Tecnología

Apple en 2015: de diseño, betas y racanerías

·

La verdad es que no pensaba escribir nada en plan resumen del año, pero veo que los medios USA se están animando a la hora de hacer balance de la que es hoy en día la empresa referente en el segmento tecnológico: Apple.

Leía hace una semana una crítica muy ácida de Gizmodo y me quedaba un poco sorprendido por el tono exagerado de ese análisis. De hecho simplemente lo comenté en Twitter y pasé página sin pararme mucho a pensar en si aquel artículo merecía una respuesta. Al final la tuvo en The Verge, donde el máximo responsable editorial de esa publicación, Nilay Patel publicaba ayer ‘2015: Apple’s year in beta‘, una reflexión con la que estoy bastante más de acuerdo y que en ese título resume buena parte de mis sensaciones con esta empresa este año.

We’re not used to Apple being just fine. We’re used to Apple being wildly better than the competition, or sometimes much worse, but always being ahead of the curve on some significant axis. But what we got in 2015 was an Apple that released more products than ever, all of which felt incomplete in extremely meaningful ways — ways that meant that their products were just fine, and often just the same as everyone else’s.

Creo que ahí Patel daba en el clavo al hablar de cómo nos hemos acostumbrado a esperar mucho más de Apple de lo que nos ha dado este año. Han doce meses muy poco inspirados de una empresa que ha parecido conformarse con copiar ideas de otros sin hacer lo que antes hacía, que era, aun copiando, superar a todos los demás en la ejecución.

He hablado largo y tendido de buena parte de los productos y lanzamientos de Apple durante todo el año porque es un tema que ya sabéis que me suele dar mucho juego, y una vez tras otra he llegado a las mismas conclusiones. En primer lugar, la de que Apple ha sido rácana, al menos para lo que muchos sentíamos que podía ofrecernos. La segunda, la de que no hacía más que adaptar ideas de otros sin aportar nada esencialmente nuevo salvo en casos excepcionales como un aún difuso 3D Touch. Eso volvió a demostrarse en la presentación de los nuevos iPhone en los que hubo tiempo -repartidos en cuatro actos– para muchos anuncios teóricamente importantes como el del iPad Pro, y de nuevo muchos asistimos a un evento que no nos dejaba demasiadas alegrías ni sorpresas.

El MacBook sin baterías. Ele.

El MacBook sin baterías. Ele.

A esa racanería y esa falta de originalidad se ha sumado este año el que para mí es el mayor error de Apple: su obsesión con un diseño que está condicionando todo lo demás. El diseño es crucial, sí, pero no tanto como para sacrificar la usabilidad, las prestaciones y la experiencia de usuario, facetas en las que la empresa siempre brillaba con luz propia. (Actualización: atentos a este documento de FastCo Design en el que hablaban largo y tendido del tema. ¡Gracias, JLAntunez!)

Y todo eso ha dado como resultado esa sensación de que este 2015 ha sido, como decía Patel, un año en el que nos hemos encontrado con una Apple Beta. Con productos que estaban o parecían inacabados y que nos dejan esperando una próxima generación. Yo no recomendaría a nadie ni el Apple Watch, ni el MacBook, ni el iPad Pro. Pero admito que espero con cierta expectación (cada vez menos, la verdad) el lanzamiento de la segunda generación de estos dispositivos. Sobre todo del MacBook, desde luego, que creo se convertirá una vez más en el rival a batir por todo el segmento de equipos basados en Windows. Diga lo que diga el risitas:

El problema de todos ellos es el mismo: son productos que casi parecen haberse lanzado en esa beta que no era propia de Apple, sino de Google. De hecho ha pasado algo curioso: Google lanzaba betas que parecían versiones finales (¿recordáis Gmail?), y Apple lanza versiones finales que parecen betas.

Quizás a la empresa solo le haga falta un poco de tiempo. No es la única que anda lidiando con productos beta, desde luego, pero lo extraño es que en Cupertino nos tenían acostumbrados a otra cosa. Me gustaba la forma de enfocarlo de Tom Warren en su tuit:

Efectivamente, Tom. Lo aburrido es peligroso.


