Tecnología

Mis disculpas, Mike (creo)

·

Muchos habéis seguido con expectación ‘¿Cuánto vale mi tiempo?‘, el post que escribí ayer a última hora de la noche. De repente había retuiteos por doquier y comentarios aquí y allá -ni Juego de Tronos, oiga- en un post que ha reflejado una situación que se repite una y otra vez tanto en mi segmento como en otros muchos en los que expertos en un tema (médicos y abogados son siempre los primeros ejemplos de mi lista) se ven acribillados por consultas que deberían compensarse de alguna forma.

La verdad es que publiqué en caliente, aunque al menos traté de hacerlo con un tono que me ofreciera una salida en caso necesario. Esta es esa salida: una en la que admito que puede (puede) que me haya equivocado con Mike. El usuario que me pedía consejo sobre la compra de un portátil no parecía ser más que uno de los muchos usuarios que le echan morro a la vida y preguntan sin valorar lo que cuesta contestar a esas preguntas. No cuesta 10 minutos: cuesta toda una vida. La que llevo escribiendo sobre tecnología, estudiando y leyendo sobre ella. Que es el caso análogo del que hablaba con expertos en otro tipo de disciplinas al que les surgen estas situaciones. 

shame

Mike, como digo, apuntaba malas maneras. Preguntaba de forma totalmente correcta -como debería preguntar cualquiera, con una exposición perfecta de su situación- y se ofrecía a dar una compensación, pero a partir de ahí vinieron las señales negativas. Mi respuesta inmediata no tuvo respuesta por su parte, y cuando por fin la hubo la recibí por la tarde con una donación -cierto, no le expliqué cómo donar, asumí que sabría cómo hacerlo- por una cantidad que a mi juicio era una especie de broma pesada. 

Bromitas a mí, me dije. Así que me puse a escribir y se desataron los comentarios que se unían a mi alegato. Mike parecía dar el perfil del típico caradura avispillas, y de hecho la idea se me confirmaba un poco más al día siguiente cuando Mike me escribía un correo en el que no hablaba de que había aportado 20 céntimos. No indicaba allí que hubiera tenido dudas a la hora de hacer la aportación vía PayPal.Me o cómo cambiarla. Solo me daba las gracias y aprovechaba para plantearme una duda más tras mis sugerencias iniciales. 

Eso me parecía ya demasiado. No tenía mucho ánimo de contestarle, pero acabé mandándole un correo con una sola línea: el enlace a mi post de ayer. ¿Su respuesta? Otra donación de 0,20 euros. Crack, dije en la penúltima actualización de ayer. 

Y entonces llegó el mensaje por Twitter de Daniel Robles, que me comentaba que igual Mike no sabe que se puede modificar la cantidad de la donación. Anda salero. Qué idiota soy. Pues igual tienes razón, Daniel, le dije. 

Eso provocó dudas, claro. Pero si es así, ¿por qué no hacer varias donaciones? (el proceso consiste en darle a un botón). ¿O por qué, simplemente, no me lo preguntaba en ese segundo correo?

Y entonces llegó la explicación. Una que quiero creerme.

Mike me mandaba hace unos minutos un correo igual de correcto y educado que el primero. Más, si cabe. En él me explicaba que por su trabajo -no voy a decir en qué trabaja, pero le creo- no pudo contestar antes, y que cuando donó creyó que podría cambiar la cantidad pero por algún motivo no pudo hacerlo. Y cito: 

Me remito a los Hechos, que en mi primer mensaje te solicité que me dijeras un medio de compensación y no me contestaste nada, así que busqué y vi que se podía donar a través de las entradas de tu blog; vi lo de los 0,20 y pensé que se podía variar la cantidad. No fue así, pero seguí adelante con la donación, por lo menos -pensé- si voy dando de 20 en 20 céntimos en cada entrada, para algo servirá.

La cantidad se puede variar, eso seguro -basta con pinchar con el ratón en la cantidad y editarla- pero vale, puede que simplemente Mike no se diera cuenta de esa opción. Voy a creerle. 

