Tecnología

¿Cómo es internet sin imágenes?

·

Hoy es uno de esos días en los que he tenido que trabajar he trabajado desde un sitio sin acceso WiFi porque soy un profesional de tomo y lomo . Un hospital, para más señas. No era por mí y tampoco quiero dar detalles, pero todo (por lo que nos han dicho) guay: un poco de chapa y pintura.

El caso es que como sabía que iba a estar unas horas aquí me traje el portátil para trabajar y mi Galaxy S7 Patreon Edition para conectarme a internet vía tethering. Hay un problema con esto, claro. Uno que rara vez consideramos pero del que como en tantas otras cosas te das cuenta justo cuando no lo tienes.

Las imágenes en internet.

Mi tarifa de datos es normalita. Ha mejorado mucho desde aquellos tiempos en los que vivía con 200 MB al mes (espartano a tope), y ahora cuento con una conexión de 2 GB mensuales que me da de sobra para lo que necesito. Como sabéis el verano pasado contraté el bono promocional que me permitía tener 20 GB a precio asequible, y conté la experiencia. Sin embargo al final esas cuotas se resienten de forma alucinante en cuanto uno usa el móvil en modo escritorio y no en modo móvil para navegar por internet.

Así ha sido un poco mi sesión de trabajo de hoy.

La realidad es que en el escritorio gastamos megas por un tubo. Internet se ha convertido en un escaparate, así que las imágenes son cruciales para atraparte y para robar esos segundos preciosos de tu atención. ¿A qué nos ha llevado eso? A imágenes gigantes, a vídeos en autoplay (los odio), a GIFs animados en autoplay (los odio aún más, tengo pendiente post al respecto) y a todo tipo de efectos visuales que evidentemente tienen un coste directo en el tamaño de cada página web. De hecho el año pasado el tamaño medio de una página web era tan grande como el Doom original. Alucinad. Y la cosa va a más día tras día.

Uno no se entera normalmente. Yo no lo hago, claro. Mi conexión en casa es de fibra de 300/30 Mbps, así que básicamente internet fluye en mi interior. O más bien en el interior de mi casa, porque claro, en cuanto salgo de casa voy con mucho ojo. Hoy era un ejemplo perfecto, y en la salita donde me tocaba esperar me he conectado por tethering y he hecho lo que deberíais hacer todos vosotros en este tipo de escenarios: abrir vuestro navegador e ir a las opciones para desactivar las imágenes.

En mi caso hago esto con Chrome pero en algunos momentos (como para subir las fotos de los artículos que he ido publicando durante la mañana en Xataka) es impepinable buscar imágenes. Para eso es para lo que abro un momento Firefox, hago la búsqueda y obtengo la imagen para luego subirla al artículo.

Para el resto de las cosas, lo dicho: imágenes prohibidas. Verboten, palabra germana contundente como ella sola. Eso, claro, hace que la experiencia de usuario cambie bastante. Una internet sin imágenes es una internet triste, pero sobre todo es una internet caótica y descolocada.

Eso, claro, es culpa de los desarrolladores y diseñadores web, que (con cierta lógica) piensan que nadie osará acceder a sus sitios y servicios web sin que las imágenes estén activadas. Si os dais un paseo por vuestros sitios favoritos podréis comprobar cómo la inmensa mayoría no están preparados para ser vistos en pelotillas. He aquí unos ejemplos:

Pincha en la imagen para verla a tamaño completo (es muuuuy grande)

Desolador, ¿que no? Es curioso cómo aquí se aprecian rápidamente los sitios que abusan de las imágenes (periódicos, blogs, redes sociales y medios en general) y los que van a un concepto más simple y minimalista (HackerNews y Medium). Incognitosis (creo) no sale tan mal parado, aunque precisamente uno de los objetivos del rediseño fue que las páginas no pesaran tanto. Me gustan las imágenes grandes como al que más, pero intento usarlas con mesura.

Al final, claro, uno acaba hasta las narices de esta experiencia descafeniada. Es cierto que he mantenido el consumo “a raya” durante las 4 horas que he estado trabajando así (unos 200 MB haciendo un uso intensivo de la navegación web y con esas inevitables trampas para poder subir imágenes a los artículos), pero estos ejercicios me dejan clara una cosa. Es como lo de los comeflores (me encanta la palabra, me la apropio pues) de los que hablaban en El Mundo hace unos días, que viven una vida gris en la que el Whopper y un batido de chocolate no tienen sitio. Amigos míos, he llegado a una nueva conclusión vital:

La vida sin azúcar no es vida, e internet sin imágenes no es internet.

