Tecnología

Las opciones no son buenas

·

Como todos los que me leéis ya sabéis, ya soy el feliz propietario – o más bien co-propietario (¡pipi!) – de una casa, y eso ha impedido que haya escrito un poco más en el blog estos últimos días, pero no podía evitar comentar una de las notis que tenía en la recámara. Se trata de una columna de opinión escrita por James Turner en el blog llamado O’Reilly ONLamp. Creo que llegué a ella a través de Slashdot – o quizás Digg – pero lo importante no es eso, sino el tema que trata.

¿Es bueno tener demasiadas opciones?

En su editorial, titulada “The virtues of Monoculture” – este chico hace una reflexión realmente interesante de lo que está pasando últimamente en el mundo de la informática: los linuxeros a menudo presumimos de que las opciones son buenas, de que tener una decena de aplicaciones para elegir en cualquier tarea es una maravilla. Pues bien, según el acertado punto de vista de este editor, esas opciones pueden causar dudas y confusión. Cierto que en el mundo de los usuarios finales tener opciones suele ser una ventaja – si a uno no le gusta como funciona algo, cambia su modo de trabajar a otro modelo e interfaz – pero en el mundo empresarial, donde la uniformidad es tan importante, Linux supone un problema. El lo resume con una frase brillante:

Microsoft offers the certainty of no choices

Y tiene toda la razón en su punto de vista. Soy un defensor acérrimo de las opciones: cuantas más alternativas, mejor. Sin embargo, es muy probable que en el mundo empresarial – e incluso en el personal – las opciones ofrezcan demasiadas complicaciones. Primero, por la propia fase de elección: ¿cuál será la mejor? Cualquiera de vosotros probablemente se haya roto la cabeza para elegir esa TFT, PDA, televisor, o cámara de fotos, mirando decenas de comparativas y análisis y tratando de asegurarse de que su elección era la buena. Eso que para un único usuario – nosotros mismos – ya resulta complicado, podría causar un caos horrible en una gran organización. Segundo: ¿y si no gusta? sí, es cierto, tengo la posibilidad de cambiarlo, porque hay otras alternativas, pero ese cambio puede ser costoso tanto en tiempo como en dinero, así que multiplicad eso por los 30, 70, 100 o 1000 empleados de una PYME o una empresa. De nuevo Turner da en el clavo:

So what€™s good about a monoculture, and why does Microsoft win so often when people make a decision about platforms? Largely because what the open source community sees as a strength, people trying to get a job done in the real world see as a weakness. We celebrate the diversity of choices available to solve a problem and call it freedom. IT managers and CIOs look at it and call it chaos, confusion and uncertainty.

La verdad es que con cosas como estas uno vuelve a replantearse sus ideas. Y no vale argumentar el tema DRM/Software propietario. Estoy hablando de opciones, no de que sean buenas o malas – siempre habrá distintas opiniones sobre este tema, y aunque sea linuxero de pro, sigo pensando que XP fue/es un buen sistema operativo – con sus restricciones – y que Vista es/será otro buen sistema operativo. Ya podéis atacar 🙂


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 133,63 euros en Banggood con Banggood.
  • Consola PS4 Slim reacondicionada: la consola de 500 GB con un mando reacondicionada con la garantía de Amazon, está a 164,74 euros en Amazon Alemania gastos de envío incluidos, alucinante. Corred. Si queréis ir a más, la PS4 Pro de 1 TB nueva está a 316 euros en Amazon Francia gastos de envío incluidos.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 749 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 8,88 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Monitor Gaming Acer Predator 27 pulgadas: una maravilla de monitor que en PC Componentes está por 699 euros. Atentos: 27 pulgadas resolución 2560×1440, LED IPS, contraste 1000:1, formato 16:9, soporta frecuencias de hasta 144 Hz. Una pasada que está a 499 euros en Amazon. A darse el capricho tocan.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Nokia X6: un smartphone curioso con pantalla de 5,8 pulgadas, Snapdragon 636, 6 GB de RAM, 64 GB de ROM, cámara dual 16+5 y un precio estupendo, 174 euros en GearBest con el cupón QY1LR09729.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 626 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 412 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 89,91 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • Linksys Velop Intelligent Mesh: para garantizarte cobertura WiFi en casa, este conjunto de tres nodos AC3600 con banda dual es una chulada, está a 179 euros en Amazon.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S9: el telefonazo de Samsung con un Exynos 9810 Octa (equivalente al Snapdragon 845), 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, y cámara estupenda, aunque sea una sola, de 12 MP. Está a 509,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,961 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

13 comentarios en “Las opciones no son buenas

  1. Maltes dice:

    En referencia a que Win XP o Vista “son o seran un buen sistema operativo” … nada que objetar… pero….. por que hay un pero; todo depende de quien es el usuario final… Windows tiene “bugs” … (¿que sistema operativo no tiene) pero sigue siendo un buen sistema… ademas (creo yo en mi humilde opinion) se le “debe a Microsoft” que la informatica sea lo que hoy es; si no fuese por sus sistemas operativos aun estariamos aporreando el DOS; creo que acerco la informatica a todo el mundo y eso hay que reconocerselo… (Al Cesar lo que es del Cesar).. Personalmente prefiero Linux me defiendo mejor en “linea de comandos” pero yo empece en un Spectrum… y eso marca.

    Sobre las opciones.. me encanta que las haya.. que seria la vida sin ellas… Y no solo en la informatica o el mundo laboral… Una opcion es un camino mas que tenemos que recorrer.. aunque nos equivoquemos… Por que…. en difinitiva…. ¿Que son las opciones?… Un auto de Fe, para saber elegir.. y no equivocarnos.

    P.D. Felicidades por tu nueva casa… disfrutala…

  2. Uf! Me estoy acordando de aquel chiste gráfico donde mostraba un concesionario de coches para mujeres y ponia “planta 1 coches rojos, planta 2 coches azules…”

    Javi, no se sostiene por ninguna parte. El que no elige es porque no conoce otras opciones, no porque no las quiera.

    Y a los CIOs (los blue suite de la PDA) les corresponde hacer la elección. Para comulgar con la doctrina de una sola empresa, su puesto es innecesario.

    No entraré en críticas personales ni apreciaciones profesionales que cualquier troll ya se encargará de hacerte, pero me sorprende mucho, muchísimo tu opinión.

    Un saludo.

  3. Pus lo siento, pero no estoy nada de acuerdo. Tener opciones es lo mejor que hay, y para las empresas, todavía mejor. Me explico: un usuario que no sea experto, como comentas, sufre bastante para encontrar una cámara “buena”, por ejemplo.

    Una empresa no tiene esos problemas. ¿Por qué? Porque esa misma empresa, a poco que tenga algo de capital, puede “alquilar” o incluso “comprar” a un experto que le analice las diferentes opciones del mercado, y resolverles la papeleta. Y muy probablemente, esa opción serás más eficiente, y a medio o largo plazo le ahorre a la empresa más que si hubiera decidido por si sola.

    En el mundo personal, lo más parecido sería preguntar a tu colega experto por su opinión 😉

    ¿Pero qué pasa si no hay opciones? Que no hay forma de garantizar que lo que hay sea bueno o sea mejorable, porque no conocemos más allá de lo que tenemos.

    Eso es lo que está pasando ahora mismo con Windows: gente que está harta de los virus, y lo que es peor, de los antivirus, pero que, como no hay otra opción que Windows, se aguantan. Y aquí no vale decir que siguen en Windows “porque es más fácil”, y que se contagian de virus porque “no saben usarlo o protegerse”. Mi novia hace más de un año que no reinstala su Windows ni le entra spyware ni nada de eso. ¿Por qué? Porque su amigo experto (yo) le instaló Ubuntu Edgy y ahora, acostumbrada a su sistema, puede hacer todo lo que hacía antes y más, y en un sistema mucho más rápido.

    Otro ejemplo más de que las opciones son buenas, lo único que falta es saber elegir, o tener a alguien cerca que sepa. Y vuelvo a repetir, las empresas se benefician todavía más que las personas inviduales: pueden pagar a su experto.

