Tecnología

Un MWC de notable alto

·

Ya habréis notado que llevo un tiempo sin acabar de coger el ritmo en Incognitosis. Los días de descanso que me tomé la semana pasada se unieron al viaje al Mobile World Congress 2016 que empezó este lunes oficialmente -el sábado pasado oficiosamente- y que también me han tenido especialmente entretenido. 

Había comenzado a escribir un pequeño post en el AVE de ida a Barcelona el domingo, pero al final se quedó a medias. El frenesí que suele invadirnos a todos en estos encuentros hizo difícil completarlo, pero al menos os puedo contar de qué iba aquella reflexión: de que acudía al MWC con las expectativas justas. Con una actitud muy surprise-proof, si me permitís darle la patada sajona a nuestro real diccionario de la lengua. Pues mira por donde, hubo sorpresitas. Allá va mi resumen:

LG y la realidad modular

La mayor, la del LG G5, un dispositivo que aunque tiene todas las papeletas para estrellarse como todos los años -falta músculo en marketing y posicionamiento en tiendas- lo hará con estilo. El G5 es un terminal valiente, original y con muy pocas pegas -algunos hablan del diseño, pero incluso en eso es innegable que se trata de un producto con personalidad propia-.

lgg51

Aquí es imposible no hablar de esa modularidad del terminal y de cómo esa parte baja desmontable que permite insertar baterías adicionales, DACs para darle una nueva dimensión al audio (esto mola mucho) o grips para potenciar las funciones de cámara podrían servir para darle un nuevo sentido al producto. Dudo que lo hagan por la misma razón de antes (marketing, chavales), pero aún así, chapeau. El producto de la feria, en mi opinión. 

Samsung la tiene más grande que nadie, y presume de ello

Lo del evento de presentación del Galaxy S7 fue de traca. Un despiporre de medios y de pasta en el que de repente nos encontramos con un emplazamiento con 5.000 asientos cada uno con unas Gear VR y un Note 5 en su interior -a saber cuántos desaparecerían del evento-. 

BehindStory_UnpackedEvent_Main_2

El uso de la realidad virtual para edulcorar la presentación del S7 fue en mi opinión una memez, sobre todo porque a poco que uno tenga algo de sentido común y perspectiva quedó claro que hoy por hoy las Gear VR solo pueden aportar fuegos artificiales a un lanzamiento como este. La calidad de la experiencia de RV es decente, y los vídeos en 360, aunque curiosos, son poco prácticos porque para disfrutarlos lo suyo es estar de pie. Si uno está sentado, malo: las tortícolis pueden surgir por doquier. 

Se pasaron de vueltas con eso de querer convertir la presentación en un espectáculo, y de hecho se equivocaron con el detalle definitivo. Zuckerberg acabó quitándole el protagonismo al S7 y dándoselo a la realidad virtual. O más bien, a su realidad virtual.  La célebre foto provocó una retahíla de estúpidos posts -el peor de todos ellos, este– y la mayoría de los asistentes salieron del evento de Samsung no diciendo “qué guay, hemos visto el S7“, sino “qué guay, hemos visto a Mark Zuckerberg“. Fail.

Y luego, más despiporre: debajo de cada asiento, unas Gear VR para cada asistente, lo que provocó dos cosas. La primera, que más de uno aprovechara que no todo el mundo cogió la suyas para hacerse con varias unidades -vi a un tipo con cuatro en una postura más propia de una mudanza que de otra cosa-. La segunda, que de repente Wallapop se llenara de gafas de las que la gente quería deshacerse. Que en Samsung regalaran estas gafas podía además responder a dos situaciones: o bien no han vendido prácticamente y tenían que quitárselas de encima, o bien han querido convertir a las Gear VR en una excusa para que la gente diga: bueno, ya tengo las gafas, así que ya solo me queda comprarme un S5/S6/S7. Yo diría que en realidad lo que pasó fue una mezcla de estas dos circunstancias. 

galaxys7

Llevo cuatro párrafos hablando del evento, así que fijaos lo que dio de sí: tanto que apenas tengo ganas ya de escribir del Galaxy S7: un telefonazo que eso sí, es conservador en muchos ámbitos. Me pareció raro (y decepcionante) que siguieran apostando por el puerto MicroUSB, pero la cámara parece de otra galaxia -veremos en pruebas finales- y sigo creyendo que si tuviera que comprar un móvil de gama alta acabaría comprándome el Edge: esa pantalla curva es una absoluta maravilla que solo sirve para eso: para maravillar. Menos mal que soy un tío práctico. Por ahora.