Ea. Podéis tuitear la frase, pero citadme, por dios. Y poned mi foto si os place. Y si no, también.

 

Imagen | Shutterstock

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • iPad 9,7 pulgadas (2018): el modelo más reciente con soporte para el Apple Pencil. Color gris espacial, 32 GB de capacidad y con WiFi. Está a 252,90 euros en eBay con el cupón PORQUESI10 , el precio más bajo que he visto. En Amazon está a 309 euros. Por cierto, el modelo con 128 GB de capacidad está a 341,10 euros en eBay con el mismo cupón.
  • Samsung Galaxy Note 9: precio absurdo. 6,4 pulgadas QHD+, Exynos 9810, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, Cámara dual 12+12, S-Pen, 4.000 mAh. Está a 539 euros en eBay con el cupón PORQUESI10 . Brutal. Pero brutal, brutal. En Amazon está a 769.
  • Xiaomi Mi 9: atentos, chicos. AMOLED 6,39” , Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, huella dactilar en pantalla, carga inalámbrica y rápida, cámara triple (48+12+16 MP). Brutal por 500,41 euros en AliExpress
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 356,29 euros en AliExpress.
  • Samsung Galaxy S10e: el compacto de la familia: 5,8 pulgadas, Exynos 9820, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara doble (16+12 MP), 3.100 mAh, lector de huellas en el lateral. Está a 709 euros en eBay con el cupón PORQUESI10
  • Monitor HP 27q: una maravilla. 27 pulgadas con resolución QHD (2560×1440), entrada HDMI-DVI, DIslayPort, formato 16:9. Gran precio, 249 euros en Amazon. Chollazo.
  • Aspirador Xiaomi Dreame V9: un reciente aspirador de mano inalámbrico, batería de 28 minutos (modo estandar), accesorios para distintos rincones, 20.000 Pa de succión. Está a 148,41 euros en AliExpress.
  • Xiaomi PocoPhone F1: el teléfono chollo en su mejor versión. 6,18”, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, 4000 mAh, cámara dual 12+5 MP, reconocimiento facial. Está a 256 euros en Banggood con el cupón 2BGF1ICC.
  • Xiaomi Notebook Air 13,3”: el portátil con una CPU algo más antigua, el Core i5-7200U. Por lo demás, impresionante por sus 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad y GeForce MX150 además de lector de huella. Brutal por 586,90 euros en Banggood con el cupón 12CRI01.
  • Monitor Acer V6 V226HQL: monitor de 21,5 pulgadas Full HD (1920 x 1080) con entradas VGA, DVI y HDMI. Atentos al precio: 83,48 euros en AliExpress Plaza, envío desde España y garantía de dos años.
  • Tarjeta gráfica EVGA RTX 2060: chollazo si queréis actualizar la GPU con este nuevo modelo en formato corto (es anchota, 3 slots) y con 6 GB de memoria GDDR6. Está a 305,73 euros en AliExpress Plaza. Envío desde España, dos años de garantía.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,58 en AliExpress.
  • Huawei Mate 20 Pro: el súper teléfono de Huawei, incluso por encima del P20 Pro. Pantalla de 6,39 pulgadas, Kirin 980, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, 4.200 mAh y una cámara triple que está entre las tres mejores del mercado. Está a 739,99 euros en eBay.
  • Xiaomi Mi Notebook Ruby: completísimo: pantalla de 15,6” FullHD, Core i7-8550U, 8 GB de RAM, 128 GB SSD, 1 TB HDD, GeForce MX 110, USB 3.0, HDMI, Gigabit Ethernet, lector tarjetas. Está a 662 euros en Banggood con el cupón 19BGMX898.
