Tecnología

La irrelevancia del teléfono fijo

·

Hubo un tiempo en que en casa nos peleábamos por poder usar el teléfono fijo. Una de mis hermanas convirtió aquel aparato en su monopolio de facto: el resto de la familia no éramos más que meras secretarias. Cogíamos el teléfono esperando inocentemente que la llamada fuera para nosotros cuando siempre eran para ella, que supongo que sonreía maquivélicamente mientras se pasaba horas y horas hablando con amigas y pretendientes.

De aquello pasamos a la era internet. Aquí donde me veis, tardé bastante en apuntarme a aquello de la conectividad doméstica. Algún día contaré la historia de aquella primera conexión con mi Amiga 1200 y mi módem de 56kbps, pero baste decir que aquello se produjo, creo, hacia 1997. Mi padre no le veía sentido a aquello (teníais que verle años después, clamando al cielo si la conexión era intermitente), pero además no soportaba no poder usar el teléfono porque —atención, millenials— o llamabas o usabas internet: no podías hacer las dos cosas a la vez. Para entonces mi hermana ya había dejado el nido y ahora la batalla era esa otra.

Pero como ocurrió en muchos otros hogares, el fijo perdió gradualmente protagonismo. Las llamadas VoIP fueron sustituyendo a las llamadas de voz convencionales, algo que ahorraba costes y parecía alargar la vida útil de aquel invento, pero no. El móvil se lo iba comiendo a cachitos.

Llegó un punto en el que el fijo solo servía para dos cosas: para recibir llamadas basura, o para llamar de fijo a fijo y ahorrar en minutos de voz si uno no tenía llamadas ilimitadas.

El futuro del fijo es complejo, al menos en mi casa. Yo le tengo especial aprecio por un apartado bastante chorra: me es más cómodo hablar por el fijo que por el móvil, así que intento mantener su uso sólo por eso. Es algo absurdo, lo sé, pero la ergonomía de los fijos, mucho menos limitados en cuanto a tamaño y diseño, hace que uno pueda tener la sensación de no estarle hablando al aire.

Y sin embargo eso no será suficiente. No si como todo parece me canso de la subida de precios que todas las operadoras han realizado, incluyendo Movistar. De ese tema hablaba en mi primer Incognicast, aunque también dedicaba el post de aquel día a esa infernal práctica de las operadoras. 

Si eso ocurre y acabo hasta las narices de pagar más sin aprovechar lo que estoy pagando cambiaré de plan de voz y datos, y lo haré probablemente prescindiendo de esa línea fija que hasta ahora siempre me había acompañado. Ya no tiene demasiado sentido mantenerla dado lo poco que la uso, y mi sensación es que estoy pagando por algo por pura nostalgia.

Hay quien de hecho cree que ya hay sustituto natural para el teléfono fijo, y no es el teléfono móvil: es el altavoz inteligente. Hace un año ya perfilaban ese futuro en CNET hablando de cómo Amazon y Google estaban preparando una función que permitiría a sus Echo y Home convertirse en una especie de manos libres para plantear esa alternativa al teléfono de toda la vida.

El fijo sigue teniendo sentido en otros muchos escenarios, claro. Miles de negocios y empresas ahorran mucho dinero porque las llamadas desde un fijo (a un fijo, se supone) ahorran mucho dinero, pero las cuotas móviles son cada vez más amplias y atractivas. De hecho diría que llegará un momento en que las tarifas planas e ilimitadas que desde hace tiempo disfrutamos en telefonía fija e internet desde casa acabarán llegando a nuestros móviles. Eso podría tardar (hay que exprimir un poco más el tema, chicos), pero cuando ocurra (no es un «si», es un «cuando», insisto) el fijo dejará de tener sentido de forma definitiva.

Será entonces cuando alguien se forrará vendiendo una carcasa que permita utilizar el móvil como si fuera un viejo teléfono fijo. Uno de esos estupendos, gigantescos y casposos teléfonos fijos que se te pegaban a la oreja y que hacían que tras la conversación te sudasen esa parte de la cara. Tiempos mágicos, chicos. Tiempos mágicos.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

10 comentarios en “La irrelevancia del teléfono fijo

  1. A ver cuando llega ese momento, conexiones móviles que deben soportar, de acuerdo a el uso de datos de mi ordenador de sobremesa en los últimos 30 días un consumo de 200Gb (120Gb ha usado Chrome, 70 qBitorrent y el resto muy separado), y eso que prácticamente no he utilizado el ordenador este último mes. Eso sin contar Netflix/Youtube/podcast que consumo bien desde el móvil o desde la TV.

    • Christian dice:

      Entiendo que no habría que confundir teléfono fijo con linea de datos cableada. Yo vivo en Finlandia y desde hace casi 7 años no tengo fijo. Y no creo que lo haya echado en falta nunca en ese tiempo. Trabajo en una empresa con casi 400 empleados y yo creo que solo he visto un teléfono fijo y es el de centralita. Todos los demás tenemos móvil de empresa como único teléfono (aunque curiosamente tenemos un número de móvil y uno fijo asociado a él). También ayuda estar en el país en el que probablemente sea más barato la telefonía y conexión a internet. Aquí no hay cuota de establecimiento de llamada y no suele haber límites en descarga móvil, así que el fijo es fácil olvidarlo.

