Tecnología

Teslas y iPhones

·

Ayer a las 23:00 poníamos el pie en Madrid después de unas 21 horas de viaje de puerta a puerta y de nuestro periplo por San Francisco y alrededores. El viaje ha sido especial por muchas cosas —Yosemite, señores, es brutal— pero también curioso por confirmar percepciones que ya tenía de Estados Unidos y de su gente. Y también, cómo no, por descubrir algunas otras.

Para empezar, el viaje en sí, que como siempre pone un poco a prueba la dignidad de cualquier pasajero. En Estados Unidos te hacen controles que en todo momento (al menos a mí) me incomodan porque casi espero que encuentren algo sospechoso. Te miran tan mal, te tratan tan mal, que pasar el suplicio de los controles -y las colas interminables- es como un pequeño coste extra del pasaje.

Entiendo que tengan que tener sus mecanismos de seguridad, pero siempre me pregunto por qué el resto de países no hacen lo mismo y ellos sí. Lo de tratarte como culpable hasta que se demuestre lo contrario es bastante triste, pero es cierto que como ya te esperas el enfrentamiento lo asumes con estoicismo. Es como lo de tener que pagar 14 dólares de impuesto revolucionario para sacar el ESTA, otro tema curioso que al menos que yo sepa solo hacen ellos.

A partir de ahí, eso sí, fue (casi) todo estupendo. Mola conducir un automático (no me imagino uno manual en San Francisco con esas cuestas, mon dieu) y mola el ritmo de conducción americano con sus reglas propias. Lo de los cruces con stop en plan FIFO (First In First Out) es muy curioso, aunque creo que las rotondas serían un buen invento allí. También molan los miles de carriles de la 101 o que los coches vayan bastante tranquilitos en autopista y mucho más tranquilitos en ciudad (la paciencia y respeto por otros conductores es flipante). Más difícil fue eso de asumir que en las carreteras de allí puedes adelantar por donde te salga de los eggs. Acostumbrado a confiar en que el carril derecho siempre es más lento a uno le dan algún que otro susto cuando alguno te adelanta por ese lado sin piedad. Hay que ir un poco más atento, pero la verdad es que el ritmo de conducción es simpático. Es llamativo lo de los puntos cardinales que están por todos lados (incluso en los retrovisores de los coches) o los intermitentes rojos en muchos coches. La verdad es que el tema conducción fue divertido.

Me resulta curioso que carreteras y aceras estén tan hechas polvo por todos lados —eso confirma que en España tenemos una red de carreteras alucinante—, pero aunque les ganamos en eso, no les ganamos en proporción de Teslas por habitante. Qué locura lo de Palo Alto, queridos lectores. No sé. Yo creo que los regalan en la tómbola o algo, porque veía Model 3, Model S y Model X por doquier. Como si fueran el Seat Ibiza de allí. Es cierto que el nivel de vida allí hace que sea más fácil ver tanto Tesla, pero a mí me dejó asombrado ver a tanta gente con coches que como poco parten de los 50.000 dólares, y no creo que muchos bajasen de 100.000. Pero aquello es jauja, aunque debo decir que aquella impresión de hace años del parque automovilístico en EE.UU. —todo era más grande, coches incluidos— ya no lo es tanto. Resulta que en esa y otras muchas cosas nos parecemos sospechosamente a Estados Unidos, y al menos la zona del mini-resort burgués no distaba mucho en ritmos y formas a lo que vimos en Palo Alto y San Francisco. Vaya, que no es pa’tanto. De hecho diría que nos hemos apropiado tanto del American Way of Life —y si no mirad cómo celebran Halloween los coles, el de nuestros niños incluido— que uno está allí un poco como en casa. Bueno, salvo por lo de los Teslas y los rascacielos, claro.

