Tecnología

Los tres pecados del Dell XPS 13

·

Mira que le tenía ganas al Dell XPS 13. Lo dejé claro cuando lo anunciaron durante el mes de enero, y fui persiguiéndolo durante semanas. Les pedí a mis jefes en Xataka que me dejaran a mí hacer aquel profundo análisis, y eso sirvió para acabar de decidirme. La era del MacBook Air había acabado, y el 27 de abril se iniciaba la era del Dell XPS 13. Me las prometía muy felices.

Algunos de mis patrones en la campaña de Patreon -sigue creciendo, ya son 32 que aportan 76 dólares/mes– me habían pedido desde hace tiempo una reflexión sobre el Dell XPS 13 tra estos primeros meses de uso, y me resistía a darla por dos razones. La primera, que acabé algo cansado tras investigar tanto sobre el portátil y plasmar el resultado en Xataka.

La segunda, mucho más importante: la decepción.

Trabajo todos los días con el Dell XPS 13. A todas horas, continuamente. Eso me hizo plantearme la compra de la Docking Station de Dell, un accesorio que cuesta un congo (215 euros) y que en realidad no me hacía falta. Conecto el portátil en modo barato, es decir, aprovechando los puertos a tope. La imagen, y la explicación:

 

dellxps13

Tengo conectado el Dell de forma normal a la corriente, al cable mini DisplayPort y a la cadena de audio (minijack 3,5 mm). Pero además ocupo sus dos puertos USB 3.0. Uno con el adaptador Unifying (justo no sale en esa imagen, porras) de Logitech para usar mi teclado, un Logitech K800, y mi ratón, el MX Master, y el otro para conectar un hub USB de HooToo (vaya, ya no está disponible) con tres puertos USB 3.0 y un Gigabit Ethernet. Este último, por supuesto, lo tengo enchufado siempre al switch GbE que a su vez está conectado al NAS y, por supuesto, al router de casa.

Eso me resuelve mis necesidades ya que no suelo conectar y desconectar demasiado el equipo, y no necesito conectarlo a más monitores, por ejemplo. Todo correcto, ¿verdad? Pues no.

Y no es correcto porque a estas alturas de la película, con un producto que lleva nueve meses en el mercado, Dell me ha demostrado ser una empresa con un servicio de atención a su comunidad de usuarios y clientes bastante deficiente. Tres son los grandes pecados de este Dell XPS 13 que se ha convertido en un producto sin apenas encanto para mí.

El touchpad

Lo comentaba en el análisis de Xataka, y lo confirmaba poco después en este blog. Windows y los touchpads tienen una relación bastante lamentable. He probado unos cuantos portátiles a lo largo de toda mi carrera, y ninguno de los touchpads que he probado -ninguno, insisto- se acerca a la experiencia de uso que ofrecen los trackpads de los MacBook.

touchpad

Es una realidad que era patente desde hace años, pero que parece que podía solucionarse con el Dell XPS 13 y su “touchpad de precisión”. Microsoft se ha inventado ese término en Windows 10 para identificar a touchpads que cumplen estrictas especificaciones de construcción y diseño, y que teóricamente deberían proporcionar una experiencia mejor, más unificada, y con mayor soporte de gestos.

Pero eso no es así. Ni de lejos. El touchpad del Dell XPS 13 inició su andadura repleto de problemas, pero a estas alturas muchos usuarios seguimos sufriéndolos. En el hilo del foro de soporte hay 20 páginas de mensajes en los que todo tipo de personas se quejan de todos esos problemas. Yo, sinceramente, he acabado odiando este touchpad. No soporto el molesto lag (haces scroll y el touchpad no responde hasta unos preciosos milisegundos después), y tampoco logro configurar a mi gusto el scroll vertical, que desplaza o mucho o muy poco, que no frena con la rapidez que quiero si me paso de largo, y que es especialmente tortuoso de usar.

¿Se puede usar el touchpad de este portátil? Desde luego. El problema es que cuando uno ha probado otras cosas, tener que limitarse a esto es un decepcionante. Afortunadamente el 95% del tiempo uso el portátil como PC de escritorio y tiro del ratón. Pero eso, claro, no es excusa.

El extraño caso del monitor externo

En esas sesiones de trabajo intensivas hago uso de mi también recién estrenado BenQ GW2765HT, un monitor 1440p de 27 pulgadas que tiene su historia (en dos partes, una y dos) y con el que por lo general estoy muy contento.

xps13-2

El problema del que estoy hablando no creo que sea del monitor, de hecho. Conectar el Dell XPS 13 por el puerto mini DisplayPort al puerto DisplayPort (completo) del monitor es un poco lotería. Unas veces conecta y funciona, y otras no.

Es, que yo sepa, problema de los controladores de Dell, que al fin y al cabo son los de Intel. Da igual que tenga instalados los más modernos para la GPU Ingel HD Graphics 5500 integrada en el SoC. Da igual que reinicie el ordenador, o lo apaque del todo y lo encienda, o desconecte cosas para luego conectarlas. No logro saber reproducir el problema, pero el caso es que el Dell XPS 13 no funciona bien con el monitor externo: a veces no se detecta la señal.

Probaría instalando una distro Linux de nuevo para ver si efectivamente con otra plataforma la cosa cambia, pero me da una pereza enorme. Creo que el problema reside en los modos de suspensión e hibernación del XPS 13, que no están bien soportados y que hacen que el puerto mini DisplayPort aparentemente quede totalmente KO tras recuperarse de uno de estos modos, pero como digo, no logro estoy seguro, porque incluso apagando del todo e iniciando en frío tras esos problemas sigue sin haber señal.