Xiaomi vuelve a enamorar

El Xiaomi Mi 5 presentado esta mañana -yo volví ayer, así que lo he visto en modo espectador- es el producto más espectacular de la firma casi desde que este fabricante chino comenzó a dejarnos asombrados. Los últimos dos años habían sido un poco meh para unos productos que estaban muy bien si uno hablaba de gama de entrada y media pero que no acababan de convencer como dispositivos de gama alta. 

xiaomi-mi5

Eso cambia con el Mi 5, que recupera ese motto con el que todos identificábamos a Xiaomi hace años. Es un teléfono de gama alta a precio de gama media. Es un monstruo en casi todo -no sé por qué, pero me da que la cámara va a estar un peldaño por debajo del resto a pesar de su estabilización- pero como comentaba en The Unshut, hay un problema fundamental que afecta a Xiaomi desde sus orígenes.

Que no vende en Occidente.

Si lo hiciese otro gallo cantaría, porque hay muchísima gente esperando un producto con esa relación precio en estos mercados. Y si no que se lo pregunten a todos los que han (hemos) comprado productos como los de OnePlus -por cierto, cero noticias de ellos estos días, curioso- o de otros fabricantes “menores” chinos.

No sé cuál es el problema: ya no parece tema de posibles demandas por violación de patentes, sino quizás un tema de recursos en temas de distribución y canal o de inversión en marketing -que casi no necesitarían en realidad-. El caso es que siguen con un ritmo de expansión de caracol, y solucionar eso debería ser su foco en los próximos meses. Veremos.

Las decepciones, también de notable alto 

Ha habido mucho más que contar, claro, pero si hay que destacar también otro tema es el de las decepciones en materia de movilidad. Por ejemplo, acabé un poco cansado de oír cómo la realidad virtual se convertía en argumento de salvación para estos dispositivos o para los que los fabrican. Eso es cierto probablemente solo en un caso: HTC y su Vive, un producto que a pesar de costar un dineral podría, efectivamente, ser una de las pocas papeletas que le quedan a esta empresa para sobrevivir a la vista del fracaso de sus smartphones. 

lumia650

Para las demás, mucho ruido y pocas nueces. No probé gran cosa, pero LG presentó su propia solución, Samsung dio el citado bombo y platillo a sus Gear VR y su cámara de 360 grados -de nuevo, a mi esto me parece un poco fuegos artificiales- y parecía una de las cosas de las que había que hablar sí o sí en el Mobile. Teniendo en cuenta que cada fabricante está apostando por su estándar, me da a mí que vamos a acabar con un guirigay importante en este ámbito en el que los usuarios no van a tener ni idea de qué escoger. Mal. 

Para decepciones las de Sony y Microsoft. La primera se deshizo de golpe y porrazo de su legendaria gama Z y ahora se ha sacado de la manga una gama X que es claramente menos ambiciosa y que yo diría -aquí hablo un poco cogiendo el tema con pinzas, apenas pude tocar los cacharros- en una segundona definitiva con vistas a desaparecer en el terreno de la movilidad. Qué pena. 

La segunda, Microsoft, me da aún más pena: el stand de este año era mucho menos llamativo que el de otros años, y su ambición quedó en agua de borrajas con un lanzamiento muy tímido -el Lumia 650 es un producto descafeinado- y la ausencia prácticamente total de novedades respecto a Windows 10 Mobile: ¿por qué no aprovechar la feria para lanzar de una vez la versión pública final para todos los dispositivos que actualmente tienen Windows Phone 8.1? Pues yo diría que porque sigue estando verde,  eso es una verdadera tragedia. 

Pude hablar con un viejo conocido de Microsoft -si me lees, ya sabes a qué me refiero, campeón- y compartí con él mis dudas y preocupaciones respecto a una plataforma que tiene muchas luces, pero a la que le asolan las sombras. Si en Redmond no dan respuesta a esas sombras pronto, podrían estar heridos de muerte en el terreno de la movilidad. Pulir el sistema operativo para evitar inconsistencias, resolver el problema del software, convencer a los fabricantes de que apuesten por W10 Mobile e invertir a lo grande en marketing son asignaturas pendientes muy gordas que no parecen tener fácil resolución. Lo dicho. Una tragedia. 

Por encima de Sony o Microsoft, ojo, había otras decepciones aún más grandes. Puede que ni siquiera sean decepciones. Puede que sean más bien atentados al sentido común. 

Que en la feria de la movilidad más importante de todo el mundo no estén las dos empresas de movilidad más importantes de todo el mundo es irónico.