Los nombres de los garitos en inglés, y los que te atienden lo hacen en español. Como en España. Eso sí: qué lata lo de no poner los precios finales en casi nada y sumar al final los impuestos. Te crees que vas a pagar 4 dólares por un hot chocolate y resulta que no, que son 4 dólares más impuestos. Más propina, que esa es otra. Y así con todo. Debo reconocer que hay una cosa mucho mejor en los estates, y es la forma en la que te atienden: la gente es súper maja. Pero maja rollo quiero que seas mi amigo a partir de ahora. Los conductores del Caltrain que lleva de Palo Alto a San Francisco son monologuistas en sus tiempos libres, como los de los autobuses de Yosemite, que para que la gente se apretujase decían «Go back and make a new friend» («Vete atrás y haz un nuevo amigo»). Pero es que el que nos encontramos en el Computer History Museum (espectacular, hubiera necesitado una semana para verlo todo bien, solo estuvimos 3 horas) ya fue de traca. El chaval debía haber repetido el mismo discurso mil veces y estaría hasta los eggs de hacerlo, pero fue como si fuéramos la visita que llevaba esperando toda la vida. Más majo que las pesetas o, en este caso, los centavos. Entiendo que lo hacen porque igual esperan una propina para todo, pero de verdad que nos quedamos atontados con ese tipo de detalles.

El otro detalle tecnológico era obvio. El iPhone está por todos lados, como esperaba, y aunque tampoco fui haciendo estadística está claro que Apple aquí es dueña y señora. Lo mismo con el Apple Watch o los AirPods. Casi me daban ganas de sacar el P30 Pro y gritar algo tipo «¡Viva Huawei!» a lo Bravehart en medio de la Market St.. No lo hice, pero oye, me quedé con las ganas. Hubo visita al Apple Park (bueno, a su Visitor Center) entre otras muchas y allí pude tirar un par de fotos para comparar el resultado con el 11 Pro: el P30 Pro es genial, pero a priori diría que al menos con foto normal el nivel de detalle de los iPhone es superior. Bien por los chicos de Cupertino, que se han puesto las pilas. Por cierto, había bastantes MacBooks pero cuidado, porque vi bastantes portátiles de otros fabricantes (Dell parece triunfar por la zona), algo impensable hace unos años. Y teniendo en cuenta que allí tomar café en una terraza sin abrir el portátil es ser de otro planeta, pues portátiles, lo que se dice portátiles, vi unos cuantos.

Pero claro, también vimos otras muchas cosas. Y hubo muchas fotos con un P30 Pro que brilló como esperaba —oye, qué descubrimiento el gran angular— y que sin ser como digo superior al iPhone 11 Pro (o eso me pareció) ha sacado unas fotos de escándalo. Y para muestra, el saltito prometido encabezando el post.

