Tecnología

El Superbook al ataque

Casi tres años han pasado desde que aquel 21 de julio de 2016 escribiera sobre el Superbook. El invento era desde luego destacable: un portátil «hueco» que servía como teclado, trackpad y sobre todo pantalla externa para cualquier smartphone. Una forma curiosa de poder extender la capacidad del móvil para convertirlo en un portátil al uso. Más o menos.

Esperando que es gerundio

Llevo tres años esperando por ese Superbook que reservé nada más enterarme del proyecto en Kicktarter. Invertí 180 euros (creo recordar) en la versión 1080p con teclado retro iluminado y algún pequeño extra más. A día de hoy ese SuperBook que había encargado no me ha llegado, y soy parte de un grupo numeroso de personas que lamentablemente se han visto afectadas por esa parte tan negativa de Kickstarter: quienes ponen en marcha el proyecto a veces no logran cumplir con las expectativas ni con los tiempos.

La campaña de Kickstarter fue un éxito: recaudaron casi 3 millones de dólares, pero a muchos de esos 16.732 patrocinadores jamás les llegó su SuperBook. Yo fui uno de ellos.

En el caso del Superbook todo ha sido un desastre. Retrasos, retrasos y más retrasos, problemas de compatibilidad, conflictos hardware… Un sinfín de historias que han hecho que la llegada de los disposivos haya sido tardía y desastrosa. Las quejas en su web de soporte han sido tantas que acabaron creando un canal en Slack para tratar de centralizar el tema. No ha servido de mucho, porque las quejas seguían siendo constantes (siempre las mismas, «¿Dónde está mi SuperBook?») pero nadie del equipo de Sentio contestaba normalmente. La última noticia que dieron los responsables del proyecto dejaba claro que básicamente abandonaban el tema por las dificultades y que ya podía quedarme esperando mi SuperBook, porque lo más probable es que nunca me llegue.

Fue en ese foro de soporte donde coincidí con otro usuario español que había comprado un SuperBook que tampoco le llegaba. Chateamos un poco y quedamos en intercambiar novedades. Fue así como me enteré de que a él sí le había llegado por fin el suyo, pero sin cargador, y tras haberlo puesto en marcha había descubierto lo mismo que todo el mundo:

El Superbook es una castaña.

No lo digo yo, ojo, lo dicen un montón de análisis del producto y los propios usuarios en hilos como este de Reddit. En este análisis lo calificaba de «pesadilla»

Un SuperBook en mis manos

No esperaba ya que me llegase el mío pero visto lo visto tampoco es que me preocupase demasiado. Y entonces, sorpresa. Este chico con el que había chateando se ofreció a mandarme el suyo. No le estaba sacando partido y le daba igual cedérmelo y que así pudiera dar mis impresiones por aquí. Me pareció un gesto alucinante, así que acepté agradeciéndoselo: él prefiere mantenerse en el anonimato, así que desde estas líneas que sepas que este post va por ti, majo.

El caso es que ya tengo el Superbook conmigo. Lo recibí hace unos días y ya he podido trastear un poco con él, así que por fin puedo contar cómo es esa experiencia. Para empezar, la puesta en marcha. No es del todo trivial, pero encontré esta fantástica guía en el Wiki de Sentio que lo explican todo muy bien, incluidos esos trucos absurdos que si no te sabes probablemente te compliquen la existencia.

Por ejemplo, que el cable que viene con los SuperBook (en este caso, de USB-C a USB-C) no se puede conectar de cualquier forma. En el conector hay unas pequeñas bandas negra o blanca, y cada extremo va a un lado, pero es que además la orientación tiene que ser específica, con el logo de Sentio hacia arriba, visible. Aquí lo del USB-C reversible como que no.

El caso es que siguiendo la guía la cosa no tiene pérdida. En mi caso el SuperBook no es capaz de cargar mi Xiaomi Mi 6 mientras está conectado, y por eso hay que pulsar las teclas Fn+P para desactivar esa opción o de lo contrario no verás nada en pantalla. Una vez logras hacer mirroring (con DisplayLink Presenter) luego ya instalas Sentio Desktop y ya puedes tirar millas. De repente tienes al fin tu escritorio móvil replicado tanto en tu smartphone como en este mini-portátil.

