Tecnología

Nexus != irresistible

·

Llevo un día de esos que es mejor dejar aparcado a un ladito. Me ha tocado venirme a Londres para una presentación de cierto fabricante, y como siempre ocurre con las presentaciones londinenses, es difícil que la cosa compense. Las 8 horas que uno tarda en llegar de puerta a puerta a destino es de traca, sobre todo si tenemos en cuenta que tardas tanto en volar aquí como en el traslado desde Gatwick (en este caso) al hotel: dos horas.

De hecho, esta vez he tardado más en el traslado (casi dos horas y media), y a eso se ha sumado el hecho de que he cenado (por cuenta propia) una ensalada César digna de Le Cocó, que costaba 11 librazas (he decidido cambiar el nombre oficial de la moneda británica) y cuyo Bill Of Materials era probablemente de unos 50 peniques. Así, tirando por lo alto. Aún se están riendo de mi en Gourmet Pizza Company -que así se llaman los avispillas-, y de hecho es probable que hayan llamado a los amigotes de Le Cocó para comentar que en Londres hay todo un mundo de sensations por descubrir, y de tolais como yo a los que estafar. Mal.

Así que más vale que lo que nos cuenten mañana merezca la pena, porque de momento hoy me he perdido uno de los eventos del mes: la presentación de los nuevos Nexus 5X y Nexus 6P de los que han hablado tanto mis compañeros de Xataka como el resto de medios tecnológicos. De lo que he visto, lamentablemente, lo de siempre: refritos de las notas de prensa que difícilmente nos hacen pensar en el impacto real de estos dispositivos. Solo mi compañero Juan Carlos González ha tenido el acierto de dejar claro que eso de que los Nexus son irresistibles ya parece cosa del pasado. Al menos, fuera de Estados Unidos, porque la paridad euro-dólar y los impuestos hacen que los precios aquí (desde 479 € para el Nexus 5X, desde 649 € para el Nexus 6P) sean poco apetecibles por diversos motivos.

nexus5x1

A falta de tenerlo en la mano y de probar su cámara, cosas como su procesador (Snapdragon 808) su memoria (2 GB) o su capacidad de almacenamiento básicas (16 GB) me parecen más de un gama alta venido a menos que otra cosa. No tenemos microSD, pero al menos sí tenemos carga rápida y cosas interesantes como el puerto USB-C (con interfaz USB 3.1 por lo que parece, pero supongo que será una Gen1, o lo que es lo mismo, 5 Gbps de tope, no 10). También está el lector de huella dactilar, pero tenerlo detrás le quita encanto cuando uno de los usos más frecuentes es el de utilizarlo con el móvil apoyado en una superficie. Por 379 dólares el producto mola, desde luego. Por 479 euros, de irresistible, lo que se dice irresistible, tiene poco.

Y luego está el 6P, más sólido en todo (una frontal de 8 MP, tremendo), pero que sigue la línea del Nexus 6 del año pasado, al que iguala en tamaño gracias a los nuevos marcos con los altavoces aunque la diagonal de pantalla sea inferior. Eso no mola. Nada. No sé si el diseño me convence en ninguno de los dos casos, y aunque entiendo que la protrusión es necesaria por la cámara, pasa lo de siempre. ¿Por qué no aprovechar el grosor extra para meter más batería? Es un gama alta interesante, pero desde luego no rompedor. Y que además se comercializará de nuevo a través de Google Play, nada de operadoras, lo que le resta mucho mercado: si Google quiere entrar en esta guerra tiene que darse cuenta de que la gente «normal» no compra dispositivos en Google Play. Eso es solo para comprar aplicaciones y juegos, le explicarán los vecinos y vecinas del lugar.

Me da rabia decir esto, pero creo que hay varias alternativas mejores en esos dos rangos de precio hoy en día. Google parece querer jugar al juego de la gama alta cuando ella no controla todo el ecosistema, por mucho que colabore con LG y Huawei para fabricar estos dispositivos. Lo dije ya anteriormente e insisto ahora: los Nexus no deberían ser dispositivos para ganar dinero, sino, como ocurría con los Nexus 4 y 5, deberían ser productos buenos en prestaciones, mejores en precio, y que sobre todo -sobre todo- sirvieran para vendernos las bondades de las nuevas versiones de Android.

Qué pena, Nexus. Te has vuelto «resistible». Mucho.


Tu aportación es importante, así que si quieres y puedes, aporta vía Dropcoin

 

 

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “Nexus != irresistible

  1. Vicent dice:

    Está claro que vamos hacia una temporada larga de precios más altos en productos de tecnología.
    Ya vimos diferencia en los Samsung, en Apple, (y aquí aún esperaba más) y ahora Google. Sólo que en este caso extraña la magnitud. Triplica y cuadriplica en porcentaje la diferencia aplicada por Apple y Samsung. Probablemente esperan que el euro se devalúe aún más respecto al dolar, , que lo hará, y se han cubierto en salud para toda la vida comercial del dispositivo.
    Respecto a lo que comentas de los precios, y que no deberían ser productos para ganar dinero, está claro que viene determinado por la poca gracia que a los Samsung, Sony, LG, etc. les debe hacer tener a su «socio» suministrador de software como competidor a precio de coste en gama alta, erosionando aún más sus ya estrechos márgenes.
    Con el Nexus 4, y sobre todo el 5, se escucharon ruidos de sables. Google prefiere llegar a una solución de compromiso.

  2. Peni dice:

    He tenido dos teléfonos de gama alta Galaxy S3 y S5 (el 1º con pardo y el 2º regalado) y tengo claro que nunca más, ni a la marca ni al precio. No valen lo que cuestan ni de lejos. No digo que sean malos aparatos, pero no veo razones objetivas para pagar más de 400€ por un móvil y menos aún por un Nexus. Los teléfonos no son el eje del negocio de Google y me parece un robo directo trabajas con un margen tan alto. entiendo que no pierdan dinero, pero para ese rango de precios debería ser una carcasa de platino por lo menos.

  3. Pingback: Nexus y la futilidad | Incognitosis

Comentarios cerrados