Tecnología

Pues igual las PS5 tampoco son para tanto

·

De la presentación de hoy de Mark Cerny, arquitecto de la PS5, me quedo con una sensación clara.

Van perdiendo.

Igual luego le dan la vuelta a la tortilla y resulta que la PS5 es la caña de España, pero todo lo que han contado apunta a una consola que técnicamente hace demasiados esfuerzos para ser especial cuando el camino, creo yo, es aprovechar lo que hay y no complicarse tanto la vida.

Lo hacían por ejemplo con la unidad SSD. No sé si habéis visto la conferencia de una hora —está en YouTube—, pero ha sido pesada y muy técnica. Probablemente demasiado, aunque también es verdad que se debería haber celebrado en el marco del GDC (Game Developers Conference) ante un público con los desarrolladores como protagonistas.

El caso es que al hablar del SSD ha dado números prometedores de rendimiento. 5,5 GB/s para datos en bruto, doble de los que mencionaban los chicos de la Xbox Series X (2,4 GB/s), pero lo hacían con una capacidad extraña de 825 GB que es óptima para poder gestionarla con 12 canales especiales de transferencia de datos para aprovechar al máximo el estándar PCIe 4.0. Habrá tarjetas con unidades SSD externas, pero no han hablado de cómo serán o cuánta capacidad tendrán, algo extraño cuando Microsoft las tenía ya bien preparaditas.

Luego está lo de la CPU y la GPU, que serán ciertamente potentes pero a priori y con números en frío no tanto como la Xbox Series X. Estas últimas ofrecerán 12 TFLOPS de potencia para la GPU, pero en Sony cuentan con ofrecer 10,27 TFLOPS. Cerny decía que comparar con TFLOPS por las buenas no es un indicador fiable de rendimiento, pero el dato está ahí y la gente suele apoyarse mucho en los fríos y descarnados números, por injustas que sean las comparaciones. Al hablar de raytracing, más de lo mismo: lo soportarán, pero su alcance está por definir. En Microsoft al menos hicieron un par de demos con el Minecraft y con el Gears 5 (no por el ray tracing, sino por el nuevo nivel de detalle que se podía lograr). Tampoco hicieron apenas mención a la retrocompatibilidad, y al parecer se centrarán en soportar títulos de PS4 y PS4 Pro, pero poco habrá de anteriores consolas. Aquí Microsoft gana por goleada.

Y luego están detalles como el de centrarse tanto en el sonido, que oye, mola pero la verdad, es un apartado para muchos secundario. Ni han dado datos o imágenes sobre su diseño, ni han hablado de juegos, ni han sido demasiado claros en nada. Normalmente ir después que tu rival en un anuncio te da ventaja en un aspecto clave: puedes compararte con él y enfocarte a aquello en lo que le ganas. Sony hizo mucho hincapié en el SSD, pero en lo demás, al menos sobre el papel, parece perder.

Igual Sony prefiere guardarse las cartas importantes para más adelante. Igual en el E3 cambian las tornas y los desarrolladores nos asombran con un catálogo de exclusivos que ponga colorados a la gente de Microsoft. Puede ser, esa es su baza. Sin ella lo cierto es que la PS5 me parece bastante menos interesante que la Xbox Series X.

De hecho esto me recuerda a la PS3 —a la que Cerny se ha referido al hablar del sonido y de sus chips dedicados—, que costó un pastizal por aquella arquitectura tan especial basada en procesadores Cell para los que por lo visto era un infierno programar los juegos. La consola tampoco es que luego lograra resultados muy distintos a los de la Xbox 360 con la que rivalizaba, y me pregunto si ese esfuerzo ingenieril que Sony parece estar aplicando para hacer la PS5 original en ciertos apartados no acabará pasándole factura a Sony.

Igual es que el objetivo de Sony con esta consola es otro. Igual han querido ir a un concepto más modesto en potencia y prestaciones, pero que puedan lanzar a un precio espectacular. Si logran por ejemplo lanzar esto a 400 euros y Microsoft lanza la suya a 500 (por ejemplo), la cosa tendrá más sentido para Sony, que seguirá vendiendo muchas más consolas. Como ya llevo un tiempo diciendo, eso ya no le importa tanto a Microsoft.

