Tecnología

Incognicast vs Incognitosis: ¿me escuchas o me lees?

·

Cuando a principios de mes inicié mi andadura en el mundo de los podcast lo hice en plan totalmente experimental. No esperaba mucho del formato, y resulta que ha habido sorpresas. Sorpresas para bien, y sorpresas para mal.

Con aquel primer Incognicast —que Soundcast ha “ocultado” por superar la cuota del plan gratuito— empezaba a picarme el gusanillo de un formato que como confesaba entonces era bastante desconocido para mí no solo como creador, sino como consumidor. Resulta que desde entonces he cambiado un poquito de hábitos, y ahora escucho de vez en cuando algún podcast cortito en algún que otro rato. Lo curioso es que aunque me gusta oírlos, me gusta más hacerlos.

Grabar podcasts me está enganchando.

El problema es que es un formato con desventajas evidentes. Como dije con los WhatsApp de voz, con los podcast la búsqueda está muy limitada. ¿Qué dije de esto o de aquello, cuándo lo dije y cómo lo dije? En texto la cosa es muy fácil, y tanto en el buscador del blog como en Google tardas un instante en encontrar eso que buscabas (si es que realmente existe). En un podcast (casi) puedes olvidarte.

Hay algunos trucos que ayudan a aliviar el problema: hacer un post de texto asociado al podcast con una lista de los temas e incluso los tiempos en los que se tratan esos temas permite que el problema se relaje, pero no desaparece del todo. Es un formato incómodo para las búsquedas. Y no solo para las búsquedas: también para enlazar. No hay una forma natural de enlazar como ocurre con el texto, así que lo único que puedes hacer es embeber el audio e indicar en qué punto está esa parte a la que haces alusión.

Hay otros dos pequeños grandes problemas en Incognicast. El primero de ellos es el del tiempo que me lleva hacerlo. No es demasiado, pero entre pitos y flautas (ir seleccionando temas, preparar un guión muy básico, preparar el post, grabar el audio, editarlo mínimamente, subirlo y editar las propiedades del podcast en SoundCloud y publicar todo) se me va una hora más o menos. No es mucho tiempo, pero es un tiempo que antes dedicaba a otras historias, como disfrutar de mis niños (y de Sally, claro), de un ‘Battlefield 1’, o de estar tirado en el sofá vegetando tras una jornada de intensa producción de esa prosa tecnológica que me caracteriza. Por mucho que me mole el podcast, también me mola hacer todas esas otras cosas (o no hacer nada).

El segundo de esos pequeños grandes problemas es que Incognicast me roba temas que querría tener en modo texto en Incognitosis. Y viceversa, ya puestos. En uno de los primeros Incognicast acabé hablando de algo de lo que había escrito ya en el blog, y por aquí alguien me dijo que al final no molaba demasiado que lo que escribo y lo que digo sean básicamente la misma cosa. Tenía sentido, como dije en algún momento en los comentarios, así que desde entonces intento que los temas no se pisen o si hago una referencia en el podcast a algo de Incognitosis sea breve para no saturar demasiado.

La queja es lógica, como también la que me hacía un lector esta semana indicando que me ha dejado de leer un poco porque ahora parece que aquí solo hay Incognicasts por todos lados. Mi idea aquí era no separar una cosa de otra para tenerlo todo en el blog, pero hasta me he planteado montar un blog aparte con el podcast (tengo el dominio comprado a propósito) y separar ambas partes.

Las dudas me asaltan, porque aunque querría poder dedicar más tiempo al blog y al podcast, la realidad es la que es. Y luego está el del retorno, claro: ¿qué funciona mejor? Llevo muy poquito con Incognicast así que es normal que el despegue esté siendo lento. O eso me parece a mí, porque la media se sitúa en unas 400 reproduccciones/descargas para cada capítulo según mis datos, y hace unas horas que he pasado de las 5.000 reproducciones en total. No es mucho (o eso me parece), pero como tampoco sé cómo le va a otra gente, no puedo asegurarlo.

De hecho justo ayer empecé a sufrir del problema que mencionaba al principio: me quedé sin capacidad en la cuenta gratuita de SoundCloud, así que cada vez que meta un nuevo podcast se ocultarán uno o varios antiguos para liberar espacio y hacer sitio para el nuevo. La solución, claro, es pagar, pero con todas estas dudas no tengo ninguna gana de invertir 99 euros al año por este invento. Hay alternativas (un compi me descubrió que es posible hospedarlos gratuitamente y de forma ilimitada en Internet Archive, aunque la interfaz y las opciones son mucho más limitadas), pero no acabo de verlo claro ni por un lado ni por otro. De hecho lo que tampoco quiero hacer es perder el tiempo por mucho que me guste el formato, así que como veis estoy ante un mar de dudas.

