Tecnología

Publicidad, privacidad, y el futuro de los medios

·

Revisito el tema dos semanas después obligado por los descubrimientos de los últimos días en materia de adblockers. Las aplicaciones y extensiones que logran bloquear la aparición de publicidad y la ejecución de ciertos (muchos) scripts ha sido noticia tras el análisis de Crystal (segunda parte aquí), una aplicación para iOS que tenía un efecto esperado y dos algo inesperados en la experiencia de navegación web de los usuarios.

  1. Elimina la aparición de publicidad y scripts de seguimiento
  2. Acelera de forma notable la carga de las páginas web
  3. Reduce el tamaño de los datos a descargar al navegar por la web

Cualquiera de ellas es ya de por sí importante a la hora de considerar el uso de un adblocker. La suma de las tres lo hace inevitable. Quien no haga uso de una de estas herramientas hoy no tardará en hacerlo. Puede que AdBlock o AdBlock Plus fueran referentes en este sector, pero probablemente la verdadera revolución la haya causado Apple, que anunció que en iOS 9 contaríamos con un mecanismo de este tipo.

crystal1

Las intenciones de Apple parecen a priori fabulosas: qué bien, chicos, que nos libráis del yugo de los anunciantes, los pop-ups y la publicidad invasiva. Pero hay otra cara de la moneda, claro: Apple promocionará su propia herramienta de agregación de contenidos y noticias, Apple News, y controlará la publicidad que aparece en ella, llevándose una comisión por el camino.

La publicidad no desaparece del todo, pero si los anunciantes quieren llegar al iPhone, tendrán que hacerlo pasando por el aro de los de Cupertino. Brillante. Lo comentaba también Doc Searls (el de El Manifiesto Cluetrain) en su blog recientemente. En “Apple’s content blocking is chemo for the cancer of adtech” -el título era poco afortunado, le saltaron a la yugular- hablaba sobre el impacto que esta tecnología de Apple podría tener en el futuro de los medios y los anunciantes. Lectura recomendada.

Lo cierto es que la estrategia de Cook y su equipo me parece prodigiosa. Llevan años ya desmarcándose del discurso de las otras grandes de la tecnología en materia de privacidad. Nosotros no recolectamos tu información, nos dicen (mentira, mentira podrida). Ya sabéis. Pagas por el producto, así que no eres el producto. Otras como Google, Microsoft o Amazon nos ofrecen un sinfín de soluciones y servicios gratuitos y nos dejan usarlos por la cara siempre y cuando les cedamos nuestra alma privacidad en el proceso. No pagas por el producto, así que eres el producto (otra mentira).

A lo que voy: esas tres grandes ventajas de los bloqueadores de publicidad y de scripts “raritos” se han visto confirmadas con otro análisis, esta vez para Windows, de extensiones para Chrome y Firefox que están orientadas a este mismo propósito. En Raymond.cc encontramos un análisis que a mi me ha convencido bastante aunque fuera criticado en Hacker News -vale que algunas mediciones son discutibles- y en el que curiosamente descubrí que AdBlock y AdBlock Plus son una castaña: si queréis utilizar algo decente, aprovechad la potencia de Ghostery (Chrome, Firefox) y µBlock Origin (Chrome, Firefox). Pero como en el análisis al que hacía referencia antes, lo importante es que la reducción de carga del procesador y memoria y rapidez de carga de página (en escritorio solemos contar con tarifa plana así que no midieron consumo de datos) eran brutales. Atentos:

cnn_ad_blocking_results_chrome

Eso podría no significar mucho para vosotros, pero es que además de la publicidad está el hecho de todo eso que los sitios web recolectan de nosotros. En The Verge, ese medio referente de todos los que nos dedicamos a esto, hacen un uso aterrador de este tipo de componentes, algo que revelaba un desarrollador en un estudio reciente. Era toda una oda al spyware de los anunciantes. Cada vez que visitamos The Verge estamos expuestos a dos docenas de proveedores distintos con distintos objetivos en la recolección de nuestros datos, y la transparencia de The Verge (y de otras muchas, que conste) en este sentido es inexistente.

Toda esa glotonería me hace pensar en lo mucho que sacrifica el usuario sin darse siquiera cuenta, y vuelve a reafirmar mi opinión previa. La de que esta situación es insostenible, que ya está bien de que los anunciantes nos mangoneen (a los usuarios y a los medios, ojo), y de que los usuarios se salgan por la tangente con los adblockers.

theverge1

Un análisis detallado de The Verge revela que se llegan a descargar páginas de 12MB, de los cuales 7 MB son JavaScript. Miedito.

Existe un camino mejor. Existe una opción mejor. Lo comentaba también durante ese reciente viaje en el que hubo mucha chicha a la hora de hablar del futuro de los medios. Ya está bien del todo gratis en Internet. O al menos, del todo gratis sin importar la calidad.