Qué viaje tan estupendo. Y qué envidia con los Tesla, caray.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • TCL Plex: un smartphone de 6,53?, Snapdragon 675, 6 GB de RAM, 12 8 GB de capacidad (ampliables), cámara triple de 48+16+2 MP, 3.820 mAh, conector auriculares (!). Está a 219 euros en Amazon (baja de 279).
  • Realme 6: súper nuevo, 6,5?, Helio G90T, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2 MP), 4.300 mAh de batería, lector de huella en el lateral, está a 192 euros en AliExpress Plaza con el código ALIVERSARIO27
  • Cargador AUKEY USB-C: con Power Delivery 3.0, potencia de 36W, dos puertos USB-C para cargar móviles o tabletas a toda pastilla. Está a 25,99 euros en Amazon (baja de 38,99).
  • Televisor TD Systems K58DLK10US: una Smart TV de 58 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10, sonido Dolby Digital+, WiFi, sistema operativo Android 9.0. Está a 319 euros en AliExpress (baja de 359).
  • Tocadiscos Victrola Pro: no solo podrás reproducir tus vinilos, sino convertirlos a MP3 si así lo quieres. Incluye software para Mac y PC y cable USB, está a 47,55 euros en Amazon (baja de 58).
  • Kit de elaboración de cerveza: qué mejor que hacer tu propia cerveza ahora que está más difícil comprarla fuera. Elabora 5 litros de cerveza Weissbier trigo, estilo alemán. El kit está a 38,50 euros en Amazon (baja de 59,90).
  • TCL 55DP602: una Smart TV de 50? con resolución 4K UHD, soporte HDR, sonido Dolby Digital Plus, está a 399,85 euros en Amazon. Brutal.
  • Altavoces Edifier Studio R1280T: equipo de dos altavoces para sonido estéreo, hasta 42 W de potencia, conectores RCA y minikack, sensibilidad de 85 dB, mando a distancia. Son estupendos, de hecho los tengo en casa. Están a 70,90 euros en Amazon (bajan de 99,99).
  • LG 65UM7610PLB: una smart TV de 65? con resolución 4K UHD, soporte HDR, palnel IPS, sistema webOS 4.5, asistente de Google y Alexa, sonido DTS Virtual:X. Está a 673,90 euros en Amazon (baja de 999).
  • Realme X2 Pro: 6,5 pulgadas 90 Hz, 12 GB de RAM, 256 GB capacidad, Snapdragon 855+, cámara cuádruple (64+13+8+2 MP), 4.000 mAh, lector bajo pantalla, está a 361 euros en AliExpress Plaza con el código ALIVERSARIO37. En Amazon está a 439 euros.
  • Xiaomi Redmi Note 8: 6,53?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Está a 155,42 euros en Amazon
  • Xiaomi Mi TV Box S: el set top box de Xiaomi con soporte de streaming en 4K, procesador Amlogic S905L (S905X), 2 GB de RAM, 8 GB eMMC, WiFi ac, BT 4.2, HDMI 2.0, mini TOSLINK, control remoto. Está a 49 euros en Amazon.
  • Apple iPhone 11 64 GB: 6,1 pulgadas de pantalla Retina, Apple A13 Bionic, Face ID, cámara dual de 12 +12 Mpíxeles, carga inalámbrica, resistencia IP68, carga rápida, Dolby Atmos. Está a 789 euros en Amazon.
  • Amazon Kindle: el lector de libros electrónicos de Amazon ya cuenta en su versión básica con luz frontal integrada, así que puedes leer en la cama sin lámparas. 6 pulgadas 167 ppp, 4 GB de capacidad, está a 64,99 euros en Amazon (baja de 89,99). El Paperwhite resistente al agua está a 99,99 euros (baja de 129,99).
  • Monument Valley 2: un juego visualmente precioso con una mecánica de puzzles espectacular. Está gratis para Android en Google Play y también gratis para iOS en la App Store.
  • Oppo Reno 2: 6,55?, Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+13+8+2), lector de huella bajo pantalla, 4.000 mAh, cámara frontal «aleta tiburón». Muy curioso , está a 449 euros en Amazon (baja de 499).
  • ASUS ZenBook 14: un portátil de 14? FullHD con un Ryzen 7 3700U, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD, una Radeon RX Vega 10, sistema operativo Endless OS, teclado español, lector de huella. Está a 649 euros en Amazon.
  • WD Black P10 5TB: una unidad de 5 TB de capacidad perfecta para consola o PC, capacidad estupenda, conexión USB 3.0, tasas de transferencia notables, está a 119,99 euros en Amazon (baja de 140,49).
  • Seagate Expansion 8 TB: otra unidad aún con mayor capacidad, 8 TB (uauh!) con interfaz USB 3.0 (compatible USB 2.0), 3,5 pulgadas y un precio muy bueno (no tanto como el anterior), 139,99 euros en Amazon.
  • HiSense H50AEE6400: una Smart TV de 50? con resolución 4K UHD, soporte HDR, plataforma VIDAA U, modo deporte, está a 349,99 euros en Amazon.