Sea como fuere, lo más importante de su correo era lo que era centro de su exposición: su valoración de mi experiencia y mi trabajo, en la que precisamente afirmaba lo que yo decía en el post de ayer: 

No creo que tus conocimientos o el contestar valgan 20 céntimos

, decía Mike en negritas tras dejar claro que entiende perfectamente mi enfado. De hecho me contaba su propio caso, porque tiene un trabajo en el que precisamente le suelen llegar consultas de gente que luego ni siquiera le contesta para darle las gracias por la respuesta. Mike podría haberles dedicado a todos esos avispillas el mismo post que yo le dediqué a él. Debería habérselo dedicado, de hecho. Si escribes un blog, querido Mike, ya sabes. 

Y por eso me lo creo, y por eso he escrito esta entrada, y por eso quiero comerme mis palabras. Mis disculpas, Mike. Quiero creerte, así que ale, te creo. Disculpa mi entrada de ayer, y que al menos ese texto sirva como alegato contra todos los avispillas del mundo que se aprovechan del trabajo, experiencia y conocimientos de gente como nosotros. 

De verdad, mis disculpas.

PD: Espero, eso sí, que lo que me has contado sea la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. A ver si voy a tener que darle caña a esta historia con una tercera parte. Va a ser que no, seguro. ¿A que no? Un abrazo, Mike. Un poco así de refilón, que no acabo de saber si vas de buenas o malas. Pero abrazo, ea.

Actualización (26/04/2015, 13:57 PM): Mike me ha escrito tras avisarle de este post y comentar también en la entrada anterior. Todo aclarado, así que bien por la experiencia y las lecciones aprendidas en estas horas.

Por cerrar también el tema económico, Mike me ha hecho una aportación final de 4,60 euros, con lo que el total asciende a 5 euros desde que comenzó la historia. Incluso me anima a consultarle cualquier día si necesito consejo legal gratuito. Espero no necesitarlo -y de hacerlo la idea sería pagarlo, obviamente-, pero gracias, Mike.

 


 

Si os ha gustado el artículo, quizás queráis aportar (Atención: los 0,20 euros son solo una referencia, podéis modificar la cantidad antes de dar a “Siguiente”). ¡Gracias!


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

20 comentarios en “Mis disculpas, Mike (creo)

  1. Pingback: ¿Cuánto cuesta mi tiempo? | Incognitosis

  2. Mike II dice:

    Por supuesto que voy de buenas, señor! Por mi está todo arreglado, sirva, como te decía, para plantear una reflexión sobre gratuidad en internet y servicios profesionales, un abrazo y mucha suerte.

    Queremos tercera parte! 🙂

  3. Rafa dice:

    ¿Y porque no modificas la cantidad por defecto para que no sea de 20cts (modificando el enlace)?
    Así mejor que sean 20€ y ya verás como Mike se preocupa de ver como se modifica 😀

  4. daniel dice:

    Si tanto vale tu tiempo, no crees absurdo dedicar tal texto para argumentar que has contestado a un usuario porque en el fondo esperabas una compensación acorde y no por altruismo?

  5. Una cosa, en cada Post lo que pones es una imagen que enlaza a Paypal.me y que evidentemente no se puede cambiar, luego ya si es la página web donde se puede cambiar. ¿Lo mismo en la imagen de los Post podrías tocarla para que ponga un texto?

  6. David dice:

    Hola Javipas:

    Aquí alguien que te lee desde que empezaste a publicar en Pc Actual ( fuí muchos años suscriptor)

    Sinceramente, creo que estas demasiado empeñado en “monetizar” tu blog personal, y personalmente creo que es un error.

    Incógnitosis te permite escribir de lo que te apetece y te da a conocer, ya que aquí no eres un redactor más (el 90% de los lectores de xataka ni se enteran de quien es el redactor); aquí eres EL REDACTOR (el 99% de los lectores de incógnitosis buscan leer a JAVIPAS, aunque mañana el blog se pase a llamar de cualquier otra forma).

    El beneficio que te da el blog quizás no sea tangible de forma inmediata y directa, pero estoy seguro que sí que lo es de forma indirecta, porque, entre otras cosas, te da prestigio. Y eso parece que no lo quieres ver.