Ya lo he dicho otras veces. Hay suficientes ideas que pueden tener sentido. Lo que se hizo con Google Contributor es una de ellas, pero yo creo que unos contenidos de calidad –premium, si queréis usar el manido término- tienen sentido. Aquí hace falta que surja un Netflix o un Canal+ de los medios online. Alguien imparcial que se erija como gestor, filtro y garante de que ciertos contenidos tienen más calidad y que merecen que se pague por acceder a ellos. Es muy difícil, y puede que como en todo aparezcan mafias, pero lo que tenemos ahora no es una buena opción. El contenido de marca es una opción viable en ciertos casos y es desde luego una alternativa honesta al terror del banner tradicional, pero ni siquiera con eso podrían sostenerse muchas publicaciones, creo yo. Sobre la idea de esa gran entidad que ofreciese ese acceso Premium sin publi también reflexionaba el mismo desarrollador que descubría el pastel de la página en The Verge:

Almost a year ago, I heard the notion of “Subscribe 2 Web” at Mozilla. The gist is that you’re worth about $6.20 per month across publishers via advertising revenues. What if you paid that much into an account yourself every month and used a mechanism built into your browser to distribute that money? Yeah, it’s micropayments, but I find it interesting that these folks came up with a specific dollar amount that doesn’t sound terrible.

Micropagos gestionados por el navegador o por una entidad como Mozilla (¡mola!). No suena mal, ¿no creéis? Alguna opción tiene que haber. De lo contrario pasará lo que muchos han vaticinado: que medios como The New York Times, The Wall Street Journal y otros impongan su particular muro de pago porque pueden, y otros pequeñitos hagamos lo que podamos con nuestras campañas de Patreon, nuestro uso de Coinbase y nuestra labor editorial paralela, la que sea. Los de en medio, los que no tienen capacidad para competir con unos (por tamaño y recursos) ni con otros (por costes) lo tendrán complicado.

Seguro que existen más opciones -yo no las veo de momento- pero lo que está claro es que la experiencia web que tenemos ahora mismo es absurda. Más incluso en móviles, donde el caso de uso y la experiencia debe ser en todo aún más rápida y ligera que en escritorio.

Creo que algo tiene que cambiar para los medios y los usuarios. Confío en que cambie. Y en que lo haga pronto. Puede que Apple haya planteado una revolución al dar esa opción nativa a los usuarios. Y puede que otros (¿Google, estás por ahí?) sigan los mismos pasos. Y entonces veremos qué hacen los anunciantes. Y los medios. Y los usuarios.

Esto se mueve.

(Aclaración: en Incognitosis utilizo estadísticas de Google Analytics y de Statcounter, y en alguna ocasión he integrado encuestas de servicios como PollDaddy.)

 

patreon-banner-2

patreon-banner-2


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “Publicidad, privacidad, y el futuro de los medios

  1. Enrique dice:

    Hola Javier. Parece que tienes cierto empeño en desacreditar los movimientos de Apple cuando no le das apenas importancia a los de otros proveedores.

    Hay una gran diferencia entre tener acceso a la información, y lo que se hace con ella. Que Apple tiene información detallada de muchos aspectos de nuestras vidas es una obviedad, para eso no necesitas la ayuda de MEGHAN NEAL ni de ningún otra/o. Tienen nuestros contactos, posición, calendario de reuniones, información relativa a nuestra salud, documentos, etc. Igual que pasa con mi seguro médico, Dropbox, la Seguridad Social, el Ministerio de Hacienda, Google, etc. La cuestión no es la información que tienen, si no lo que hacen con ella. Me resultaría raro que una empresa de cobro de morosos me llamara para ofrecer sus servicios porque un cliente me ha devuelto un recibo, porque mi banco se lo ha dicho… Sin embargo, si mando un correo utilizando gmail y preguntándole a un amigo por un servicio de cobro de morosos, pasan minutos antes de recibir información de empresas de cobro de morosos, con la ayuda de Google.

    Ahora bien, si lo que a ti te preocupa es la recolección de la información, puedes escribir otro post sobre, por ejemplo, Microsoft, y todas las noticas relativas a Windows 10.

    Creo que tus post mejorarían mucho con más información y menos opinión, la opinión ya la ponemos los lectores…

    • Apple, lo he dicho mil veces, hace cosas prodigiosas, y otras lamentables. Su teórica defensa de la privacidad no es tan bonita como la pintan, pero desde luego en esto otras tienen mucho más que decir, precisamente por su modelo de negocio. Ya lo he comentado en el post y no es ningún secreto. Microsoft y Google son dos claros ejemplos.

      De hecho, de Microsoft he escrito muuucho ya sobre el tema:

      http://www.xataka.com/servicios/windows-10-privacidad-y-sacrificios
      http://www.xataka.com/servicios/da-igual-que-cuides-tu-privacidad-en-windows-10-microsoft-sigue-recolectando-datos

      …así que tengo poco que añadir a lo ya publicado, al menos ahora mismo. En cuanto a opinar en mi blog, amigo mío, es lo que hago. Para informar en plan agencia EFE ya están otros. Ve a la página inicial del blog, y deja el ratón sobre la pestaña. Pone “Incognitosis | Tecnología y opinión”. De hecho si algo hago continuamente en este blog es opinar. Dios me libre de no hacerlo. Cuando me pase tendré que cerrar el chiringuito.