  • ‘World War Z’, ‘Figment’ y ‘Tormentor x Punisher’: Epic Games vuelve a regalar juegos. Tres más con muy buenas críticas, que os podéis descargar desde ya mismo. A por ellos!
  • Apple iPhone 8 256 GB (rojo, reacondicionado): atentos a este modelo, que según Amazon está como nuevo y «funciona como tal», nada menos que 256 GB de capacidad, 4,7 pulgadas, cámara de 12 Mpíxeles, TouchID, resistencia al agua IP67. Está a 399 euros en Amazon.
  • Sharp LC-55UI8762ES: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR+, Smart Aquos Net+, 3 x HDMI, 2 x USB, altavoces Harman Kardon, está a 389,99 euros en Amazon (baja de 799,99).
  • Philips 32PFS5823: una Smart TV modesta de 32 pulgadas y resolución Full HD para quienes no necesitan lo más de lo más. Tiene tecnología Pixel Plus HD, Dolby Audio, y puertos HDMI y USB. Está a 209,99 euros en Amazon (baja de 269).
  • Lenovo IdeaPad C340-14API: un portátil convertible en tablet muy majo de 14? Full HD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10 y teclado en español por 599,99 euros en Amazon.
  • ASUS ZenBook UM431DA-AM003: un portátil de 14? Full HD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, teclado en español, está a 549 euros en Amazon.
  • Humble Bundle Just Drive: un pack de juegos de conducción para quienes quieran disfrutar al volante «virtual». Asetto Corsa, Dirt 4 y Project Cars 2 entre otros por 12 euros en Humble Bundle. Brutal
  • Humble Bundle Stardock: esta empresa lleva años haciendo programas fantásticos de personalización y productividad de Windows 10. Por 13,50 euros tendrás el pack completo, incluidos Windows Blinds, Fences (escritorios virtuales) o Multiplicity (KVM software).
  • Acer Aspire 3: un portátil muy modesto pero curioso, 15,6? FullHD, Core i3-6006U, 4 GB de RAM, 128 GB de SSD, Linux preinstalado, teclado español, está a 239 euros en Amazon, buena opción como portátil de batalla o para niños.
  • AMD Ryzen 2600X: si estáis actualizando vuestro PC o vais a montaros uno nuevo atentos a este micro de 8 núcleos y 16 hilos de ejecución, preparado para overclocking, 95W de TDP, hasta 4,25 GHz. Está a 129 euros en Amazon (baja de 215).
  • Xiaomi Mi 9T: 6,39? AMOLED, Snapdragon 730, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+13), cámara frontal retráctil (20 MP), lector de huella bajo pantalla, 4000 mAh. La versión de 64 GB está a 259,99 euros en Amazon (baja de 329).
  • Aspiradora Philips Speedpro: formato escoba, se puede usar como aspiradora vertical o aspiradora de mano, en ambos casos sin cable. Cepillo con succión de 180º, tecnología PowerCyclone 7, hasta 800 l/min de velocidad del aire, está a 149,99 euros en Amazon (baja de 289).
  • Amazon Prime Estudiantes: la suscripción a Amazon Prime está a solo 18 euros al año (60 para usuarios normales) con un periodo gratuito de 90 días de prueba. Ya sabéis, con ella tenéis entrega rápida gratis, prime video y prime music.
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, buena opción recién salida del horno. Está a 179 euros en Amazon.
  • Huawei P40 Lite + Freebuds 3: 6,4?, Kirin 810, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara cuádruple de 48+8+2+2 MP, 4.200 mAh de batería, regalo de los auriculares valorados en 179 euros. Está a 299 euros en Amazon, espectacular. Una sola pega: lleva Android 10, pero sin servicios y apps de Google.
  • HiSense H65A6500: una Smart TV enorme de 65 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR, con la plataforma VIDAA U, modo deportes, WiFi, Precision Color, está a 579,99 euros en Amazon.
  • Intel NUC: un miniPC potente y curiosón. Con un Core i5-7260U, 8 GB de RAM, 240 GB de SSD2, Windows 10, está a 525 euros en Amazon. Buen equipo de trabajo o incluso de salón.
  • Acer Aspire 3 A315-54K: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-10210U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, con salida HDMI, RJ45, USB 3.1, lector de tarjetas, está a 499 euros en PcComponentes (en Amazon 708 euros).
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 99 euros en Amazon (en PcComp 147).
  • ASUS TUF Gaming FX505DV: un portátil gaming con pantalla de 15,6? Full HD a 120 Hz, Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM, 512 GB SSD, GeForce RTX 2060 (uauh), sin SO, teclado retroiluminado en español. En eBay está a 999 euros, rebaja brutal.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