La única solución pasa por lo visto por usar un rato el PC, conectado por DVI, y tras trabajar con él como venía haciendo antaño, volver al XPS 13 cuando me acuerdo. Es como si el Dell se diese cuenta de que efectivamente hay un monitor externo conectado, lo cual, de nuevo, me hace plantearme de quién es el problema. ¿No será del monitor? No soy el único sufriendo ese comportamiento errático, y pasa con otros equipos con el HD 5500 por lo visto, así que asumo que la historia viene por ahí.

¿Por qué sigues bufando?

Es menos importante, pero igualmente molesto a estas alturas. De hecho lo de los ventiladores que bufaban continuamente hizo que devolviese el Dell XPS 13 de pruebas inicial en Xataka. Una revisión de la BIOS (van 5 en nueve meses, mala señal) corrigió el problema, pero lo cierto es que no del todo.

xps13-3

Actualmente el portátil funciona con normalidad la mayoría del tiempo en esta faceta y el ventilador solo salta cuando le meto algo más de caña al equipo. El problema es que de cuando en cuando, sin que parezca lógico, empieza el bufidito. No exagerado, desde luego, pero empieza con una sesión de Chrome en la que quizás tengo alguna pestaña más de lo normal o algo de vídeo web.

Eso me pasaba en el MacBook de finales de 2010. Pero era con hardware de finales de 2010, así que casi cinco años después uno esperaría que el hardware ya no daría estos problemas. Pero los da.

Pecadillos extras

A estos pecados se le unen otros pecadillos curiosos para mí, como el del teclado, cuyos atajos son bastante más incómodos ergonómicamente que los que existían en el MacBook. Es algo solucionable con utilidades de terceras partes, supongo, pero no lo he llegado a probar.

dellxps13-3

 

Y sin embargo, me resulta incómodo hacer muchas cosas que están más cuidadas en el MacBook. No se trata de una cuestión de acostumbrarse, cuidado: hablo desde la experiencia. Medio año después me sigue costando trabajo hacer cosas chorras como bajar y subir el volumen, o bajar o subir el brillo de pantalla. En este caso ocurre que estas funciones las activo con la tecla Fn (porque me gusta tener el Alt+F4 para cerrar ventanas a mi gusto), pero creo que voy a volver al comportamiento anterior en la BIOS, donde se configurar esa activación permanente o no de las funciones alternativas de las teclas F1-F12.

Ahí entraríamos en la discusión sobre qué atajos son mejores, pero ergonómicamente creo que es mucho más cómodo cerrar aplicación en Mac (Cmd+q) que en Windows (Alt+F4), y lo mismo ocurre con lo situar el cursor al inicio o final de línea, que se hace igual en ambos (Fn+ <- o Fn + ->) pero que cambia por el estúpido detalle de que la tecla Fn es la que está más a la izquierda en los MacBook. En los portátiles Windows esa posición está reservada para la tecla Ctrl, así que de nuevo, quizás debería cambiarlas en mi teclado. Pero me molesta.

Luego están minucias. Como esa webcam situada en una posición maldita, que hace imposible esconder la papada y que muestra una perspectiva rara del interlocutor, o el hecho de que haya una tecla de desconexión de redes inalámbricas que uno pulsa más de lo normal al querer subir o bajar el brillo. Ays.

Conclusiones: así no, Dell

No puedo mentir: seis meses después, mi Dell XPS 13 es un portátil decepcionante. Pagar 1.000 euros por un equipo y que aparezcan este tipo de problemas es inadmisible. Tenía una razón fundamental para abandonar el MacBook Air: trabajar desde un portátil Windows y centralizar todo mi flujo en este entorno. Y aunque como equipo de escritorio se comporta (gracias al ratón y teclado externos, que tiene miga), no lo hace como portátil.

xps13-4

En la foto todo mola mucho. Pero una foto es solo eso. Una foto.

No sé cuánto durará esta particular relación, pero tengo claro que esta ha sido una mala inversión. No modificamos notas de productos en Xataka a posteriori -algo que deberíamos hacer tras las pruebas de uso prolongado- pero habría que hacerlo. Le concedí un 9,0 al Dell XPS 13, y no se merece esa puntuación. Ni de lejos.

La cosa se agrava más cuando uno descubre que algo raro está pasando en Dell. He tratado de lograr acceso a respuestas a estos problemas como periodista tecnológico, y la respuesta ha sido prácticamente nula tanto en el caso de Dell como en el de Microsoft -que también debe tener su parte de culpa-. Y si yo fracaso y tengo ciertas ventajas, no puedo ni imaginar lo que puede ocurrir en el caso de los usuarios normales.

O sí. Hace unas semanas un lector de Xataka me mandaba un correo para pedirme mi opinión sobre los problemas que estaba teniendo con la instalación de Windows 10 en su Dell XPS 13. Su particular historia de terror está más o menos narrada en los foros de soporte de Dell -él usa el alias  ‘XPS13_user_‘- pero quiso contarme el desenlace por correo. Os tengo que resumir ese mensaje, porque daría para un nuevo post: el servicio de soporte de Dell en España es una basura. Sencillamente, es así. Este usuario tuvo que acudir al servicio de Estados Unidos (menos mal que se manejaba en inglés) para que le dieran, entre otras cosas, la clave de activación que se negaban a darle inicialmente aún teniendo un equipo con licencia OEM integrada.

En realidad en todos sitios cuecen habas y es fácil hablar de estas historias de terror para todo tipo de productos y todo tipo de empresas, pero lógicamente este es mi blog, y Dell es la empresa en cuestión. Las críticas van hacia ella, pero son extensibles hacia la mayoría de servicios de soporte que existen en nuestro país, y que son asignatura pendiente absoluta para grandes y pequeñas de este segmento.