  4. eldecasisiempre dice:

    Javi, muy buen tema.. 🙂

    Recojo ideas de lo que han dicho los lectores anteriores y te digo: sí y no (no, no soy gallego 😉 )… Esto, como tú muy bien dices, ocurre en las empresas (especialmente en las grandes), así que como currito de medio pelo me atrevo a resaltar lo siguiente desde un ángulo sociológico:

    Expertos por el uso y expertos académicos, es decir, quienes manejan los sistemas y quienes los mantienen, diseñan y despliegan. Los primeros tienen su formación, generalmente muy básica y no reglada, y si existe es siempre en Windows. Y dentro de éste no todas las tareas se pueden realizar siempre de la misma manera, hay un gran repertorio de herramientas para cada campo. Y en ambos casos, una vez que se han adquirido unos conocimientos duramente y a base de muchos errores, cuesta mucho aceptar tener que encarar un nuevo proceso similar. La expectativa de nuevos esfuerzos causa estrés, dudas sobre la propia capacidad y, como no, rechazo hacia un cambio impuesto.
    Inercias adquiridas: lo aprendido y mil veces utilizado no necesariamente es lo mejor; simplemente, es lo que mejor se sabe. Como en todos los órdenes de la vida se dan elecciones mediadas por el contexto social (llamémosle “cultura”): del manejo básico de Windows sabe casi todo el mundo, son los amigos los que te introducen y ayudan en los primeros pasos (y a tomar partido por un conjunto de aplicaciones en detrimento de otro), es más fácil encontrar asesorías especializadas en soluciones basadas en el sistema de MS y tienen gran capacidad de negociación. Otro tema es de de las “recomendaciones”…
    Autismo profesional: existe muy poca costumbre de trabajar en equipo; de hecho, suele vivirse como una amenza al propio saber y las propias habilidades: elegir o proponer elecciones se convierte en una especie de examen. Los jefes de equipo suelen adoptar una postura de defensa de su estatus: “como soy el que manda, tengo que ser el que más sabe”. Solicitar los servicios y asesoramiento de entidades externas a la empresa, puede ser percibido como un acto de debilidad, postura sólo explicable en un entorno individualista.
    Miedo al cambio: no sólo de esfuerzo vive una resistencia. La propia novedad siempre se vivirá con rechazo, poca gente lo acepta de buena gana, a no ser que se sea una persona con inquietud en la informática. Una implantación cuidadosamente medida y afinada puede irse al traste porque a los usuarios (pensemos ahora en agentes, administrativos…), simplemente, no les gusta la nueva interfaz web de su antigua aplicación, que manejaban con los ojos cerrados. Además, nadie les preguntó, sólo les dieron un cursillo rápido a base de fotocopias. Incluso a los formadores.

    Es decir, la percepción de la inversión inicial para un cambio (sea cual sea, no necesariamente el que representa el salto del software propietario al abierto) suele contar con el coste económico que tendrá en equipos, licencias sueldos y contratos y, como mucho, los procesos formativos que tendrán que ponerse en marcha para rentabilizarlos lo antes posible. Rara vez se tiene en cuenta qué demandan los trabajadores que tendrán que lidiar con las nuevas aplicaciones, cuáles son sus sugerencias de mejora y, muy importante, cuáles son las dificultades que tienen en el momento actual: prevenir la frustración, podríamos llamarlo. La decisión final viene de arriba, sí, pero sería más sensata y menos arriesgada si se conociera cómo se vive abajo.

    En definitiva: no cuenta tanto el rendimiento objetivo de una tecnología en concreto sino cómo va a ser recibida por los trabajadores que van a desarrollar unos y a manejar otros. Los procesos de capacitación han de ser necesariamente largos y flexibles (capacidad para “cambiar el cambio” en la marcha), y la elección entre distintas tecnologías tendrá más que ver con la preferencia y percepciones de los que dirijan dichos procesos, especialmente, en qué da más facilidades a la hora de “apagar incendios”. Por desgracia, en nuestra cultura profesional no se suelenen tener en cuenta estos factores sociales.

  5. JaviPas dice:

    Muy buenos todos los comentarios, me habéis dejado patidifuso 🙂 Me iba a poner a contestar a todos ellos, pero como lo haga tardaré una hora, así que probablemente haga una segunda parte del post.

