Tecnología

¿Qué nos ha dejado el CES 2016?

·

Pues multitud de cosas, algunas más chorras que otras, por supuesto. El Faraday Future FFZERO1 que encabeza esta entrada es una de las flipadas por antonomasia de este frenesí tecnológico, pero como todos los años hay de todo y para todos. Y por supuesto, listas con lo mejor del CES según distintos medios que tratan de orientarnos y que a mi me sirven para hacer repaso rápido de la feria.

De la de BoingBoing me quedo con el Parrot Disco de ala fija pero no con tontadas como el despertador con olores, mientras que la de FastCo diría que desde luego las HTC Vive Pre plantean un cambio importante al combinar realidad virtual con aumentada, un poco al estilo de HoloLens. Allí mencionan también otra de las flipadas de la feria, el Ehang 184, ese dron gigante de transporte de personas que hoy por hoy -como en el caso del FFZERO1- no es más que una bonita maqueta.

dell1

Wired también tiene su propia lista en la que hay algunos productos geniales como la Kodak Super 8 que como concepto nostálgico mola pero que no llegará probablemente a nada. De la de Engadget, con unos cuantos candidatos, me quedo tan solo con el Razer Stealth, el Ultrabook para juego, pero no por él, sino porque junto a él llegará Razer Core, esa curiosa docking station que parece rendir homenaje a los viejos MacPro y que permite contar con dos gráficas externas de AMD o NVIDIA para cuando necesitamos más chicha en nuestro portátil. Y lo mejor de todo, que parece que podremos usar esta docking con cualquier portátil vía Thunderbolt 3, otro de los estándares que parece ganar terreno gracias al uso de USB-C.

Yo diría que este último es precisamente uno de los ganadores del CES, donde buena parte de los cacharritos que podían integrar este puerto lo han elegido sabiamente. Al triunfo de USB-C parece unírsele el pequeño fracaso de las impresoras 3D, que a estas alturas parecía que iban a conquistar el mercado pero que aún teniendo presencia en la feria no parecen haber evolucionado tanto como muchos esperaban.

Me ha gustado no el cacharro, sino la crítica que han hecho en Gizmodo al cacharro de Samsung: ese frigorífico con tablet gigante incorporado es una memez que muchos otros medios han querido destacar por lo llamativo y que tiene muchos más inconvenientes que ventajas.

Y el que sí me ha gustado es el Dell 23 Wireless Monitor, que cuenta con un soporte que es a su vez base de carga inalámbrica, una idea genial dado que muchos acabamos dejando el móvil al lado de ese soporte. Si lo dejamos encima, eso que ganaremos. El Dell UltraSharp UP3017Q con pantalla OLED y conexión USB-C tampoco tiene mala pinta, ea. Por cierto, nada de monitores 5K, ¡qué bajón!

Mucho más ambicioso y probablemente más impactante es desde luego Oculus Rift, que por fin ha descubierto su polémico precio de venta. Esos 599 dólares -699 euros- que cuesta han dado para mucho debate -yo ya he escrito sobre eso y sobre lo otro– pero creo que es muy pronto para saber si ese coste es realmente elevado o no. Mi sensación inicial fue soltar un “Not.Cheap.” pero una vez digerido el tema creo que las Oculus Rift son hasta baratas. Las revoluciones tecnológicas suelen tener un precio elevado, y este no me lo parece tanto si como parece esa revolución es de una magnitud brutal. Pero claro, puede que no lo sea. Tendremos que esperar.


Si os ha gustado el artículo, quizás queráis aportar. Significa mucho más de lo que imagináis. ¡Gracias!

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard