Tecnología

Apple Prime

·

No hablaré hoy de suscripciones a medios (incluido Incognitosis), que de eso tengo post pendiente, pero sí de un curioso par de reflexiones que he leído y que hacían imposible no plasmar por aquí.

La primera, la de Ben Thompson en Stratechery, que sigue prodigándose cada semana con esas ‘Tech Business Strategy 101’, esas lecciones de estrategia que no resultan claras para el resto de los mortales hasta que las explica en su blog.

En su último post la lección no es demasiado sorprendente, pero sí igual de clarificadora. Allí Thompson nos habla de cómo Apple parece haber alcanzado la “Edad Media” de su historia. El autor se siente impresionado por la estrategia que Apple ha seguido con el Homepod, algo de lo que precisamente hablé en mi Incognicast #11 (Reto del influencer: embeber un podcast propio en tu blog: check).

Como dije entonces, Apple no quiere tener un altavoz conectado, sino uno mejor. Uno que todos los que ya son usuarios de un dispositivo basado en iOS quieran tener. Más aún: uno que los que todavía no lo son quieran tener, porque de ese modo tendrán un motivo (más) para hacer el cambio al iPhone. Brillante.

Thompson se lía un poco más adelante que finalmente resumen con una frase bastante fantástica:

Por regla general, los aspirantes persiguen la interoperabilidad mientras que los dominadores del mercado (‘incumbent’) se esfuerzan por la incompatibilidad

Que es, como decía en Twitter, por lo que a Apple le gustan tanto el control y las cosas propietarias. Pasada ya su era de aspirante y convertida en una especie de monoplio disfrazado, Apple quiere exprimir sus iPhone y convertirlos en una vaca con nuevas tetas, por decirlo en plan basto.

El iPhone ya no es solo el iPhone, sino que es un vehículo para encerrar al usuario aún más en el ecosistema Apple. Como tienes el iPhone te suscribes a Apple Music, y como estás suscrito a Apple Music, te compras el HomePod. Y así con otras muchas cosas que hacen que esa pata de los servicios que está creciendo en Apple tenga muchas probabilidades de crecer aún más, y la música podría ser tan solo parte de la ecuación. Aquí no me atrevo a pronosticar si esa Apple TV (no el cacharrito de ahora, no, una tele como tal) aparecerá o no. Incluso tras la famosa frase que Jobs le dijo a su biógrafo, Walter Isaacson de “I’ve finally cracked it“, pero visto lo visto con el HomePod también esperaría que Apple moviera ficha en el sector del contenido audiovisual más pronto que tarde. 

El caso es que esa primera reflexión va muy en línea de la segunda, publicada por Christopher Mims en The Wall Street Journal, y en la que este conocido periodista y analista tecnológico hacía una propuesta interesante inspirada por los comentarios de otro de los cibergurús de moda, Horace Dediu, que analizaba los pasados resultados de Apple en su famoso blog, Asymco (negritas mías):

One way for Apple to resolve the hardware-versus-services tension would be to roll them into one giant subscription, Mr. Dediu says.

Mr. Dediu estimates that for every Mac or iPhone, the average Apple customer spends on average a dollar a day on hardware plus services. A customer would spend more for a premium version—say, for a new MacBook Pro and an iPhone X—but calculating the annual value of such a customer should be straightforward for a company like Apple.

Throw in health monitoring, an iCloud subscription, Apple Music, Apple’s original programming and more into a cable-television-like bundle, or a la carte, and Apple could go from being a hit-driven company to one that throws off predictable, consistent, subscription-based revenue. Think of it as Apple Prime.

Toma ya. ¿Pagarías una cuota mensual a Apple para tener un MacBook Pro y un iPhone X, además de una suscripción potente con Apple Music y a iCloud? Ese renting tecnológico existe, desde luego, pero la idea de que Apple aprovechase la idea para tener una fuente de ingresos previsible y sostenida es, desde luego, inquietante. Volvemos al modelo de suscripción frente al “modelo de posesión”. Del “me compro una casa” al “alquilo una casa”, y cuando digo casa digo coche (renting), digo películas y series (Netflix), libros (Kindle Unlimited) y música (Spotify). Todo eso lo hacemos ya, así que, ¿por qué no alquilar un paquete de una empresa que nos lo dé todo (o casi todo) en uno?