    En cualquier caso, Paco y Victor, igual me he expresado mal respecto a mi opinión sobre el tema: creo que el punto de vista de Turner es perfectamente válido, y queráis o no, es lo que hay en muchísimas empresas.

    Elde: Jope 😉 Te voy a hacer co-editor!

  6. ¡¡No es el tema sino la perspectiva lo que me ha sorprendido!!

    Pues estoy de acuerdo en lo que dices JaviPas, creo que el exceso de opciones para la gente de a pie causa confusión e inseguridad pero vamos a verlo desde otra perspectiva:

    Microsoft obtuvo una posición comoda desde hace tiempo en la informática doméstica y profesional. su sistema operativo hacía comoda la vida a la persona que lo usaba; si todo se hubiera quedado así, aún seguiríamos accediendo al Administrador de Programas.

    El caso es que por detrás rondaba una mosca, llamada Apple y su MacOs. La gente comentaba que era mejor, más usable o más lo que fuera. Así que Microsoft tuvo que ponerse las pilas y sacar algo muy parecido para que la gente dejara de cuchichear, que ya se sabe que esas cosas no son buenas.

    Linux empezó a sonar como “seguro” y la comunidad universitaria clamaba por algo llamado Software libre. Las X empezaban a funcionar bien y empezaba a haber programas que hacían lo mismo o parecido a los productos bajo Windows.

    El MacOSX y su sistema gráfico le dio otro toque a Microsoft para que se pusiera las pilas con el Aero (puff), y el Beryl le puso contra las cuerdas porque ya era el único que quedaba en 2D.

    A lo que quiero llegar después de este rollo, es que gracias a las opciones, es decir, a la competencia, los usuarios tenemos mejores productos para poder utilizar. Si que es cierto que el exceso de opciones es peligroso, pero pensemos por un momento que solo hubiera coches Audi para que la gente no tenga que aprender a manejar otros mandos.

    Pues ahí queda eso.

  7. Egomesmo dice:

    En el artículo en cuestión, los “no choices” son el centro de todo. Si entendemos que una empresa se ve más “segura” sin opciones, pues que no las tenga. Cuando se habla de sistemas operativos y programas gnu/opensource realmente se está hablando de libertad. Y el complejo de estocolmo es algo que en informática vemos a diario con windows. Hace poco, en una reunión que tuvimos en la que estuvo Pablo Manchon (de la FSF/FKF) nos habló de la realidad: Linux no es tan fácil como los sistemas propietarios (lo dijo él, no yo, claro, tienen muchos millones de dolares detras creando “azucar” digital para hacernos tragar esa “pildora” que nos dan). Pero no se habla de facilidad. Ni siquiera de “cuelgues” ni de errores, ni de virus. Si Windows fuera un sistema operativo sin defectos, el problema sería el mismo: la esclavitud digital a un propietario de software. Y si alguién (y en el entorno empresarial es super común, tal y como lo veo yo desde dentro) quiere depender de lo que una sola compañia diga, pues de eso hablamos: de libertad para escoger, incluso aunque la elección es para someternos a una servidumbre digital. En el caso de empresas, su objetivo es dar el servicio. Y como Microsoft paga a sus comerciales, pues vienen con su producto (no choices, es el que hay) y se lo venden. Donde trabajo, Redhat y Sun también tienen productos. Como GNU/Linux en distribuciones como debian no suele tener comerciales, solo sueles encontrar muchas opciones, sin respaldo (pagado, que parece que vale más la opinión ;)) ) de alguien que diga “Esto es lo mejor”. Los gerentes de las empresas no son expertos informático por lo general, solo quieren a alguién que tome la decisión. Pero tenemos muchos productos libres corriendo en servidores, por que alguien vino diciendo “Esto es lo mejor”.
    En resumen: el OpenSource da libertad. Y si alguien quiere usarla para que lo sometan, pues ese es su uso de esa libertad. Lo que hay que tener luego es decisión para no ayudar cuando se nos pide ayuda desinteresada en algo en lo que nosotros no creemos. También somos libres de elegir.

  8. eldecasisiempre dice:

    No es que no quieran tener opciones; lo que les mueve a elegir lo de siempre tiene que ver mucho con las inercias y con el miedo a que todo falle si se da un giro radical.