Lo veremos. De momento y con lo que sé, la Xbox Series X no es para tanto, pero es que la PS5 es para menos aún. Si tengo que elegir una, aunque ya lo tenía claro, ahora lo tengo más.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

13 comentarios en “Pues igual las PS5 tampoco son para tanto

  1. Trufeitor dice:

    Muy de acuerdo contigo y gracias por aclarar lo del SSD, donde me faltaban datos relevantes, aunque tampoco tengo tan claro que la diferencia vaya a ser apreciable (yo tengo SSDs de varios tipos y pasar de uno bueno SATA a un nvme rápido tampoco se nota gran cosa). Desde luego es todo bastante meh y que no la enseñen da muy mala espina, Microsoft la enseña con todo lujo de detalles porque están orgullosos de lo que han hecho y creo que con razón, Sony no suelta prenda.

    Desde luego o Sony juega fuerte la baza del precio o parece que parten de muy atrás.

    Aunque todo lo anterior no deja de ser relativo, ya que Sony juega con la inercia de su posición de predominio y tengo claro que en España va a arrasar porque esto es territorio Play. Por lo demás la propuesta me parece muy decepcionante a la vista de la competencia, que lleva varios años haciéndolo muy muy bien. Es cierto que siguen teniendo buenos exclusivos, pero chico, será por juegos.

    • Debo decir que hay juegos que yo querría poder disfrutar en Xbox, como Spiderman o Uncharted, pero vamos, puedo vivir sin ellos. Dicho lo cual, diría que no creo que haya grandes diferencias prácticas entre una y otra, solo de ese enfoque a futuro lejano. Aquí creo que Microsoft (NO la Xbox como tal, ojo)tiene más papeletas, pero oye, todo podría ser.

  2. Lambda dice:

    La Ps5 yo creo que jugará con el hecho de que atrae géneros de juegos muy específicos (como los juegos japoneses) y sus first party, además de su puerto RV . No estará mal, y será popular en España. El problema que podría surgirle es que la Xbox Series X saliese al mismo precio y atrajese al público aficionado a los multis con su Gamepass y además la retrocompatibilidad que viene.

    Por el lado Xbox, márketing y exclusivos.

      • Hombre, Sony también está haciendo sus propios esfuerzos en sus áreas. Las dos apuestas son válidas, y al final, como siempre, será cuestión de preferencias. Que las fortalezas de unos y otros influirán en esas preferencias, claro, pero habrá que ver cómo se desarrolla la batalla. Va a estar muy interesante.

  3. KAZU dice:

    En mi opinión si hay algo que puede suponer un problema para la Xbox es el tema de los juegos exclusivos, y por partida doble.

    Por un lado si algo sabe hacer bien Sony es aprovechar los juegos «vendeconsolas». Uncharted, The last of us, God of war… más las nuevas licencias que se saquen de la manga esta generación, son juegos que para mucha gente justifican la compra de una Playstation. Y es verdad que debido a un enorme esfuerzo de Microsoft por solucionar este problema la gran mayoría de títulos third party ya aparecen en ambas plataformas, pero los estudios first party de Sony siguen siendo muy buenos haciendo este tipo de títulos.

    El otro punto flaco para Xbox (que no para Microsoft) es que de sus exclusivos, si no recuerdo mal, hay pocos que se salven y puedan ser llamados «exclusivos puros». A Microsoft le interesa su ecosistema, y a los juegos de Xbox puedes jugar también en un PC con Windows. Así que si tengo un PC más o menos apañado o al que le puedo meter una gráfica por 250 euros, ¿qué me compro, una Play o una Xbox? Lo bueno de esta pregunta es que me imagino a Nadella diciendo: me da igual, haz lo que quieras, solo con el PC ya te tengo metido en el ecosistema. Game over.

