Tecnología

Las puntuaciones de DXO no son una gilipollada (para mí)

·

A John Gruber, como buen fanboy, es fácil darle réplica. Lo pide a gritos en su último post, ese titulado ‘DXO ratings are horseshit‘, en el que habla de esa súper-comentada noticia de hoy en la que este conocido medio proclamaba a los cuatro vientos que la cámara del iPhone 8 Plus es la mejor de la historia.

Esa calificación, explicaba, no tenía sentido, porque la calidad de una cámara no se puede medir de forma más o menos científica como se mide el rendimiento de una CPU o una GPU. El tipo lanza su conclusión final hablando de la siempre delicada objetividad (traducción y énfasis mío): 

En particular con esa calificación “global”, DXO pretende asignar una magnitud objetiva con carácter científico a algo que es inherentemente subjetivo. Es una gilipollada, pero todo el mundo en los medios cae en ese error. Dije que era una gilipollada el año pasado cuando nombraron al Pixel ‘el mejor calificado jamás’, y sigo diciendo que es una estupidez ahora que lo dicen del iPhone.

Querido Sr. Gruber, le voy a contar un secreto. Shhhh: la objetividad no existe en las puntuaciones. 

Hablé de ello hace tiempo haciéndole un guiño a la gran ‘Beautiful Girls’, y en aquel post contaba cómo algunos medios tecnológicos habían acabado descartando poner puntuaciones a productos que analizaban. La decisión, poética y muy loable, apoya una realidad aplastante: la de que el contexto lo es todo en un análisis. La nota final es solo un intento -a menudo inútil- de simplificar todo ese contexto.

Y sin embargo, las puntuaciones nos molan. Diría incluso que somos adictos a ellas. A puntuarlo todo y a todos. Lo hacemos involuntariamente, y aunque no asignemos una nota como tal a cada cosa (o persona) con la que entramos en contacto, yo diría que todas ellas acaban entrando en un involuntario ranking personal. Pruebas una hamburguesa y la comparas con las que te tomaste antes, ves una película y la sitúas por encima o debajo de otras de ese (u otro) género, y por supuesto conoces a alguien y le asignas una puntuación invisible por lo bien o mal que te cae. 

Eso es parte de lo que hacemos los medios, sean del género que sean. Puntuamos. IMdB puntúa pelis, Polygon puntúa juegos, los usuarios de Amazon puntúan lo que compran, y yo puntúo en mis análisis de Xataka. Mis notas, de hecho, serían distintas si otro compañero analizara esos productos, y lo mismo a la inversa, porque aunque os parezca raro, los desacuerdos en este ámbito son constantes. El problema, claro, es esa famosa objetividad de la que hablaba Gruber: una que precisamente no existe ni en el texto de un análisis ni en esa nota final que difícilmente puede expresar todo lo bueno y malo que tiene un producto. 

Lo único que hacen esas puntuaciones es establecer referencias subjetivas, de las cuales uno se puede fiar más o menos. A mí las puntuaciones de IMdB no me aportan mucho, como tampoco lo hacen las de los usuarios de Amazon o incluso las de algún compañero de profesión, que de todo hay.

Pero las puntuaciones de DXO, como las de Engadget, The Verge, o Polygon, me aportan un punto de referencia. Uno rápido, que me sitúa y me ayuda a saber qué puedo esperar de un producto y cómo debería tenerlo más o menos en mi lista de favoritos. Luego, claro, queda lo más importante: entender el contexto para confirmar que esa puntuación es válida. Esas puntuaciones me aportan en muchas ocasiones, así que bienvenidas sean. Si no lo hacen, perfecto, pero eso es ya cuestión de cada cual. 

Así que Sr. Gruber, su titular es incorrecto. Quizás debería haber añadido un ‘for me‘ al final. Quedaría mucho más coherente indicar que lo que Vd. opina de las puntuaciones de DXO,  o de cualquier otra cosa, es tan solo eso, su opinión. Que es tan subjetiva como la mía al escribir estas líneas, y que también es tan subjetiva como la que los responsables de DXO tienen con su puntuación de la cámara del iPhone 8 Plus. Que ciertamente (esta hagiografía este análisis de un fotógrafo profesional lo deja claro) es una señora cámara.

Al menos, insisto, para mí. 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

4 comentarios en “Las puntuaciones de DXO no son una gilipollada (para mí)

  1. mk360 dice:

