Tecnología

Juego de Tronos, 6ª temporada: Crescendo

·

Me acabo de dar cuenta de que apenas le he dedicado posts a ‘Juego de Tronos’. Hereje. Los septones deberían arrestarme y luego hacermelas pasar canutas para terminar dándome un paseo de penitencia como dios me trajo al mundo. Qué cosas. Y qué espectáculo sería ese. Uf.

La verdad es que la serie probablemente merecería más entradas por aquí, pero también lo hacen otras muchas cosas que no tienen sitio por falta de tiempo, de inspiración,  o de ambas. Pero oye, menos es nada, y no quería dejar pasar la oportunidad de hablar de una sexta temporada que me ha parecido más que potable. Cuidado: spóilers.

Spóilers, insisto. Dejad de leer si no la habéis visto y pretendéis hacerlo con una mente pura. Ya me entendéis.

batalla

Para empezar, qué difícil es aguantar a que termine la temporada entera. No por la impaciencia de querer verla de una vez, no. Lo es porque parece que el mundo entero se alía para irte destripando cada capítulo por doquier. De repente cada capítulo tiene análisis independiente no ya en medios generalistas o blogs de series, sino incluso en medios tecnológicos que teóricamente no deberían hablar de esto. En The Verge, a los que sigo fielmente, creo que han ido publicando esos análisis puntualmente cada lunes, así que la trampa estaba ahí con el resto de temas que aparecían en mi timeline en Twitter. Era detectar algo relacionado con ‘Juego de Tronos’ y ale, desviar la vista y tratar de no descubrir detalles que luego me aguaran la fiesta. 

Lo conseguí salvo por uno de los sucesos más relevantes -si es que no es el más relevante- de toda la temporada: la ‘Batalla de los Bastardos’ del noveno episodio. Aunque no tenía muy claro qué iba a pasar, sabía que esa batalla era importante y que se habían dejado todos los fondos del Monopoly en versión Juego de Tronos que tenían disponibles. Eso tuvo un efecto demoledor: las expectativas tras oír lo que oí fueron demasiado altas, y la batalla, aunque espectacular, tampoco me pareció lo mejor de la temporada. 

Cuando por fin me puse a ver la sexta temporada de ’Juego de Tronos’ lo hice como me gusta a mí: en modo atracón. El primer día me vi tres capítulos, y la idea era luego resolver con otras dos noches de 3+4. Así que tras volver de darme un bañito en el miniresort burgués y meter en el sobre a los enanos a las 21:00 o’clock me centré en esa tarea. Los capítulos caían sin descanso, y después de ver el 4, 5, 6 y 7 llegó la gran pregunta: ¿me quedo en pie, o me voy a acostar a la 1:00? 

¿Qué somos, hombres o gallinas? Pues eso. 

Así es como cayó lo que quedaba la sexta temporada. Esa sesión de casi 7 horas casi ininterrumpidas -hice visitas al WC y a la nevera, insisto: soy un hombre, no una gallina- me dejaron orgulloso y satisfecho. Sobre todo porque la serie no me había decepcionado y como en anteriores temporadas iba de menos a más, con un par de capítulos finales de esos en los que hasta el apuntador estuvo a punto de palmarla. 

tyrion

Comentaba el año pasado como uno de los problemas de ‘Juego de Tronos’ es la existencia de demasiados hilos argumentales. La obra escrita es -dicen- tan extensa que acometerla en una serie de 10 capítulos de una 50 minutos por temporada es más bien complicadete. En esta sexta temporada muere tanta gente que los hilos se han reducido un poco, pero aún así sigue habiendo historias paralelas que no son especialmente llamativas y que, la verdad, podrían ahorrarse. Ocurre con Dorne (por muchos barcos que construyan, aunque Tyene Sand y su madre molen bastante), con las Islas de Hierro o con la historia de Tyrion en Essos, que me parece un poco tostón aunque refuerce su papel diplomático. Hasta el hilo argumental de Arya Stark, que me había gustado hace un tiempo, me pareció bastante mediocre. Y lo mismo con Bran Stark, que apunta a ser personaje crucial aunque su historia sea un tostón. Papelón de Max von Sydow, por cierto, aunque eso no salve cosas como la muerte de Hodor -un personaje absurdo de principio a fin que es el nuevo Sloth y que tiene un sinfín de memes prodigiosos a su alrededor-.