      • Christian dice:

        ¡Vaya! Al final perdí el hilo de lo que venía a decir. Comentaba que no hay que confundir teléfono fijo y línea de datos fija. Me ponía como ejemplo porque aunque no tengo teléfono fijo, sí que tengo línea de datos cableada, en este caso ethernet, ya que aquí se lleva un tipo de conexión en el que llega fibra (o equivalente) al edificio y luego se reparte por Ethernet a los vecinos.

        La verdad es que no sé como está el tema en España y si es posible realmente quitar la línea fija (y la correspondiente cuota de mantenimiento) y seguir manteniendo los datos (sobre todo cuando no se tiene fibra). Si alguien pudiese aclararlo, se lo agradecería. 🙂

      • Parece que en Finlandia van un poco más adelantados en ese ámbito. Supongo que en empresas españolas funcionarán de forma similar, pero creo que el fijo aún es bastante común en ellas.

        Lo que es más o menos igual es el poder prescindir del fijo. Hace tiempo que existen ofertas convergentes que te dan fibra (con el router fibra de turno y ethernet, como lo que usas tú, vaya) y luego cuotas móviles de voz y datos que suelen ser ilimitadas en llamadas y con 10-20GB de datos si contratas las que cuestan un poco más. A eso hay que sumarle lo de los canales de tele vía descos de IPTV de Movistar, por ejemplo. Algunas de esas operadoras ofrecen efectivamente que puedas prescindir del fijo y no te instalan la línea ni te cobran el tradicional alquiler.

        Vamos, que la opción existe, pero está algo menos extendida por el momento.

  2. Kheldar dice:

    En general lo más probable es que el télefono fijo termine por desaparecer. sin embargo un pequeño apunte sobre tu observación final, hasta donde se no hay carcasas como la que describes pero si venden «auriculares» con forma de la de un auricular de télefono fijo de toda la vida, los hay Bluetooth, por jack de 3.5, por microusb/usb tipo C. Son algo curiosos incluso hasta rídiculos pero lo cierto es que si tienes que mantener una larga conversación son mucho más cómodos y tiene la ventaja de que no dejas la pantalla del télefono llena de grasa de tu cara.

      • nadie dice:

        Yo suelo utilizar unos auriculares bluetooth para hablar por teléfono. Los mismos que uso para escuchar música y podcasts. Así no se me calienta la oreja con el teléfono móvil. Lo veo incluso más práctico que tener que andar sosteniendo el teléfono en la oreja. Aunque sea el teléfono fijo. Lo único malo que se me ocurre es que si no estás muy acostumbrado puedes acabar levantando un poco la voz por eso de que los auriculares te aislan del sonido ambiente.

        En cuanto a lo de prescindir del teléfono fijo yo lo he intentado desde el principio de los tiempos y nunca encontré una compañía que te ofreciera una conexión a internet sin pagar en el mismo paquete una línea de teléfono fijo. Incluso recuerdo que en una época tuve internet con una compañía que en realidad no te estaba dando un servicio de telefonía fija sino uno de voz IP (aunque supongo que la mayoría de los usuarios ni lo sospechaban). Era más o menos evidente porque el teléfono sólo funcionaba enchufado al enrutador. Ellos hacían que no lo vieras como un inconveniente regalándote uno de esos teléfonos inalámbricos que puedes llevar por toda la casa.

  3. driven dice:

    Yo tengo mi particular fijo sobre voz ip, la compañía con la que tengo internet y móvil no da el servicio de línea fija. Contrate un servicio de voz ip muy económico y funciona muy bien, tengo familiares de cierta edad que no se acostumbran a llamar a un teléfono móvil. También aprovecho para usarlo en llamadas a otros «fijos» ya que sale muy bien de precio. Lo bueno de ser voz ip es que el número no aparece en ningún sitio, y no recibo llamadas «vendedor gran oferta».

  4. josemicoronil dice:

    En mi casa se usa el fijo como una especie de «capa de privacidad» para que ninguna empresa ni entidad sepa tu número de móvil y así no te molesten fuera de tu casa, pero os digo que incluso en mi caso donde la empresa es local y ofrece una tarifa plana de llamadas a un precio decente no renta para nada tener un teléfono fijo.
    Rentaría más tener una línea móvil con un «dumbphone» y una de las famosas tarifas de 0€ al mes más lo que llames, pero oye, da la casualidad de que esa decisión no es mía sino de mis padres, los cuales están bastante en contra por tener que cambiar dicho número fijo por uno móvil en todas las instituciones que puedan necesitar hacernos una llamada.
    Un saludo !

  5. Pingback: Ya soy de Tuenti | Incognitosis

Comentarios cerrados