Las opciones son varias. Puedo seguir con el podcast, y si lo hago, puedo separarlo del blog y hacer otro medio/blog aparte. O puedo dejarlo como está pero que cada post tenga el podcast integrado como parte del post (por ejemplo el de ayer del HomePod) si el tema coincide. O puedo seguir como ahora y mezclar texto y audio en Incognitosis. O puedo grabar menos a menudo… o no grabar, porque lo que seguro que no quiero hacer es dejar de escribir (al menos de momento).

La pregunta que os traspaso es, claro, qué opináis. Como sé que comentar es para muchos una tarea ardua que os da repelús, pereza o vergüenza, vamos con una encuestita. Si leéis esto y os animáis, es un clic de nada. De verdad que no hace daño y a mí me ayudará a aclararme un poco. Hela aquí:


Votad sin miedo, queridos lectores. A ver si se me aclaran las ideas. Y si queréis ir más allá y comentar, hacedlo libremente. Me encantará leer que efectivamente Incognicast es el mejor podcast de la historia, lo escuchéis o no 😉 ¡Gracias!


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 133,63 euros en Banggood con Banggood.
  • Consola PS4 Slim reacondicionada: la consola de 500 GB con un mando reacondicionada con la garantía de Amazon, está a 164,74 euros en Amazon Alemania gastos de envío incluidos, alucinante. Corred. Si queréis ir a más, la PS4 Pro de 1 TB nueva está a 316 euros en Amazon Francia gastos de envío incluidos.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 749 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 8,88 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Monitor Gaming Acer Predator 27 pulgadas: una maravilla de monitor que en PC Componentes está por 699 euros. Atentos: 27 pulgadas resolución 2560×1440, LED IPS, contraste 1000:1, formato 16:9, soporta frecuencias de hasta 144 Hz. Una pasada que está a 499 euros en Amazon. A darse el capricho tocan.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Nokia X6: un smartphone curioso con pantalla de 5,8 pulgadas, Snapdragon 636, 6 GB de RAM, 64 GB de ROM, cámara dual 16+5 y un precio estupendo, 174 euros en GearBest con el cupón QY1LR09729.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 626 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 412 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 89,91 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • Linksys Velop Intelligent Mesh: para garantizarte cobertura WiFi en casa, este conjunto de tres nodos AC3600 con banda dual es una chulada, está a 179 euros en Amazon.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S9: el telefonazo de Samsung con un Exynos 9810 Octa (equivalente al Snapdragon 845), 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, y cámara estupenda, aunque sea una sola, de 12 MP. Está a 509,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,961 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

26 comentarios en “Incognicast vs Incognitosis: ¿me escuchas o me lees?

  1. mk360 dice:

    Compleja encuesta, porque no representa del todo lo que opino, y eso que si lo contemplas como alternativa en el texto. En lo personal creo que el podcast es interesante, lo he escuchado (no todos) pero prefiero el formato escrito, razón por la cual tiendo inclinarme más bien porque los sigas haciendo pero más espaciados, con temas precisos pero muy atractivos, algo que te de ganas de destinarle el tiempo que te toma y a los usuarios de destinar tiempo a escucharlo, porque ese también es un punto, en leer un post me demoro 2 minutos, mientras que si un podcast dura 15… pues me tomará 15, en otros términos, a ti te toma más prepararlos, pero al resto también revisarlos.

  2. David C dice:

    Por mis preferencias de consumo (millennial) prefiero el podcast, si es muy complejo realizarlo podría ser un poco más largo y de manera semanal, podría ser de opinión sobre tema(s) en particular de la semana o con invitados, no sé…

    Yo prefiero escucharte porqué lo puedo hacer en cualquier momento, no tengo que estar haciendo solo eso a diferencia de leer. Puede que personas se tomen los 10 minutos solo escuchando, además a 1.5x es aún menos, pero como digo son preferencias.

    Saludos y desde que esta Incognicast he encontrado el tiempo para volver a escucharte.