Aquí prima el trabajar con ventanas maximizadas

Todo bien, ¿no? Pues no mucho. El problema es que el escritorio replica la resolución del smartphone, y eso hace que en el SuperBook lo veas todo con un tamaño exagerado, rollo Barco de Vapor. Es como tener un smartphone de 11,6 pulgadas y resolución 1080p que no tiene opción de escalado, todo se ve demasiado grande, tanto los iconos como las tipografías. Afortunadamente hay solución: hay que conectar primero el smartphone al PC, activar las opciones de depuración y ejecutar un par de comandos en ADB para activar ciertas opciones internas. Lo explican todo en la guía que he enlazado, así que si tenéis dudas podéis remitiros a ella. 

Una vez hecho eso, ya sí que podremos usar escalado en el SuperBook, y eso cambia las cosas totalmente. De repente el equipo se convierte en funcional ya que por fin puedes trabajar con herramientas como lo harías en un portátil normal… O casi. En mi caso, he escrito todo este post con el SuperBook, pero he tenido que hacerlo en Chrome. Este navegador sí soporta el modo escritorio que hace que la ventaja de Chrome se adapte a ese escalado y que además lo convierte en una ventana redimensionable, minimizable y maximizable, como lo son las de un entorno de escritorio convencional.

En Firefox no ocurre eso: la ventana aparece siempre maximizada, y su soporte del escalado no existe, pero hay truco: ir al menú de Firefox y activar la opción «Pedir sitio de escritorio» con la que por fin podremos navegar de esa froma más natural. De todos modos gana aquí la partida un poco, aunque es cierto que esa opción de Firefox allana el camino si sois usuarios (como yo) de ese navegador y otros no soportados directamente. 

Este post ha sido redactado (que no maquetado) en el SuperBook. Este es el aspecto del post en el editor de WordPress mientras escribía.

La gestión multitarea en el SuperBook es también algo limitada. Podremos habilitar el Alt+Tab en las opciones de Sentio (nos pedirá activar una opción de accesibilidad de Android), lo que desde luego facilita ese camino, pero cuando lanzamos una aplicación redimensionarla tiene truco: el icono en forma de cuadrado de la esquina superior izquierda permite hacerlo, pero si maximizamos la app ya no sé cómo se vuelve a modo ventana para redimensionarla y moverla.

No se pueden tener por dos instancias de Chrome o Firefox en dos ventanas separadas que tener al mismo tiempo en pantalla, algo que por ejemplo yo uso a diario para trabajar. Esto es más de trabajar con aplicaciones maximizadas, aunque intuyo que se puede apañar esa forma de trabajo con algún truquillo. Quizás usando Chrome y Chrome Beta en paralelo, por ejemplo, y redimensionando cada ventana a una mitad de la pantalla. 

Pantalla, ratón y teclado

¿Cómo es la pantalla? Pues bastante decente una vez activas la opción de escalado. Es un panel TN con un brillo y resolución aceptable, pero el SuperBook no tiene altavoces, así que es raro querer ver un vídeo en grande en YouTube por ejemplo y que el sonido salga de los altavoces del móvil. Por cierto, Olvidaos de Netflix: no hay soporte DRM en el SuperBook, así que no podremos ver pelis y series «en grande» con esa aplicación. 

El teclado es sorprendentemente decente. Tiene un tamaño aceptable quizás algo apretujado por esas 11,6 pulgadas. Existen teclas de acceso rápido a algunas funciones tradicionales de la interfaz Android, y por ejemplo sorprende eso de que el F1, F2 y F3 doblen como teclas de atrás, inició y menú de Android. En la parte inferior en lugar de tecla Windows tenemos tecla Sentio para el lanzador de aplicaciones, y también hay teclas especiales para controlar el brillo de pantalla, la reproducción e incluso la retro iluminación del teclado, básica pero oye, funcional. 