Inquietante, insisto.

Dudo que Apple adopte este modelo a corto o medio plazo, pero la idea está ahí, rondando. Si Apple realmente tiene como objetivo “crear los mejores productos”, supongo que les dará bastante igual venderlos que alquilarlos, pero es que además ese alquiler le daría potencialmente más control —de ese control que le gusta a Apple— sobre unos dispositivos que si antes no eran del todo tuyos, ahora lo serían menos. “Ni se te ocurra tocar tu maravilloso iPhone X en alquiler, que si no te puedes cargar tu suscripción al maravilloso Apple Music y su fabuloso funcionamiento con tu maravilloso Home Pod”. Todo será maravilloso en ese jardín más amurallado que nunca, pero lo será mientras pagues la suscripción, claro.

Miedito me da pensar que esta idea acabe siendo la norma. Ays.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 6: el telefonazo de OnePlus en su versión internacional está de rebajas. Con un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y cámara dual de 20MP+20MP (y acabado negro espejo) lo tenéis a 409,15 euros en GearBest con el cupón GB$MP664.
  • Xiaomi Redmi Note 5: mejor que los Mi A1, cercanos a los Mi A2, a caballo en precio y prestaciones: pantalla de 5,99 pulgadas, Snapdragon 636, 4 GB de RAM, 64 GB de memoria ampliables, cámara dual (12+5 MP), lector de huella, todo por 189,98 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: pero claro, si buscáis el sucesor real del Mi A1, lo tenéis en oferta. Con su pantalla de 5,84 pulgadas, 4 GB de RAM; 64 GB de capacidad (ampliables) y cámara dual (12+5 MP) está a 169,99 euros en eBay.
  • Chuwi Laptop SE: parecido al Jumper ezBook X4, con un Celeron N4100, 4 GB de RAM, 32 GB eMMC y 128 GB de SSD (curiosa combinación) y pantalla de 13,3 pulgadas 1080p, además de batería de 5.000 mAh y 1,44 kg de peso. Un buen equipo de batalla por 261,15 euros en GearBest.
  • Unidad SSD SanDisk Plus 960GB: rápida en lectura y escritura (535/450 MBps respectivamente) y estupenda por su precio, 179,9 euros en Amazon.
  • Huawei Mate 10 Lite: con un Kirin 659, pantalla de 5,9 pulgadas, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), doble cámara (13+2MP) y lector de huella tenéis otro candidato a móvil estupendo en esta franja: lo venden a 209 euros en eBay.
  • Apple iPhone 7 reacondicionado: con pantalla de 4,7 pulgadas, un procesador Apple A10 Fusion, cámara dual de 12 MP, resistencia al agua y color oro rosa. Está a 548,77 euros en Amazon. Los modelos en color negro, plata, y oro están al mismo precio.
  • Xiaomi 8: atentos que el telefonazo de Xiaomi está de súper oferta. Con un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de memoria y cámara dual de 12+12 Mpíxeles, (análisis) este es un chollazo si optáis por el modelo en color blanco, que eso sí, tiene la ROM china, tendréis que rootear (aquí explican cómo) e instalar la internacional. Está a 324,30 euros en JoyBuy, chicos. Impresionante si sois un poco manitas. En GearBest está a 388,25 euros con el cupón Eddytedy115 con envío desde España y garantía de aquí de dos años, nada mal si preferís no arriesgar demasiado y esperar menos. En AliExpress, por completar opciones, está a 352 euros.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el que para mí es el verdadero sucesor del Mi A1 está a precio estupendo. Es la versión con pantalla de 5,84 pulgadas (y notch), Snapdragon 625, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad (ampliables) y cámara dual (12+5MP). Todo por 165,41 euros en Banggood con el cupón 8BGA2L3325.
  • Lector/Grabador externo de CD/DVD/Blu-ray: esta unidad lee y graba todo, es ligera y delgada y se conecta vía USB 3.0. Bastante interesante, sobre todo porque en Amazon te dan 2 por 1, así que si convences a un amigo está tirada: en Amazon salen a 39,99 euros las dos unidades.