Resulta además especialmente sospechoso que Dell ya apenas venda modelos del Dell XPS 13. Me han llegado consultas de lectores que no veían disponible el que yo me compré (pantalla FHD, Core i5, 8 GB RAM, 256 GB SSD), y una vez tras otra me lanzaba a confirmarlo: actualmente Dell solo vende un modelo (uno) a 1.649 euros. Eso es todo. ¿Problemas de stock, u otra cosa?

Da igual. Tenga o no más modelos, mi mensaje es el mismo. Y ahora es cuando los fanboys me van a saltar con lo del “te lo dije” o con “ahí es donde se demuestra la atención a los detalles de Apple” o cosas por el estilo. Muchas probablemente ciertas, pero tenía que vivirlo por mí mismo a pesar de haber reconocido aquí hace poco al MacBook Air como el mejor portátil de la historia. Así que ya lo sabéis.

No compréis un Dell XPS 13.


Si os ha gustado el post, quizás queráis apoyar al blog con una contribución. Acabo de cambiar a una cuenta empresa para aprovechar la tarifa de micropagos de PayPal (5% + 5 céntimos por transacción), que es más adecuada que la habitual.

paypal

Esa comisión se resta de lo que queráis aportar, así que no tenéis que preocuparos más por el tema (ni yo tampoco).

Hasta que decida el formato final de los micropagos que quiero implementar, aquí tenéis esa opción, aunque para mi es especialmente importante eso de que apoyéis desde Patreon y penséis en esa suscripción mensual como una invitación a un café… si os apetece, claro. ¡Gracias a todos!


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

57 comentarios en “Los tres pecados del Dell XPS 13

  1. Jose Vacas dice:

    Soy un seguidor de sus artículos, y poseo un Dell XPS 13. No puedo estar mas que sorprendido por los comentarios que esta vertiendo sobre este equipo. Llevo mes y medio con él y no puedo estar mas que encantado.

    Lo compré con la versión de ubuntu con pantalla FHD y lo actualice a la 15.04. El portátil venia actualizado a la ultima versión de BIOS A5 y la verdad es que funciona todo de maravilla, si es verdad que no he usado aun el mini display port, pero por lo demás no he tenido ningún problema.

    Lo que comenta del touchpad (el lag) no se si seré yo, pero no he notado nada en ubuntu, lo único molesto son los clicks accidentales, pero no mas que eso.

    Por eso me sorprende la crítica tan atroz que esta haciendo sobre este equipo.

    Prueba a instalar ubuntu 15.04 a ver si le deja mejor sensación que con windows 10.

    Saludos

    • costales dice:

      @javipas: Precisamente iba a comentar lo mismo que José, sería interesante saber si el touchpad o el reconocimiento de la pantalla depende del SO (creo que sí) y mejora en Ubuntu.
      Conozco pocos usuarios que tienen este equipo por lo caro que es, pero con Ubuntu están todos encantados :O
      Un saludo.

    • Jose, no es mala alternativa, pero como sabes he estado mucho tiempo trasteando con distros Linux, así que conozco bien el percal. Con ello no quiero decir que no pueda instalar Ubuntu o cualquier otra y probar, sino que precisamente cogí un portátil con Windows para trabajar con un único equipo y un único sistema operativo (en el PC de sobremesa, que sigue aquí conectado también tengo Windows 10 para cuando lo necesito).

      Puede que pruebe por ver cómo tira todo en Ubuntu, pero el problema es que todo lo hago más rápido con Windows, y para mi eso vale mucho. Puede que sea cuestión de acostumbrarse, pero cuando uno está cómodo con su flujo de trabajo la resistencia al cambio es aún mayor.

      De todos modos le daré un tiento. Saludos!

  2. Con lo bien que pintaba el XPS13 🙁

    Lo que describes viene siendo el problema de los portátiles en general -y tú tienes una ventaja enorme, puedes probar muchos de ellos antes de decidirte por uno 😉 – No existe el portátil perfecto, al final sólo te queda escoger el que te de lo que necesites sin que sus fallos te saquen de quicio.

    A mí me pasó algo parecido con el mío (hablo de hace 4 años, cuando los Ultrabooks no eran lo que son ahora): quería una pantalla mate para olvidarme de los reflejos, quería una resolución decente para un portátil de 15” y me llamaba mucho la atención el tema de las gráficas híbridas, que estaban empezando por aquella época a llegar a la mayoría de portátiles.

    Al cribar por pantalla y olvidarme de muchos portátiles muy prometedores que no se vendían en España, al final acabé entre 2: un Dell Latitude con una
    pantalla mate buenísima, un teclado comodísimo -el mejor que he probado en un portátil hasta la fecha- y unas decisiones de diseño muy cuestionables, incluyendo un lector de huellas colocado justo donde reposaba la mano derecha que te clavabas cada vez que usabas el teclado. Eso, unido a que era enorme y bastante pesado hizo que acabase devolviéndolo -en mi caso, Dell se portó estupendamente, todo hay que decirlo-.

    Acabé con un Samsung NP700, muy apañado sobre el papel, pero al que, con el tiempo, le encuentras fallos que parecen de chiste en un portátil de 1200€ de la época. El touchpad penoso -y habiendo probado el de los Macbook, peor todavía, porque sabes que se puede hacer un touchpad estupendo- La pantalla con unos colores dignos de un TN de los primeros, con unos ángulos de visión lamentables. La calidad de la carcasa, para qué contar, y -lo peor- la implementación de la gráfica dedicada (AMD) y la integrada (Intel). Cómo sería la cosa que acabé jugándomela y flasheando una BIOS no oficial modificada por un ruso que habilitaba -entre otras cosas- la posibilidad de olvidarse de la integrada de cara al SO y usar sólo la dedicada.

    Son cosas que en un sobremesa suelen dar menos problemas y, si los hay, se pueden solucionar en el peor de los casos cambiando el hardware necesario. En un portátil estos problemas te los acabas comiendo, y es una pena.