Cero Apple. Cero Google. Ambas se reservan el derecho a ir por su lado. A organizar sus propios eventos, a poder prescindir de todo el mercado porque es el mercado el que no puede prescindir de ellas. Esa prepotencia, ese desprecio a quien hace posible que estés donde estás, es en primer lugar sobrecogedor, pero sobre todo es causa de que uno les devuelva ese desprecio a estos dos gigantes. Si tuviéramos en cuenta solo esto, ninguna de ellas merecería estar donde esta. Pero el mundo sigue girando, y lo hace con nosotros validando a dos empresas que hacen lo que quieren, cuando quieren, y como quieren. Muy a lo Shaquille con su artículo 34, vaya, como diría el tristemente desaparecido Andrés Montes.

Los pequeños también lo intentan

Es inevitable hablar de las grandes, pero los pequeños fabricantes y desarrolladores también tuvieron un papel relevante en este MWC. Eso se notaba en los pasillos de los stands: por pequeño que fuese el expositor, uno percibía que la mayoría se había contagiado del ritmo frenético de la feria. Muchas conversaciones, muchas oportunidades para brillar -o intentarlo- y la clara demostración de que aunque las ferias se convierten en una locura para los sentidos -todos tratando de captar nuestra atención- son un escaparate perfecto sobre todo para esas pequeñas empresas que no pueden tener una exposición igual durante el resto del año. 

ubuntu1

Si hay una empresa que precisamente podría beneficiarse de esa exposición, esa es Canonical. Volví a entrevistar a Shuttleworth años después -esta vez sin la maldita guitarra de fondo- y tuve tiempo de juguetear tanto con la tablet de bq como con el nuevo Meizu Pro 5 Ubuntu Edition que tenían en el stand. Ambos productos me dejaron frío, y lo único que me dio algo de esperanzas, sorprendentemente, fue el Nexus 4 que tenían conectado a los monitores y que permitía echar un vistazo real al estado de la convergencia en Ubuntu. Que en resumidas cuentas -y aquí vuelve la descarnada y descorazonadora realidad- sigue siendo muy, muy limitada. Lo comentaba precisamente con un lector que me encontré en el stand y me reconoció -¡saludos, Marcos!- y que como buen Ubuntu Insider trató de convencerme de las virtudes de una aproximación que me temo que sigue sin estar ahí. Demasiado verde, demasiado corta, demasiado limitada. 

Pero la feria también es una excelente oportunidad de encontrarse con viejos compañeros y amigos o de conocer a algunos nuevos. Lo curioso es que a muchos de ellos te los cruzabas por sorpresa -parece mentira la cantidad de encontronazos que tuve con la cantidad de gente que hay- y eso daba pie a esas pausas kit-kat que eran como un regalito para el ajetreo tradicional que conlleva esta feria. Hubo incluso anécdotas simpáticas, como otro encuentro con un lector y patrón (¡saludos a ti también, Jorge!) o el hecho de que uno de los profesionales de Telefónica que me explicó los misterios de la eSIM resultó que había empezado en la Facultad de Informática de la UPM conmigo y se acordaba de mí. Yo, siento decirlo, no me acordaba de él, pero claro, he tratado de borrar la mayor parte de aquel infierno de mi memoria, je. 

Un MWC muy decente, la verdad. Toda una sorpresa considerando las expectativas que llevaba en el viaje. 


 

Si os ha gustado el artículo, quizás queráis aportar. Significa mucho más de lo que imagináis. ¡Gracias!


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

21 comentarios en “Un MWC de notable alto

  1. Desenfoque Selectivo dice:

    Javier que bueno que te halla sorprendido todo eso, pero acaso el teléfono de HP no te interesó ni para mencionarlo.

    A mí a lo lejos y puede que a muchos, al ver la desproporción de la cobertura de cierto medio en relación a la firma coreana más grande, por bueno que sea el producto, se me hace imposible no recordar ciertas sentencias judiciales a dicha firma en el pasado en relación a pago de “trolls” y cosas por el estilo, evidentemente esto no lo digo por tus artículos, pero se vuelve uno suspicaz$$$.

    • El teléfono de HP no lo vi, no puedo opinar mucho la verdad. La cobertura que recibe Samsung puede llegar un poco cansina, sí, pero me temo que aunque haya gente que no quiera tanta info del tema, sí hay otra mucha que busca todos esos detalles, aquí es cubrir demanda aunque siempre es difícil encontrar el equilibrio. De todos modos yo ahí no tengo voz ni voto, soy un currito más :/

    • ¡Muchas gracias Uxío! En realidad seguro que habría más que contar pero no quería enrollarme mucho más… Ha habido buenas coberturas por ahí, pero claro, sobre todo muy informativas. Saludos!