  • Portátil gaming Lenovo Legio Y530 + Monitor Lenovo L24q: un pack llamativo: el portátil de 15,6”, Core i5-8300H, 8 GB/1 TB (HDD), GTX 1050, Windows 10. Monitor 24 pulgadas 2560×1440 pixels. Muy bien todo por 793,50 euros en Amazon, y cambio SSD asumible
  • Pilas alcalinas AAA (pack de 100): menudo cargamento de pilas AAA tienen aquí, ofertón por 19,99 euros en Amazon
  • Logitech Driving Force G29: si te gustan los simuladores de coches, atento. Volante y pedales para PS4, PS3 y PC: Es un producto reacondicionado y certificado, así que garantía total. Está a 165 euros en Amazon.
  • Reloj inteligente Ticwatch S: basado en Android Wear 2.0, con pantalla de 1,4 pulgadas, GPS, pulsómetro, reproductor de música, notificaciones. Buena forma de acceder a estos dispositivos, porque está a 159 euros en Amazon.
  • Tarjeta Micro SD Samsung EVO 64 GB: clase 10, 100 MB/s, UHS-I, IPX7. Está a 16,99 euros en Amazon.
  • Cubot P20: lo probé en Incognitosis y me sorprendió gratamente, pero ahora cuesta la mitad. MediaTek MT6750T, 4/64 GB (ampliables), 4.000 mAH, cámara dual 20+2 MP, lector de huella. Está a 85 euros en Amazon con el cupón SGSCUJJ3.
  • Star Wars Battlefront II PS4: el juego de EA es una pequeña maravilla, y más a este precio: 17,99 euros en Amazon en la edición para PS4 (19,90 euros para PC)
  • Xiaomi PocoPhone F1: el móvil súper chollo de los últimos meses baja también en Amazon. 6,18 pulgadas, Snapdragon 845, 6GB de RAM y 128 GB de capacidad (ole) además de cámara dual 12+5 MP. Brutal a 239,90 euros en Banggood con el cupón 2F1BG469. Está a 305 euros en Amazon.
  • Casco de esquí ENKEEO: si esquiáis atentos a este casco en color negro, tamaño XL; con “ventilación activa”. Está a 9,90 euros en Amazon con el cupón E83C2762.
  • Soporte de escritorio para monitor: muy interesante para controlar la posición del monitor en tu escritorio. Soporta monitores desde 17 a 32 pulgadas, hasta 8 kg de peso Está a 39 euros en Amazon.
  • Portátil Lenovo Yoga 910: un convertible estupendo de 13,9 pulgadas Full HD con un Core i7-7500U, 8 GB de RAM, 512 GB SSD y que podéis usar como tablet o como portátil. Buena opción por 899 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S7: sigue siendo un telefonazo. Pantalla de 5,1 pulgadas, Exynos 8890 octa-core, 4 GB de RAM, 32 GB de capacidad (ampliables), cámara de 12 MP fantástica. Está a 188 euros en AliExpress, mucho mejor que móviles más recientes en ese rango de precios.
  • Gears of War 4: el juego para Xbox One y PC Windows cuesta 3,99 euros en CD Keys. Poco más que decir. A pegar unos tiros, ¿no?
  • Portátil gaming Medion Erazer P6605: pantalla de 15,6” FullHD, Core i7-8750H, 16 GB de RAM, 256 GB SSD, NVIDIA GTX 1050 y Windows 10, teclado en español. Buena oferta también para jugar con alegría, 729 euros en Amazon.
  • Portátil Huawei Matebook 13: atentos a este maquinón, versión “lite” del Mateboox X. Con pantalla de 13 pulgadas 2K (1440p), un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, una GeForce MX150 y lector de huella dactilar. Lo tenéis a 745 euros en AliExpress. La batería de 41,7 Whr es algo limitada quizás, pero es que claro, es súper delgado (14,9 mm) y ligero (1,28 kg).
  • OnePlus 6T: pantalla de 6,41”, Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, batería 3700 mAh, cámara dual (20+16 MP), lector huellas integrado en pantalla, “mininotch”,una maravilla por 470 euros en Banggood con el cupón 62ca20