    Me parece que concuerdo contigo. En lo personal yo uso las puntuaciones, complementadas con el conocimiento que tengo de quien puntúa o en el caso de productos a comprar, ej. unos audífonos (auriculares) con las reseñas de los comentaristas para tener una cierta noción de qué buscaron o qué estiman es un buen sonido. Así, si busco buen sonido y en unos audífonos como los Airpods me topo mucha gente hablando de comodidad y lo bien que entran en el ecosistema los descartaré, máxime cuando encuentre comentario de esa misma gente encontrando buenos (en sonido como buen sonido, que en algún momento siendo de donde soy yo pude llegar a decir que los audífonos de iPhone eran los mejores… hasta que se me murieron y tuve que ir a cotizar unos nuevos y me di cuenta que pillaba unos sony por menos de la mitad del precio y con un mejor sonido, claro está) los Earpods, cuando claro, comparados con un audífono de 500 CLP (algo menos de un dólar) son muy superiores, pero no con un audífono de 7000 CLP (aprox 11 USD) y ni de chiste con uno de 20000 CLP (32 USD aprox, que ya podrás comparar con los piston) que es lo que salían los originales cableados. Pero bueno, que me fui en la del audio porque es algo que me ha ido importando con los años… volviendo al tema, el caso es que si yo leo a javipas en xataka se que le importan las cámaras (algo que a mi no me importa, pero aquí soy una rareza) las sensaciones en que podré meter fluidez en el equipo (algo que para mi si es relevante) que etc, y según eso valoraré su puntuación. Se que otros tienen más preferencia por diseño (aquí nuevamente soy una rareza, dado que la pantalla o su tamaño no me importan soy de lo más feliz con un 4 pulgadas) y según eso valoraré la puntuación que den o los unos o los otros. Claro, su puntuación habrá que leerla en el contexto de su comentario (si leo un post que dedica el 90% de su análisis al diseño probablemente desconfiaré de una puntuación baja, porque el diseño no me interesa tanto) pero a mi a lo menos me son útiles. A modo ejemplar, desconfiaré de cualquier comentario respecto de una nueva característica de un producto Apple que se haga en Aplesfera, básicamente porque se que no son objetivos y que todo lo que hace Apple les parece excelente (y conste que soy un feliz usuario de un iPhone SE y pretendo me dure años) incluso aquello que todo el resto encontramos horrible, pero sin embargo si podría llegar a confiar en comentarios de xataka. Algo parecido se deducía de un comentario de alguien sobre “The Verge” hace unos días en el blog, y claro, es que uno en estos casos sabe a quien lee y por tanto, como interpretarlo.
    Ahora, pensando en puntuaciones aleatorias como las de las tiendas, puedo llegar a confiar en las puntuaciones de las tiendas, siempre y cuando me tome el tiempo de leer en base a qué hacen reviews los buenos puntajes y los malos, o bien conozca el tipo de personas que suelen adquirir ahí (esto hace complejas las tiendas grandes).
    Supongo que si uno piensa en la puntuación de algo para un usuario nuevo que solo quiere obtener guía respecto de un producto en específico podría sostener que no le sirve o más bien, que estará confiando en alguien que no necesariamente sigue sus gustos, pero es que a la larga, el usuario que no tiene contexto es equivalente al que va caminando por una calle en que no estuvo nunca y escucha “oh! esto es excelente!” y lo adquiere solo basado en ese comentario. No creo que las puntuaciones estén diseñadas para ese tipo de persona.
    Total, que este loco habla tonterías… las puntuaciones sirven y representan algo (que nadie dijo que fuera un algo objetivo creo yo) siempre y cuando quien las recibe tenga un feedback razonable… el lo tiene, pero pretende usar un análisis objetivo, como si se tratase de una prueba estandarizada, a algo que no es más que un resumen de la opinión del usuario. Uffff… ¿qué sería de este tipo si coleccionase bootlegs? yo lo hago, y ahí si que cosas como el VG+ A+, B, etc… se debe tomar con reservas… pero incluso ahí, uno aprende a conocer a los bootleggers y a seleccionar en consecuencia.

  2. Pingback: Promesas cumplidas: el Xiaomi Air 13 es bueno, bonito y (súper) barato | Incognitosis

  3. Trufeitor dice:

    Yo también creo que las puntuaciones son útiles. Aunque tengan muchas deficiencias son una forma rápida de hacerse una idea y sobre todo de comparar entre iguales (si ves dos puntuaciones de dxo puedes hacerte una idea de como es la cámara en relación a otras que ellos han analizado). Para personas que, como yo (y tú) leen muchos análisis de tecnología es una buena aproximación sobre la que se puede profundizar después.

    Por ese motivo no comparto la crítica de Gruber

    PERO

    creo que en este caso si hay varias críticas que puede hacerse: en mi opinión, el titular es amarillista y absurdo, un clickbait como otros, es la cámara del iphone la mejor? puede ser. Tan mejor como para sacar el bombo y los platillos y parar las rotativas? con la cantidad de ellas que ellos mismos puntúan en una horquilla de diez puntos (84-94), varias de ellas con 90 o más, sinceramente lo dudo. Al final esto no deja de ser un intento de aprovechar la salida del teléfono más popular y con mayor repercusión del mundo para ganar visitas. Pues sí, será la mejor de este año (si nos atenemos a lo que dicen ellos, la competición en la gama alta es tan cerrada que habrá quien tenga otra opinión/calificación) y el año que viene vendrán mejores, y todos los años ha habido una mejor cámara móvil de la historia, como Apple saca el iphone más potente cada año y Samsung el mejor Galaxy.

    Y con ésto enlazo la segunda parte de mi crítica: si puntúas 94 sobre 100 una cámara, amigo, ten cuidado, te estás quedando sin margen de mejora. Y el año que viene saldrá la mejor cámara móvil de la historia. Otra vez.

  4. Pingback: Tu cámara es mejor que la mía: así nos convencen los mejores móviles del planeta a gastarnos 1.000 euros - Pesca y Bits

Comentarios cerrados