  2. Coincido contigo en que lo más interesante de este MWC ha sido el G5. Ahora bien, temo que va a ser más un fracaso estrepitoso que otra cosa. LG ya lo tiene difícil per se para triunfar en la gama alta, y meter algo tan de “nicho nerd” como los módulos no les va a ayudar nada.

    Para el próximo año temo que los módulos desaparecerán del G6 y los dejarán para una línea aparte. Por una parte es el movimiento lógico, pero otra temo que algo así haga que el tema modular se quede como una anécdota y reciba muy poca atención.

    Aunque quizás estoy adelatando mucho los acontecimientos. YA veremos que pasa…

    • Land-of-Mordor dice:

      Lo de los módulos es algo que da “picante” al G5, pero incluso prescindiendo de ellos, esa doble cámara (no hay reseñas sobre su funcionamiento por lo que he podido ver) y el resto de lo que le “arropa” (no entiendo las puyas con respecto al diseño) es suficiente como para que atraiga el interés del público.

      • Mmmm no probé lo de las cámaras más que un momento -la del gran angular de 8 Mpíxeles es brutal, por cierto- pero seguro que le daremos un buen repaso en cuanto podamos. Mucha gente se quejaba del diseño raro, pero ya sabes: en estas cosas para gustos los colores. A mí no me disgustó en absoluto.

      • Exacto, LG aún tiene oportunidad, yo vi el diseño en los renders, y filtradas, me parecía una cosa de locos, horrible. Ahora bien una vez viéndolo en detalle esta bastante bien, y si no fuera por la doble cámara, que habrá que ver si sirve para algo al fin y al cabo, me resulta bonito, eso si como el Galaxy S7 no hay nada.

        Además LG tiene a su favor que sus precios bajan considerablemente rápido, eso es bueno o malo pero ahí esta.

        Samsung se lleva la gloria con merecida razón, y LG otra vez causa expectativas pero muchos dudamos que llegue a grandes e inmensas masas, aunque si tienen un precio rompedor cada quién lo pensará antes de dar 800 dólares por un Samsung.

        dos saludos

    • Sí, estas propuestas son difíciles incluso aún intentándolo empresas como Samsung o Google si lo hiciera. Yo creo que de todos modos son intentos necesarios, triunfen o no. Podrían marcar tendencias de futuro, así que bien está tanto si lo consiguen como si no. Ojalá que eso les permita ganar cuota porque se lo merecen.

  3. Land-of-Mordor dice:

    “…por cierto, cero noticias de ellos estos días, curioso- o de otros fabricantes “menores” chinos…”

    Siento ponerme en plan “winphonero” de weblogs, pero algo presentaron los de Oppo, aunque creo que estaban más interesados en sacarse fotos con el Bartomeu (ya que patrocinan al Barça que menos). Esa carga rápida en 15 minutos (en principio parece que sin afectar a la vida útil de la batería) y ese estabilizador de sensor de 3 ejes prometen mucho. Eso sí, la ausencia de al menos el anuncio del futuro Find 9 que los incorpore deja la presentación descafeinada.

    P.D.: Gracias por darles el aviso a tus “compis” de trabajo, que al menos lo han publicado, aunque sea en mini artículo de compromiso en la “página intermedia” que es Xataka Android XD

    • Cierto lo de Oppo, gracias por el aviso, yo de nuevo aquí no tengo poder de decisión pero la característica tiene desde luego buena pinta y está bien que los chicos de XTA también tengan su oportunidad para contar cosas y enriquecer ese medio. Veremos lo del estabilizador -ya sabes que el Xiaomi Mi 5 iba aún más allá con uno de 4 ejes- pero sí, aquí quizás hubiera sido buena idea presentar el Find 9 también. Huawei también me decepcionó en ese sentido, bien por el Matebook pero esperábamos móviles.

  4. Gaizka dice:

    Javi, coincido contigo en el Lg G5, para mí una de las mayores sorpresas.
    Pero, como dice Desenfoque Selectivo, la apuesta de HP es digna de mención, sobre todo con lo que sueles hablar de convergencia.

    • Es que como digo no lo vi… leí algo sobre él pero no llegué a toquetearlo y no tenía mucho con lo que opinar. Puede que en el futuro retome el tema porque la verdad es que es curioso que HP vuelva al terreno de los smartphones y lo haga con un Windows Phone muy empresarial. A ver si ahí dan en el clavo.

