Tecnología

Usar Bash en Windows 10 mola por cosas como esta

·

Vale que ya no soy un usuario de Linux habitual, pero eso no quita para que haya cosas que sigan pareciéndome asombrosas de un ecosistema que nos ha dado mucho más de lo que parece.

Hoy andaba precisamente trabajando en un pequeño homenaje en ese sentido. Debian cumplió 25 años ayer y tras proponer el tema me he puesto a escribir este texto en Xataka para hablar de una distribución legendaria que es madre (y abuela) de cientos de distribuciones Linux actuales. Ubuntu, por ejemplo, nació gracias a Debian, pero esa es otra historia.

El caso es que para ilustrar el tema quería reflejar ese papel que Debian ha tenido como base para tantas otras, y la mejor forma de reflejarlo era con uno de esos célebres árboles genealógicos de distribuciones que muestran cuándo y a partir de quién se originaron.

No encontraba imágenes de árboles actualizados a 2018, pero para solucionarlo encontré el proyecto LinuxTimeline en GitHub. La idea es simple: te genera árboles actualizados y la salida es una imagen PNG de dimensiones generosas para que aquello se muestre como debe ser.

Esa herramienta corre bajo Linux, así que ahí es donde entró en juego mi instalación del Bash de Ubuntu en Windows 10. El Windows Subsystem for Linux ya me había resuelto algún apuro antes, pero ahora volvió a demostrar que lo de tener Linux dentro de Windows es una chulada. Cierto que podría haberlo hecho con una unidad Live USB con cualquier distribución, pero eso implicaría iniciar el PC con ella y trastear a partir de ahí. Más «nativo», sin duda, pero también más engorroso.

Total, que dicho y hecho. He abierto la consola Bash en Windows 10, he hecho un «git clone https://github.com/FabioLolix/LinuxTimeline.git» y ya con la aplicación en mi directorio simplemente he hecho un «./build.sh«.

Me las prometía muy felices, pero la cosa no iba a ser tan fácil. El programa se quejaba de que no encontraba el comando gnuclad, así que intenté buscarlo con apt sin éxito. No está allí en los repos (o no en los que yo tengo en esa consola) y aunque es probable que con un add-apt-repository lo encontrara por ahí, una búsqueda rápida en Google me llevó a la página del proyecto en Launchpad. Descargué el paquete binario para Debian (el 0.2.4, para ser exactos, el último a día de hoy), lo descomprimí y vi que el comando funcionaba sin problemas desde esa ruta, así que lo copié directamente en /usr/bin para poder usarlo ya como parte del $PATH tradicional.

Volvía a prometérmelas muy felices, pero la cosa una vez más falló. Al volver a lanzar el «./build.sh» del directorio de LinuxTimeline el programa me indicó que no había generado el PNG porque no tenía instalado Inkscape.

¿Solución? Un «sudo apt install inkscape«, claro, que para eso está. A los 5 minutos y tras un «sudo apt-get update» y un «sudo apt install inkscape –fix-missing» lo tenía instalado (el paquetito de marras llega con unas cuantas dependencias, algunas no resueltas porque los repos no estaban actualizados), así que tocaba volver a intentarlo. A la tercera era la vencida.

Equilicuá. Ahora solo faltaba copiar la imagen al sistema de ficheros de Windows, algo que tras otra breve consulta descubrí que se hacía fácilmente también. El sistema de ficheros de ese subsistema Linux está alojado en la carpeta «%localappdata%\Lxss\home\<ubuntu.username>\«, que puedes abrir con el explorador de Windows.

Dicho y hecho, ahí estaba el resultado en un precioso PNG de casi 5 MB que de hecho incluía no solo el árbol genealógico de Debian, sino también el de Slackware, otra de las distros venerables y veneradas.

Edité la imagen en Photoshop para incluir solo la parte de Debian y allez hop, ya tenía la imagen buscada, que acabé incluyendo en el artículo para alegría de los lectores (espero) y regocijo propio, y que también subí a Imgur en tamaño completo para quien quisiera verla en toda su extensión.

Y todo en un divertido ratito en la consola de Bash de Windows 10 que me permitió comprobar que afortunadamente no me he olvidado del todo de cómo trastear un poco cuando lo necesito.

