Tecnología

Joey tenía razón

·

(Aviso: Ya hay ganador para las entradas, ver final del post)

«¡No hay buenas acciones desinteresadas, lo siento!«, le decía Joey a Phoebe en ese fragmento de Friends que tenéis aquí abajo. No sé si yo llegaría a decir tanto, pero está claro que el mundo funciona como funciona y ahí estamos nosotros y nuestras conciencias para decir basta.

 

El otro día, por ejemplo, llegaba a mi correo un mensaje de una agencia de comunicación. Tenían entradas para ‘Star Wars: Los últimos Jedi’ y me regalaban dos para poder ir a ver la película en los próximos días.

¿Mi primera reacción? Llamar a un viejo amigo con el que llevo años yendo a ver estas películas y decirle que no hacía falta comprarlas, que podíamos ir gratis. «Qué bien, mira, eso que nos ahorramos«, coincidíamos los dos. Contesté al correo de la agencia dando las gracias efusivamente y ahí pareció quedar todo.

Y luego, ciertas dudas. Y al poco, cada vez más. Y como un leve retortijón. Espasmos, teleles, lo típico. Nada serio en realidad. Era mi conciencia, que me estaba dando la plasta otra vez.

Eso hizo que me replantease la historia, y ojo, que yo no estoy libre de pecado y alguna vez he caído en ese error. Al final es lo de siempre: cuando tienes relación profesional con una empresa estos detalles pueden condicionarte, así que aunque ya tenía las cosas medio claras, publiqué mi primera encuesta en Twitter (con laísmo incluido, buf) para ver qué opinaba la gente:

Me flipa que tanta gente votara a favor de ir gratis a ver la peli —pillines, guiño, guiño—, pero aunque la tentación es grande, paso. Regalaré las entradas sorteándolas entre los que comentéis a este post (borraré comentarios que considere inapropiados, eso sí, basta con un «¡Yo las quiero!«, descartaré comentarios míos y aquellos en los que queda claro que solo queréis comentar, no las entradas) hasta las 17:00 PM de mañana (19 de diciembre de 2017) para dar un poco de tiempo a los que me leen a través de la newsletter 😉

El sorteo no será ante notario, me temo, así que el funcionamiento será simplón: numerar los comentarios de más antiguo (el 1) al más reciente, y que mi inocente hija diga un número (sin decirle para qué) entre el 1 y el n, siendo n el último comentario. Las entradas son para cines Cinesa en la Comunidad de Madrid, y son dos códigos que podéis canjear en los próximos días.

Esto, que conste, no es una buena acción, majos. Como demostró Joey, las buenas acciones desinteresadas no existen. Si un par de vosotros sois un poco más felices viendo la peli gratis yo seré un poco más feliz, lo que hará que irremediablemente al final la empresa que me las ha cedido gane un poco más a su favor en mi opinión.

Maldición. Joey tenía razón. Igual no debería sortearlas.

Actualización (19/12/2017, 17:34): disculpas, alargo un poco más —hasta las 22:00 de hoy— el plazo de los comentarios que ahora mismo no puedo hacer el sorteo. Si veis esto y os habéis quedado fuera, adelante, comentad, estáis a tiempo 🙂

Actualización 2 (19/12/2017, 21:24): como parece que no hay más comentarios y mi peque se tiene que acostar, hace diez minutos que hemos hecho el sorteo. He contado 13 comentarios que querían claramente las entradas por este orden: Javier, Robotijin, Raúl, Sen, Roberto, Pablo F., Polkillas, Pablo Rodríguez, Asun, Hergest, Nacho, Juanfran, y Kaid), y cuando le he dicho a Lucía «di un número entre 1 y 13, puede ser uno de esos dos también» se lo ha pensado un momento y ha dicho «8».

Así pues, el ganador es Pablo Rodríguez Montalvo, felicidades 😉 Ahora te mando correo para confirmar ¿ok?


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

43 comentarios en “Joey tenía razón

  1. ¡Jajajaja! Yo voté por que fueras a ver la peli gratis. Sin embargo, es fácil aconsejar desde fuera, sin tus presiones internas.

    Muy buena idea lo de sortear las entradas. Aunque no todo el mundo que te lee es de Madrid, quizás un 30% sí lo sea. (Veamos cuántos comentarios aparecen).

    Y, por otra parte, cuando tengas que aflojar la pasta en taquilla ya verás como te arrepientes un poco y contrarresta el efecto favorecedor del sorteo para esa agencia.

  2. Daniel C. dice:

    En tu caso particular, sabiendo que les vas a seguir dando cera cuando aplique, yo tomaría la invitación y disfrutaría de la película sin más dilema moral. Al final es un regalo de valor inferior a 20 euros, no es como si te regalaran un iPhone X.

    Curiosamente a mí hace un par de semanas me llegó una invitación a un pase privado de la misma película por parte de una entidad financiera que quiere captar a mi empresa, y lo rechacé porque tenemos casi decidido que vamos a desestimar su propuesta, pero más que nada para no tener el compromiso de haber aceptado la invitación y darles excusas para hacerme llamadas y poder arrancar en el plano personal.

    Como tú ya has aceptado el regalo, yo que tú me dejaría de remilgos e iría a verla.

    • Gracias Daniel, pero decisión tomada, y que conste que otras veces sí he aceptado detalles. De un tiempo a esta parte me estoy volviendo bastante talibán, ni me gusta hacerlo ni me gusta verlo hacer, quizás también influya ese tufo a corrupto que no paramos de ver por todos lados.