    • Es una pena, como dices. Y lo peor es que aunque sobre el papel la cosa parece que pinta bien para todos, al final su uso continuado te descubre muchos pequeños inconvenientes que no lo parecían cuando lo compraste. Puedes acostumbrarte a ellos y convivir con ellos o plantearte el cambio en cierto momento, que es lo que yo estoy haciendo ya.

      Veremos. De momento hasta ver la futura hornada de MacBooks/Air/Pro no quiero tomar ninguna decisión. Dudo que mueva ficha hasta bien entrado 2016.

  3. Juan Miguel Pérez dice:

    Pues me he librado. Hace mes y medio, cuando quise adquirir un nuevo portátil, me planteé seriamente el Dell XPS a causa, sobretodo, de tus artículos favorables sobre el bicho. Era un desembolso importante para mi presupuesto, pero parecía valer la pena. Sin embargo, una hartura general de Windows hizo que acabara con un MacBook Air de 13 pulgadas, del que no podría estar más contento. El Trackpad es una maravilla, y yo que siempre he sido de ratón ahora lo tengo muerto de asco en un cajón.
    Prueba a vencer la pereza e instalar Ubuntu, a ver qué tal. Siempre puedes echarte atrás, y Ubuntu vale la pena y puede darte sorpresas de rendimiento en ese o casi cualquier equipo.

  4. Daniel dice:

    Creo que con Ubuntu, por lo que he leído, ha resultado una experiencia mucho más agradable; al menos los de las últimas hornadas.

    De todas formas Dell ya no lo vende en Europa. Parece ser que para comprárselo habrá que esperar a que saquen a la venta su próximo desarrollo en 2016.

    Por desgracia Javier, lo malo que tiene ser del cuerpo de exploradores es que lidiáis con todos los problemas.

  5. RFOG dice:

    ¡Te lo dije! ¡Te lo dije! Ja ja ja.

    Bueno, ahora en serio. Esos problemas que cuentas no son del XPS, o la culpa no está en el XPS ni en Dell.

    Están en Windows 10 porque yo padezco algunos similares, y gente que conozco padece otros.

    En general, el cambio en el modelo de drivers es el que está causando esos problemas, sobre todo con elementos de alta velocidad, como discos enchufados a un USB 3 o tu DisplayPort. En mi caso es un Dock de discos, que cuando se desconecta lo tengo que apagar todo y volverlo a encender, porque una vez con los problemas, parece como si Windows incluso corrompiera el otro lado. Yo tengo que apagar los discos, el Dock y el portátil, aunque en mi Lenovo lo del DP no me pasa. Si se me pasa apagar alguno de ellos, no puedo recuperar la funcionalidad.

    Y eso que yo tengo un Thinkpad, que se supone está un nivel por encima de Dell en cuanto a calidad -el servicio técnico es otra cosa.

    Y ahora en serio, cuando mis Windows (teléfonos y ordenadores y tabletas) funcionen igual de suaves que mis Mac e iCosas, volveré de lleno a Windows. De momento gana Apple por goleada, aunque también metan la pata de vez en cuando, pero lo hacen con bastante menos frecuencia y lo suelen arreglar en bastante menos tiempo (Un año y medio tardó Microsoft en medio arreglar los problemas del WiFi de la Surface Pro 3).

    (También he decir que con la última actualización de W10, la de hace unos días, parece que los discos se desconectan con menos frecuencia.)

    • 😉 No estoy tan seguro de que el problema sea de Windows 10, o al menos que no sea sólo suyo. Estos mismos problemas los tenía con Windows 8.1 antes de actualizar, así que está claro que Dell tendría algo que decir con tema controladores.

      De todos modos lo del problema de tu dock, ¿funcionaba bien con otros SSOO? ¿Llegaste a probar con Win8.1/Linux? Cierto que en los Mac muchas cosas parecen funcionar bien de buenas a primera, pero cuidado porque ningún ordenador es perfecto. Ya hablé del , y sigo creyendo en ello.

  6. Manuel dice:

    Pues fíjate que un amigo del trabajo también pasó de un MacBook Air a un XPS 13 y su experiencia es totalmente contraria a la tuya.

    Está encantado con el XPS 13 y no echa de menos el Air, no pudiendo más que decir cosas buenas.

    De lo que comentas lo que veo es que mucho es por querer compararlo con el MacBook, que la posición de las teclas, que si el touchpad del otro era mejor…
    Tienes tus costumbres y ahora las diferencias con el XPS te frustan, pero creo que ese juicio es muy poco objetivo, porque son diferencias que no tienen que ver con la calidad del producto sino con tus usos.

    En cuanto al tema del displayport ¿has probado con otros monitores u otro cable de buena calidad?
    Parece una tontería pero cada vez que he tenido algún problema con una conexión de este tipo ha sido por un cable de mala calidad o algún monitor con un mal conector.

    • Jean dice:

      Pienso lo mismo. Acabo de pasar de un Dell a un MacBook Pro, y no hago más que sufrir con la disposición del teclado en el MacBook. Y no estoy de acuerdo respecto a lo que dice Javipas, de que sea cuestión de experiencia: sí es cuestión de costumbre. Aunque uso más el MacBook Pro, trabajo con un PC de escritorio, y al final, en este preciso momento, no soy hábil ni para una cosa, ni para otra. No obstante, aquí creo que la distribución del teclado en Windows es mejor: teclas como suprimir o imprimir pantalla son más cómodas. No quiero un cmd si Windows lo hace todo bien con Ctrl. Incluso, hasta me parece una pesadilla navegar en internet, querer abrir un artículo en otra pestaña y tener que pensar cuál tecla es la indicada. Aquí la cuestión es de experiencia, y sé que lograré reacomodarme en ambas cuestiones.

