Tecnología

Apple Prime

·

No hablaré hoy de suscripciones a medios (incluido Incognitosis), que de eso tengo post pendiente, pero sí de un curioso par de reflexiones que he leído y que hacían imposible no plasmar por aquí.

La primera, la de Ben Thompson en Stratechery, que sigue prodigándose cada semana con esas ‘Tech Business Strategy 101’, esas lecciones de estrategia que no resultan claras para el resto de los mortales hasta que las explica en su blog.

En su último post la lección no es demasiado sorprendente, pero sí igual de clarificadora. Allí Thompson nos habla de cómo Apple parece haber alcanzado la «Edad Media» de su historia. El autor se siente impresionado por la estrategia que Apple ha seguido con el Homepod, algo de lo que precisamente hablé en mi Incognicast #11 (Reto del influencer: embeber un podcast propio en tu blog: check).

Como dije entonces, Apple no quiere tener un altavoz conectado, sino uno mejor. Uno que todos los que ya son usuarios de un dispositivo basado en iOS quieran tener. Más aún: uno que los que todavía no lo son quieran tener, porque de ese modo tendrán un motivo (más) para hacer el cambio al iPhone. Brillante.

Thompson se lía un poco más adelante que finalmente resumen con una frase bastante fantástica:

Por regla general, los aspirantes persiguen la interoperabilidad mientras que los dominadores del mercado (‘incumbent’) se esfuerzan por la incompatibilidad

Que es, como decía en Twitter, por lo que a Apple le gustan tanto el control y las cosas propietarias. Pasada ya su era de aspirante y convertida en una especie de monoplio disfrazado, Apple quiere exprimir sus iPhone y convertirlos en una vaca con nuevas tetas, por decirlo en plan basto.

El iPhone ya no es solo el iPhone, sino que es un vehículo para encerrar al usuario aún más en el ecosistema Apple. Como tienes el iPhone te suscribes a Apple Music, y como estás suscrito a Apple Music, te compras el HomePod. Y así con otras muchas cosas que hacen que esa pata de los servicios que está creciendo en Apple tenga muchas probabilidades de crecer aún más, y la música podría ser tan solo parte de la ecuación. Aquí no me atrevo a pronosticar si esa Apple TV (no el cacharrito de ahora, no, una tele como tal) aparecerá o no. Incluso tras la famosa frase que Jobs le dijo a su biógrafo, Walter Isaacson de «I’ve finally cracked it«, pero visto lo visto con el HomePod también esperaría que Apple moviera ficha en el sector del contenido audiovisual más pronto que tarde. 

El caso es que esa primera reflexión va muy en línea de la segunda, publicada por Christopher Mims en The Wall Street Journal, y en la que este conocido periodista y analista tecnológico hacía una propuesta interesante inspirada por los comentarios de otro de los cibergurús de moda, Horace Dediu, que analizaba los pasados resultados de Apple en su famoso blog, Asymco (negritas mías):

One way for Apple to resolve the hardware-versus-services tension would be to roll them into one giant subscription, Mr. Dediu says.

Mr. Dediu estimates that for every Mac or iPhone, the average Apple customer spends on average a dollar a day on hardware plus services. A customer would spend more for a premium version—say, for a new MacBook Pro and an iPhone X—but calculating the annual value of such a customer should be straightforward for a company like Apple.

Throw in health monitoring, an iCloud subscription, Apple Music, Apple’s original programming and more into a cable-television-like bundle, or a la carte, and Apple could go from being a hit-driven company to one that throws off predictable, consistent, subscription-based revenue. Think of it as Apple Prime.

Toma ya. ¿Pagarías una cuota mensual a Apple para tener un MacBook Pro y un iPhone X, además de una suscripción potente con Apple Music y a iCloud? Ese renting tecnológico existe, desde luego, pero la idea de que Apple aprovechase la idea para tener una fuente de ingresos previsible y sostenida es, desde luego, inquietante. Volvemos al modelo de suscripción frente al «modelo de posesión». Del «me compro una casa» al «alquilo una casa», y cuando digo casa digo coche (renting), digo películas y series (Netflix), libros (Kindle Unlimited) y música (Spotify). Todo eso lo hacemos ya, así que, ¿por qué no alquilar un paquete de una empresa que nos lo dé todo (o casi todo) en uno?

Inquietante, insisto.

Dudo que Apple adopte este modelo a corto o medio plazo, pero la idea está ahí, rondando. Si Apple realmente tiene como objetivo «crear los mejores productos», supongo que les dará bastante igual venderlos que alquilarlos, pero es que además ese alquiler le daría potencialmente más control —de ese control que le gusta a Apple— sobre unos dispositivos que si antes no eran del todo tuyos, ahora lo serían menos. «Ni se te ocurra tocar tu maravilloso iPhone X en alquiler, que si no te puedes cargar tu suscripción al maravilloso Apple Music y su fabuloso funcionamiento con tu maravilloso Home Pod». Todo será maravilloso en ese jardín más amurallado que nunca, pero lo será mientras pagues la suscripción, claro.