14 comentarios en “Teslas y iPhones

  1. Land-of-Mordor dice:

    Qué curioso. Yo también he viajado, pero literalmente al «otro lado» y me he fijado exactamente en las mismas cosas. En mi caso, a la Rusia de Putin, que para como está ahora, más les hubiera valido no dar el salto «sin red» al capitalismo. Algunos ejemplos:

    – Carreteras, aceras, calles y parques están en un estado que rebasa lo lamentable. Algunos barrios de las ciudades, anteriormente «dachas» de veraneo hoy infraviviendas pero con muchos m2, tienen calles de barro permanente salvo cuando nieva. En esos barrios, saneamiento o agua potable es directamente mucho pedir.

    – Los coches son curiosos, tal vez más que en EEUU. Lo más «europeo» que se ven son los de marca china que pululan bastante. Pero ver Ladas soviéticos siendo «mayoría» en ciudades de 100.000 habitantes no tiene precio. También mucho coreano y japonés de segunda mano de importación (con el volante al otro lado). Eso sí, se ven algunos Toyota Land Cruiser y otros modelos todo terreno que son como los de aquí pero con esteroides: más grandes, más tochos y con motor V8.

    – Que los autobuses de las «EMTs» lleven revisor con riñonera, tira de tickets y «libretilla» con los trayectos, y que éstos sean del modelo que tuvo que aprobar algún preboste comunista allá por los 70 también choca. Más aún con ganchillo o similar decorando el perfil de las ventanas, que es norma, y conductor joven que se ha traído unos altavoces de casa y te pone una tralla «noventera» que crees que va a sonar «Paco Pil» en cualquier momento. Algunos incluso están convertidos a gas.

    – En grandes ciudades puedes encontrar mucho local al estilo «estadounidense-europeo», pero no precisamente preparado para el turismo. Eso de atender con una sonrisa no lo hacen (a no ser que vayan a sacarte hasta los ojos), pero en general la gente es correcta y educada. Los locales recomiendan encarecidamente comida hecha en casa, te la puedes jugar en más de un restaurante/puesto de comida.

    – Se ven iPhones en manos de gente «normal», pero son normalmente iPhones 5 y 6, tal vez comprados cuando el € estaba a 30 y pico rublos, ahora se mueve entre 70 y 85 a lo largo del año. Los modelos Android son más actuales y se ven Xiaomis en manos de la gente y en las tiendas (un poco más caros que aquí al cambio). Son relativamente comunes las tarifas con datos ilimitados, pero a partir de los 50 mb que compartas con otro dispositivo te empiezan a cobrar y caro. Todavía las operadoras de allí intentan vender los «mifis» con contratos especiales.

    – La TV es por satélite. Los precios son baratos para el europeo medio y se dejan notar para el ruso medio, pero no hay otra: las distancias son tan enormes que la antena «normal» sólo sirve para canales locales y comarcales. En las ciudades hay ofertas que parecen «majas» de TV, móvil y fibra, pero la cobertura es muy limitada (por cierto, los cables de telecomunicaciones «vuelan» de techo de edificio a techo de edificio).

    – Sobre los sueldos, pues casi mejor ni hablar porque seguro vendrá alguien con estadísticas «oficiales» y sueldos medios. Pero fuera de las 4 ciudades más grandes del país un «buen sueldo» se consideran 300€ y el salario mínimo ronda los 136€. La gente que trabaja en oficinas gubernamentales o bancos (en ventanilla o mesa de atención) se tiene que contentar con 190-250€ al mes, trabajando a turnos. Oficinas públicas y bancos abren de 9:00 a 20:00.

    – En lo que sí creo que coinciden ambos países es en una naturaleza exuberante, más conservada que en la vieja Europa más que nada por las enormes distancias. Lo que me dio pena fue seguir encontrando basura en el bosque aunque te alejaras varios kilómetros del núcleo poblado más próximo.

    Y si te pareció un «robo» lo del impuesto revolucionario de 14$ al turista, los 30 y pico que cuesta el visado a «Putinland» te parecerán una broma sin gracia (si tienes la suerte de vivir en Madrid, que los de provincias tenemos que ir a sospechosos «consulados» que suben la factura a 130-180€ dependiendo del tipo de visado, turista o asuntos privados). En cuanto a los controles, son serios y «secos» en el trato, pero muy permisivos. En el equipaje facturado entró y salió al país todo tipo de contrabando.

    • Qué contrastes tan curiosos Land, gracias por contar la experiencia. Como país para visitar Rusia no me atrae demasiado, siempre me da la sensación de que el turista no es bienvenido. He oído varias historias de policías a los que hay que sobornar en la Plaza Roja para que no te monten un jaleo con pasaportes y visados, y lo que cuentas tampoco es que me dé muchas ganas de ir por allí. Parece que salvo por algunas de las cosas que comentas es un país barato para el turista español, pero vamos, eso no parece compensar.