      El regalo está aceptado porque los códigos los tengo, pero podría haber borrado el mail igualmente. Quizás es lo que tenía que haber hecho, pero como digo mejor que las aproveche alguien por aquí y todos felices.

  3. Alfredo de las Vegas dice:

    Yo también creo que deberías aprovechar las entradas tu mismo, pero por otro lado, seguro que la tranquilidad y limpieza de conciencia vale más de esos 20 eurillos..

    • Espero que mucho más Alfredo, tú lo sabes bien que también estuviste en este mundillo 😉 Tampoco quiero quedar aquí como un mártir de la pureza y la objetividad editorial, que aquí el que no haya pecado que tire la primera piedra. Lo que pasa es que como decía antes me estoy volviendo especialmente sensible a estos temas.

  4. Carlos dice:

    Una cosa es un viaje a Brasil y otra dos entradas… Si alguien cree que el precio de alguien es una sesión de cine vive en una realidad alternativa. Deberías aprovecharlas.

    • Para mí en el fondo no hay diferencia. No es el importe del detalle —aunque eso siempre magnifica el tema— es el hecho de sentirme mal aceptándolo, que es lo que no quiero. Gracias por el comentario Carlos.

  5. Raúl dice:

    Yo las «querría» pero he hechado unos números y no me sale acuenta coger el AVE de BCN a Madrid para ir a ver la película 😉
    Cuidado que Montoro no te haga pagar por el regalo!

  6. Trufeitor dice:

    Estoy con Carlos, un detalle navideño no es como para comprometer la objetividad profesional de nadie ni creo que nadie (empresa o profesional) lo tome como tal. Si les has dado cera en el pasado es que lo saben y cuentan con la misma cera en el futuro independientemente del detalle, que es de agradecer. Hasta hace poco mis padres recibían unas cuantas cestas en navidad de las empresas a las que daban trabajo, es un buen detalle, pero tanto ellos como esas empresas siempre tuvieron claro que mis padres se debían a sus clientes y que si esas empresas dejaban de ser competitivas en precio o servicio se quedarían fuera.

    Con la crisis dejaron de mandar cestas y la relación profesional no ha variado. Eso sí, ahora comemos menos jamón en navidad.

    • Aquí está claro que cada cual se puede tomar el detalle como lo que quiera, pero al final condiciona, lo quieras o no. Si alguien está tranquilo con este u otros detalles perfecto, pero como digo a mí me entran un poco retortijones incluso con estas invitaciones, y prefiero quedarme tranquilo.

      Dicho lo cual, si me hubieran mandado un jamón igual me lo quedaba y no decía ni pío, lo que le han hecho a tus padres no tiene nombre 😉 Ya en serio, entiendo que en una relación comercial alguien que siente que está ganando contigo más de lo que tu ganas con él (por lo que sea) puede tener un detalle, pero vamos, que igualmente condiciona y no mola.

      Y repito por si no queda claro: yo estoy lejos de ser perfecto en esto, y he aceptado detalles e invitaciones en el pasado (véase lo de Winnerlandia). Sin embargo ahora estoy un poco más talibán con estas cosas como decía.

  7. Pablo F. Iglesias dice:

    Pues oye Javi, por aquí me tienes para librarte de esta terrible pena, jajaj. Voy a ir esta semana a verla (el finde no pude por estar fuera de la capital), así que si hay suerte pues mejor.

    Saludos, ¡y a ver cuándo coincidimos!

  8. Ya que yo no tengo intereses contrapuestos, me apunto al sorteo. Y te entiendo, Javi. Ahora mirarás a esa empresa como la que te permitió tener un detalle con tus lectores, que siempre está bien…
    Es imposible ser objetivo al 100%, pero lo importante es ser consciente de nuestras subjetividades y de nuestras incoherencias. Mientras lo seas, olé tú.

  9. Pablo Rodríguez Montalvo dice:

    Una compañera de trabajo y yo pensamos ir a verla pero no sabemos cuando, de todos modos sigo sin saber porque te condicionaría el hecho de que te las diesen gratis con criticarlas, no te tiene que gustar obligadamente.

  10. Hergest dice:

    Yo creo también que las entradas no deberían haber influido en tu criterio. Pero eso dependería de tu actitud. Si dudas, mejor hacer el sorteo… y mejor para nosotros, por supuesto.

  11. Felipe dice:

    Javi, te leo desde hace un año y enhorabuena por tu blog. Aportas día a día sentido común y no solo en los temas tecnológicos (a los que soy aficionadillo).

    Para mí la clave para poder aceptar un obsequio profesional serían:
    1. Hacerlo público para que se sepa
    2. La cuantía del mismo (que no deje de ser un obsequio banal, como cuando te regalan regalan un calendario o dietario por estas fechas y por ello no lo devuelves). En mi caso devolví una botella whisky a un proveedor para que no me lo pudiera echar nunca en cara
    3. No interfiera en tu labor profesional

    Es lo mismo que exijo a todos los gremios: a un político, a un profesional de la medicina con las farmacéuticas, etc. Los obsequios más ahora en Navidad están en nuestro ADN, mientras no dejen de ser precisamente eso, un obsequio.

    Felices Fiestas

    • Muchas gracias Felipe. Es cierto que para estos detalles tan pequeños la cosa no es grave (lo de la botella de whisky es parecido a esto supongo), pero aún el tercer criterio que indicas es el que me preocupa. Al final no me quedo tranquilo aceptándolo, así que ale, que lo disfrute el ganador.

      ¡Felices fiestas!

Comentarios cerrados