  3. Ajajajajjajaja bonita encuesta. A mi me gusta el podcast, de hecho escucho y he escuchado muchos, supongo que este será como tantos que van mejorando con cada nuevo episodio, si bien es cierto que prefiero de momento leer, pero no abandones el podcast. No te ayudo no? xD

  4. Vicent dice:

    Leches, no se me ajustaba ningún voto, XD

    Entiendo perfectamente lo que planteas, y no es una disyuntiva fácil.
    Yo te leo y te escucho, cuando puedo, a veces varios post, a veces varios podcast, y esto viene determinado por el tiempo. Insisto, cuando puedo.
    Como padre, esposo, currante y vago cuando me dejan, creo que igual te has exigido demasiado. No veo sostenible los 3-4 post más 3.4 podcast. Te vas a quemar, sobre todo por el sueldo que te dan.
    A mi personalmente no me molesta que el tema a tratar en podcast y escrito sea similar. Cuando lo hacías siempre aportabas aires distintos.
    Mi opinión, disfruta de ambas cosas. Si tu ritmo natural es más el de escribir porque es lo que llevas haciendo años, sigue con ello.
    Deja el podcast al ritmo que te pida el cuerpo, no como obligación. Con la misma duración, o más si lo merece. Porque estés fresco, porque el tema lo merece, porque Apple se hunde… No se.
    No te exijas ambas cosas a diario (o casi) si ves que es demasiado. El mayor enemigo de lo bueno es lo perfecto.
    Como siempre, el apoyo para lo que decidas.

  5. Josete dice:

    Me encanta tu Podcasts, pero prefiero mucho más tu estilo narrativo escrito. Sin embargo, me gustaría que el podcast fuera mensual o semanal ,más al estilo de binarios, en el que podrías desgranar la actualidad desde tu punto de vista o extenderte en algún tema . Es una opinión, Pero elijas lo que elijas, seguiré usando tanto el podcast como el post escrito.

  6. Raúl dice:

    Me gustas más escribiendo que en podcast, y además tiene más sentido que los publiques menos frecuentemente (1 a la semana?). Los he escuchado todos, por cierto.

  7. Trufeitor dice:

    El asunto es complejo, ya te dejé caer mi opinión cuando critiqué la repetición de temas (sí, ya he pillado que iba por mí). También he de decir que como muchos de los que contestan no hay punto que me represente en las respuestas, más bien me inclino por la idea de algunos comentaristas de seguir haciendo podcasts, pero quizá a un ritmo menor que no interfiera con los posts escritos, uno o dos por semana quizá. La razón es la que ya expuse en su momento, las entradas del blog dan para reflexiones más largas, más pausadas, más profundas y con posibilidad de corrección, mientras que los podcasts están más limitados por la propia idiosincrasia del formato. Si a eso añades el buen estilo y el sentido común que suele caracterizar tu prosa, sería una pena que se perdiera. Por otro lado el formato de audio creo que queda sensacional para temas más cortos, algo más ligero, porque al final es más complicado profundizar en ese formato por el estilo directo y rápido que lo caracteriza, excepto quizá gente que hace audios en que aparecen varios opinadores y más tendente al debate sobre un tema.

    No se si te ha servido de algo mi disertación, pero resumiendo la idea es esa: me gustan y sigo ambos y he notado que últimamente los posts son muchos menos en beneficio de los podcasts, quizá te has emocionado y te has pasado de frenada con el formato, que todo hay que decirlo, te sale muy bien y es muy ameno, pero al final es una pena. Si pudiera haber un equilibrio creo que sería lo ideal.

  8. Pablo dice:

    Prefiero leer, es mas, nunca escuché tus podcast. En lo personal (eso sin escuchar el tuyo) me aburren. Siento que es como escuchar la radio y es algo que tampoco hago. La lectura es mas dinámica, puedo hacer búsquedas, guardar algú párrafo, hacer búsquedas externas desde un texto tuyo. etc etc
    Si no voy a leer, prefiero el video, pero el audio solo, no es lo mio. El audio solo es para la música.
    Espero que no dejes de escribir

  9. Sergio dice:

    Pues a mí me pasa que me gustan los temas que se tocan en Incognicast. Son como los Incognitosis Fin de Semana, pero con más frecuencia y con mucha más opinión que éstos. El problema es, claro, que pierdes temas para el blog principal. Sin embargo, y por más que escuchar el podcast toma mucho menos tiempo, creo (como varios otros en los comentarios) que escribes mucho mejor. Me imagino los Incognicast en formato texto, enlazados con sus fuentes originales y con ese gran componente de opinión que los IF no tienen, pero sí tus publicaciones normales (que son mucho menos frecuentes que los Incognicast). En lo particular no creo que sea muy relevante el traslape de ambos medios (audio y texto), y más bien favorece el tener mayores opciones. Personalmente, preferiría entradas en Incognitosis al estilo Incognicast (noticias del día + noticias pequeñas + opinión sobre cada una de estas), y si en serio quieres seguir con Incognicast, pues que ambos toquen los mismos temas, y que cada quien escoja el medio que más le convenga, y que sepa que no se pierde de nada al haber escogido sólo uno, dado que se expone lo mismo en ambos.