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

13 comentarios en “¿Cómo es internet sin imágenes?

  1. Pues en mas de una y de dos veces me he visto en la tesitura de intentar navegar gastando lo mínimo posible y la verdad es que te apañas, pero si, la web se vuelve rancia y anodina (gracias Agente Smith por enseñarme esa palabra) pero lo mas paradójico de todo es que piensas que así debería de ser mas rápida las experiencia o mas fluida y no, algunas páginas no cargan igual de rápido, no se la razón pero es así como yo lo percibí.

    En otras ocasiones, por simple curiosidad, he navegado mediante navegadores de texto como Lynx, bonita y visual experiencia sobre todo a ojos de mi compañero que nació con el ratón pegado a la mano y desconocedor total de palabras tan “juanquerianas-ciberpunkeras” como – dir – ls – ipconfig – rm – netstat – vim – perdón, me estoy metiendo con mi compañero y el no tiene culpa de mis preferencias informáticas o de que yo sea un amante de la nostalgia que me genera el blanco sobre negro.

    En resumidas cuentas que si, que internet se ha convertido en algo excesivamente visual, ya hace tiempo que se percataron del poder que tiene sobre nuestra psique ese primer impacto visual que ha pasado de creaciones dignas de los efectos del LSD ( http://www.javipas.com/2011/01/27/viajando-al-pasado-web-con-wayback-machine/ jajajaj) a creaciones que yo creo que están perfectamente estudiadas para alimentar nuestras ansias de consumo.

    Y como comeflores que soy… ni tanto ni tan calvo xP un término medio es lo correcto, ni comeflores, ni engulle chuches.

    Saludos.

    • 🙂 Bien por los términos medios, sí señor. Las imágenes pueden ralentizar, claro, pero los scripts pueden ser aún peores, aunque aquí me centraba en consumo de datos, no en tiempos de carga. Bien apuntado no obstante!

  2. Pablo dice:

    Yo es que creo que cuando desactivas las imágenes…

    …cambia el enfoque de lo que ves y cómo lo ves. De repente lees más y mejor de cada artículo: no hay distracciones, así que uno se centra en la palabra escrita, algo que mola….

    Rebáteme esto si puedes jajajajaja.

    Ni si,ni no, ni todo lo contrario. Para navegar suelo usar el modo lectura, a veces cargan todas las imágenes a veces no. A lo mejor es que no estoy actualizado del todo y eso es lo que falla. Hay ocasiones en las que las imágenes acompañan al texto y se echan en falta, toca desactivar el modo lectura. Otras ocasiones, las que más, pues son prescindibles. Como dije ayer, en el punto medio está la virtud, navegando con el móvil/tableta, hay veces que hay tanta carga que el navegador da fallo.

  3. Superpato dice:

    Yo soy el caso contrario.

    Por motivos laborales (resumiendo: yo no debería estar aquí) siempre tengo las imágenes deshabilitadas. No sólo eso, normalmente uno una extensión de chrome para simplificar las webs, dejándolas en texto negro sobre fondo blanco (lo que en parte corrige el problema al que aludes). Alguna foto sí que hecho de menos pero cuando estoy en casa y voy por el internet “real” algunas páginas me parecen bastante agobiantes.

  4. jhalexi dice:

    En serio Javi? No has intentado con Opera. En estos casos su modo Turbo es insuperable. Obviamente no ahorrarás como lo haces sin imágenes, pero te aseguro que la “sacarina” de Opera es el toque de azúcar que necesita tu internet en estos casos ?

  5. mmm un tutorial para descafeinar Safari, Chrome, FF o el mismo Opera no caerían mal (con eso de los cambios a Incognitosis que quieres hacerle xD)

    Pero si, sin duda un internet “dependiente” de cuidar los megas es aburrido ?

  6. Land-of-Mordor dice:

    Me asombra que una celebridad digital como lo es Javi (AKA Harry) se apañe con una conexión de apenas 2 Gb. Me hace sentir todo un privilegiado como usuario de la infinita aunque no vea cercano el día de disfrutar de fibra en casa. Sigo en la “Edad del Cobre”.

    El caso es que cuando navego mentalmente voy en modo texto, paso de imágenes/vídeos a no ser que necesite contrastar lo que se dice. Se usa y se abusa mucho de ellas. Son necesarias pero no en un número tan amplio.

    • No me hables de la edad del cobre que me llevan negro con eso. Con respecto a las imágenes coincido contigo, son necesarias pero no tantas, ejemplo aquí en javipas.com, justas y necesarias, yo intento lo mismo en mi humilde rincón.

    • Bueno, hay una explicación sencilla: teletrabajo, así que mis necesidades son limitadas 🙂 Y es cierto que las imágenes a menudo se sobreutilizan, pero bien usadas son un complemento imprescindible, creo yo, para dar mejor contexto en muchos casos. No solo eso: dan un respiro al esfuerzo lector.

Comentarios cerrados