Tecnología

Quedémonos sin saberlo

·

Hace algún tiempo un amigo conocido+ me recomendó una película curiosa: ‘Mientras seamos jóvenes‘. Ben Stiller y Naomi Watts se encuentran con una pareja jovencita, Adam Driver y Amanda Seyfried, que parecen muy enrolladetes. Una noche quedan a cenar, surge una duda en la conversación y Ben Stiller hace el gesto que todos haríamos: saca el móvil y dice, un momento, voy a buscarlo. Entonces Adam Driver se pone en plan gurú y con cara seria y reflexiva le dice:

—No. Quedémonos sin saberlo.

La frase es genial, y deja a Stiller y Watts atontados. Que es como nos quedaríamos todos si alguien nos impidiera ahora mismo recurrir al teléfono o al smartwatch para consultar ese dato del que no nos acordamos y del que ni siquiera nos tenemos que acordar ya. No lo necesitamos, porque para eso tenemos estos cacharritos que nos vuelven un poquito más perezosos cada día.

La frase me ha conquistado, y desde entonces la usamos de cuando en cuando en casa medio en broma medio en serio. Sirve de recordatorio simpático (y terrorífico) de cómo una vez más nos estamos dejando llevar por las comodidades de la vida moderna, y cómo eso está haciendo que no nos esforcemos.

A ver, no voy a pecar de hipocresía aquí. En el mini resort burgués en el que vivo muchos bromean conmigo y me llaman directamente ‘Ok, Google’, pero es que me lo he ganado. Normalmente caigo en la tentación y como llevo el smartwatch a menudo acabo haciéndole preguntitas de todo tipo para ver cómo se porta el asistente de voz de Google y, claro está, para molar más. 

Lo cierto es que en mi caso la tentación es demasiado fuerte. Mi memoria es lamentable selectiva (post de 2008, recordaba que lo había escrito así que tan mal no estoy), pero no puedo resistir el impulso de saber lo que no sé. O al menos, intentar saberlo. O de recordar lo que no recuerdo, que es peor porque al menos debería hacer el esfuerzo de recordarlo durante unos instantes.

A ese problema se le suma otro: el hecho de que internet no es el oráculo. Eso ha quedado patente con el escándalo de las noticias falsas y la conclusión obvia del ‘no te creas todo lo que leas’, pero también con temas como el que mencionaban hoy en Gizmodo con un contundente ‘Reminder: The Internet Is Not a Doctor‘ al hablar del nuevo soporte de WebMD en Amazon Echo. Como señalan allí:

Amazon’s voice-controlled personal assistant, Alexa, now enables hypochondriacs and armchair physicians to ask WebMD for medical advice. This seems like an awful idea, because it is. The internet is not a doctor.

Efectivamente, si hay algo que no deberías mirar nunca en internet es información relativa a enfermedades. Como bien indica ese párrafo, hay demasiado hipocondriaco y wannabe de doctor de medio pelo que se crecen ante la vasta información de la red de redes, pero aunque siempre haya recursos válidos (bendita Wikipedia), incluso teniendo buena información el contexto y la experiencia son en este caso demasiado importantes. Os dejo caer en la tentación para otras cosas, amigos lectores, pero recordad el lema aún más en temas de salud.

Quedaos sin saberlo (e id a un doctor de los de verdad).


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

10 comentarios en “Quedémonos sin saberlo

  1. Pues te voy a recomendar un cuento o relato corto de Ted Chiang, el de la historia de la peli Arrival, se llama “La verdad de los hechos, la verdad del corazón” https://www.ciencia-ficcion.com/opinion/op02199.htm no sé si la recomendé por aquí cuando salieron las gafas de Snapchat. Pero creo que te va a gustar y está en una antología interesante y más o menos barata.
    Va sobre un futuro peor que quedarse sin saber cosas ajenas a nosotros…

  2. Desenfoque Selectivo dice:

    “A ese problema se le suma otro: el hecho de que internet no es el oráculo. Eso ha quedado patente con el escándalo de las noticias falsas y la conclusión obvia del ‘no te creas todo lo que leas’,”

    Hola Javier y todos los demás, se ocurre lanzar una pregunta medio retórica y medio seria.

    ¿Habrá noticias verdaderas?

    Además creo que si vamos a consultar sobre nuestros males hipocondríacos, al menos debemos asegurarnos el anonimato, porque imagino que no más preguntar por la gravedad de la nueva epidemia de gripe aviar, alguien nos va a querer vender Tamiflu.

      • Desenfoque Selectivo dice:

        Supuestamente si, hace tiempo leí un artículo que no recuerdo como se llama, en el que se decía que Google se enteraba primero que nadie de los brotes de enfermedades contagiosas y además podían seguir la evolución geográfica de cosas como una determinada gripe, precisamente por el análisis de las búsquedas

  3. Pablo dice:

    Internet está demonizado. Google más.

    A nosotros, de pequeños, mis padres siempre nos animaron a buscar cualquier cosa en la enciclopedia. Pero no era practico sacarla de paseo. También es cierto que se perdería la magia de discutir por cualquier cosa durante horas y horas….

    Con respecto a las “consultas médicas” por internet personalmente las desaconsejó: no son fiables. Yo mismo debería haber muerto ya unas siete veces en función a los resultados obtenidos y ya veís, aquí sigo dando guerra. Casualidades que esta misma mañana charlaba de esto mismo con una compañera jajajaja.

    Copas aparte, creo que si puede ser útil siempre y cuando se hagan preguntas muy concretas y se acote y límite mucho los términos de la búsqueda. Ahi si que se puede llegar a obtener una información más veraz.

  4. Land-of-Mordor dice:

    El problema de quedarse tan pancho con “quedémonos sin saberlo” es que se refuta al que prefiere quedarse con su versión errónea porque le gusta más o concuerda más con sus prejuicios o convicciones. Por supuesto, la “oda a la felicidad de la ignorancia” que se hace en muchas producciones audiovisuales es bastante dañina. Saber no mata. No saber sí. 😉

  5. Trufeitor dice:

    Me comentaba hace poco un amigo que el ser humano occidental recibe hoy en día la misma cantidad de información en una semana que recibía en un año un siglo atrás.

    Manejar esa cantidad de información sin ayuda me parece poco realista.

    XD

Comentarios cerrados