Tecnología

Cómo diferenciar un móvil tope de gama de uno guarripeich

·

Hoy en día es tope difícil diferenciar un móvil de gama alta de uno que pretende serlo y no lo es. Bueno, salvo que tengan la etiqueta de precio pegada, claro, que es lo que por antonomasia define y diferencia a los topes de gama de aquellos que solo aspiran a serlo en sueños.

Pero aquí estoy yo para poner los puntos sobre las íes y ayudaros en esa difícil misión. Repasemos unas cuantas características típicas del diseño y el hardware de estos móviles que os ayudarán a saber si vuestro móvil da la talla o no según los cánones de la industria. A saber:

  • Pantalla sin marcos: ahora cualquier móvil puede aspirar a no tener prácticamente marcos, así que que la tenga o no no indica nada. El aspecto diferencial aquí es la forma de lograrlo. A saber (II):
    • Mininotch gota: solución cutre que lógicamente pertenece a un wannabe de móvil de gama alta. O lo es, o es el peor de la familia porque la versión tope de gama tiene otro mecanismo.
    • Agujero: empezó queriendo ser detalle típico de gamas altas, pero ahora lo pueden tener todos, como lo de la pantalla sin marcos. Parece mentira, con lo que cuesta el agujerico. Si tienes dos igual tienes un pase.
    • Cámara reversible, retráctil (periscopio), giratoria: da igual la calidad de esas cámaras, porque solo contar con esos mecanismos pone a esos móviles al máximo nivel. Lo que importa es la forma, no el fondo, recordad.
  • Sistema operativo: con iOS, tope de gama. Con Android, a saber.
  • Procesador: aquí las cosas son algo confusas, porque resulta que cualquier móvil, los guarripeich incluidos, pueden tener un procesador pepino. Lo que sí está claro es que si tu móvil tiene un MediaTek es porque llevas un móvil guarripeich encima. Los Snapdragon son guays si empiezan por 8. Los demás, muy mal fatal.
  • Memoria: otro dato que lleva a confusión, porque hay gamas altas con 4 GB de RAM y móviles guarripeich con 6 GB. Engañoso, no te fíes. Si tienes 12 GB, eso sí, de guarripeich nada. Sobrado sí, pero guarripeich, nanay.
  • Capacidad de almacenamiento: 64 GB es guarripeich. Si hay opción de 128 o mejor, 256 GB, es que el móvil es (o quiere ser) gama alta estupenda, pero aquí nos encontramos también con sorpresas y puede ser un elemento que dé pie a la confusión. Para estar seguros hay que mirar si el móvil tiene:
    • Ranura de expansión Micro SD: si la tiene es guarripeich o el fabricante se ha despistado. Hay algunos gama alta que la integran, pero a saber por qué si eso es más de pobres.
  • Materiales de construcción: tu móvil no es nada si no tiene un material precioso en su chasis, aunque luego lo acabes ocultando con una funda. Por aclarar:
    • Metal: cuenta la leyenda que solo los móviles tope de gama estaban fabricados en metal. Antaño, claro. Ahora es un material olvidado y maldito.
    • Cristal: o tienes un móvil tope de gama o al menos lo quiere ser en eso. Aunque sea frágil de pelotas y todo eso. Bonito es. Y a veces deja integrar carga inalámbrica. Eso sí, qué rollo de huellas. Pero y lo bonito que es, ¿qué?
    • Plástico: también llamado policarbonato. Fue, es y será señal inequívoca de que tienes un móvil guarripeich.
  • Toma de auriculares: da igual lo feliz que seas con tus auriculares con cable y conector de minijack. Este conector es para pobres. Tu móvil con minijack (¡y hasta radio FM!) es una patata. Guarripeich, sí.
  • Dual SIM: si tu móvil la tiene tienes muchas papeletas para tener un móvil guarripeich
  • Cámaras traseras: tema difícil. En general:
    • Una: guarripeich a no ser que haya una G grabada en la trasera. Aun en ese caso tu móvil también puede ser guarripeich aunque la G no sea de eso.
    • Dos: guarripeich, fijo. Cualquier tiempo pasado fue mejor.
    • Tres o cuatro (o cinco): tope de gama aunque las fotos no valgan un pimiento. Pero poner 3 o 4 sensores es mazo de caro y complejo, así que habrá que diferenciarlos así.
  • NFC: puedes tenerlo y ser un gama baja, pero si no lo tienes en tu móvil da por hecho que tienes un móvil guarripeich.
  • Resistencia al agua y polvo: solo en gamas altas, algo curioso teniendo en cuenta que no parece ya demasiado difícil que cualquiera pudiera tener algo así.
  • Batería: si tienes más de 4.000 mAh es que tu móvil probablemente es gama baja. Es mucho más guay que sea delgadito y con menos batería, algo muy típico de gamas altas y súper altas. Dentro de esto:
    • Carga rápida: si es ultrarápida probablemente tengas un gama media, no necesariamente guarripeich, pero que tiene esa opción como una de las pocas cosas que destacan. Casi guarripeich. Si es solo «rápida», es decir, algo más veloz de lo normal, es que tienes un móvil bastante decente. Los topes de gama no suelen centrarse en ese aspecto, porque para eso tienen:
    • Carga inalámbrica: claramente opción para topes de gama, súper exclusiva a pesar de que ya no sea difícil implementarla en muchos más dispositivos.
  • Sonido: no sé si te has enterado, pero nadie le presta atención al sonido. Da igual que tenga 8 altavoces frontales Dolby Atmos, que la pantalla sea un altavoz, que tenga un DAC del copón o que el móvil tenga un solo altavoz disfrazado de dos en la parte inferior (como el Pixel 3A). El sonido es irrelevante como característica definitoria de un móvil guarripeich o de gama alta. Lo normal, eso sí, es que los guarripeich se fijen más en este ámbito por temas como la toma de auriculares, el soporte de radio FM (¡modo transistor de abuelete!) y ya puestos ese DAC de mayor calidad.
  • Conector: hoy en día hablar de esto tampoco sirve de mucho porque el mercado ha hablado y ha adoptado dos conector de forma estándar y casi universal, pero por si lo dudabas:
    • Micro USB: guarripeich a más no poder. A quién se le ocurre.
    • USB-C: qué bien que lo tienes, pero no te flipes que lo tienen todos, sean o no guarripeich.
    • Lightning: qué pregunta. Gama alta como el cielo.

