Tecnología

Usar Bash en Windows 10 mola por cosas como esta

·

Vale que ya no soy un usuario de Linux habitual, pero eso no quita para que haya cosas que sigan pareciéndome asombrosas de un ecosistema que nos ha dado mucho más de lo que parece.

Hoy andaba precisamente trabajando en un pequeño homenaje en ese sentido. Debian cumplió 25 años ayer y tras proponer el tema me he puesto a escribir este texto en Xataka para hablar de una distribución legendaria que es madre (y abuela) de cientos de distribuciones Linux actuales. Ubuntu, por ejemplo, nació gracias a Debian, pero esa es otra historia.

El caso es que para ilustrar el tema quería reflejar ese papel que Debian ha tenido como base para tantas otras, y la mejor forma de reflejarlo era con uno de esos célebres árboles genealógicos de distribuciones que muestran cuándo y a partir de quién se originaron.

No encontraba imágenes de árboles actualizados a 2018, pero para solucionarlo encontré el proyecto LinuxTimeline en GitHub. La idea es simple: te genera árboles actualizados y la salida es una imagen PNG de dimensiones generosas para que aquello se muestre como debe ser.

Esa herramienta corre bajo Linux, así que ahí es donde entró en juego mi instalación del Bash de Ubuntu en Windows 10. El Windows Subsystem for Linux ya me había resuelto algún apuro antes, pero ahora volvió a demostrar que lo de tener Linux dentro de Windows es una chulada. Cierto que podría haberlo hecho con una unidad Live USB con cualquier distribución, pero eso implicaría iniciar el PC con ella y trastear a partir de ahí. Más “nativo”, sin duda, pero también más engorroso.

Total, que dicho y hecho. He abierto la consola Bash en Windows 10, he hecho un “git clone https://github.com/FabioLolix/LinuxTimeline.git” y ya con la aplicación en mi directorio simplemente he hecho un “./build.sh“.

Me las prometía muy felices, pero la cosa no iba a ser tan fácil. El programa se quejaba de que no encontraba el comando gnuclad, así que intenté buscarlo con apt sin éxito. No está allí en los repos (o no en los que yo tengo en esa consola) y aunque es probable que con un add-apt-repository lo encontrara por ahí, una búsqueda rápida en Google me llevó a la página del proyecto en Launchpad. Descargué el paquete binario para Debian (el 0.2.4, para ser exactos, el último a día de hoy), lo descomprimí y vi que el comando funcionaba sin problemas desde esa ruta, así que lo copié directamente en /usr/bin para poder usarlo ya como parte del $PATH tradicional.

Volvía a prometérmelas muy felices, pero la cosa una vez más falló. Al volver a lanzar el “./build.sh” del directorio de LinuxTimeline el programa me indicó que no había generado el PNG porque no tenía instalado Inkscape.

¿Solución? Un “sudo apt install inkscape“, claro, que para eso está. A los 5 minutos y tras un “sudo apt-get update” y un “sudo apt install inkscape –fix-missing” lo tenía instalado (el paquetito de marras llega con unas cuantas dependencias, algunas no resueltas porque los repos no estaban actualizados), así que tocaba volver a intentarlo. A la tercera era la vencida.

Equilicuá. Ahora solo faltaba copiar la imagen al sistema de ficheros de Windows, algo que tras otra breve consulta descubrí que se hacía fácilmente también. El sistema de ficheros de ese subsistema Linux está alojado en la carpeta “%localappdata%\Lxss\home\<ubuntu.username>\“, que puedes abrir con el explorador de Windows.

Dicho y hecho, ahí estaba el resultado en un precioso PNG de casi 5 MB que de hecho incluía no solo el árbol genealógico de Debian, sino también el de Slackware, otra de las distros venerables y veneradas.

Edité la imagen en Photoshop para incluir solo la parte de Debian y allez hop, ya tenía la imagen buscada, que acabé incluyendo en el artículo para alegría de los lectores (espero) y regocijo propio, y que también subí a Imgur en tamaño completo para quien quisiera verla en toda su extensión.

Y todo en un divertido ratito en la consola de Bash de Windows 10 que me permitió comprobar que afortunadamente no me he olvidado del todo de cómo trastear un poco cuando lo necesito.

Qué fantástico.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Reloj inteligente TicWatch E: con Android Wear 2.0 y un buen diseño, aunque sin GPS. Una opción muy barata para contar con esa plataforma, porque está a 95,99 euros en Amazon. Buen regalo navideño para experimentar con los smartwatches.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 400 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 150,80 euros en Banggood con Banggood.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 803 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 10,94 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 629,83 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 99,90 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 70,54 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,68 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “Usar Bash en Windows 10 mola por cosas como esta

  1. Yo uso Linux (precisamente Debian) todos los días porque mis servidores los administro yo. Y por eso no creo que recurra a lo de Linux en Windows mientras siga así.

    Pero, la verdad, tal como lo cuentas, no me da confianza ninguna, porque siempre te queda la duda de si falla como fallaría en Linux real o si falla por estar sobre Windows y ser un poco distinto.

    ¡Al final, pensaba que te hartarías y tirarías la toalla!

    • Pues no quería dar esa impresión. Lo que tienes con esto es lo mismo que tendrías instalando una distro de forma nativa. No es emulación, cuidado, es algo así como WINE —lo explican aquí— y salvo por el tema de trabajar con consola (aunque puedes acabar usando aplicaciones con GUI) es todo igual.

      De hecho esos mismos problemillas, que fueron bastante insignificantes, los habría tenido igualmente en una instalación normal de Ubuntu que no viene con esos componentes de serie. De hecho git lo usé sin historias porque ya lo había instalado previamente en otro momento.

      Vamos, que falla como fallaría una instalación nativa, y el fallo fue totalmente lógico. Si no tienes esos paquetes, no puedes usar ciertas cosas. Está realmente bien, si quieres instálatelo y dale un tiento por juguetear un poco. Por ejemplo podrás hacer ssh directo como si lo hicieras desde tu Debian.

      • Land-of-Mordor dice:

        Te vas a reír pero a pesar de ser usuario de Linux desde 2006 más o menos y de que mi sobremesa casero, que hace de servidor de medios y todas esas cosas “chulas”, pasa el 95% del tiempo ejecutando Linux (en Windows se entra para jugar y para probar las “updates” del 10) soy un alérgico a la consola. Y a editar cosas a mano en los archivos de configuración. Ya compilar ni te cuento. De ahí que por emocionante que pueda parecer usar bash en Windows 10 haya pasado del tema. Tal vez cuando se pueda coger un .deb o un .rpm, instalarlo y que aparezca como una aplicación más en el sistema le dé una oportunidad, pero por ahora, y teniendo en cuenta mis necesidades, no me parece más que una curiosidad tecnológica.

        Un poco de “off-topic”: No sé qué rayos han hecho en la última “Spring Update” en Windows 10 que se han cepillado el audio multicanal a través de HDMI (una vez más). Sólo el visor de películas parece funcionar. Ni juegos ni la app de Netflix parecen ver que haya algo más que stereo. ¿Y a qué viene esto preguntarás? Pues sencillo, que en Linux funciona a las mil maravillas haciendo “passthrough”como debe sin mucha historia (un par de clicks de ratón y listo). Tal vez deberían los chicos de Microsoft dar un poco más de cariño a funciones “estándar” de sus sistemas antes de empezar a incrustar “trozos” de otros.

Comentarios cerrados