      Siento mucho tener que decirlo, querido Javipas, pero este post es en sí mismo muy extraño, y al final los puntos expuestos parecen que no son contundentes ni objetivos a la hora de probar una Laptop.

      Muchísimos saludos.

      • Bueno, son contundentes y objetivos para mi, como los tuyos a la hora de usar el MacBook Pro. Por supuesto que influyen las costumbres, pero es que yo ya estaba acostumbrado a trabajar con los atajos de Windows (como he comentado ya mucho por aquí, trabajo con un teclado y un ratón inalámbricos conectados al portátil, y antes lo hacía siempre con el PC de sobremesa).

        Me costó un poco acostumbrarme a los atajos del Mac, pero una vez acostumbrado la cosa fue como una seda. Diría más: en un teclado de sobremesa los atajos de teclado de Windows son muy aceptables, pero en un portátil en el que el touchpad es clave para la experiencia completa la cosa cambia. Además siempre tienes que estar jugando con la tecla Fn y para mi eso está mejor resuelto en el MacBook, donde a menudo los atajos son ergonómicamente mejores (menos distancia por ejemplo entre Cmd+C y Cmd+V que entre Ctrl+C y Ctrl+V).

        En cualquier caso, tu opinión es totalmente respetable. Yo solo cuento mis sensaciones por aquí. Bien por las tuyas y las del resto de lectores, que complementan la lectura y dan distintos puntos de vista. De eso se trata.

    • ¡Uy! ¡Pero si esto es una crítica totalmente subjetiva, basada en mi experiencia! Por supuesto que es muy poco objetiva. De hecho no es NADA objetiva. Es mi valoración después de 6 meses de usar un producto que sobre el papel pintaba bien, y que sustituye a un MacBook Air que utilicé durante más de 4 años.

      Precisamente todas esas experiencias (unidas a unos cuantos análisis de producto adicionales en todos estos años) me dan perspectiva, Manuel, no se puede juzgar la calidad del producto sin “vivirlo”.

      Lo del monitor difícil… no tengo otro con DisplayPort disponible, a ver si a través de Xataka puedo probar alguno de ellos y analizarlo para contar la experiencia también por aquí. Y el cable… sí, podría ser, es un cable Amazon Basics así que quizás otro podría funcionar mejor, pero mira que lo dudo. Como digo, es (creo) un tema de la suspensión del equipo, que una vez despierto de nuevo se queda tonto. Como yo cuando me echo una siesta, más o menos 😛

      De todos modos eso tengo qu eprobarlo. Gracias por el comentario, pero que conste que todos damos nuestra opinón basada en la experiencia. Me parece fantástico que tu amigo esté contento, y ya puestos, a ver si él puede contar su experiencia por aquí, ¿no le pasa nada con el touchpad? ¿Me puede explicar cómo lo tiene él configurado? ¿Trabaja con Windows 10? Que comparta, que comparta!

      Saludos 😉

  7. Si bien no he usado un dell xps 13, si he sido un fiel usuario de Dell desde hace mucho, mucho tiempo. Ya he tenido 3 laptops, teclados, etc. Ahora último tengo un System76, más que nada porque viene con Ubuntu (a pesar de que no uso Ubuntu xD, pero prefiero financiar a una empresa que promueve GNU/Linux). Mi última adquisición Dell son 2 monitores para estar 3840 * 1080.

    En mi experiencia, al menos en mi país (Chile), Dell siempre se ha lucido con su servicio técnico. Recuerdo que una vez falló la pantalla, y vino un técnico a repararlo a la casa. Quizá efectivamente lo bueno o malo del soporte tiene que ver con el país?

    Y por último, coincido con Manuel. A pesar de que es súper comprensible una evaluación subjetiva. Hay que comprender que muchas de esas cosas se relacionan con tu uso más que una debilidad del equipo (como lo de las teclas).

    PS.- Dale con Ubuntu 😉

    • Gracias Pablo 😉 Sí lo del servicio técnico es lamentable para muchísimos fabricantes que descuidan este apartado.

      Y no se relacionan con mi uso. Al menos, no deberían. ¿Que yo suspenda el equipo por no usarlo un rato debería hacer que al despertarlo no se vuelva a conectar al monitor externo? ¿Que el touchpad tenga un retraso (lag) en el reconocimiento de los gestos es cosa mía?

      Uf.

      Y sí, habrá que darle a Ubuntu!

  8. mk360 dice:

    Soy otro de los que no ha tenido problemas con el xps 13, aunque si debo decir que en windows 10 la batería se come más rápido (no, en Chile no hay Cortana) pero aquí el tema pasa porque siempre he sido un usuario de Windows y Linux y rara vez me he acercado a un laptop de Apple, por otras razones que no son aplicables aquí. El caso es que cada vez que he cambiado de pc en windows ya me ha tocado acostumbrarme a nuevos teclados, nuevas configuraciones, etc y no creo que una mención como al alt f4 (que a mi tampoco me acomoda y mayoritariamente he terminado usando ctrl w en las aplicaciones que lo soportan) sea justa, porque a la larga es un juicio más a Windows que al equipo, después de todo en mi primer gnome me las tiraba tratando de usar conbtrol esc o la tecla windows :P. Los otros temas no puedo tratarlos, aunque me gustaría saber si tuviste esa cantidad de problemas con el monitor también con windows 8.

    • Sí sí, lo decía por aquí, los problemas también surgían con Windows 8/8.1, así que el equipo y sobre todo Dell tienen que ver. Controladores supongo, pero no puedo estar seguro y Dell tampoco parece explicar demasiado ni resolverlo.

      Saludos!