Creo que eso es todo. Y si no lo es, seguro que me podéis sugerir actualizaciones a esta guía práctica para diferenciar un móvil guarripeich de uno que no lo es.

Más allá de las diferencias, que sepáis que el 99% de lo que hace el 99% de la gente se puede hacer con unos y otros indistintamente. Lo importante, ya sabéis, es que seáis felices con vuestro móvil, sea guarripeich o no.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

10 comentarios en “Cómo diferenciar un móvil tope de gama de uno guarripeich

  1. Pakolo dice:

    Viva lo guarripeich! El mundo al revés, ahora los gamabajas tienen mas features que los pijomóvil. Lo único que puedo echar de menos en el mío en un momento dado es la resistencia a mojarse, pero es que ese momento dado no me ha sucedido todavía, así que al final ni eso veo que me falte.

      • Claro que sí. La palabra ‘guarripeich’ te hace mantener la cordura.

        Visto el artículo con un poco de perspectiva te hace ver como la «alta gama» se desliga totalmente de las especificaciones. Hace ver como, curiosamente, los fabricantes se permiten ahorrar en terminales premium en aspectos como la doble sim, la ranura SD, una batería que aguante más allá del esplendor de los primeros meses y demás porque no renovar terminal cada año no sería de «user alta gama».

        Se ve claro que un tope de gama de segunda mano es una muy mala compra. Mucho mejor un gama media nuevo o un gama alta sin estrenar del año pasado (con la intención de renovarlo al cabo de un año).

        Sí que es práctico, por este tipo de conclusiones.

      • Los gama alta del año anterior suelen ser buenas compras si los encuentras a buenos precios, que no siempre es así. El problema es que igual chirrían en cosas llamativas que ya hasta gamas medias aspiracionales integran, como el lector de huella dactilar en pantalla.

        Pero oye, que cada cual gaste su dinero como prefiera. Lo importante es estar contento con el terminal, como con todo en esta vida.

  2. Pingback: 4 cholloteléfonos de Xiaomi en 2019 | Incognitosis

  3. Pingback: Historia de un Pixel 3a que vino y se fue | Incognitosis

Comentarios cerrados