      Vaya frase última la tuya. Cuidado por ahí. No digo aquí (bueno, también). Me refiero a los medios en general.

      Telita.

      • Enrique dice:

        Vale, en lo de la opinión tienes razón, pero después de la información. Hay diferencias evidentes entre la forma en la que cada empresa maneja la información. Creo que es mejor dejarlas claras, y luego, que cada uno opine lo que quiera, y tome el camino que mas le convenga.

  2. Vicent dice:

    Este tema no es nada fácil de abordar.
    Lo primero a tener en cuenta, y no nos llevemos a engaño, es que todo esto lo mueve el dinero. Es lo primordial. Para las empresas monstruosas, para las enormes, las grandes, y casi de forma más agónica para las miles de pequeñas empresas que dependen de estos ingresos para subsistir. El matiz viene determinado que las primeras tienen un poder casi absoluto, libran sus propias batallas en los frentes que deciden o van de la mano en las cuestiones que les interesa. El poder negociador del resto en insignificante.
    He leído con mucho interés todo tu artículo, y los enlaces que indicas. Señalas de forma rotunda que la frase de que “el producto eres tú” es mentira, incluso mentira podrida. Según mi opinión, muy categórico has estado. ¿Crees que Facebook, o Google, son lo mismo a este nivel que Apple o Microsoft?. Para mí, ni por asomo. ¿Qué ambas recopilan información a cierto nivel, y buscarán rentabilizarla?, seguro. ¿Qué no son tan buenos en ello?, también.
    Yo no estoy en contra de la recopilación de datos, de la mejora que en mil aspectos esto puede tener, pero ni por asomo considero que el actual nivel de intrusismo sea admisible. Los Kilos de publicidad intrusiva que sufrimos no es la razón que lo que disfrutemos de servicios gratis. La monitorización de todo lo que realizamos a todos los niveles, raya lo inadmisible.
    Disfrutamos de muchas cosas de forma gratuita porque para mí, somos el producto. Siempre lo seremos. Y cualquier postura respecto a este hecho es respetable. Pero solo hemos de acudir a ver cuál es el negocio de cada empresa para entender que producto se vende. Unos venden hardware, y son el 90% de su negocio, otros software y servicios, y es el 90% del suyo, y otros publicidad y es el 95% de su negocio.
    Respecto a la jugada de Apple, estoy convencido que lo que subyace, en gran medida es el diversificar ingresos, y ganar dinero. Pero para ello utiliza un argumento primordial, que puedes comprar o no, pero que puede traicionar sólo de forma parcial y no de forma clara y rotunda. “Apple defiende tu privacidad”. Podemos reírnos de la afirmación, te lo compro, pero ciertos movimientos a la hora de establecer compromisos de empresa con el cliente tienen en cierta medida un efecto de “contrato” no escrito.
    Apple va a instalar bloqueadores en IOS 9. Pues tal como está el tema, bienvenido sea. Y estoy seguro que por el camino pretende ganar dinero. Sin duda. Y no menos importante, que otros que están ganando dinero en su plataforma tengan más dificultades en ganarlo.
    Para Google, según he leído, la publicidad en los dispositivos móviles es el 30% largo de sus ingresos. Y de estos más de un 60% son en IOS. (Dato espeluznante, si tenemos en cuenta el número de dispositivos de IOS y de Android). Eso rondará el 20% de sus ingresos totales.
    Facebook ronda otro 20% en las plataformas de Apple. Y otros tantos actores recopilan información en su plataforma.
    Lo dicho por ti me vale. La jugada de Apple es redonda. Vendo privacidad (y me repito, eso obliga). Ganaré ingresos por publicidad, eso sí, no intrusiva, y les toco el morro a mis rivales. Veremos que hacen estos. Me reitero, batallas menores de empresas mastodónticas, que parecerán enemigos acérrimos en unas cosas y hermanos en otras. Los mortales poco podemos decir.

    • ¿No he dicho precisamente eso? El tema de “si no pagas por el producto, eres el producto” va a dar para un post aparte, porque eso es cierto (Google, Facebook, en parte Microsoft), pero es que incluso pagando por el producto también lo somos. Puede que menos, pero lo somos. Lo explica bien el caballlero al que enlazan desde TechDirt, pero allí también tienen un buen resumen.

      Como dices, veremos cómo reaccionan los demás. Saludos!

  3. Pingback: La gente paga por lo que quiere | Incognitosis

  4. Pingback: Adblockers y el fin de una publicidad (I): El fin del “contrato verbal” entre usuarios, medios y anunciantes | Marc Martí

Comentarios cerrados