  4. Rafa dice:

    Es curioso… lucha entre dos titanes de la tecnología en consolas, en potencia bruta, gráficos portentosos, etc… pero me da la sensación de que están faltas dde originalidad en cuanto a juegos.

    Entonces te llega una Switch, donde la potencia gráfica brilla por su ausencia y se lleva el gato al agua. ¿Por qué? Pues principalmente por lo verdaderamente importante: los juegos.

    Y ahí estará la clave, ni potencias, ni precios ni nada. Quien ofrezca más y mejor diversión se hará con el gato al agua.

    Saludos.

    • Yo diría que hay juegos fantásticos también, muchos de ellos que no se descubren mucho porque hay mucha más cantidad, pero claro, Nintendo tiene un público muy claro. No diría que sus juegos son mejores a estas alturas en cuanto a mecánicas u originalidad: simplemente sus personajes tienen un fuerte componente generacional.

      Seguro que con estas consolas tendremos juegos más potentes visualmente, así que hay que esperar que eso no haga que la originalidad pierda puntos. Seguro que no lo hace.

      • Rafa dice:

        Buenas.

        No estoy de acuerdo en que los juegos de Nintendo se aprovechen del fuerte componente generacional de sus personajes.

        Mi recorrido en cuanto a jugador de consolas ha sido el siguiente: NES, PS2, Xbox360, WiiU y Switch. Y por supuesto jugador de ordeandor durante toda la vida.
        Le pegué mucho a la PS2 y 360. Mucho. Después pasé un tiempo largo sin consola hasta que me decidí a probar la WiiU, por aquello de cambiar de aires. Fue probar el Super Mario 3D World (creo) y Pikmin 3 y se me cayeron los cojones al suelo. Era volver a sentir y disfrutar el videojuego para lo que fue concebido (según mi opinión): enchufar, jugar y disfrutar. Fácil para el principiante y difícil para el que quiere exprimir el juego al 100%.
        Rayman Legends, Donkey Kong, Mario Kart… fueron cayendo uno detrás de otro, solo, con mi mujer, etc.
        Para mí ofrecen un producto perfecto para el disfrute. Que al final, es de lo que se trata. Y yo creo que tanto Microsoft como Sony se han enredado demasiado en sacar juegos como si fueran superproducciones y no videojuegos.

        He dicho. :*

  5. Trufeitor dice:

    Sí, creo que la sensación general es que Microsoft tiene un «plan» y de momento está yendo como esperan y parece que se despreocupan de números, que tampoco es que les vayan tan mal, en la medida en que sus servicios están funcionando y creciendo. Por su lado Sony sigue jugando a lo mismo: tirar de exclusivos de raza y de la inercia de su posición dominante. A medio/largo plazo habrá que ver quien domina el juego, pero en mi opinión la estrategia de Sony parece más cortoplacista.

    Por supuesto que hay juegos exclusivos a los que me gustaría echar el guante, pero al final, lo cierto y verdadero es que la lista de juegos que tengo esperando y deseo jugar y que no voy a poder completar en la vida es interminable. Por eso decía lo de «será por juegos».

    Hace unos meses me hice con una PS3 por circunstancias y me compré en Wallapop varios exclusivos a 5 pavos. Me hice un par de God Of War con muchas ganas y luego me saturé, como es lógico, luego pillé el infamous, un gran juego, pero tras diez o quince horas me terminé cansando, mira que tiene fallos y es limitado en ciertas cosas, pero de ese género ninguno me ha gustado más que Prototype, supongo que por lo salvaje y divertido.

    Y eso es lo que me ha dado de si la PS3 con sus exclusivos, no descarto hacer otra ronda, pero es lo que te decía, muchos juegos, poco tiempo.

    (al final estaba guardada la respuesta, bendito Google)

    😉

    • Trufeitor dice:

      Guardada, pero no en su sitio, esto iba respondiendo a tu respuesta.

      Bueno, podría ser peor. 🙂

      Por cierto, se me ha perdido el icono de tu blog en los marcadores. No se si es cosa tuya.

  6. Pingback: La PS5 y el peligro de la forma sobre la función | Incognitosis

Comentarios cerrados