en 5 minutos y eso es otro pequeño lujo al que es difícil renunciar. Pero oye, como sitio para vivir el que apuntas es pintón. Si ves más cosas y te apetece compartir por aquí, en Twitter o directamente al correo electrónico ya sabes, yo encantado 🙂

  3. Ana dice:

    Estoy en una situación similar a la tuya, por un cambio de trabajo nos fuimos de alquiler alquilando la que hasta entonces había sido nuestra vivienda habitual, y a pesar de que me gusta donde estoy, he mantenido las alertas en alquileres y compra en la zona donde estamos ahora, y sinceramente, como nos tengamos que ir de donde estamos ahora alquilados, la opción va a ser compra vendiendo la anterior vivienda, porque los alquileres no bajan ni «pa’trás» y ahora mismo no podríamos volver a alquilar algo similar a lo que tenemos alquilado ahora. Como tenemos alquilado a una empresa y no a un particular, me estoy temiendo una nueva mudanza cuando cumplan los 5 años del contrato.

  4. Juan López dice:

    Temazo, para los que vivimos en Madrid es toda una encrucijada… Me uno a la reflexión sobre las inmensas posibilidades que ofrece el teletrabajo a la hora de plantearse si realmente estamos dispuestos a vivir en una gran ciudad (con sus pros también).

    En mi caso, empezaré a teletrabajar desde casa en un par de semanas y de forma permanente, de modo que me vendría perfecto que un día te animases a contarnos tus recomendaciones y buenas prácticas sobre trabajar desde casa. Ahí lo dejo. Gracias.

  5. promeu dice:

    La web de el país pone la cantidad media que entra casa, 2500€, no entiendo lo de brutos.
    Lo que es increíble es la escalada y las subidas que hacen los propietarios. Aquí en Barcelona es ESPELUZNANTE, y más con el tema de AirBnB, una plaga que se está cargando la ciudad y que nos echa a los residentes.
    PD: mis caseras me han echado del piso justamente hace 3 semanas, se han separado y una lo necesita (eso dice).