    Microsoft se ha labrado un nombre que a) a los usuarios domésticos, nos recuerda a aquél Damian con el 666 en la chepa, y b) a los jefazos les hace sentirse de los suyos. ¿Habéis visto llegar a representantes de una consultoría MS? Sí, imponen un “respeto” muy difícil de obviar: dan en el clavo, ofrecen una imagen de marca muy consolidada en el mundo empresarial y se asimilan a éstos: trajes bien plantados, gomina a kilos, la barbilla bien alta, maletines caros, portátiles a la última… y eso que lo que yo he visto pasar por los pasillos de mi empresa deben de ser los últimos monos, pero a cualquier persona perspicaz no se le escapará que es parte de la estrategia de venta del producto. ¿Qué empresario español no se deja impresionar por ese “poderío”?

    La multiplicidad de opciones es sólo peligrosa si se toman decisiones “a la ligera” o “porque yo lo valgo” o porque “he tenido un sueño”. Existen consultorías muy respetables que ofrecen software libre (y pardiez, si vemos la implantación espectacular en el sector público, no creo que lo estén haciendo mal), y son éstas las que se encargarán de escoger por la empresa la mejor solución posible entre todas las disponibles. Cuentan con algo muy importante: “casos de éxito”, experiencia. Por lo general, en el software propietario lo que te tratan de vender es lo más caro, evidentemente. Las de linux, el soporte y asistencia técnica más caros, por supuesto.

    Pero por alguna razón, las consultorías MS tienen el don de la ubicuidad y la rapidez de reflejos que las consultoras linux, mucho más modestas, no pueden tener de momento (quitando el sector servidor, claro). Y eso que cuentan con avales tan importantes como Novell (en fin…), HP, Oracle, Sun y una factura sensiblemente inferior…

    Un pequeño ejemplo de esto: yo era un simple agente teleoperador (ahora soy coordinador de sala, no mucho más) cuando nuestro cliente decidió cambiar de CRM. Debió de recibir jugosas ofertas. Llegó la gente de IBM e implantó su solución basada en Siebel, interfaz web y miles de applets de java, sin testear en los equipos “reales” (celerones con poca memoria, todo en windows, incluida la red), sin analizar el comportamiento y el trabajo de los usuarios. El resultado lo describí algo crípticamente en mi anterior comentario, pero si os quejáis de los tiempos de espera y la duración de las llamadas cuando llamáis a algún centro de atención al cliente ya sabéis porqué… 😉

    Dinero llama a dinero. Todo aspirante a rico quiere asimilarse a los que parecen ricos. Linux, para el sector empresarial más conservador, sigue pareciendo una cosa de hippies

    Tiempo al tiempo, y que haya más casos de éxito.

    Y por cierto, una ley de Murphy que viene al pelo: “puedes hacer un programa a prueba de tontos, pero ESE tonto sabrá como estropearlo”… jejeje

  9. no le falta razón…

    En el área empresarial se quiere ir a tiro hecho, y los experimentos no suelen gustar mucho…

    Algo lógico si tenemos en cuenta que no es lo mismo decidirte tú por montar un portal con Joomla o con Nuke-ET (por ejemplo), que en el peor de los casos te puede suponer perder unas cuantas horas con una opción para luego irte a otra… que una empresa que se gasta su buen dinero, y el de sus inversores, en un Sistema que luego no puede ser alegremente desechado para irse a otro…

    En el tema de Windows, el empresario que se decanta por Windows lo hace sabiendo que detrás está una gran empresa, Microsoft, y asumiendo que ellos responderán por los posibles problemas…
    Sin embargo, en Linux, con tantas opciones por elegir, les da miedo decantarse por un sistema que no respalda ninguna empresa que pueda responder por ello…

  10. nnarayann dice:

    Manuel tiene parte de razón. Muchas veces se asocia la palabra “libre” con “sin soporte”, o que, comparándolo con el que nos puede dar MS, éste es muy pobre. Eso por un lado no es cierto sabiendo que, normalmente, los errores bajo UNIX son corregidos mucho más rápido y hay bastante gente que anda detrás de ello al ser código abierto. Con respecto al soporte, existen multitud de empresas que dan soporte a sistemas UNIX con igual de eficacia.