El touchpad es otro cantar. Tengo que probar alguna solución que he visto en Reddit para tratar de mejorar su comportamiento, pero en general es errático y la detección de la palma me ha jugado malas pasadas detectando clics donde no los había. Cuando no escalas parece comportarse mejor, pero si escalas (yo tengo el zoom al 300x, hay un máximo de 400x) pierde un poco los papeles. No hay botón derecho del ratón como tal ni soporte de gestos (que yo sepa), pero sí que hay un pseudo botón derecho de ratón que se activa pulsando más tiempo el botón izquierdo del ratón allí donde quieres que aparezcan los menús contextuales. 

Al final lo mejor si quieres trabajar con el SuperBook es hacerlo con un ratón externo. Hay un puerto USB perfecto para ello, así queuna vez conectas un ratón normal la cosa se vuelve muuucho más llevadera, y de hecho el flujo de trabajo mejora de forma sorprendente, al menos en mi caso. 

El equipo, por cierto, tiene su propia batería interna y una toma de corriente para recargarla. Como decía al principio esa batería puede ser usada para cargar tu móvil si lo soporta, algo que lamentablemente mi Xiaomi Mi 6 no hace. Y como no lo hace, tenemos un problema Houston porque la batería del Mi 6 nota ese trabajo extra que le impone cuando usas el Superbook. En el rato que he estado escribiendo este post la batería ha bajado delo 75 al 50% aproximadamente, y eso hace que si tienes que trabajar de forma continuada la cosa pueda ser un poco problemática. Aún así no es un problema demasiado grave, y basta ser previsor y tener el cargador del móvil a mano por si surge esta necesidad. 

Conclusiones preliminares

¿Qué tal el Superbook? Pues a pesar de las críticas negativas que he visto por ahí, mis ratos con el SuperBook han acabado por convencerme de que el concepto no está mal. La construcción es mala, claro. Cruje de vez en cuando y se nota que la atención en el chasis no ha sido excepcional. No es un producto sólido ni destacable en ese apartado. No es bonito ni refinado. Es más bien cutre, casi rollo netbook de la década pasada. Marcos gigantes en la pantalla, plasticurri por doquier y esa ausencia de altavoces que para mí es una pena aunque siempre podremos conectar los auriculares del móvil y olvidarnos de esa pega. 

Una vez en marcha, no obstante, la experiencia no es del todo mala. Si lo que quieres es escribir y navegar la verdad es que el producto está sorprendentemente bien resuelto, y todo gracias a un teclado que al menos en mi caso me ha parecido estupendo para sus limitaciones. No he interactuado mucho con otras herramientas del sistema pero por ejemplo sí he abierto SnapSeed para editar alguna foto y lo cierto es que funcióna razonablemente bien. Aquí la percepción es la de que las aplicaciones Android siguen estando para ser toqueteadas y no controladas con el ratón y el teclado, pero la opción está ahí y la verdad es que es interesante. 

¿Recomendaría el SuperBook? Creo que no, pero no por el concepto en sí, sino porque el producto ha sido abandonado a su suerte. Lo siguen vendiendo en su página web, algo que me parece bastante vergonzoso teniendo en cuenta que ya no dan soporte y hay tantas quejas por parte de usuarios que como yo jamás han recibido su unidad. Por eso ni siquiera enlazo a Sentio, y recordad, si os pilláis uno olvidaos del soporte futuro, porque probablemente no lo haya. Hay alternativas como NextDock que también persiguen lo mismo, así que los interesados siempre pueden acudir a esa opción. 

Cuando invertí en el SuperBook lo hice pensando que sería un invento curioso para llevarse a viajes y vacaciones: un portátil hueco y barato que no importaba si perdías porque no te podrían robar datos de él: toda la inteligencia está en el smartphone, así que la idea me tentaba. Tras probarlo estos días me he dado cuenta de que efectivamente puede cumplir con su objetivo, pero hay una pequeña curva de aprendizaje necesaria y las desventajas quizás superan a las ventajas. A mí me ha molado, insisto, pero creo que el SuperBook (o alternativas similares) no es para todos los públicos. Al final tener un portátil de batalla con Windows creo que es la mejor opción para la mayoría de la gente, pero oye, como invento el Superbook tiene su aquel. 