  9. pablo dice:

    Javi, si en tu crítico artículo procedemos a cambiar la palabra DELL cada vez que aparece, por SONY VAIO, quedaría exactamente igual de preciso.
    En cada uno de sus puntos la coincidencia es absoluta.
    Compré el mio hace menos de dos años, 1.200€, y ha sido una frustración constante : desde su toutouch-pad, su falta de ergonomía hasta los 600€ que tuve que pagar por la sustitución de la pantallla a los ocho días de su estreno. No dudo que quizás yo fuera el culpable, no lo sé, pero ni siquiera aceptaron escucharme. El servicio técnico en España sencillamente no existe, lo remitieron a Bélgica a través del SAT de Santander, el cual tuvo que transferir el importe de la reparación por adelantado para que lo devolvieran a mi poder. Me llamaron avergonzados
    Lo cierto es que Sony ha vendido su división de portátiles. Mi aversión a la marca ya es inevitable.

  10. Ivan dice:

    Al margen de la experiencia trackpad de apple(es inigualable), yo tengo también un Air de 13″ y al conectarlo al chromecast…bufa y se calienta que es un gusto!!.Más incluso que mi Surface Pro3 con windows 10.
    Sin embargo, con ububtu en ambos casos, va bastante bien(pero se piereden otras cosas,claro).
    Lo que vengó a decir es que por mucho que se empeñen, el modelo apple es es ideal:máquinas de un fabricante con si S.operativo.Y todo lo demás…tendrá taras.
    Dicho esto también hay que asumir que las cosas no son perfectas. A mi me pasa que cuando tengo algo…miró lo otro…y así, todos compramos.Esto pasa el los orfenadores, en los coches,…
    Yo uso ubuntu como sistema principal, y tan contento. Sé de sus taras,pero me resulta muy útil y capaz.
    En los sobremesa esto se “apaña” mejor.
    Enhorabuena por el post y un saludo.Yo me voy a montar en bici!!

  11. Asier dice:

    Pregunta, conociendo vagamente tu historia pero sin saber muy bien los motivos: ¿Por qué no te planteaste un macbook pro retina de 13″? Creo que cuesta lo mismo que el dell en su versión básica y va francamente bien. Si es por el sistema operativo, ¿qué es lo que puedes hacer con Windows y no con Mac OS X? Yo soy usuario de un Macbook blanco básico desde hace 9 años y nunca he echado de menos el Windows. Ahora incluso menos, ya que muchos programas de entonces tienen ya su versión Mac. También creo que Apple de un tiempo a esta parte está llevando al extremo los sistemas cerrados y ya no me convencen tanto sus productos. En estos meses ya empiezo a notar la necesidad de jubilar al portátil y había echado el ojo a este Dell pero creo que me has despejado todas las dudas y compraré el futuro macbook pro con Skylake, si es que no sale nada mejor con Windows.

    • Porque quería trabajar con Windows y solo con Windows, que como decía es con el SO con el que trabajo más rápido y estoy más cómodo. Podría hacerlo con cualquier otro, pero me podía eso de unificar todo mi flujo de trabajo.

      De todos modos esto me ha hecho plantearme cambios de nuevo en la mentalidad. Que tampoco es malo, ojo. Es bueno estar abierto a opciones, reconocer errores y no encabezonarse con algo que no te funciona/compensa por el mero hecho de haber realizado una inversión económica medio fuerte.

      Una retirada a tiempo es una victoria.

  12. Oriol del Río dice:

    Hola, Javier.

    Gracias por tu artículo. Llevo siguiéndole la pista al Dell desde que se anunció en el CES 2015. No lo he llegado a comprar porque no he tenido la necesidad suficiente como para hacer ese desembolso, pero ahora sí lo necesito.

    Los problemas que comentas los conocía casi todos, y coincido en que es algo imperdonable en un equipo de gama alta. Sobre la cuestión del stock, se debe a que están liquidando los actuales XPS 13 para lanzar a principios de octubre los nuevos XPS 13 y XPS 15 con Intel Skylake. Espero que para entonces hayan corregido estos problemas, especialmente el del touchpad, o me plantearé comprar un MBA (muy a mi pesar).

    Gracias, un saludo.

  13. Marcos Trujillo dice:

    Estoy realmente sorprendido por el artículo, ninguna de los problemas que mencionan me ha pasado ni por asomo. Asumo que es un problema de windows ya que tengo la versión Dev con Ubuntu. Ni hay problema con el touchpad (miento, ubuntu y chrome tiene un bug que provoca un funcionamiento extraño que se arregla desactivando y habilitando el touchpad), ni con las pantallas externas ni nada.
    El tema de las teclas es el estar hecho a ellas al venir de mac porque a mi me pasa lo mismo al usar un teclado mac, esa sensación de “me siento manco!”

    Deberías probarlo con ubuntu porque de verdad que el portátil es el mejor que he tenido con muchísima diferencia y no puedo estar más contento con él

  14. Surcamares dice:

    Anonadado me hallo. Tras tu primer análisis y el de Xataka, me decidí por el XPS 13 FHD i5 con 8GB RAM… Y no puedo estar más contento con él.
    No experimenté ninguno de los problemas que mencionas, y eso que le doy bastante caña (programar, compilar, multimedia, ofimática… de viaje.. estoy tan encantado que lo uso para todo).

    Sólo escuché en dos ocasiones su ventilador. La primera, porque lo tenía encima de la cama, tapando la ventilación, mientras le daba caña. Y la segunda, porque me confundí y lo guardé en el maletín encendido toda una calurosa tarde mientras hacía de guiri. Menudo susto cuando lo saqué: le había provocado sin querer un Kernel Panic (ésto pasa si estás probando un kernel experimental :P) y lo había guardado… ¡Qué miedo pasé!.

    Mi particular dock low-cost es éste: http://www.amazon.es/gp/product/B00QWYJSUG . Me hace la vida bastante más cómoda.