Miedito me da pensar que esta idea acabe siendo la norma. Ays.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “Apple Prime

  1. Trufeitor dice:

    Apple es un cáncer para los estándares y la libre elección y el home pod es otra sangrante (aunque seguramente poco relevante por nicho) muestra de ello.

    Espero que algún día esa prepotencia y esa forma de hacer de yo contra el mundo nadando contra corriente porque soy más mejor les haga darse un buen batacazo, a ver si se favorece la interconexión y se avanza en la estandarización tecnológica que creo que es lo que conviene a los usuarios y que Apple, desde su posición prominente en la industria, hace todo lo posible por obstaculizar.

    • Históricamente hasta los más grandes han acabado cayendo víctimas del dilema del innovador. Alguien más pequeño, más rápido y con un nuevo enfoque lograba hacer algo que ni ese gigante pudo hacer a tiempo, y supongo que tarde o temprano eso le pasará también a Apple.

      La verdad es que un batacacito se podían dar, aunque solo fuera por animar un poco el cotarro.

  2. Land-of-Mordor dice:

    En principio todo esto suena un poco como esa Apple TV que se iba a comer el mercado (y que al final ha sido otro «streamer» más) o el tan cacareado por los medios Apple Car (que al final se quedará al parecer en algo para integrar en coches de otros fabricantes), pero con algo más de sentido. Puede que al final la cosa quede en una acumulación de servicios dentro de una misma cuota, con un único nombre y con «facilidades» para alquilar equipos directamente a la compañía. Las subidas constantes de sus precios en los últimos años pueden ser parte del «plan» para acostumbrar al potencial cliente a pagar una cantidad que merezca la pena convertir en alquiler, pero creo que esas subidas van más dedicadas a cuadrar las cuentas para seguir ganando mucho a pesar de ir reduciendo su cuota de mercado global.

    En caso de que al final integren todo (servicios+alquiler) ¿se atreverán a cumplir el sueño húmedo de todo vendedor de contenidos que es obligar a sus usuarios a ver lo que la compañía quiera, donde la compañía quiera y cuando la compañía quiera?

    • Bueno, ya lo están consiguiendo un poco bastante (lo de obligar a sus usuarios a hacer y gastar en lo que ellos quieren). Lo del Apple Prime lo veo bastante lejano, pero efectivamente ya sería el acabóse.

      Ni en coches ni en tele les veo muy finos, pero tienen pasta y recursos de sobra para corregir el camino. Veremos cómo mueven ficha.

  3. Lambda dice:

    Me hace gracia el bussiness moderno y su pretensión de controlar sus productos incluso después de su venta, que el cliente pierda poco a poco su titularidad efectiva sobre los mismos… Si conocen el caso de John Deere (marca de tractores) que capaba el firmware de sus productos, forzando cierta obsolescencia (y estamos hablando de un producto para trabajar de forma intensiva). Tienes razón, Javi. Hay razones para preocuparse un poco por la deriva de lo que consideren «ellos» práctico para «nosotros». No mola.

    • josemicoronil dice:

      Lo mismo que John Deere hace con los tractores lo hace ya empresas como Apple y Microsoft con sus productos, dándoles un nivel de reparabilidad casi nulo e impidiendo que terceras partes reparen sus productos con la misma facilidad que ellos tienen. El caso de los iPhone que morían al cambiarles el sensor de huella y la circuitería propensa a fallos de la pantalla táctil del iPhone 6 son ejemplos de ello, y ojo, que los puertos de carga USB Tipo C parece que van a dar bastante de qué hablar de aquí a poco tiempo por lo problemático que es reparar cuando éstos no funcionan bien y le meten 20Va sitios donde deberían de haber 5V.
      Un saludo !

    • Yep, el caso de John Deere es muy conocido y he hablado de él en Xataka alguna que otra vez. El otro día el autor de Motherboard que viralizó el tema publicó un pequeño documental en YouTube que quiero ver:

      https://www.youtube.com/watch?v=F8JCh0owT4w

      Y el tema del «Derecho a Reparar» es uno de los debates más interesantes en EEUU, pero efectivamente Apple y Microsoft no hacen más que ponerlo más y más difícil. Al final el control es garantía de poder sacar más pasta, y todas las empresas van a eso.

  4. Pingback: IFs #67 (Incognitosis Fin de Semana) | Incognitosis

Comentarios cerrados