Tecnología

Google Inbox: buen intento Google, pero solo eso

·

Llevo unos días tratando de probar Inbox. La palabra importante en esa frase es “tratando”, porque lo normal es que una cosa que quieres utilizar debería hacer fácil que uno se acostumbrara a ella. Pero yo no me acostumbro a Inbox, y me temo que he dejado de querer intentar adaptarme a esta nueva aplicación.

La idea de Inbox es genial: Google quería simplificar nuestra gestión del correo electrónico y ayudarnos a que dedicásemos solo el tiempo necesario a esa gestión en cada momento. La propuesta, como comentaba Javier Penalva en su análisis de Inbox en Xataka,  complementaba a Gmail, no lo sustituía, y de hecho tanto el servicio como la aplicación móvil funcionaban de forma separada pero sincronizada: lo que hicieras en uno (por ejemplo, borrar un mensaje) tenía efecto inmediato en el otro, lógicamente.

Pensaba hacer mi propio análisis del servicio, pero me voy a ahorrar el esfuerzo porque en The Tech Block -guardáosla en favoritos si no lo habéis hecho hace ya tiempo- han realizado un fantástico análisis con el que coincido casi al 100%, y que se titula ‘Keep your Inbox, Google‘. En esa reflexión Mike Oertli, el autor, hace un repaso de las ventajas y desventajas de Inbox, y en mi opinión da en el clavo en todo su análisis.

Ventajas

  • Programación de mails: está genial poder retrarsar ciertos emails a los que no podemos prestar atención en cierto momento, y que volverán a reaparecer como si nos los acabaran de mandar en el momento que elijamos.
  • Diseño: como dice el autor, el diseño de Inbox tanto en su servicio para el navegador como en su aplicación móvil es fantástico, con ese toque ‘Material Design‘ de Android 5.0 Lollipop que tanto está gustando (y con razón) y con algunos detalles importantes entre los que sobre todo destaca la simplicidad y la limpieza de la interfaz.

Desventajas

  • Tiempo de carga: no es que haya utilizado mucho Inbox en el móvil, pero sí es verdad que la carga de la aplicación es más bien lenta.
  • ¿Dónde están los correos?: De repente perdemos el control de nuestros correos, que Inbox reorganiza en grupos de forma automática -podemos ajustar ese comportamiento, pero seguirá agrupando a tope- y que pierden su identidad individual. Difícil seguirle la pista a algunos emails importantes, y esa obsesión por agrupar y organizar hace que cada correo pierda relevancia en el ámbito global de Inbox.
  • Inteligencia dudosa: Aquí no he tenido mucha oportunidad de probar cómo se crean tareas de forma inteligente -algo que es una de las fortalezas de la aplicación, pero como dice el autor “las ventajas [de esa conversión de emails a tareas] no son claras lo suficientemente a menudo para cambiar el hecho de que el foco de atención de Inbox no es el contenido de los correos, sino hacer que desaparezcan de nuestro buzón de entrada“.
  • Más clics para muchas cosas: alguien en Google no debe haber prestado atención al hecho de que Inbox hace que necesitemos más clics de ratón (o toques con nuestros dedos en el móvil) en la mayoría de las situaciones. El autor se queja de esos mensajes “semi-spam” (listas de suscripción que nunca leemos, por ejemplo) que son más incómodos de gestionar, y lo mismo ocurre con un botón clave para mi en Gmail: el de borrar mensajes. En Inbox esa opción está escondida entre las opciones desplegables de cada mensaje o grupo, y eso hace que sea un rollo eliminar mensajes por nosotros mismos.
  • Detalles: aquí el autor se queja de cosas que deberían haberse pulido, como el hecho de que el tutorial que te va guiando debería sobrar -“si necesitas un tutorial, tu diseño es un fracaso“, dicen-. También hace mención de que no hay recuento de mensajes no leídos, algo que al menos en mi caso no era demasiado importante.

Sitio web

  • Solo para Chrome: el sitio web de Inbox tiene su propio apartado en ese análisis por varias razones. La más importante para el autor es el hecho de que solo se puede usar Inbox en Chrome, algo que tiene su razón de ser -de momento está en fase beta y harán que sea compatible con otros navegadores en el futuro- pero que envía un mensaje de “queremos encerrarte en nuestro ecosistema” que no mola demasiado.
  • Mensajes no leídos: como en el móvil, no hay indicación de mensajes no leídos, y la forma de notificarnos que hay mensajes sin leer en cada grupo (con el nombre del remitente en negrita) es bonito y casi funcional, pero no del todo perfecto.
  • Eficiencia: aunque no he notado demasiado esto por usarlo sobre todo en el PC de sobremesa, por lo visto Inbox hace que el consumo de recursos sea notable. Aquí no puedo opinar, quizás alguno lo hayáis notado en vuestros portátiles.
  • Chats: para mi uno de los grandes fallos de Inbox. No hay casi manera de seguir alertas en Hangouts y esa ventana de chat que siempre tengo a mi disposición en Gmail desaparece en Inbox. Una característica sin la que yo no puedo vivir en mi día a día, y que hace que aunque Inbox sea “un acompañante” y no un sustituto de Gmail, pierda muchos enteros.

Inbox no es para mi

Todos estos pequeños y grandes fallos -algunos menos pequeños o más grandes según lo mire cada cual- hacen que Inbox no sea la mejor forma de gestionar el correo electrónico en mi opinión. Me gusta que Google trate de ayudarnos a simplificar esa gestión -me encantaría que integrasen de alguna forma el tema de posponer los correos en Gmail-, pero no que me reste todo el control de esa gestión que me ofrece el servicio tradicional.

En muchos sentidos, Google Inbox me recuerda a Google Wave, aquel servicio que trató de resolvernos un problema que en realidad no teníamos. El diseño es ejemplar, la ejecución potente, pero hay demasiados pequeños detalles que hacen que al menos en mi opinión las ventajas compensen. Quizás le dé una oportunidad a Inbox de cuando en cuando en el futuro, pero hoy por hoy sigo creyendo que Gmail es una forma fantástica de gestionar un correo electrónico que en mi opinión sigue siendo indispensable y con el que, como dice el autor original, no tengo ningún problema.

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “Google Inbox: buen intento Google, pero solo eso

  1. Me quedo con esa frase “Google Inbox me recuerda a Google Wave”, esta bien diseñado, es más cuando lo usas quieres que valga para más pero al final te deja esa misma sensación de que a pesar de ser atractivo no lo necesitas realmente.
    La verdad es que a Google le esta costando mucho el tratar de reconvertir el correo en algo más moderno y no acaba de dar con la clave.

  2. Que palabras peligrosas que son “Innovación” y “tecnológica” cuando van -juntas a la par-, como diría Pappo. Me sigue sorprendiendo que día a día aparecen genios reinventando la rueda. Hay cosas que vinieron para quedarse y que están bien así como están. Y no es por ser reacio a los cambios, al contrario. Me parece que todo cambio empuja nuestra evolución un poquito mas allá, pero hay ciertas cosas que son como son porque somos así, y encajan perfectamente con ciertas características de los humanos, y por eso nos gustan tanto.
    Sería tonto ponerse a reinventar la clickwheel de los mouses, por ejemplo, o los shooter como call of duty, que desde que se creó Wolfstein no han mejorado en mucho mas que los gráficos, etc. Con el gmail pasa medio lo mismo, estaban los correos tradicionales y vino este muchacho hace años que cambió todo, y ya está, encaja perfectamente, no hay necesidad de andar cambiando. Inbox se queda en eso, como wave o tantos otros proyectos. En mi humilde opinión, claro.

Comentarios cerrados