    La única “pega” que podría mencionar es que, como estoy acostumbrado a un teclado con un intro GRANDE (algo más grande de lo normal, por la forma del teclado), al cambiar al XPS pasan unos minutos hasta que pillo el punto. Pero después, acierto siempre :).

    Por último, mencionar que, aunque tengo Windows 10 instalado y lo uso de vez en cuando (0 problemas para instalar… y eso que tenía dual boot), suelo usar mi XPS con Kubuntu. Me encanta el nuevo KDE.

    Reconsidera probar un Linux o prueba una instalación de Windows 10 limpia si estás usando una “upgraded”. En otro portátil, tras pasar de W7 a W10, el funcionamiento era horrible: cosas que fallaban y rendimiento pésimo. Lo arreglé poniendo W10 limpio.

    Suerte!

    • Llevo un par de días trabajando con una Ubuntu GNOME 15.04 pero por ahora solo conectado al monitor externo así que todavía no he toqueteado en modo portátil puro. Las sensaciones son buenas, pero veremos, veremos, es pronto. De todos modos como dije esa es mi experiencia y me alegro de que otros estéis contentos con el portátil. De hecho es buena forma de venderlo si finalmente lo hago en el futuro: les puedo dirigir a los interesados a vuestros comentarios 😉

      Por cierto, el dock de bajo coste mola, buena alternativa 😉

      Lo de instalar W10 de cero me extraña que solucione algo, pero igual lo pruebo también algún día. Gracias por los apuntes Surcamares (buen apodo)!

  15. Vicent dice:

    Pues esperaba este post con ganas . Es un equipo que me ha llamado siempre la atención y tus 6 meses de prueba , son una piedra de toque . (Por el tiempo sin mencionarlo , llámame cenizo , algún problema me olía )
    Entre lo leído , y las pocas ganas de actualizar a W10, creo que acabaré de exprimir mi Asus UX31E . (3 años largos y que contento estoy con él)
    Ese dinero que ahorramos de momento , a ver si las nuevas versiones y unos meses más con W10 en el mercado , le dán otro aire.

  16. Jacobo dice:

    Es la primera vez que escribo un comentario en el blog, aunque ya llevo tiempo leyéndolo.
    Yo era uno de los interesados en adquirir el Dell XPS 13 y la sorpresa al leer este artículo hace que me lo piense. La pregunta que me ronda la cabeza es, si el Dell XPS 13 ha resultado ser un fiasco, ¿qué portátil Windows está capacitado para competir con los Mac?

    • Bueno, esa es mi experiencia pero está claro que hay gente contenta, aunque los que comentan por aquí mencionan más una buena experiencia con Linux, así que si te ves usando Ubuntu, adelante 😉 Hay alternativas, eso sí. Los ThinkPad X1 Carbon yo creo que no deben estar nada mal, pero voy a tener que hacer un recopilatorio para plantear alternativas.

  17. Jaiminho dice:

    En Febrero tenía la gran duda de si continuar con Apple (tengo un iMac del 2006 que como ordenador principal ya aguantó demasiado) o pasarme a este Dell XPS. Como antiguo usuario de Windows prefiero Mac, pero el Dell tenía sus cositas. Por unos 100 y algo euros de diferencia preferí lanzarme al Macbook Pro sabiendo cómo funcionan y al leer cosas como lo del trackpad o el teclado demasiado corto. Yo soy de los que a veces lo enchufan a alguna pantalla externa pero usando las bondades del trackpad. 8 meses después no puedo estar más contento con el portátil que el día que lo compré y por lo que veo, no me lamento lo más mínimo de haber comprado este pedazo de ordenador. La gente se queja de Apple sin fundamento porque aunque sean “pequeños” detalles, si trabajas con el ordenador esos detalles se pueden hacer MUY pesados. Apple te hace la vida más fácil.

  18. Oriol del Río dice:

    Hoy me cogeré el nuevo Dell XPS 13 con pantalla FHD, 256 GB SSD, 8 GB RAM y Core i7-6500U. Parece ser, según dicen, que los problemas con el touchpad estarían resueltos. Ya os comentaré cuando lo tenga 🙂

  19. Pingback: Los Surface Pro 4 y los Surface Book no son para mí | Incognitosis

  20. victor baena dice:

    Compré a final de julio un dell xps 13 i7 512. Empecé a utilizarlo en septiembre. A los pocos días empiezan a salir rayas y parpadeos en la pantalla. 2 semas haciendo lo que el SAT me indicaba: cambio de drivers, test, actualización bios…
    Dado que seguía igual lo llevé al SAT donde lo compré y alli fué el técnico de Dell. le cambian todo y despues de mas de 2 semanas me dicen que ya está bien.
    A los 2 días de recogerlo vuelve a presentar mismo fallo.
    Es mi primer DELL y el último. No entiendo ni la respuesta de la empresa ni del SAT. Intentaré devolverlo y comprarme otra marca.
    Este dell xps me lo compré por las buenas criticas que leí desde enero 15, ruego difundan la verdad de este equipo. Es malo, malo, malo.

    • Sr2pro dice:

      Hola,

      Soy un usuario de XPS 9343 desde septiembre y a la semana empezó a parpadear la pantalla de forma intermitente. Iluso de mi, pensé que se podía tratar de drivers pero ya veo que no se soluciona con los nuevos que han ido sacando. Me he puesto en contacto con Dell y me están dando las instrucciones de rigo…sin resultado.

      ¿Cómo quedó tu historia? ¿Sigues con el portátil, te devolvieron el dinero, se arregló?

      Estoy asustado con las malas críticas sobre el servicio técnico, después de pagar 1700 euros espero un buen trato…

      Gracias, un saludo.

  21. Pingback: En busca del portátil ligero perfecto para productividad | muvitec

  22. ¡Hola a todos!

