Tecnología

Adiós a la privacidad

·

«They who can give up essential liberty to obtain a little temporary safety, deserve neither liberty nor safety.» — Benjamin Franklin

Tema de la semana, del mes y del año. Los de siempre vuelven a esgrimir el argumento de siempre -la seguridad nacional- y salen en la tele con toda tranquilidad defendiendo un mundo orwelliano en el que todo lo que hacemos en Internet o con el móvil es susceptible de ser registrado y monitorizado. Así, sin despeinarse.

Bruce Schenier hablaba hace menos de tres meses sobre el tema de la privacidad y entonces concluía su temible relato con una frase especialmente deprimente viniendo de un experto en estos temas:

Welcome to an Internet without privacy, and we’ve ended up here with hardly a fight.

Lo peor de todo es que Schneier ni siquiera hablaba de la situación actual. Hablaba de esa batalla perdida con Google, o Facebook y de cómo los usuarios estamos dispuestos a sacrificar parte de nuestra privacidad para beneficiarnos de la comodidad de esos servicios.

El problema es que no esperábamos (o al menos, no queríamos esperar) que esos datos estuvieran yendo a parar a manos mucho más poderosas. Una cosa es que Google utilice los registros de mi actividad para recomendarme un libro con anuncios en AdSense, y otra muy distinta que esa información vaya a parar a organismos que con la citada excusa de la seguridad podrían hacer de todo (y probablemente, nada tan inocuo como recomendar un libro) con esos mismos datos.

Y que los responsables del gobierno de Estados Unidos hayan salido en la tele sin despeinarse defendiendo esas actividades como cruciales me parece aún más alucinante. Desde que The Guardian descubrió los registros telefónicos y con la noticia de que ahora esa monitorización se extiende a Internet, lo que está claro es que estamos ante una situación insólita sobre la que espero Obama -que negó que esas medidas fueran a existir en su mandato- tenga algo que decir (Actualización: ya lo ha dicho, y también defiende las medidas. Muy fuerte). Me tendré que plantear ir volviendo a montar mi servidorcito con Owncloud, Diaspora y SquirrelMail. ¿Servirá de algo?

Miedito e indignación.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “Adiós a la privacidad

  1. Ese es el problema. Que nadie sabe dar una respuesta clara de usar internet y tener email con máxima privacidad.
    No es cómodo Tor y lo del servidor propio no excluye tampoco a los mirones del gobierno de turno. Eso sí. Se lo pone menos a huevo, creo, pero si se empeñan en ti nada que hacer. Pero tampoco hay razón de que se empeñen en ti. A no ser que demuestres que te importa la privacidad y te hagas notar. Entonces eso puede con ellos y … se empeñarán en ti.

  2. Gilgamezh dice:

    descentralizar, pelear contra el SAAS, ampliar el Free Software y concientizar es la manera de Resistir.
    Claramente la manera de terminar con esto (que es más viejo que la NSA) es cambiar las cosas mucho más de raiz.

    Tal vez sea un buen momento para empezar a redactar buenas prácticas para tener tu vida online? Owncloud me parece un buen arranque!
    Cuánto hace falta para que podamos tener un Owncloud en algun NAS o Raspy con nuestro correo, chat, fotos?
    Creo que simplemente falta que toda nos pongamos a trabajar en ese camino

  3. nahiko dice:

    «y otra muy distinta que esa información vaya a parar a organismos que con la citada excusa de la seguridad podrían hacer de todo (y probablemente, nada tan inocuo como recomendar un libro) con esos mismos datos.»

    Alguien podría poner ejemplo de «nada tan inocuo como recomendar un libro»?

    S2!!

  4. Juan Carlos dice:

    He visto en varios sitios en los que dicen que para evitar «ojos ajenos» hay que usar sistemas y soft libres, pero con esto hay varias cosas que no se toman en cuenta, como por ejemplo el hecho de que los usuarios utilicen alternativas libres y manejadas por una comunidad es una gran ventaja para las agencias de seguridad e inteligencia, ya que se ahorran un paso muy importante, no tienen que pedirle (hablando legalmente, claro) a ninguna empresa que les faciliten los datos, los toman y ya.

    En el caso de los sistemas operativos, las distribuciones Linux son de código abierto y los ingenieros y técnicos de las agencias yanquis lo deben conocer a fondo, de hecho la mayoría utiliza Linux, así que nada les impide modificar y/o desarrollar alguna utilidad bien resguardada para meterse en algún servidor, y repito, se ahorran pasos importantes para accesarlos, algo en lo que Microsoft y Apple correrían con ventajas al ser sus códigos cerrados, o al menos eso creo.

    Montar un mail propio tampoco garantiza nada, ya que millones de personas usan gmail, yahoo y Outlook (ex Hotmail), algo en lo que es imposible estar aislado y en algún punto te van a pescar el tráfico

    Aquí la única solución para estar a salvo de los ojos de las agencias es no conectarse nunca a Internet, ni tener vida social en la red, ni comprar, ni nada…algo por supuesto impensable en estos tiempos que corren.

Comentarios cerrados