Tecnología

Desde Gamescom con amor

·

Queridos y queridas, os pido disculpas por estas ausencias un poco más prolongadas de lo normal pero supongo que en vacaciones tendéis a desconectar un poco, tal y como yo hago. No es que esté de vacaciones: se me acabó lo bueno hace más de una semana, y de hecho desde el domingo estoy en Colonia, Alemania, donde se celebra la feria Gamescom.

En este viaje están pasando unas cuantas cosas simpáticas que darán que hablar en Xataka. La primera y más importante, claro, la presentación de las nuevas NVIDIA GeForce GTX 2080, 2070 y 2080 Ti. Aquí disclaimer: quien me ha traído es precisamente esa empresa, que paga desplazamiento y hotel, como suele ocurrir en estos saraos.

No voy a opinar de momento de las tarjetas porque no puedo, no porque tenga miedo a que en NVIDIA me puedan decir algo: he visto demasiado poco y no puedo formarme una opinión, pero creo que quienes critican su precio o rendimiento así de buenas a primeras están precipitándose un poco. Hasta que no pasemos unos cuantos benchmarks no podré valorar si realmente esas nuevas prestaciones valen lo que cuestan o no. El discurso sobre la relevancia del ray tracing y DLSS (Deep Learning Super-Sampling) es otro, y también dará mucho que hablar, pero hablar aún sobre si es o no un gimmick es también muy precipitado, porque estas ideas acaban de salir del cascarón y como poco hay que darles el beneficio de la duda.

Tendré más detalles al respecto pronto, y también espero poder trastear con estas gráficas en unos días (o que lo hagan los compañeros) para valorar, pero lo que he visto a mí al menos me deja buen sabor de boca. No sé si para gastarme los 639 euros de partida de la RTX 2070 (499 dólares de partida en EEUU, maldita paridad, aunque ahí no se incluyan los impuestos USA) pero el salto está ahí.

De la feria, como digo, habría mucho que contar, e incluso cabría historia de Harry (Sally lógicamente está en casa así que no saldría), pero dudo que vaya adelante con ella. Sea como fuere, aquí surgen ideas y conversaciones siempre curiosas. Quizás por ahí haya nuevo experimento en Incognitosis, quién sabe.

Y mientras en Gamescom no para de hablarse de juegos, el resto del mundo pasa de esos temas, claro. En el ámbito tecnológico he podido fichar pocas cosas (menos aún en el generalista), pero no quería irme sin mencionar esa nueva promesa que nos ha hecho Mark Gurman en nombre de Tim Cook. Resulta que los MacBook Air con pantalla Retina llegarán en otoño, probablemente anunciados junto a los iPhone. Algo que llevo pidiendo desde hace eones podría por fin hacerse realidad, y lo malo es que no tengo intención (inmediata) de comprar un equipo así.

Pero eso da igual: ese equipo puede ser para mí la señal inequívoca de que Apple tiene redención frente a la tendencia actual. Como le metan dos puertos USB-C y ya la cagamos, por ejemplo, así que entre eso y ver qué tipo de teclado, CPU o batería le meten tengo bastante curiosidad.

Y también por el precio, claro, que seguramente sea el factor definitivo. Viendo cómo ha actuado Apple en este ámbito, no espero en ningún caso que esos MacBook Air cuesten menos que los actuales, que son una estafa con todas las letras por los 1.105,59 euros por los que sale el modelo de partida con 128 GB de SSD. El modelo  superior, con 256 GB, sale por 1.355,59 euros, otro precio absurdo y loco para una máquina con unas prestaciones muy por debajo de otros equipos en esos precios, pero oye, lo de siempre. Impuesto manzanil al canto.

En fin, que a pesar de todo vuelvo a poner mis esperanzas en Timmy y sus coleguis. A ver qué hacéis, que os estoy vigilando mientras me hincho a frankfurten y cervezas. Ya puestos, habrá que hacer gasto, ¿no?

Auf wiedersehen.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Desde Gamescom con amor

  1. Land-of-Mordor dice:

    «…A ver qué hacéis, que os estoy vigilando mientras me hincho a frankfurten y cervezas. Ya puestos, habrá que hacer gasto, ¿no?

    Auf wiedersehen…»

    «Auf wiedersehen» es cuando te despides de alguien que no sabes si volverás a ver o cuando sabes que va a pasar mucho tiempo. O para despedirse de formalmente. Para cuando es algo más cercano en el tiempo o una despedida coloquial se usa «bis bald». O eso entiendo de mi Germano de andar por casa XD

    Por cierto, a parte de las diferentes «Würste» te recomiendo las «Frikadellen» y el «Käsespätzle» si lo encuentras por esa zona (es más un plato del sur de Alemania y Austria). Y «Weißbier» por un tubo 😉

    Sobre las nuevas nVidia estoy de acuerdo contigo: hay que probarlas más allá de las demos de las presentaciones orquestadas y controladas al milímetro.

    • Gracias por la puntualización, en cuanto a la comida he ido un poco a tiro hecho, no ha habido ocasión de andar buscando platos me temo… Quizás en otra, gracias tb por las recomendaciones.

  2. Orlando V Salazar dice:

    Yo sobre las Nvidia pienso que el precio es correcto, lo que no cuadra es el tiempo , me explico la tecnología que llevan estas gráficas está muy verde para los videojuegos, en el cine y la animación lleva años pero en este mundillo no habia la forma de implementarlo, se ve espectacular y lo que quieras pero si no tiene un peso importante en los videojuegos que el hecho de que se vean «bonitos»con una 1080ti vas que chutas por una larguísima temporada.

    Esperemos que Nvidia «cree» la necesidad de que quieras tener estas gráficas de lo contrario el batacazo es gordo.

    • Tiempo al tiempo, veremos si esta apuesta les sale bien, pero es cierto que hoy por hoy es prematuro pagar esos precios esperando de repente que todo sea Ray tracing a tope. Si acaba imponiéndose habrá primero transición, y será de años, diría yo.

  3. Lambda dice:

    De momento lo del raytracing está poco maduro para el consumidor. Yo me esperaría un añito o dos … la verdad es que en cuanto a gráficos ya estamos rozando los límites ( salvo que las compañias de videojuegos se dejen de actuar como panaderías a ritmo endiablado… cosa que dudo, optimizar es caro y lento.)

    Por otro lado, lo bueno es que el parón tecnico permite jugar joyas videojueguiles con equipos «viejillos» (aunque fueren potentillos en su día).

    Una de cal y otra de arena, diría yo.

Comentarios cerrados