Luego están todos esos hilos y momentazos que valen la pena. La gran incógnita -volvería a la vida Jon Snow, sí o no- tuvo respuesta rápida y contundente, y yo diría que tiene muy pocas posibilidades de que se lo carguen (otra vez). Solo Tyrion me parece inmortal en esta serie, pero Jon le sigue de cerca. Cersei es una de mis preferidas, y tenía unas ganas locas de que se vengara de los septones de las narices, qué agobio de tíos, de verdad. Todos con esa explosiva combinación, mezcla de Richard Stallman y Pablo Iglesias. Daban ganas de ir a buscar al Gorrión Supremo -manda huevos que al final se acostumbre uno a decir esas dos palabras sin reírse- y darle de tortas hasta en el carné de afiliado al Septón Supremo. Qué bien lo hacía el perro. Como su monja ayudante. 

jon2

Por cierto, que si por algo se caracteriza esta serie, y lo hemos ido viendo a lo largo de cada temporada repetidamente, es que la venganza mola que te cagas un montón. Yo, que soy bastante del ojo por ojo -en sentido figurado, cuidado-, estoy encantado de comprobar lo mucho que disfruto cuando Cersei se carga a toda la gentucilla que le hacía la vida imposible. Aquí debo hacer mención especial a Margaery, a la que echaré de menos: otra a la que odiar de forma admirable. Muy bien también lo de que el joven Tommen acabe tirándose por la ventana al no verle sentido a la vida tras la catástrofe -era lo mejor que podía hacer el tontolavas-, pero debo decir que esperaba una venganza mucho más chunga para el Gorrión Supremo. De hecho la venganza suprema de la serie es la que sufre la hija de su madre de la monja -Septa Unella se llama, aunque debería llamarse simplemente “hija de su madre”- a manos de ‘La Montaña’.

Bueno, no exactamente “a manos”. Ya me entendéis.

Eso sí que es una venganza, chavales. De hecho supera de largo también la que sufre otro de los grandes cabrones capullos de la serie -borda el papel, desde luego-: Ramsay Bolton debería también haberlo pasado bastante peor muriendo, aunque hay que reconocer que lo de los perros tiene su punto. Me recordó un poco a aquello de “Hannibal” con los cerdos, aunque como digo yo hubiera aprovechado para hacerle más pupita y más lentamente a Ramsay. Igual me estoy emocionando demasiado, pero es que el tipo había sido malo malísimo. Un montón. 

bolton

De los demás personajes, un poco de todo. Danaerys se crece con los Dothrakis, pero está muy lejos de tener el carácter de Cersei, Jamie Lannister también flojea un poco, Varys y Meñique pierden fuerza (este último apenas aparece, curioso) y Sansa, pese lo que dicen algunos -qué transformación rollo ‘Breaking Bad’ ni qué niño muerto- me parece el peor personaje de todos a excepción quizás de Hodor. O sin ella. El peor, venga. Te lo has ganado, cara de haba. Qué sosez de chica, por dios. Esperaba más de Jorah Mormont y de Daario Naharis, la verdad, mientras que la historia de Samwell, el futuro sabio gordito, es también un poco tostón. Hasta Melisandre, que era una de mis favoritas, flojea. El Perro, por cierto, gana puntos tras salvarse (inexplicablemente) del ataque de Arya de la temporada pasada.

Me queda la pena de no ver más en acción a los Caminantes Blancos, que apenas intervienen en esta temporada aunque parece que lo harán bastante más en la siguiente (y última, dicen). Habrá que esperar a ver cómo cierran la historia ahora que ya no siguen unas novelas que ni siquiera existen, pero si lo hacen tan bien como en la sexta, será suficiente. Que conste: parece que he machacado a unos cuantos personajes, pero en general creo que pocas series están tan bien hechas y ambientadas como esta. De hecho mis fuertes opiniones sobre cada personaje son mérito de quienes los interpretan: desde los sosainas hasta los más saladetes, sean malos o buenos. 

Bien por ‘Juego de Tronos’. Dentro de un año nos vemos.

 


Si os ha gustado el artículo, quizás queráis aportar (Atención: los 0,50 euros son solo una referencia, podéis modificar la cantidad antes de dar a “Siguiente”). ¡Gracias!

paypalme050


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

13 comentarios en “Juego de Tronos, 6ª temporada: Crescendo

  1. Chema dice:

    Gran post sin ninguna duda.
    Me asusta un poquito como te vienes arriba pidiendo más sangre para mi querido Ramsay, solo de pensar en un bocao de sus famélicos perros…ufff
    Coincido contigo en que Cersei mola mazo, ese traje que lleva en el 10 mientras ejecuta a todo quisqui al estilo Michael Corleone en El padrino es simplemente espectacular.

    • Cersei es una crack. Mira que le salieron mal los enanos, por cierto. Lo de los perros guay, pero tenía que haber sido más poco a poco. Y curándole después para que siguieran, por ejemplo. Vuelvo a crecerme. Mejor lo dejo.

  2. SrPerroverde dice:

    Pues leyendo el post, nadie diría que te ha gustado. No dejas títere con cabeza.

    En cuanto a lo de Hodor, no estoy de acuerdo contigo. Era necesario darle algo de movilidad a Bran y tema de su accidente era importante porque con ese detalle empieza gran parte de la historia. Además, aprovechan a Hodor para explicar que Bran es capaz de influir en el futuro con sus visiones del pasado.