  • Báscula corporal digital inalámbrica: de la marca Renpho, monitoriza peso, grasa corporal, agua, músculos, IMC, BMR, masa ósea y un montón de parámetros más, y pasa los datos a una app móvil para iOS y Android. Buenas críticas, mejor precio: 40,99 euros en Amazon (41% dto.)
  • Xiaomi Mi Notebook Air 13,3: atentos al modelo de 2018 con pantalla de 13,3 pulgadas 1080p, un Core i5-8250U, una GeForce MX150, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, y lector de huella. Todo por 705,10 € en GearBest.
  • Patinete eléctrico Nilox: buena alternativa en movilidad, y a precio llamativo. Este modelo plegable tiene 20 km de autonomía, velocidad máxima de 20 km/h y un precio estupendo de 249 euros en Amazon.
  • Portátil gaming Acer Aspire VX15: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i7-7700HQ, 8 GB de RAM, un SSD de 128 GB, un disco duro de 1 TB, una GTX 1050 y Windows 10. Gran opción si no sois súper exigentes con la gráfica, porque cuesta solo 764,15 euros en Amazon.
  • Unidad SSD NVMe KingSpec 480 GB: si queréis almacenamiento rápido en vuestro PC, atentos a esta unidad con velocidades de lectura y escritura de 1.500/1.230 MBPs respectivamente. Está a 94,5 euros en Aliexpress, es más o menos la mitad de lo que cuestan las Samsung 960/970 Evo de turno aunque también dan mejor rendimiento, claro. Bastante bien, creo yo.
  • Jumper EZbook X4: el portátil de bajo coste que analicé recientemente y que me ha dejado sorprendido. Con un Celeron N4100, 4 GB de RAM, 128 GB de SSD ¡(560/470 MBps!), puerto MicroHDMI, MicroSD y 2xUSB 3.0, además de pantalla de 14 pulgadas FullHD (algo tristona en brillo y color, cierto). Teclado en disposición americana, buen trackpad, todo por 235,90 euros en GearBest.
  • Huawei P20 Lite: la versión “modesta” del anterior también está curiosa, ojo. Un Snapdragon 659, 4/64GB, lector en la trasera, cámara dual (16+20) y está en GearBest a 232,68 euros con el cupón Eddytedy56 (envío desde España, garantía 2 años). Este sí que está bastante más barato que en Amazon, donde lo tenéis a 300 euros.
  • Xiaomi Redmi Note 5: un phablet de 5,99 pulgadas, Snapdragon 636, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual de 12+5 MP y lector de huellas además de batería de 4.000 mAh. Una apuesta segura a este precio: 149 euros en Aliexpress.
  • Disco duro externo Maxtor 4TB: precio brutal para esta unidad externa pequeñita (2,5 pulgadas) y con conector USB 3.0/3.1. Está  a 104,38 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A1: atentos que el smartphone chollo de la temporada está a buen precio en Amazon. Es la versión con 4 GB de RAM y 32 GB de capacidad con su doble cámara y su Snapdragon 625. Lo tenéis en AliExpress por 133,16 euros. Otra opción es la de Amazon, donde lo tenéis a 182 euros.
  • Portátil convertible Medion 11,6 pulgadas: muy modesto, pero una buena opción para los peques: Intel Atom x5-Z8350, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad eMMC, pantalla táctil convertible en táctil, Windows 10 incluido. Todo por 199 euros en Amazon (41% dto.)
  • Xiaomi Redmi 2S: recién salido del horno, el nuevo campeón de los móviles baratos: 5,99 pulgadas 720p con formato 18:9, sorprendente ya solo por eso. Además cuenta con un Snapdragon 625, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad y cámara dual (16+5 MP). Lo tenéis a 139,28 euros en GearBest, alucinante.
  • Unidades SSD Kingston, SanDisk, y Samsung: 120 GB de capacidad para una buena unidad de Kingston (500 MBps en lectura, 320 MBps en escritura) que cuesta 29,19 euros en Amazon (46% dto), nada mal. La unidad de 240 GB está aun mejor, a 45,89 euros (53% dto.). Si queréis aún más, atentos a la Samsung 850 EVO de 500 GB por 97,80 euros en Amazon. Toshiba también tiene una unidad simpática, la TR200 de 240 GB por 47 euros en Amazon, atentos a este último.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “Apple Prime

  1. Trufeitor dice:

    Apple es un cáncer para los estándares y la libre elección y el home pod es otra sangrante (aunque seguramente poco relevante por nicho) muestra de ello.