    Sinceramente, tal cuál lo tienes planteado actualmente es un blog muy personal, que creo que puedes rentabilizar con un poco de publicidad ( yo sí metería algo en plan discreto) y con alguna aportación altruista, pero poco más. Recuerdo lo que te dijo alguien en un comentario del blog cuando empezaste a tratar este tema : parece que quieres que los lectores pasen por caja y después empezar a hacer algo mejor, y ese lector sabiamente te dijo que el mundo por desgracia funciona al revés, primero hay que currárselo y después llegarán los beneficios. Y, sinceramente, con esta obsesión de estar cada poco con entradas sobre cómo sacar dinero con Incógnitosis creo que no vas por el buen camino. Porque al final acaba cansando y porque ¿realmente crees que alguien paga por leer artículos en los que el tema del que escribe es pedir dinero a los que leen?.

    Aprovecha al máximo los beneficios que te da incógnitosis (aunque aparentemente no sean tangibles y te reconozco que el prestigio no siempre da dinero) y disfruta de las cuatro perrillas que puedas sacar de un blog que debía de ser tu hobby y ese lugar en el que tú y solo tú escoge los temas a tratar (que para eso es un blog personal). Si realmente quieres ganarte la vida con él ( entradas bajo demanda, asesoramiento, etc.), entonces debes replantearlo por completo. Ahora estás en un “sí pero no” que creo que está perjudicando la calidad del producto.

    Un abrazo

    Pd: a los editores de xataka. Entro en la web desde que Javipas escribe allí, y si se pira a otro portal tecnológico, es muy probable que yo haga las maletas y me pire con él. 😉

    • No puedo estar más de acuerdo con todo lo expuesto.

      He dedicado (y dedico) una gran cantidad de tiempo en generar los contenidos de mi web, perfil de LinkedIn y porfolio en Behance; los he creado únicamente para resaltar mi prestigio profesional. Con solo un encargo freelance conseguí amortizar hace tiempo toda la inversión y así seguiré actualizando con nuevos contenidos. “Primero hay que currárselo y después llegarán los beneficios”, qué gran verdad.

      Un abrazo,

      PD: Respecto a la Post Data, yo periódicamente filtro Xataka para leer únicamente tus entradas.

    • De mi post sobre Patreon del otro día

      Lo bueno es que compartir esas reflexiones a veces hace que la gente colabore mediante Patreon o PayPal, pero aquí hay cierta confusión que quiero aclarar.

      No voy a escribir más por tener más patrones.

      No es un “sí pero no”, no es un “si llego a 1.000 publico más” (aunque como dije, si llego tendría que planteármelo, claro). Y te entiendo ojo, y sé que hay gente que lo ve así, pero este es mi Scattergories, escribo para mí y de hecho mi sensación eterna es que he dado mucho, mucho durante estos 11 años aquí. Eso es lo que creo que se puede valorar.

      Si no se hace, perfecto. Respect. Pero por intentarlo y comentarlo, que no quede. Soy honesto con eso como con el hecho de no querer meter publi y basura en plan clickbait aquí. No quiero ganarme la vida con mi blog personal, solo quiero saber si la gente valora lo que hago a modo de propina. Rollo espectáculo callejero, más o menos. ¿Que lo hacen y me dejan unas moneditas? Genial. ¿Que no? No pasa nada.

      No sé si esto me da o no prestigio -lo dudo, la verdad- pero lo que sí me da es un orgullo personal brutal. Pero eso vendrá mejor explicado el próximo 15 de mayo, undécimo aniversario de este humilde blog.

      Saludos!

  7. batlander dice:

    Sin entrar en valoraciones solo quiero decir que lo de equivocarse es posible. El metodo de donar da la impresion de que puedes editarlo (por la tipica raya vertical) en primera instancia pero es una imagen con link asociado. Luego vuelves a ver la misma cantidad sin la raya y si no te fijas mucho pues iguasl se te pasa.

    Y con esto no me pongo del lado de nadie, ya que por un lado puede haber equivocos pero por el otro con no demasiado esfuerzo puedes mirar si cambiarlo.
    Tambien hay que tener en cuenta la celeridad de las cosas (solo 24h). Yo en Wallapop he llegado a pensar que estamos haciendo una OPA o algo por lo que se alargan a veces las cosas xDDD

    Y este es mi analisis del tema.

  8. Pingback: No me conocéis | Incognitosis

  9. Pingback: Cómo ahuyentar a los jetas | Incognitosis

Comentarios cerrados