    Es cierto que algunas tramas han flojeado un poco, pero yo creo que las estaban preparando para que exploten en las próximas temporadas. La sexta ha tratado básicamente sobre Jon Snow, Cersei y algo de Daenerys. Arya, Bran, Sam… Estoy seguro de que van a ser muy importantes. Incluso Varys i Meñique que, sin hacer ruido, han resultado ser dos de los personajes más importantes y poderosos de la serie.

    El mayor problema de esta serie? El tiempo que pasa entre temporadas…

    • Como decía al final todos los personajes están muy bien trazados, pero darles tanta relevancia para mí hace que otros hilos que tienen más interés pierdan por el camino. Y efectivamente eso de esperar un año entero se hace duro. Bueno, así nos dan tiempo para hablar de otras cosas.

  3. pakolo dice:

    Los Stark son gente muy dura, pero no son psicópatas. Haber torturado al Bolton antes de matarlo habría sido cruzar la línea y se habrían puesto a su mismo nivel. Eso no puede ser, ellos no son así.

  4. Anonimox dice:

    Joder si al final tendré que pegarme una maratoniana jornada y verme todas las temporadas del tirón en un fin de semana largo, mira que todo el mundo incluido tu, la recomienda pero es que vi un par de episodios de la 1° y no me hizo gracia, me gustó más Constantine. Prometo que la veré con mejores ojos.

    • Como pasa en otros casos yo diría que la serie va de menos a más en todas las temporadas. Empieza flojeando y termina siempre bastante (o muy) fuerte. Ya me contarás si le das otra oportunidad Anonimox.

  5. Eapendergast dice:

    Eres un bruto. 7 capítulos es una salvajada tal que dudo que tras esa sentada alguna serie te pueda gustar.
    Me ha gustado mucho el artículo, buenas precisiones en general y como casi siempre, coincidimos en muchas cosas.
    Yo soy lector de los libros y estoy entusiasmado. Me encanta que la serie tome derroteros diferentes a los literarios e imagino que la harán más digerible para los yanquis, sin tantas líneas abiertas, como has apuntado.

    Puede que la batalla te pareciera sin más, pero me tienes que reconocer que tiene una de las escenas, para mí, más chulas posiblemente de todas las temporadas. Ese John Snow, al que han derribado del caballo, que ve cómo avanzan los caballos enemigos, que sabe que no tiene otra que luchar, y cómo saca la espada, qué elegancia, qué estudiado, pero sobre todo qué significado entraña ese momento. El honor, la responsabilidad, avanzar o morir, qué grande John, qué grande, en cámara lenta, vemos su figura y los caballos al fondo.

    Por cierto, siempre que vengo por aquí dejo alguna recomendación. “Preacher” está resultando la sorpresa de la temporada. Con un comienzo lento, que te deja incluso desconcertado (aunque no tan desconcertado como Outcast, que si me preguntan, aún no sé a dónde va la serie), la serie se va cogiendo y nos ha regalado un capítulo 6 con unos 12 minutos iniciales absolutamente prodigiosos, divertidos a más no poder.
    Y para terminar, los creadores de The Good Wife están con Braindead, que al principio no me atraía mucho, aliens que se meten en los cerebros de los políticos yanquis. Sin embargo, tiene un rollo humorístico por un lado, e inquietante por otro, muy chulo. Recuerda en ocasiones a los clásicos de los ladrones de cuerpos (ese señor no es marido, aunque sea igual que él).

    Saludos!!!!!

    • Hombreeee 😉 Esperaba este comentario, claro que sí! La batalla es brutal, sin duda, el seguimiento de la cámara que se centra en Jon y cómo van apareciendo enemigos y el tío casi no puede con su alma del cansancio. Muy chula, sin duda. Aquí dos referencias para mí. La que comentaba de ‘Salvar al soldado Ryan’ y la batalla con esas cámaras lentas de ‘300’ que también molaban un montón (y a la que por cierto copian en el tema escudos-lanzas el ejército de Bolton).

      Bien por las recomendaciones, a ver esa de Preacher si le doy un tiento y te cuento. The Good Wife mucha gente me la recomendó y no pude con ella tras 3 o 4 capítulos. Margulies nunca me cayó muy bien, pero tengo que darle otra oportunidad sin duda. Y Braindead ya veremos.

      Gracias Eapendergast, saludos!!

  6. Land-of-Mordor dice:

    Yo añadiría la banda sonora del último capítulo, tanto en su principio (a lo Padrino) como al final que ya no se le puede dar más épica al asunto. No sé si tus famosos oídos de “corchopán” no te permitieron difrutarla…o es que para no despertar a los enanos (y a medio bloque) tenías el volumen bajito.

    • Pues tienes razón. De hecho ayer compartían en YouTube la banda sonora. Como otras grandes, apoyo fundamental para la historia. No le presté demasiada atención -aciertas en ambos motivos- pero hay que revisitarla para disfrutarla de nuevo. Aquí reflexión: qué importante es y qué poca importancia le damos a la banda sonora muchas veces.

Comentarios cerrados