Si os ha gustado el artículo, quizás queráis aportar. Significa mucho más de lo que imagináis. ¡Gracias!

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

13 comentarios en “Apple en 2015: de diseño, betas y racanerías

  1. Isidoro dice:

    En tres a cinco años, Apple será una mas de las empresas que están en el mercado, lejos de la excelencia que supo tener. La falta de Steve Jobs se nota en cada nuevo lanzamiento.

    • No diría yo tanto como eso, pero está claro que tienen que tener cuidado o esto puede pasarles factura. Y está claro que aunque los números son los que son, todo lo que rodea a Apple es distinto en cuanto a producto.

  2. Aracem dice:

    El tema es que no ha sido solo este año el año beta. Lleva ya unos cuantos pero como tenía rodaje no os habéis dado cuenta hasta ahora. Veremos a ver en el futuro..

    • La competencia está haciéndolo mejor en ciertos casos y en ciertos productos, sí, pero Apple también está flojeando en esos mismos casos y productos. Eso no pasaba antes… o más bien, sí pasaba pero no se notaba tanto.

  3. Kheldar dice:

    Estoy de acuerdo con Isidoro, la ausencia de Steve Jobs se nota con cada nuevo dispositivo, creo que Apple se va acercando inexorablemente a como estuvieron entre 1985 y el regreso de Steve Jobs, perdieron la capacidad de innovar, ok el Macbook esta bastante bien pero en si la miniaturización no es una innovación precisamente, sino que sus propuestas son prácticamente iguales a las del año anterior, cuando estaba Jobs siempre te esperabas una sorpresa, cosas nuevo, la Apple de ahora es le cambiamos el procesador y aumentamos la resolución de la pantalla y ya esta, producto «nuevo», y en lo referente al diseño, creo que si bien tienes razón que buscan lo estético sobre lo funcional, están cometiendo errores terribles, la ubicación del puerto de carga del nuevo mouse, la carga del apple pencil, etc., Después de la partida de Steve Jobs en el 85 Apple comenzó a vender clon tras clon del Macintosh, versiones del MacOS classic idéntica a la versión anterior, lo único que cambiaba es que tenias que comprarlo de nuevo y parece que esa es la estela que esta siguiendo la actual Apple, lo cual es una tragedia, ya que tiene gente talentosa que tiene mucho que ofrecer, pero si quien lleva las riendas, se la pasa estancado en lo que tuvo éxito tres años atrás pues no sirve de nada tanto talento en plantilla.

    • ¡Yo no he hablado de muerte, ojo! De todos modos la realidad en mi opinión es esa: los productos ya no son tan destacables como lo eran antes en casi todos los campos. Puede que simplemente haya que esperar a esas segundas versiones, está claro. Habrá que darle una chance a estos chicos a ver. Yo mismo tengo especiales ganas de ver qué hacen con el futuro MacBook 2016… ays.

  4. «La segunda, la de que no hacía más que adaptar ideas de otros sin aportar nada esencialmente nuevo»

    Francamente, creo que en este sentido hemos debido vivir dos años completamente distintos. Por una parte, apuntas bien al 3D Touch, pero le quitas bastante importancia. Puede parecer una novedad poco reseñable, pero a mi juicio, si se implementa bien (aparentemente así está siendo) puede ser la mayor revolución que ha sufrido hasta ahora en el smartphone desde 2007. Hasta ahora solo se han mejores progresivas del hardware y software ya establecido; 3D Touch es, desde mi punto de vista, la primera innovación real en el mercado que cambia la experiencia de usuario. Tal vez, si se hacen bien las cosas con Continuum, este le quite el trono al 3D Touch, pero ahora mismo, mucho más difuso es Continuum que un 3D Touch al que yo no encuentro nada difuso.