    Espero que algún día esa prepotencia y esa forma de hacer de yo contra el mundo nadando contra corriente porque soy más mejor les haga darse un buen batacazo, a ver si se favorece la interconexión y se avanza en la estandarización tecnológica que creo que es lo que conviene a los usuarios y que Apple, desde su posición prominente en la industria, hace todo lo posible por obstaculizar.

    • Históricamente hasta los más grandes han acabado cayendo víctimas del dilema del innovador. Alguien más pequeño, más rápido y con un nuevo enfoque lograba hacer algo que ni ese gigante pudo hacer a tiempo, y supongo que tarde o temprano eso le pasará también a Apple.

      La verdad es que un batacacito se podían dar, aunque solo fuera por animar un poco el cotarro.

  2. Land-of-Mordor dice:

    En principio todo esto suena un poco como esa Apple TV que se iba a comer el mercado (y que al final ha sido otro “streamer” más) o el tan cacareado por los medios Apple Car (que al final se quedará al parecer en algo para integrar en coches de otros fabricantes), pero con algo más de sentido. Puede que al final la cosa quede en una acumulación de servicios dentro de una misma cuota, con un único nombre y con “facilidades” para alquilar equipos directamente a la compañía. Las subidas constantes de sus precios en los últimos años pueden ser parte del “plan” para acostumbrar al potencial cliente a pagar una cantidad que merezca la pena convertir en alquiler, pero creo que esas subidas van más dedicadas a cuadrar las cuentas para seguir ganando mucho a pesar de ir reduciendo su cuota de mercado global.

    En caso de que al final integren todo (servicios+alquiler) ¿se atreverán a cumplir el sueño húmedo de todo vendedor de contenidos que es obligar a sus usuarios a ver lo que la compañía quiera, donde la compañía quiera y cuando la compañía quiera?

    • Bueno, ya lo están consiguiendo un poco bastante (lo de obligar a sus usuarios a hacer y gastar en lo que ellos quieren). Lo del Apple Prime lo veo bastante lejano, pero efectivamente ya sería el acabóse.

      Ni en coches ni en tele les veo muy finos, pero tienen pasta y recursos de sobra para corregir el camino. Veremos cómo mueven ficha.

  3. Lambda dice:

    Me hace gracia el bussiness moderno y su pretensión de controlar sus productos incluso después de su venta, que el cliente pierda poco a poco su titularidad efectiva sobre los mismos… Si conocen el caso de John Deere (marca de tractores) que capaba el firmware de sus productos, forzando cierta obsolescencia (y estamos hablando de un producto para trabajar de forma intensiva). Tienes razón, Javi. Hay razones para preocuparse un poco por la deriva de lo que consideren “ellos” práctico para “nosotros”. No mola.

    • josemicoronil dice:

      Lo mismo que John Deere hace con los tractores lo hace ya empresas como Apple y Microsoft con sus productos, dándoles un nivel de reparabilidad casi nulo e impidiendo que terceras partes reparen sus productos con la misma facilidad que ellos tienen. El caso de los iPhone que morían al cambiarles el sensor de huella y la circuitería propensa a fallos de la pantalla táctil del iPhone 6 son ejemplos de ello, y ojo, que los puertos de carga USB Tipo C parece que van a dar bastante de qué hablar de aquí a poco tiempo por lo problemático que es reparar cuando éstos no funcionan bien y le meten 20Va sitios donde deberían de haber 5V.
      Un saludo !

    • Yep, el caso de John Deere es muy conocido y he hablado de él en Xataka alguna que otra vez. El otro día el autor de Motherboard que viralizó el tema publicó un pequeño documental en YouTube que quiero ver:

      https://www.youtube.com/watch?v=F8JCh0owT4w

      Y el tema del “Derecho a Reparar” es uno de los debates más interesantes en EEUU, pero efectivamente Apple y Microsoft no hacen más que ponerlo más y más difícil. Al final el control es garantía de poder sacar más pasta, y todas las empresas van a eso.

  4. Pingback: IFs #67 (Incognitosis Fin de Semana) | Incognitosis

Comentarios cerrados