    Otra cosa es la inversión que supondría tanto en formación como en implantación el cambio a otro sistema, que si bien elegimos uno libre, lo único que nos vamos a ahorrar es el coste de las licencias pero el de soporte y mantenimiento siempre va a serguir ahí.

    Antes de elegir uno u otro sistema siempre hay que evaluar muy bien de que infraestructura se dispone, cuáles son nuestras necesidades y sobre todo, quiénes van a tener que usarlo.

    Se habla también de que eligiendo MS se pierde libertad. Vale, dependemos de un sistema propietario que en cualquier momento puede dejar de dar soporte para nuestros sistemas y “obligarnos” a un cambio. Pero, por otro lado, recuerdo que (no sé si fue Coca Cola) con el Windows 98, MS anunció el fin del soporte para este SO y esta empresa dijo: espera un momento, que igual te conviene esperar unos añitos más que por ahora no nos apetece migrar miles de equipos a tu nuevo sistema. Y sino, nos vamos con nuestro dinero a otra parte. Y a MS le tocó esperar…

    Con esto quiero decir que siempre está bien tener multitud de opciones a elegir pero ello nos obliga a que tengamos que tener mucho más claras nuestras necesidades, lo que pese al esfuerzo inicial, al final nos lleva a aprovechar mejor nuestro recursos.

    Vaya rollo, tela… jejeje. Si lo peor de tener libertad es tener que elegir…

  11. alhendin dice:

    Un saludo a todos.

    El que escribe esto no sabe inglés, estoy en ello, por lo cual lo que he leido en el post, casi me lo he imaginado, o mejor intuido, y de informática, soy un nuevo total.

    Pero a lo que creo se refiere, lo estoy sintiendo en mí mismo, desde que empece con el software libre.

    No sabía usar Windows, y he empezado con GNU/Linux, así que imaginar lo que entiendo de informática.

    Pero de lo que si se, bastante, es de ventas, tengo una pequeña tienda de regalos hace más de diez años y ha pasado mucha gente por delante de mí, cada una con sus problemas, miedos, inseguridades, e ideas.

    En esta sociedad en la que todos tenemos de todo, tener una tienda de regalos, cosas normalmente prescindibles, donde tus clientes quieren sorprender, a otras personas que tambien lo tienen todo, es un habitat increiblemente dificil, pero que te enseña mucho.

    Aquello del vendedor que vende arena en el desierto, pues eso.

    Por los comentarios que he leido, aquí hay mucho entendido en informática, lo digo en serio, vaya que suene a sarcasmo, que creo no ha captado el enfoque del post, perdón por mi prepotencia, en esta aseveración, pero intentaré explicarme.

    Yo creo que el enfoque del artículo está más dirigido al usuario final, que a la empresa.

    Esta dirigido a mí, que vengo de Windows, sin saber usarlo y que me da por seleccionar una distro de GNU/Linux.

    Nadie dice que la diversidad sea mala, al contrario, todo el mundo esta de acuerdo que es necesaria, imprescindible, diría yo.

    La competencia a ayudado a mejorar y simplificar la informática, de eso no cabe duda, como ha hecho con todo, de una manera superficial en esta sociedad en la que estamos.

    Pero el asunto es, que yo como nuevo en el sofware libre, lo que siento es que su amplitud me sobrepasa.

    Hay cientos por no decir miles de distribuciones, por ejemplo en Ubuntu, hay Ubuntu, Kubuntu, Edubuntu, Xubuntu ahora Ubuntu Studio, esto podemos decir las oficiales, pero en cuanto investigas un poco hay ramas no oficiales que por ejemplo incluyen Beryl, digamos de serie, esta es una distro española que leí por ahí, y hoy mismo he visto algo de Mythbuntu, enfocada al multimedia, pero no para producirlo, sino para usarlo como sistema multimedia casero.

    O sea algo increible y hablamos solo de una distribución, y esto por encima, sin contar las versiones anteriores a la Feisty Fawn actual, cada una de las cuales tiene sus matices cuando tienes un problema. Intentas buscar información en la Red, para solucionarlo, y depende de la versión hay una solución u otra, y tambien depende de si usas Automatix o Automatix2.