    Pero es que no han hecho solo eso; el Apple TV 4 es la primera apuesta seria y poniendo toda la carne en el asador por una televisión inteligente, independiente y con apps realmente funcional y satisfactoria. El iPad Pro y iOS 9 son la primera apuesta seria por productividad post-PC con sistemas mobile. Y el Watch ha sido el primer smarwatch vinculado e¡al mundo de la moda y que se ha comunicado como tal, y esto va a ser relevante a largo plazo para todo el mercado de los smartwatches, y para bien.

    El tema betas es cierto, pero decir que Apple está siguiendo las pautas del mercado y que no hace cosas nuevas me parece una broma.

    • Dos años y dos mundos distintos Fernando, pero como eres un tipo majo y el tono y argumentos del comentario son impecables no te borro para siempre de mis comentarios 😀 Ya en serio, a ver:

      1. 3D Touch: es un botón derecho, ya está. Bien como mejora a la usabilidad, pero de estas cositas hay ya unas cuantas sobre todo en ROMs Android que se quedan en ellas o que llegan con cuenta gotas a la ROM oficial y nadie dice nada. Las notificaciones sí fueron un inventazo, o la pantalla activa, o la carga rápida… Veremos si el impacto de 3D touch es el que algunos dicen. Yo creo que está bien, pero tampoco es la revolución.

      2. Apple TV: una mejora notable que podría haber sido sobresaliente. No lo digo yo, ojo, que no lo he tocado. Lo dicen varios análisis (Gizmodo UK, The Guardian, Quartz) que hablan de un dispositivo capado en muchos sentidos.

      3. iPad Pro y iOS 9: cómo que son la primera apuesta seria postPC? ¿Y qué son los Surface Pro desde sus inicios?

      4. Apple Watch: lo de que está vinculado al mundo de la moda está muy bien. Hasta supongo que es perfecto que no tenga una gran apuesta funcional en un segmento en el que eso es lo de menos. Y hay mucha pasta en ese mundillo, es evidente, pero aquí hubiera preferido que fueran otros los que lo intentaran primero y que Apple se centrara en hacer las cosas mucho mejor que la competencia como solía hacer hace años.

      Y por supuesto que están siguiendo pautas del mercado. sacar un tablet con stylus y teclado, la pantalla dividida, el smartwatch, Apple Music, Apple News, un Apple TV con apps… todo eso no es novedoso solo porque lleve la manzanita. Pero eso no es lo importante, como decía. Lo importante es que siguen copiando, pero ya no mejoran lo que copian. Todos esos productos servicios son un me too. Aburridos.

      Sin acritud, eh?

      • Hombre, 3D Touch implementado con una ROM lo veo complicado, ya que es una actualización no solo de software sino también de hardware; se pueden implementar funciones similares con larga pulsación en lugar de pulsación fuerte, pero no deja de ser una evidente fricción. Personalmente, me parece más interesante que la pantalla activa y la carga rápida que citas (las notificaciones, sino me equivoco, son pre-2007).

        Apple TV, no digo que sea un producto sobresaliente, pero no deja de ser la primera apuesta (sólida y relevante) por televisión con apps propias independientes. Aquí puede ser que me haya perdido algo, si me equivoco, corrígeme.

        iPad Pro, he dicho que es la primera apuesta por la era post-PC CON UN SISTEMA MOBILE. Surface no entra en ese saco, aún siendo un producto muy bueno. Puede gustar más o menos la elección de iOS en lugar de OS X (creo que este es un tema muy personal, no existía la opción «buena»), pero de lo que no cabe duda es de que es algo nuevo; un hueco que no estaba cubierto en el mercado.

        Y con el Watch, lo mismo, puede gustarte más o menos como lo han planteado, pero eso no quita para que sea un planteamiento nuevo. Más o menos acertado (a mi juicio, con sus defectos, bastante acertado), no deja de ser algo diferente. Al menos, como digo, en el planteamiento.

        Así que eso, que pueden estar haciendo las cosas mejor o peor (a mi juicio, tienen problemas en algunos aspectos, pero bastante bien en líneas generales), pero eso no significa que no estén haciendo cosas nuevas. Sí que las están haciendo.

Comentarios cerrados