    Un voto por un “Incognicast modo texto”. Un saludo.

  10. Explo dice:

    El podcast esta muy bien, quizá el ritmo que llevas es bastante alto y quizá por ello el blog se resiente.

    Personalmente hablar de los mismos temas en los dos me parece acertado ya que sólo son plataformas distintas, al igual que es más fácil buscar en el blog (aunque los temas a partir de la hoja dos caigan en el olvido) y tu estilo escribiendo sea ameno, tu podcast me parece mucho más ágil para tratar diferentes temas como un conjunto, incluso como una especie incognitosis de fin de semana.

    Felicidades por no conformarte e intentar mejorar.

  11. No puedo votar, mi opción sería. No los oigo, no los voy a oír pero creo que debes hacerlos.
    Escucho un podcast para aprender idiomas e incluyen la transcripción completa. Creo que no es planteable en tu caso.
    Otro que oigo es muy ocasional e incluye una lista de libros en texto, porque si no no hay manera de pillar los títulos y sobre todo los nombres de los autores.

  12. Manuel dice:

    Yo prefiero el texto, además tiene la ventaja de que se puede leer entre lineas, si fuera necesario. Además, mientras leo puedo escuchar música. Evito los podcast, es que ni el nombre me gusta…

  13. Carlos dice:

    A mi el formato poscast me gusta mucho para ir en el coche y la verdad que es cuando te esucho.
    Leer tambien te leo pero la gracia es que puedo escucharte mientras hago otra cosa. Lo de hacer un pequeño podcast acompañando a cada entrada podría estar bastante bien.
    Aunque no olvides a Sally y tus niños 🙂

  14. unCoVered dice:

    Como lector veterano, aunque nunca haya escrito un comentario, puedo decirte que antes dedicaba mis 10-15 minutitos a leer el post del día anterior y ahora hay días que ni entro al blog a ver si hay contenido nuevo.

    No he escuchado tus podcast como para poder opinar sobre ellos, solo sé que echo en falta falta contenido escrito.

  15. Jaime dice:

    También tienes la opción de hacer un podcast cada X entradas escritas o 1 podcast mensual … (podrías llamarlo MEGAPODCASTDELMEJORPODCASTTECNOLOGICODELMUNDOAUNQUETAMBIENESCRITBOARTICULOSMUYBUENOS…MENSUAL)

    😉

  16. Oscar dice:

    Creo que tambien existe una opción gratuita e ilimitada utilizando los servidores de Github. Angel de UGeek lo tiene así y tiene unos cuantos podcast explicando como hacerlo. Lo digo por dar opciones no para hacer spam.

  17. Tinson dice:

    Hola, Javier. Soy lector tuyo desde hace años y mi consejo es que hagas el podcast semanal y las entradas del blog mas o menos diarias. Creo que mantener ambos a diario es demasiado abarcar, tu mismo te has dado cuenta al ver que un formato le roba temas al otro, no eres una agencia de informacion.
    Por otro lado, tu podcast me sabe a poco: se tocan los temas por encima, no acabas de explicar bien lo que se ve que quieres explicar, pero no tienes tiempo y, lo peor de todo, despide un aire a leccion aprendida de memoria. Lo siento, creo que le falta vida y desarrollo. Tal vez con un formato semanal todo lo dicho se solucione, yo diria que si.
    Y el blog, pues que te voy a decir. Es lo tuyo, escribes bien, te documentas, lo explicas y se nota que es tu forma preferida de transmitir informacion.
    Mi voto: Podcast semanal, Incognitosis mas o menos diaria.
    Un abrazo

    • Gracias Tinson, en principio la idea es hacer varios a la semana, pero sin agobios. No sé si has escuchado uno o varios y esa impresión de “lección aprendida” es constante en todos. Aquí necesitaría más comentarios al respecto, pero yo creo que el episodio 12 fue algo flojo por temática y tono.

      Quizás escuchaste ese último antes de retomar hoy, pero está claro que soy nuevo en el formato y estoy soltándome poco a poco.

      Gracias por el comentario y las impresiones, créeme que son muy útiles. Un saludo!

  18. Pingback: Incognitosis por un lado, Incognicast por otro | Incognitosis

Comentarios cerrados