Y recordad: todo este post ha sido hecho con el SuperBook, y al menos en el caso de la redacción el tiempo invertido no ha sido muy distinto del que hubiera invertido en un portátil o PC convencional. Eso, señores, mola.

Post dedicado al anónimo lector de Incognitosis que amablemente me ha cedido su SuperBook para probarlo. Va por ti, compi. Mil gracias.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • Xiaomi Mi A3: el nuevo cholloteléfono de Xiaomi. 6,01″, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), Android One (puro, sin MIUI), lector de huella bajo pantalla, sin NFC, brutal: 203 euros en GeekBuying con el código 3FUYCD7F
  • Xiaomi Mi 9T: 6,39″ AMOLED, Snapdragon 730, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+13), cámara frontal retráctil (20 MP), lector de huella bajo pantalla, 4000 mAh. Brutal por 271 euros en GearBest con el código MI9T128BLACK
  • Xiaomi Mi 9: atentos, chicos. AMOLED 6,39» , Snapdragon 855, 6 GB de RAM, GB de capacidad, huella dactilar en pantalla, carga inalámbrica y rápida, cámara triple (48+12+16 MP). Brutal por 316 euros en GearBest con el código GBM964BLACK
  • Monitor AOC: atentos a este chollazo, 21,5 pulgadas y resolución 1080p a un precio escandaloso, 69,99 euros en Amazon. Absolutamente brutal, con HDMI y VGA.
  • Raspberry Pi 3 B+ Starter Kit: acaba de salir la 4, pero eso abarata este kit. Incluye la RPi 3 B+, adaptador de corriente con interruptor, 3 radiadores, caja, cable HDMI, micro SD con NOOBs. Está a 51 euros en Amazon con el código JF8I4CDN
  • Auriculares Xiaomi AirDots Pro: los competidores de los AirPods de Apple, con controles de reproducción, llamadas y asistente de voz, compatibles con iOS y Android, hasta 10 horas de uso, están a 40 euros en Banggood con el código BGAirTWSES
  • SSD Samsung 860 QVO 2 TB: la unidad SSD de 2 TB de Samsung sigue estando de ofertón. Con tecnología QVO, mejores tasas y eficiencia, hasta 560 MB/s en lectura, está a 187 euros en Amazon Francia, envío incluido
  • Huawei MateBook D: un portátil ultradelgado de 15,6″ Fulll HD con un Core i3-8130U, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, Windows 10 y teclado en español. Buen precio para un buen equipo, 499 euros en Amazon
  • Lenovo IdeaPad 330-15ICH: el 15,6″ Full HD con ambición gaming. Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, y una GTX 1050 para jugar con cierta alegría. Sin sistema operativo, está a 499 euros en Amazon
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva versión de la pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED a color, 5 ATM de resistencia (a nadar sin fin) sensor de ritmo cardiaco, notificaciones, monitor de sueño, está a 27 euros en Banggood con el código BGMiband4es01
  • Smart TV LG 55UM7100ALEXA: una tele inteligente de 55 pulgadas 4K HDR10 y HLG con WebOS 4.5, conectividad ThinQ, soporte Alexa, sonido Ultra Surround. Está a tan solo 538,99 euros en Amazon.
  • NAS WD My Cloud EX2 Ultra: un NAS de nada menos que 8 TB de capacidad con dos bahías, RAID, sincronización de archivos, servidor multimedia, está a 268,99 euros en Amazon.
  • Chuwi Aerobook: 13,3″ con un Intel Core m3-6Y30, 8 GB de RAM y 256 GB de SSD, Windows 10 (teclado en inglés, touchpad gigante, ). Compacto, ligero y con bastantes más puertos que el de Apple 🙂 Está a 337 euros en Banggood con el código BGOPCOUPON001
  • Portátil Jumper EZBook 3 PRO: uno parecido estoy usando para escribir esto. Ultradelgado, 13,3″ Full HD, Intel Celeron N3450, 6 GB de RAM, 64 GB eMMC, ranura MicroSD, puerto M.2, BT 4.0, HDMI, 4.500 mAh, está a 192 euros en Banggood con el código BGJU4679
  • Lenovo Legion T530: un PC de sobremesa con un Core i7-8700, 8 GB de RAM; 1 TB de HDD, 128 GB de SSD y una GTX 1050 Ti para jugar. Yo luego añadiría aparte un SSD y quizás mejor gráfica, pero a este precio está muy bien, 679,18 euros en Amazon. No incluye Windows 10, que tendréis que comprar aparte. En eBay las tenéis por 3 euros, no hay problema
  • Tableta Chuwi Hi9 Plus: 10,8″ con un MediaTek Helio X27, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), soporte stylus , webcam 8 MP, WiFi ac, BT 4.1, minijack, USB-C, 7.000 mAh, GPS, radio FM, dual SIM. Está a 142 euros en Banggood con el código BG924355. La versión con 128 GB de capacidad está muy poco por encima, solo 211 euros en Banggoodcon el código BGJU4679