      • Land-of-Mordor dice:

        Que siempre van a intentar sacarte unos rublos de más, y si eres turista ya ni te cuento, uno se lo espera. No es precisamente un país barato, los precios de los productos básicos van un 10-20% inferior a los españoles, a veces no hay diferencia lo que te deja pasmado (teniendo en cuenta los sueldos). Y si te entra la nostalgia patria siempre puedes comprar una lata de aceitunas que dicen ser españolas en prácticamente cualquier supermercado incluso en pueblecillos XD

        Entiendo que en Moscú o San Petersburgo puedas sentirte «cómodo» como turista, pero como dices te puede dar la sensación que te están haciendo un favor por dejarte visitar el país.

        Yo estuve en el área de Ekaterimburgo (4ª ciudad del país en población) tras hacer escala en Estambul y el caos ordenado de esa última me pareció más civilizado que algunas zonas de ese área. Ahora si lo que quieres es perderte en verdadero océano -literal- de abetos y naturaleza salvaje o tienes curiosidad por la extinta URSS (todavía quedan cosas en pie), es una visita interesante.

      • Que vivan las aceitunas 🙂 Curioso que no sea barato con los sueldos rusos, pero está claro que en todos lados hay cosas fantásticas que descubrir. El tema es que la estancia allí sea más o menos agradable y compense, pero mola que hayas contado un poco esas experiencias para saber qué se puede esperar. Es una pena, porque estoy seguro de que si fueran un poco más coherentes con el tema de turismo verían que puede dar mucha alegría al país y a los negocios de allí.

      • Land-of-Mordor dice:

        Para viajar a España para los que no son de la UE o no son países con acuerdo especial, también hay que pagar unas «tasas» por el visado (turista o del tipo que sea). Llevamos tanto tiempo en la UE que ya nos creemos que «todo el monte es orégano» 😉

  2. Mike dice:

    Eii… Este verano también me he escapado a San Francisco y alrededores. Coincido con todo lo que dices, sobre todo me chocó lo de los monologuistas: en el servicio de autobuses de San Francisco, nos subimos a uno abarrotado hasta los topes y la gente acabó coreando y cantando con la conductora!! totalmente alucinante.
    Tema fotos las hice todas con un Poco F1 con la gcam y te aseguro que nada que envidiar a ningún iphone… alucinante lo que hace un móbil de 300€!!
    Fueron unas vacaciones alucinantes (San Francisco, Yosemite, Death Valley, Las Vegas, Antelope Canyon, Gran Canyon, Bryce Canyon, Los Angeles, Ruta 66…) un viage inolvidable con muchas curiosidades culturales y tecnológicas que vale la pena ver…
    Espero disfrutases tanto como nosotros!!

    • Efectivamente el Poco F1 con GCam dicen que cumple estupendamente, me alegro de que le saques partido 🙂 Nuestro viaje fue algo distinto (nada de Ruta 66 o Gran Cañón) pero también muy aprovechado, desde luego que ha sido espectacular 🙂 Gracias Mike!

  3. ¡Qué bien! Se nota que vuelves fresco (de mente, porque de cuerpo imagino que llegarás «mallao»).

    Me alegro de que te haya ido tan bien : )

    Yo, la semana pasada en la costa este (NYC), también noté el cambio en los coches (que ya no hay tanta diferencia en tamaño con España como antes). Pero, curioso, casi no vi Teslas y sí vi mucho mastodonte negro de los malos (Suburban , Escalade y similares).

    Los precios venían con impuesto, pero por supuesto sin tip.

    Ah, y ahora los comercios te ponen ya en el ticket la tip recomendada con el cálculo hecho de antemano, dándote tres opciones, buscando aumentarla aún más de lo habitual:

    Ok service: tip 15%
    Good service: tip 20%
    Awesome service: tip 25%

    Me pareció la bomba.

    • Lo de las propinas así preestablecidas al pagar lo vi en un par de sitios, me encantó pulsar el «No Tip» en un garito en el que no tenía sentido darla: era una cafetería rollo fast-food, recogías el pedido, que además tardó bastante en ser servido (y cometieron un error primero). 6 personas para un bar en el que habría unos 30 clientes y aún así tardaron 10 minutos para un café y un chocolate.

      Eso sí, el local muy cool. Muy Le Cocó.

Comentarios cerrados