Tecnología

Mis 12 segundos de gloria

·

La semana pasada Microsoft anunciaba que Internet Explorer 11 comenzaría a dejar de estar soportado en algunos de sus servicios en la nube. El anuncio fue tomado por muchos como un adiós por parte de Microsoft a Internet Explorer, pero la realidad es muy distinta, sobre todo porque hay mucha gente que sigue usando IE11 y seguirá usándolo: casi tanta como Firefox, según los últimos datos de NetApplications, y más que Safari (wink, Apple, wink).

La empresa de Redmond solo dejará de soportarlo en sus propios servicios en la nube, así que aplicaciones que están disponibles a través de este y otros navegadores web como Teams, Skype o todas las de la suite Office 365 se podrán seguir utilizando en IE11, pero lo harán con una experiencia que en el plazo que han dado (30 de noviembre para Teams, 17 de agosto de 2021 para su plataforma en la nube «Microsoft 365») puede desde «degradarse» hasta directamente no funcionar. Pero lo único que se degrada es esos servicios de Microsoft: si tu aplicación web funcionaba en IE11 probablemente seguirá haciéndolo igual de bien (o de mal, que de todo hay) dentro de un año si no la tocas.

Precisamente el aviso de Microsoft va con segundas, en plan «vamos a tocar nuestras aplicaciones web, y lo haremos con opciones, tecnologías y estándares web que no están disponibles en IE11 pero sí están en Microsoft Ege (y otras alternativas)». Así que el miedo ese de que la administración pública va a verse afectada es absurdo: si la administración pública no toca nada en el código de esas aplicaciones web, teóricamente todo irá igual de bien (o de mal, insisto) que hasta ahora.

La noticia fue lo suficientemente llamativa como para que en Televisión Española quisieran darla como pieza tecnológica en sus informativos. Al día siguiente desde Xataka me decían que si quería participar en la pieza, y yo dije que sin problema. Y aquí va una explicación de un proceso bastante sencillo para este tipo de apariciones:

  1. Los medios de comunicación gordos tienen una agenda extensa de expertos (con cursivas, porsi) con los que contar para que puedan aportar contexto y datos interesantes a la noticia.
  2. Se ponen en contacto y te ofrecen participar. Si se ponen en contacto con Xataka, por ejemplo, es el equipo de la publicación el que elige al experto (sin cursivas, en Xataka lo somos sí o sí) y si estás dispuesto, a ello.
  3. Eso hace que tu móvil acabe en manos del periodista/realizador/productor que se encarga de la pieza, que te contacta para quedar contigo. Lo normal con la tele es que se desplacen a algún lugar que te venga bien para grabarte en directo. Con la pandemia de COVID-19 directamente tiran de videoconferencia -al menos en mi caso- así que tras ponernos de acuerdo realizamos la conexión el miércoles a las 12 de la mañana. Usamos Skype, ellos desde lo que parecía una sala preparada para estas conferencias, yo desde el salón de casa con un montaje de circunstancias. Trípode encima de unos libros para tratar de coger buena perspectiva y auriculares de cable (mis legendarios Xiaomi Piston 3) con micrófono que evitan algún que otro susto y no tienen mala calidad de sonido.

Aquí es donde viene lo inevitable: estuve hablando con mi entrevistador durante unos 15 minutos. Casi todo el tiempo yo, que respondía a preguntas coherentes sobre el impacto de esa decisión de Microsoft con IE11 y qué efectos colaterales podía tener. Todo quedó muy claro en la entrevista, pero ya sabía lo que iba a pasar: que iban a poder insertar solo unos segundos de la misma.

La curiosidad era cómo iba a resultar el montaje de la noticia, que a veces puede acabar siendo imprecisa e incluso dejar en mal lugar al experto (si soy yo, sin cursiva) o expertos que aporten su testimonio. Como tienen que cortar y pegar trocitos la cosa es peligrosa, así que tenía mucha curiosidad por el resultado. El responsable de la entrevista me dijo que probablemente saldría en el TD2 (Telediario Segunda Edición) de las 21.00 en La 1, o quizás ya al día siguiente en el TD1 de las 15.00.

Como me sabía la copla no dije nada salvo a mi madre, que siempre me dice que cómo no la aviso en estos casos. Como esperaba, la noticia —que a decir verdad, no era tan notable como para entrar en el Telediario— acabó no siendo emitida en ningún telediario de la uno. Ya ni estuve atento los siguientes días, pero ayer me llegó el mensaje de un familiar que me había visto en las noticias del canal 24h de RTVE. Intenté buscar la pieza, pero en el sistema «A la carta» de RTVE están los telediarios, pero no los informativos del canal 24H porque son ininterrumpidos y claro, es un poco locura hacer algo así.

La cosa, afortunadamente, tenía solución. Tras pedirle al periodista si podía facilitarme la pieza de alguna forma, me avisó de que la habían publicado en la cuenta de Instagram de rtvenoticias. Efectivamente, ahí estaba yo, locuaz como pocos y con unos prodigiosos 12 segundos en los que básicamente digo algo tan obvio que casi me da verguenza compartirlo. Aún así, aquí dejo la pieza, que no está mal del todo aunque mi testimonio no aporte prácticamente nada.

Sea como fuere, son mis 12 segunditos de gloria, que no está mal. Y se unen, por cierto (ya que estamos sacando pecho, hagámoslo del todo), a otras apariciones estelares (de segunditos, también) en el pasado tanto en TVE como en Telemadrid, donde también he repetido. Por cierto, ese último vídeo está especialmente curioso viéndolo ahora en perspectiva: de repente la convergencia y poder usar el móvil como PC tiene especial sentido con el maldito confinamiento. ¿No creéis?.

Eso lo dejo pendiente. De momento ahí dejo mis doce segundos de gloria. Y como suelo decir en estos casos, ¡ole! 🙂

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “Mis 12 segundos de gloria

    • Javi, es lo que tiene ser arrebatadora e irresistiblemente mediático como tú…

      Los mortales nunca podremos saborear el estrellato. Pero al menos, tus fans sabemos que, en el fondo, eres un tipo cercano, campechano, al que en ocasiones especiales se le puede ver entre la plebe.

      Eso que nos llevamos.

      • Qué bueno haber podido conoceros en algún caso como pudimos hacer tú y yo Uxío. Igual alguno me tiene idealizado y luego en persona ya has visto que no soy para tanto 😉 Menos mal que la tele me devuelve ese halo de celebrity que me vuelve a separar del populacho xD

  1. Como consejo extra para la próxima (soy experto con cursivas, o lo que viene siendo lo mismo otro cuñado que te dice lo que tienes que hacer, pero advierto que es sin ganas de faltar ni de crear malestar), intenta tener una luz frontal, los aros de luz led estan bastante bien si pones uno medio decente te va a dar mucha mejor iluminación y no se va a notar excesivamente artificial, pero lo más importante en tus 12 segundos es la perspectiva, desde el punto en el que pusiste la web cam al estar muy por debajo de tu cara te hace sombras raras y un poco de papada.

    Repito, te sigo mucho y me pareces un gran tío, solo espero que no te molesten mis palabras. Un saludo

    • De hecho sé que la luz era fundamental y la idea era hacerlo en la terraza precisamente por eso, pero hay una vecina cerca que estaba comentando la vida para que todo el miniresort burgués se enterase y no era plan. Total, que creí que la iluminación iría bien pero está claro que falló, como la posición baja del móvil.

      Tienes toda la razón con cursivas y sin ellas, desde luego para la próxima lo tendré en cuenta. Saludos!!

Comentarios cerrados