  • Volante para Nintendo Switch: dos volantes AmazonBasics en rojo y azul para la Nintendo Switch para insertar el mando joy-con. Perfectos para Super Mario Cars, por supuesto. Está a 8,95 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9 SE: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (uauh), triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a tan solo 270 euros en GearBest
  • Cinta de andar Xiaomi Youpin A1: velocidad máxima de 6 km/h, soporta 90 kg y es además plegable para su fácil almacenamiento. Está a 348,16 euros en GearBest.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 147 euros en Banggood con el código BGEMN764. La versión de 3/32 GB está a 132,46 euros en GearBest.
  • Portátil Jumper X4 Pro: un 14″ Full HD con un Core i3-5005U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, webcam, WiFi ac, BT 4.2, jack de audio, HDMI, lector microSD, puerto USB-C, 4 altavoces. Tremendo por 352 euros en Banggood con el código BGJL3D10
  • Xiaomi AMAZFIT Bip: el reloj cuantificador tipo Pebble. 45 días de autonomía (y no es broma, análisis aquí chulo), GPS, monitor de sueño y pulsaciones, notificaciones, está a 45,9 euros en Banggood con el código BGSALEBIP
  • Tableta Teclast T20: más ambiciosa. 10,1″, pantalla Sharp 2,5K, Helio X27, 4 GB RAM, 64 GB capacidad, 8100 mAh, webcam 13 MP, lector de huella, WiFi, 4G, está a 142 euros en Banggood con el código BG88b402
  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 401,66 euros en AliExpress.
  • Samsung Galaxy A60: curioso este móvil de 6,3″ con un Snapdragon 675, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (32+5+8) y frontal de 16 MP, 3500 mAh, está a 205,85 euros en GearBest.
  • Chuwi Aerobook: una especie de ‘MacBook’ de 13,3″ con un Intel Core m3-6Y30, 8 GB de RAM y 256 GB de SSD, Windows 10 (teclado en inglés, touchpad gigante, ). Compacto, ligero y con bastantes más puertos que el de Apple 🙂 Está a 384 euros en GearBest.
  • Lenovo IdeaPad 330-15IKBR: atentos a la configuración. 15,6″ HD (es la única pega, no FullHD), Core i7-8550U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD. Teclado español, sin sistema operativo. Brutal por 479 euros en Amazon
  • SSD Samsung 860 QVO 2 TB: una unidad SSD SATA brutal de 2 TB de capacidad y con tecnología QVO, superior en eficiencia y rendimiento, hasta 550 MB/s. Está a 187 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • AMD Ryzen 5 2600X: desbloqueado para overclocking, esta CPU con 8 núcleos y 16 hilos de ejecución funciona a 4,25 GHz con Turbo. Incluye ventilador Wraith Spire. Está a 178,45 euros en Amazon
  • Xbox One S 1 TB All-digital: es la nueva edición sin lector Blu-ray, pero llega con un mando y un disco de 1 TB de capacidad. Regalan el juego Sea of Thieves y el Forza Horizon 3. Súper barata, 180 euros en Aliexpress Plaza
  • Xiaomi Mi Air 13: vuelve a estar insteresante. 13,3″ Full HD con Core i7-8550U, 8/256GB, GeForce MX150, lector de huella, buena opción en Banggood, está a 679 euros con el código BGXM2972.
  • Pack teclado y ratón Logitech MK120: las críticas son fantásticas, y a este precio no me extraña. Teclado de perfil plano, eespañol (la foto está mal) silencioso, con cable USB, ratón con cable USB. Está a 13,95 euros en Amazon.
  • OnePlus 7 Pro: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 599 euros en Banggood con el código BGOP7PRO
  • Xiaomi Mi A2: está de oferta. Pantalla de 5,99 pulgadas, Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (no ampliables), cámara dual (12+20), está a 145 euros en Amazon. Jamás había estado tan barato allí.
  • MiniPC: atentos a este equipo en formato NUC con un Core i3-7100U, 8 GB de RAM, 120 GB de SSD, WiFi 300 Mbps, 6 x USB, RJ-45, Ethernet, VGA, HDMI, toma auriculares. Por 205,94 euros, nada mal en AliExpress. Te regalan montura VESA.
  • Amazfit Verge Lite: sin NFC, pero con una autonomía de hasta 20 días. Pantalla AMOLED de 1,3″ 360×360 Corning Gorilla Glass. Frecuencia cardíaca, gran variedad de modos deportivos. GPS + GLONASS. Está a 89,18 euros en AliExpress