    Llevo 4 días usando el Dell XPS 13 9350 (la reedición) y no podría estar más contento. Mi modelo es el de Core i7, 8 GB de RAM, 256 de SSD y pantalla Full HD, que está ahora mismo por 1.399€ (1.379 cuando lo compré).

    El rendimiento, pese a tener solo 2 cores, es similar al de mi sobremesa (un Core i5-4650K de mediados de 2013). La memoria RAM es DDR3 a 1866 MHz y va soldada en placa, por lo que no es posible ampliarla. El SSD viene en formato M.2 y alcanza los 1,5 GB/s de lectura y 0,4 GB/s de escritura. El encendido es bastante rápido; instantáneo cuando vuelve de suspensión.

    En cuanto a juegos, es capaz de mover juegos poco exigentes como FIFA o Cities: Skylines, pero con otros más modernos, como The Witcher 3 o GTA V, los framerates no superan los 30 FPS en el mejor de los casos. Si hablamos de entornos de desarrollo, productividad (Office, Photoshop…) y máquinas virtuales, va más que sobrado. Incluso estoy virtualizando OS X El Capitan sin apenas problemas.

    El menú de setup de la UEFI (lo que antes llamábamos BIOS) tiene bastantes opciones de configuración, nada que ver con un HP o un Acer cualquiera. Y no os preocupéis por el Secure Boot: se puede desactivar o añadir otro sistema operativo.

    La pantalla, en mi caso, es Full HD 16:9. Es mate, aunque las luces muy intensas (como una ventana a plena luz del día) se reflejan. La versión QHD+ táctil incorpora delante un cristal, por lo que refleja más la luz. Los colores —y debo aclarar que no soy ningún entendido en esto— se ven bastante vivos. El brillo es muy aceptable, aunque no he llegado a probarlo en plena calle.

    El teclado es lo suficientemente grande para mí —venía de un netbook de 10 pulgadas—. Se ve robusto, no se hunde por el centro como en la primera edición. El recorrido de las teclas es pequeño, pero me he acostumbrado a él. El touchpad no decepciona, es multitáctil (por lo menos, para 3 dedos) y no me ha dado ningún problema (como supuestamente daba la edición anterior). Eso sí: he tenido que desactivar el “pinch to zoom” para eliminar un pequeño retraso al hacer scroll.

    El audio es potente, aunque la calidad es la que cabe esperar en un equipo de estas características. Los altavoces están a los lados. El micrófono integrado tiene una calidad y volumen aceptables. La calidad de la webcam es ligeramente inferior a la de la cámara frontal de mi Nexus 4, para que tengáis una referencia.

    La batería me dura 10 horas; suficientes para un día de trabajo. Su vida es de 300 ciclos, por lo que estimo que tendré que cambiarla dentro de 2 o 3 años. El cargador es pequeño, en comparación con lo habitual, e incorpora un cable bastante largo que puede. El equipo cuenta con un indicador de batería en el lateral para poder saber el nivel de carga aún estando apagado.

    El equipo es absolutamente silencioso. Solo lo he escuchado un par de veces en situaciones de mucha carga de trabajo. Esto, lógicamente, puede variar según la estación, nuestro clima y lo seca que esté la pasta térmica, pero en ningún caso creo que haga un ruido molesto.

    No he tenido problema alguno con la tarjeta WiFi (ac), ni con ninguno de sus puertos. No he probado el Bluetooth (4.1) ni la conectividad Miracast, pero he podido conectar monitores y TVs DVI/HDMI mediante un adaptador para USB Tipo C. La única pantalla que no he podido conectar (me sale un error sobre los Hz, lo configure como lo configure) es precisamente una Dell, pero quizás se deba al adaptador.

    El diseño y los acabados están bastante bien para mi gusto. Se ve un portátil robusto. Es, eso sí, notablemente más pesado que un MacBook Air 11″. Por ponerle algunas pegas: la webcam está situada en una posición poco natural, el botón físico del indicador de batería no es cómodo de pulsar, la memoria RAM no es ampliable, tardaron un mes en entregármelo (tuvieron problemas para iniciar su producción) y su precio lo deja fuera del alcance de muchos bolsillos.

    Como he dicho al principio: encantado con él. Lo recomiendo a todo aquel que busque movilidad y autonomía a la hora de trabajar.

    Un saludo.

    • Cabe también mencionar que no es factible instalar GNU/Linux a día de hoy en este equipo, puesto que el chipset WiFi no es compatible. Presuntamente, el soporte llegará con Linux 4.4. Dell suele lanzar ediciones Developer Edition con hardware especialmente preparado para trabajar con Ubuntu.

    • Gracias por el análisis Oriol, qué bien que estés contento, ole. En cuanto al touchpad, el scroll te va suave y preciso, también de tiempos de respuesta y de aceleración y suavidad? Incluso en Chrome, que es donde al parecer hay más problemas?

      Saludos!

      • Al touchpad aún le falta un poquito para alcanzar la calidad de los de un MacBook, o quizás sea cuestión de los drivers o del propio Windows. Aún así, no tengo ninguna queja más allá del no poder personalizar los gestos.

        En cuanto al pequeño retraso que hay en Chrome y Firefox, se soluciona deshabilitando el “pinch to zoom” (no sé cómo se llamará en español). Esto elimina la posibilidad de acercar/alejar pellizcando, pero es algo que yo no utilizo. Por ejemplo, en Google Maps te valen los dos dedos de hacer scroll para acercar o alejar el mapa, y en Photoshop puedes hacer lo mismo si mantienes pulsado Alt (o Ctrl, no recuerdo).

        En el subreddit de Dell (https://www.reddit.com/r/dell) hay gente que está reportando fallos en sus XPS, pero por fortuna no es mi caso y no sé cómo de comunes serán estos fallos.

Comentarios cerrados