Qué fantástico.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7 Pro: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 599 euros en Banggood con el código BGOP7PRO
  • Xiaomi Mi 9: 6,39″ sin marcos, Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 358,66 euros a través de Amazon con el código D4WKHWVT. Alucinante.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 122,9 euros en Banggood con el código BGN73E. Si no os queréis complicar la vida la versión superior de 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad está en Amazon a 171 euros.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 33,06 euros en AliExpress. (Elegid la versión global, no la china).
  • Xiaomi Mi Air 13: un 13,3″ FullHD IPS con Core i5-8250U, 8/256GB, WiFi doble banda, salida HDMI, lector de huella, buena opción en Banggood: 621 euros con el código BGMI710
  • Xiaomi Mi A2: está de oferta. Pantalla de 5,99 pulgadas, Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (no ampliables), cámara dual (12+20), está a 145 euros en Amazon. Jamás había estado tan barato allí.
  • LG Gram: un portátil ultraligero de tan solo 1,1 kg de peso. 15,6″ FullHD, Core i7-8565U, 8 GB de RAM, 256 GB capacidad, Windows 10 Home, 3xUSB, 1 xUSB-C (con Thunderbolt 3!!). Me parece brutal por 899 euros en Amazon.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 579 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270: un 21,5″ Full HD con formato 16:9, conectores DVI y VGA, 5ms, color negro. Increíble por 69 euros en Amazon. La versión HDMI está a 95 euros.
  • MiniPC: atentos a este equipo en formato NUC con un Core i3-7100U, 8 GB de RAM, 120 GB de SSD, WiFi 300 Mbps, 6 x USB, RJ-45, Ethernet, VGA, HDMI, toma auriculares. Por 205,94 euros, nada mal en AliExpress. Te regalan montura VESA.
  • WD MyBook 8TB: un disco duro externo con una capacidad brutal e interfaz USB 3.0. Está a 149 euros en Amazon UK, envío incluido.
  • Disco Duro WD 250 GB: un disco duro convencional de 250 GB que oye, nos puede resolver bastantes papeletas, a un precio ridículo: 15,90 euros en Amazon. Dicho lo cual, esta unidad SSD Kingston SSDA400 de 2,5 pulgadas y 120 GB es bastante más rápida y aunque tiene la mitad de capacidad creo que es más interesante para la mayoría de los usuarios: son tan solo 18,99 euros en Amazon.
  • Memoria USB Sandisk IXpand Mini 64GB: un dispositivo para extraer datos del iPhone o el iPad y guardarlos en esta llave con puerto Lightning y puerto USB 3.0. Muy útil para copias de seguridad sin tener que conectar el móvil o tableta al PC. Está a 18,50 euros en Amazon
  • FIFA 19: terminan las temporadas reales, así que bajan los precios de los FIFA. Tanto en PS4 como en Xbox One están a 32,90 euros en Amazon
  • Xbox One X + Metro Exodus: la consola más potente de Microsoft está de rebajas, incluye Metro Redux, un mando, 1 TB de capacidad y también Metro 2033 y Metro Last Light. Está a 349 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Teléfono Nokia 3100 Mini: una réplica del antiguo móvil estrella de Nokia, perfecto para usar el teléfono móvil como eso, como un teléfono. Tiene conectividad 2G, teclado físico y minipantalla. Prodigioso por 10,78 euros (sí, 10,78) en TomTop.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 1,99 euros en eBay, perfecta para este equipo que se venden sin sistema operativo
  • Xiaomi Mi 9 SE: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (uauh), triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a tan solo 270 euros en GearBest
  • Amazfit Verge Lite: sin NFC, pero con una autonomía de hasta 20 días. Pantalla AMOLED de 1,3″ 360×360 Corning Gorilla Glass. Frecuencia cardíaca, gran variedad de modos deportivos. GPS + GLONASS. Está a 89,18 euros en AliExpress
  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • PO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 257 euros en Banggood.
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “Usar Bash en Windows 10 mola por cosas como esta

  1. Yo uso Linux (precisamente Debian) todos los días porque mis servidores los administro yo. Y por eso no creo que recurra a lo de Linux en Windows mientras siga así.

    Pero, la verdad, tal como lo cuentas, no me da confianza ninguna, porque siempre te queda la duda de si falla como fallaría en Linux real o si falla por estar sobre Windows y ser un poco distinto.

    ¡Al final, pensaba que te hartarías y tirarías la toalla!

    • Pues no quería dar esa impresión. Lo que tienes con esto es lo mismo que tendrías instalando una distro de forma nativa. No es emulación, cuidado, es algo así como WINE —lo explican aquí— y salvo por el tema de trabajar con consola (aunque puedes acabar usando aplicaciones con GUI) es todo igual.

      De hecho esos mismos problemillas, que fueron bastante insignificantes, los habría tenido igualmente en una instalación normal de Ubuntu que no viene con esos componentes de serie. De hecho git lo usé sin historias porque ya lo había instalado previamente en otro momento.

      Vamos, que falla como fallaría una instalación nativa, y el fallo fue totalmente lógico. Si no tienes esos paquetes, no puedes usar ciertas cosas. Está realmente bien, si quieres instálatelo y dale un tiento por juguetear un poco. Por ejemplo podrás hacer ssh directo como si lo hicieras desde tu Debian.

      • Land-of-Mordor dice:

        Te vas a reír pero a pesar de ser usuario de Linux desde 2006 más o menos y de que mi sobremesa casero, que hace de servidor de medios y todas esas cosas «chulas», pasa el 95% del tiempo ejecutando Linux (en Windows se entra para jugar y para probar las «updates» del 10) soy un alérgico a la consola. Y a editar cosas a mano en los archivos de configuración. Ya compilar ni te cuento. De ahí que por emocionante que pueda parecer usar bash en Windows 10 haya pasado del tema. Tal vez cuando se pueda coger un .deb o un .rpm, instalarlo y que aparezca como una aplicación más en el sistema le dé una oportunidad, pero por ahora, y teniendo en cuenta mis necesidades, no me parece más que una curiosidad tecnológica.

        Un poco de «off-topic»: No sé qué rayos han hecho en la última «Spring Update» en Windows 10 que se han cepillado el audio multicanal a través de HDMI (una vez más). Sólo el visor de películas parece funcionar. Ni juegos ni la app de Netflix parecen ver que haya algo más que stereo. ¿Y a qué viene esto preguntarás? Pues sencillo, que en Linux funciona a las mil maravillas haciendo «passthrough»como debe sin mucha historia (un par de clicks de ratón y listo). Tal vez deberían los chicos de Microsoft dar un poco más de cariño a funciones «estándar» de sus sistemas antes de empezar a incrustar «trozos» de otros.

Comentarios cerrados