  5. Para mi el Galaxy S7, fue lo mejor.

    Valoro lo de LG, el diseño me desagrado en filtradas, pero al ver en detalle paso lo mismo que con el Nexus 6P, se ve bien y es protuberancia no es más que “efectos de luz” o angulo de visión.

    LG, fue valiente, sólo espero que no les salga mal la jugada o no tan mal, eso de “friends” no me agrado pero hay cosas interesantes, aunque me da la impresión que ninguno de esos friends (cámara, robot, gafas VR) están terminados, y es más como una prueba. Que lo hagan a mitad de año lo entiendo, pero en el MWC, que es punto de partida para el año completo, no.

    Samsung, si ya el S6 me gustaba este S7 Edge y aunque me parece mucho menos elegante (no sé… lo noto como gordo, o más bien por los bordes tan redondos) me encanto, la cámara apunta a ser de lo mejor, y ofrece cosas notablemente llamativas como lo del foco, yo con mi Note 4 no sufro con el foco pero sólo al ver vídeos noto que será una cosa de otro nivel. La gafas Gear en realidad han recibido cientos de elogios, y hasta de fanboys de Apple, entonces tal vez me las compre también aunque no me apetece tanto.

    Odio tener que decir que Touch Wiz con la barra de notificaciones blanca, se ve diferente… y hasta lindo, además de otras cosas que yo al tener un Samsung he notado que han cambiado, también el Game Launcher me llama mucho la atención por eso de mi canal, y que tal parece han limpiado aún más la interfaz que no el bootloader, ya que ahora según vi vienen una docena de aplicaciones de Microsoft en cada Samsung, y como ya no es una prioridad hacer “root” será deshabilitar aplicaciones como loco… entonces.

    HTC, Sony, y Lenovo, ZTE, nada interesante, aunque si afirman propuestas y son realmente grandes opciones para digamos teléfonos “buenos”.

    Lo de HP me gusto, y que en verdad la estabilidad que ofrece Windows 10 y fluidez es fenomenal. Pero ya no se trata del hardware, es más bien el ecosistema, yo que trabajo “con Google” – por decir algo – (Youtube Studio, Adsense, Chrome, Android, Gmail, Keep, G Now), es casi perfecta la plataforma Android, en serio, tengo todo de sincronizado, al día, seguro (verificación en dos paso) y todo mi entrenamiento se ve reflejado bajo Android (El Galaxy Note 4, Moto G, iPhone 6 Plus –upps, Nexus 7, Nexus Player, Chromecast), todo perfectamente sincronizado bajo Google.

    Que Microsoft logre que yo valle a Windows en móviles lo dudo mucho, aunque lo tenga en mi laptop. No estoy negando el cambio, que tal vez y haga algo sorprendente pero como dices Javier, lo tiene difícil… al menos me gustaría ver una propuesta decente para un usuario promedio que quiera usar y sacar provecho de forma normal a un teléfono, y que tenga propuesta tanto en gama alta como en media.

    dos saludos

  6. Pablo dice:

    Es el momento de comprar LG!!
    El G4…315€ !!
    Y así cada año.
    He visto los declives y caídas de Sonimag, Simo, y ahora le toca al Mobile.
    Prácticamente más de lo mismo.
    (Por cierto, Javi, “la mayoría HABÍA. ..” y no “la mayoría HABIAN…”, soy un maníaco de la corrección, Vd. disclupe.

  7. Jorge dice:

    Saludos de nuevo, me hizo ilusión encontrarte en persona en el MWC 🙂

    Por cierto, lo de “cero Google”, no estoy de acuerdo. Tenía puestecillos de Android al menos para invitarte a una bebida igual que el año pasado, y un stand de Google en el pabellón 8.1. Cierto que no hizo eventos ni nada interesante, pero al menos puso su nombre y su gente en un stand de un pabellón. Cierto que no era nada interesante, pero al menos cero no es creo yo.

    Y sobre el MWC, me gustó especialmente el LG G5, y con el DAC mejorado se oía especialmente bien. Ojalá triunfe, aunque a mi me gustan los móviles más pequeños (tengo un Z3 compact, y no me ha gustado demasiado el movimiento de Sony).

    • Hola de nuevo Jorge, cierto, cierto, moló ese momento encuentro 😉 Pues ahora mismo edito el artículo, ni me enteré de lo de Google, buen apunte. Lástima lo de Sony que huele a retirada gradual, y sí, el LG G5 con el DAC yo también lo probé y se oía fantástico (y eso que yo tengo oído de corcho). A ver a qué precio salen los “Friends”…

      ¡Saludos!

Comentarios cerrados