    Esta amplisima oferta al que no tiene ni idea, lo aturde.

    Cuando Ford, empezó a vender coches, decía que no había problema en elegir un color, SIEMPRE QUE FUESE NEGRO.

    Esto al usuario normal, puede que no le guste, pero lo que si esta claro es que lo tranquiliza.

    No tienes elección, no tienes problemaS, el clasico refrán español, ESTO SON LENTEJAS, LAS COMES O LAS DEJAS. Frase que creo viene como anillo al dedo, para resumir el post.

    Lo comentado antes de mi negocio de regalos, me ha ocurrido muchas veces llegar alguien desesperado por no encontrar el regalo perfecto para por ejemplo, su marido, y yo en mi inexperiencia a esa persona, ofrecerle por ejemplo 5 ó 6 muy buenas opciones, cosas que solucionaban su problema, cosas que ni se imaginaba que existían, pero aunque os parezca increible, ante tanta opción no se llevaban nada, hasta que me di cuenta del tema, y entonces no pasaba de ofrecer 2, o a lo sumo 3 cosas, porque el ser humano, se atasca cuando tiene más de lo que puede procesar.

    Somos como el niño, que no sabe que juguete elegir, hasta que otro de al lado coge uno y entonces claro esta, quiere ese.

    Vamos esto es como los ordenadores que estan en OVERFLOW, creo que era, demasiado proceso , nos atasca.

    Quiza mis ideas os puedan parecer extrañas, pero es que este artículo ha abierto una valvula, a la que llevaba tiempo dando vueltas.

    La sensación que tengo yo inexperto, pero superconvencido que hay que apostar por el software libre, es esta, repito aturdimiento, agobio, y si alguien repito superconvencido, esta así, como no estará otro al que ni le vaya, ni le venga.

    Pues para mí, con mi experiencia hasta ahora, es que ya habría vuelto a Windows, que será todo lo inferior que queramos, pero da tranquilidad, por que esto es lo que hay, como el color negro, y además tiene la ventaja de que lo tiene todo el mundo, y en el fondo los humanos somos animales, y nos gusta seguir a la manada aunque sea de una manera inconsciente.

    Un saludo aldecasisiempre, hoy no he entendido mucho tus comentarios, vamos casi nada, pero os remito a uno que hizo sobre la aproximación de los novatos a GNU/Linux, no recuerdo cual era la entrada, Javipas, saludos a tí tambien, cortalo y pegalo aquí, si lo ves conveniente.

    En el hacía referencia a como cada uno podía aportar algo para ayudar al desarrollo por ejemplo de Ubuntu, desde su conocimiento particular, y ha esto me he querido referir con este comentario que llevaba tiempo ya pensando.

    Tenía la idea de iniciar un blog, para hacer llegar a los desarrolladores de Ubuntu, las opiniones de los usuarios. Os pongo un ejemplo

    Es una locura que hace mes y medio haya salido la versión actual, y ya este prevista para Octubre, la siguiente, ya se pueden leer algo sobre ella en bastantes sitios.

    Sr. Shuthleword, creo que se llama, el turista espacial, iniciador de Ubuntu, aparte Vd. si le parece bien, al 10 % de sus desarrolladores de la mejora de lo que hay, que yo considero ya suficiente y dediquelos desde la misma central, a ayudar a los nuevos y que no tengan que depender de la ayuda desinteresada de muchos a los que calentamos la cabeza en los foros. No necesito más mejoras de Ubuntu, mantenga esta versión 2 ó 3 años, pero haga que se extienda su uso como una mancha de aceite y cuando haya un número significativo de usuarios, introduzca otra con los comentarios que por feedback, haya recibido de esos mismo usuarios a los que ha ayudado a iniciarse en este mundo, para la mayoría nuevo.

    Con esto conseguirá un aumento de usuarios significativo, que tendrán donde ir a buscar soluciones a problemas, que servirán para mejorar la versión actual, y no gastar energias en darnos más opciones que no necesitamos.

    Bueno lo dejo aquí, porque creo que me he pasado, espero que se entienda minimamente lo que he querido explicar.

    Y perdonar por la extensión.

Comentarios cerrados