Tecnología

Cuando el Amiga era el rey

·

Este verano no sólo pude trastear con un mítico Apple IIc, sino que también hubo otro viajecito al pasado al poder jugar de nuevo con un Amiga 500 y también con un Commodore 128. En este último cayó inevitablemente la revancha al Match Day II -perdí, inconcebible- pero sobre todo volví a disfrutar de algunas de las joyas a las que jugaba en mis tiempos en el Amiga.

Aquí mi amigo Xavi se preparó para el reencuentro comprando un pequeño módulo que permitía cargar ADFs directamente desde una microSD. La «disquetera virtual» es una forma de hacer trampa en esto de disfrutar de estas plataformas de antaño, pero la verdad es que ahorrarse los tiempos de carga es una pequeña bendición aunque la experiencia no sea tan «pura». Y por supuesto está el debate sobre la piratería en el uso de ROMs descargadas por ahí, algo sobre lo que yo ya reflexioné en Xataka hace unas semanas.

Dejando a un lado ese tema espinoso, lo cierto es que ya solo abrir el Amiga para poder instalar esa disquetera microSD hizo que me diese un vuelquecito el corazón. Sobre todo porque pude ver de cerca a mis viejas amigas Denise y Paula, con el fofisano, Fat Agnus, algo más escondido.

lotus-5

El Amiga tenía que estar abierto para funcionar con el invento, pero eso no impedía que siguiese manteniendo su encanto. Hasta apareció una de las pantallas míticas del Amiga, un Guru Meditation -en la imagen de aquí abajo- para completar esa vuelta a esos tiempos en los que para apagar el ordenador uno simplemente apagaba un interruptor. Ni journaling, ni volcado desde memoria a disco, ni cierre de aplicaciones cuidadoso ni leches en vinagre. Muy rollo Chuck Norris, apagado a lo bestia. Y no pasaba nunca nada, cómo mola.

guru

Luego vinieron los juegos, claro, pero en lugar de ir a los clásicos quisimos disfrutar de aquellos que sobre todo estaban orientados a poder jugar uno contra uno. Juegos de dos jugadores que brillaban con luz propia y que nos hicieron disfrutar muy buenos ratos. Y hacerlo además conectados a un monitor Commodore 1702, que no era moco de pavo. Vale que no es el 1084s que todos soñábamos en aquella época, pero se veía igualmente de coña.

Seguro que reconocéis todos los juegos. Alguno me decepcionó, como el ‘Dragon Ninja‘ -jugué algo a la recreativa y la conversión al Amiga es bastante pobre- pero la mayoría volvieron a trasladarme a aquellos buenos y viejos tiempos. El ‘Lotus II‘ impresiona gráficamente al principio con aquellas hojas de características de los coches, y aunque lo de la pantalla dividida molaba luego el juego es demasiado simploncete y, la verdad, creo que básico para lo que se podía lograr en el Amiga. Aún así estuvo divertido un rato, pero lo que también molaba del juego -seguro que muchos lo recordáis- es el musicote que tenía mientras conducías. Alucinante.

Puede que no reconozcáis una de las joyas de la corona, el ‘Skidmarks‘, que era un juego de cochecitos brutalmente adictivo cuando jugabas entre varios. En un ordenador solo podían jugar dos al mismo tiempo, pero tenía la opción -se ve en la imagen- de conectarse a otros Amiga por cable o módem para jugar «online». Recuerdo perfectamente cómo aprovechamos esa opción en la Euskal Party de ¿1995? -fue la segunda edición si no me equivoco- en Tolosa y lo pasamos como el kiko dándole al ‘Skidmarks’ en modo cuatro jugadores. Aquello era infernal. Aquí tenéis un vídeo del juego corriendo en un Amiga 1200.

Probamos el ‘Cannon Fodder‘ brevemente porque ese solo se podía jugar a un jugador pero tenía mucha morriña -yo diría que el posterior ‘Commandos’ estuvo muy inspirado en él- pero también le dimos al ‘Alien Breed: Tower Assault‘ -grandioso- y sobre todo al descubrimiento de la jornada, el ‘Speedball II‘, al que yo jugué más bien poco porque me pasaba la vida jugando al ‘Sensible Soccer‘. Evidentemente también cayeron algunos partidos a este último, pero como digo, acabamos jugando bastante más de la cuenta al ‘Speedball II’ porque nos empezamos a picar y descubrimos un poco los truquitos de un juego que va de menos a más.

Este viaje al pasado me viene de perlas para hacer dos breves menciones a dos (+1) enlaces que aparecieron estos días. El primero, ese fantástico esfuerzo de los responsables de Internet Archive con el que cualquiera puede disfrutar de 10.000 juegos del Amiga directamente desde el navegador. No lo he probado apenas, pero desde luego poder acceder a dicha opción es alucinante.

El segundo, más dirigido a adictos de la emulación, es este estudio del gran enemigo de la emulación y los emuladores: la latencia. Un usuario hizo hace años un buen resumen de cómo este parámetro influía en la calidad de la emulación y cómo lo de jugar a un juego de antaño igual que jugábamos en aquellas máquinas es virtualmente imposible. Uno se puede acercar mucho, pero lograr la experiencia perfecta es -que yo sepa- inviable por todas esas pequeñas latencias que se van sumando. Recuerdo un artículo de Ars Technica en el que precisamente hablaban sobre esas gigantescas dificultades de la mano de la emulación de la SNES: ni una máquina de 3 GHz lograba dar el resultado perfecto, afirmaban.

Eso podría hacernos pensar que lo de emular es una chorrada. Que si quieres jugar a juegos del pasado deberías hacerlo siempre en las máquinas originales y, ya puestos, con los disquetes/cintas/cartuchos originales y sin trucos como los que usamos en esta ocasión Xavi y yo.

Qué estupidez. Lo importante es que si disfrutáis de esos juegos -sea con la solución que sea- ya habréis logrado lo esencial. Lo otro está muy bien para puristas, pero para el 99,99% del mundo la nostalgia disfraza muy bien esas potenciales imperfecciones.

Qué momentazos amigueros. Me queda pendiente un verdadero homenaje al Amiga, pero mientras llega -si llega-, ahí queda eso.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “Cuando el Amiga era el rey

Comentarios cerrados