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 comentarios en “El Superbook al ataque

  1. Kheldar dice:

    Desde el primer post me parecía un producto dudoso, el concepto puede ser interesante si realmente te gusta Android como SO, pero en lo personal no lo veo como una alternativa real para trabajar. Especialmente cuando existen portátiles decentes y baratos como los que ya has analizado: Jumper Ezbook, Chuwi Lapbook. Marcas que incluso tienen opciones más baratas sin descuidar la funcionalidad. Además de que para la calidad entregada parece algo que mejor hago por mi mismo con algunas partes baratas de ebay o alliexpress.

    Lo que me parece muy mal es Kickstarter, proyectos que se atrasan indefinidamente y que cuando son entregados o si es que son entregados, la calidad dista mucho de lo que preometían o siquiera de lo mínimamente aceptable y luego quienes estaban a cargo hacen berrinche tal niño pequeño «Esto es muy difícil, lo dejamos» dejando tirados a muchas personas sin que eso tenga consecuencia alguna.

    • Es una pena lo que pasa con estos proyectos, la verdad. Hay que ser coherentes, no obstante: por 169 euros, que es lo que cuestan, no puedes pedirle peras al olmo. No está tan mal de hecho, y si hubieran trabajado más en la interacción con el escritorio seguramente acabarían teniendo una opción muy decente.

      Dicho lo cual, efectivamente algún portátil barato como los que mencionas resuelven la papeleta igualmente y sin tantas historietas. Para la mayoría de la gente, insisto, parecen mejor opción. Esto es un poco para friquis.

  2. Jose Ruiz dice:

    Agradezco la entrada y el préstamo del anónimo agraciado. Me suscribí a la campaña al ver tu post, y soy otro de los damnificados a los que no ha llegado el aparato, de hecho te iba a preguntar por curiosidad si te había llegado a ti. No me he movido mucho para ver cómo estaba el tema, porque me suscribí por esa época en otra parecida en Indiegogo, y la conclusión que he sacado es que básicamente el modelo es un timo potencial, y que invertir en algo es como tirar una moneda al aire. Mi anterior experiencia fue invertir en el Pebble y realmente fue un éxito. Lo que tengo claro es que por mi parte ninguno de estos proyectos van a volver a ver un duro.

    En España he invertido en Verkami en algún proyecto de disco o libro, y la experiencia ha sido muy buena, los autores siempre en contacto y atentos a las personas que soportan el proyecto.

    Lo dicho, muchas gracias por el análisis, y me alegro que al menos alguien haya recibido el producto.

    • Hola Jose,

      Pues mira que siento que estés en el grupo de los damnificados. no sé si te apuntaste al canal de Slack (aquí tienes info) pero allí al menos puedes interactuar con otros usuarios con el mismo problema.

      El modelo del crowdfunding efectivamente tiene mucho riesgo, pero yo creo que aquí hay que entender que es necesario cierto espíritu de «de perdidos al río», muy vocacional, muy de apoyar ideas aunque luego no lleguen a nada o casi nada. Yo cuando he hecho alguna inversión he intentado ser realista: es casi imposible competir con empresas que llevan mucho en esto y tienen recursos muy distintos, así que me encanta apoyar esos proyectos que tienen ese halo de valentía y originalidad que para mí merecen la pena.

      Fíjate que ni siquiera estoy muy mosqueado con los de Sentio: creo sinceramente que han estado mucho tiempo trabajando muy duro y simplemente no han podido con todos los obstáculos. Como ex-propietario del 100M me identifico con eso de intentarlo, luchar contra los elementos y dejarlo para tratar de vivir un poco mejor.

      Dicho lo cual, una penita. Gracias a ti por el comentario y si necesitas saber algo más avisa. No es un súper análisis sino más unas primeras impresiones pero pretendo seguir usando el cacharrín y puede que algún día dé para publicar algo más 🙂

      • Jose Ruiz dice:

        ¡Muchísimas gracias! Disculpa no contestar hasta ahora. Miro lo del Slack, a ver si hay suerte, aunque la verdad es que no tengo mucha fe.

        Lo del crowdfunding me parece muy interesante para proyectos en lanzamiento, la experiencia del Pebble fue muy positiva, y lo cierto es que ese «experimento» fue lo que relanzó los relojes inteligentes, pero hay otras campañas que parecen un timo. No estoy especialmente cabreado con este caso, que entiendo no les ha salido bien, y que al menos han distribuido equipos, hay otros que son claramente un fraude, que aún estando claro que no va a salir piden opciones adicionales (este lo hizo también) para recaudar dinero adicional, y eso es casi una estafa. Creo que las plataformas deberían hacer algo para evitar ese fraude, porque a mí desde luego, se me han quitado las ganas de volver a confiar en algún proyecto de este estilo.

        PD: Por cierto, el portátil Medion S3409 una pasada por el precio que salió, lo he visto hace poco casi por el doble.

        ¡Gracias!

  3. tberni dice:

    Javi, nos puedes decir algo de Nexdock?
    He visto que se trata de un cacharro, parece ser, mejor construido, aunque más grande (13″) y más pesado (1400 gr): buena pantalla, aluminio… algo que tu conozcas en más detalle?

  4. KMJB dice:

    Hola, ví algo así parecido rondando por acá en mi ciudad (Mar del Plata, Argentina), marca «X chino», tan «X» que ni recuerdo su verdadero nombre…pero también lo pude tocar y noté que las terminaciones son fatales y como que para usar a fondo en el día a día me parece que no va…lo que sí he visto, pero no pudiendolo testear, es el famoso sistema Samsung DeX, aunque eso sería otro hablar, tanto en terminación, prestaciones y, claro está, precio…creo que ya has hablado al respecto, pero no vendría mal una actualización del tema jeje, saludos! 😉

    • De hecho no lo he comentado, pero si tienes un Galaxy S8, S9 o S10 pueds aprovechar Samsung DeX con el SuperBook directamente sin usar el escritorio Sentio. Quienes lo han probado dicen que es bastante mejor que Sentio (y les creo) así que igual por ahí haya buena opción.

  5. Ocelan dice:

    No puedo creer que haya esperado tres años por el análisis xD Pero valió la pena. Lo que sigo esperando es el análisis del Yotaphone. Ya sé, ya otros han hecho sus análisis, pero siempre les das un toque especial.

  6. Pablo Olmos de Aguilera dice:

    Hola Javier!

    Yo compré el Superbook, de hecho, me gasté una buena cantidad de dinero, porque pedí las opciones más «caras» (le tenía mucha fe al producto), pantalla full hd, etc. Llegó todo muy sorpresivamente (a Chile) cuándo ya lo había dado por perdido. Lo traté de usar y lo encontré terrible (en resumen), pero quizá hay algo más que te pueda aportar… si quieres más información mándame un correo (seguro que en tu bandeja de correo si me buscas por el nombre completo te debe aparecer, o el que acabo de anotar al poner este comentario).

    Un abrazo y un gusto volver a leerte.