Tecnología

Nexus 5 y el tedio

·

Ayer se presentó el Nexus 5, el nuevo terminal estrella de Google fabricado por LG –que había dicho que no fabricaría un nuevo Nexus de momento– y que de nuevo rompe esquemas con una relación precio/prestaciones realmente excepcional. Por 349 euros podemos hacernos con un terminal que en casi todo es un gama alta.

Parece que esta vez Google y LG han aprendido del desastroso lanzamiento del Nexus4 y dispondrán de stock suficiente para cubrir la demanda inicial. Eso no quita para que el efecto lanzamiento se haya vuelto a notar: el Nexus 5 de 16 GB no está disponible ya en nuestro país, y ahora queda por ver si cuando vuelva lo hará definitivamente o durante 5 minutos.

Todo es mejor (o casi) en un Nexus 5 que además llega con Android 4.4 (patrocinado por Nestlé y sus KitKat, algo que no me acaba de convencer)  y con mejoras sensibles en todo tipo de áreas. Sobre todo, en la integración con Google Now. Ya es posible decir aquello de «Ok Google» para que el teléfono detecte que queremos preguntarle algo. Esa activación por voz parece funcionar solo con el teléfono desbloqueado (el Moto X sigue siendo mejor en eso), pero es un paso más en esa capacidad.

Sin embargo, me sorprendió encontrarme ayer con la noticia y leerme casi por rutina dos o tres reportajes al respecto. Lo importante es que lo hice, como digo, por rutina. No por expectación o por ganas de conocer los detalles. La razón es clara: prácticamente todos esos detalles se conocían ya, así que el lanzamiento del Nexus 5 ha quedado bastante ensombrecido por una falta de expectativas que ya de por sí genera una pequeña decepción.

De hecho, hay otro factor que influye en esa decepción: el Nexus 5 parece todo un telefonazo, pero la avalancha de smartphones chinos de alta gama (con el Xiaomi Mi3 a la cabeza) a precios similares lo hacen cada vez menos relevante. Sobre todo cuando empresas como la citada Xiaomi cuida tanto las actualizaciones y su ROM MIUI como hace la propia Google con su experiencia Android.

Obviamente con el Nexus 5 los usuarios tendrán acceso a las últimas actualizaciones de Google en primer lugar, pero eso ya no es tan importante cuando uno se entera de que lo harán solo durante cierto tiempo. El Galaxy Nexus que apareció hace dos años y que era un dispositivo de ensueño –recuerdo haberlo intentado conseguir incluso meses después tras leer el análisis de The Verge, uno de los primeros que aparecieron en aquella publicación– no tendrá derecho a actualizarse a Android 4.4. Cagada de Google, que parece dejar claro así que su propio compromiso con sus «hijos» no es especialmente sólido.

Curioso. El año pasado le pedía un Nexus 4 a los reyes, y este –reconozco que ahora mismo estoy más que servido en este terreno– he contemplado el lanzamiento del Nexus 5 con aburrimiento. Casi con tedio.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “Nexus 5 y el tedio

  1. Alex dice:

    Javi, no te sientas triste. Se han acabado las ideas y los argumentos. Google y Nexus son ya oficialmente mediocres en telefonía. Lo de KitKat, simplemente es de chiste malo: Android 4.4 KK lo dice todo.

    Google ha querido luchar contra Apple en un mercado sin entrar en ese mercado y se ha metido como tu bien apuntas, en otro contra empresas que bien pueden hacerle sombra.

    Por precio lucha contra otros, no contra quien Google quería. Y contra si misma porque al final Cyanogen y MIUI van a ser fork de android.

    Creo que este podría ser el principio del fin de Nexus. Además, con Mororola, a santo de que fabrican con LG? No lo veo.

    • Alex, normalmente tus comentarios suelen ser bastante racionales aunque siempre has dejado claras tus preferencias. En este caso no veo argumentos. Para mi los Nexus 5 no son mediocres en ningún caso, como tampoco Android 4.4 es un chiste. Afirmar cosas así sin razones minimamente sólidas no ayuda al debate que normalmente ha habido por estos lares.

      • Alex dice:

        A lo mejor no he redactado bien lo que quería expresar. No digo que el Nexus 5 sea un teléfono malo, sino que Google ha devaluado la marca Nexus con su política de no-actualización del Galaxy Nexus. Y tampoco que android 4.4 sea un chiste, sino que el patrocinio de Nestle y el nombre KK ponen en ridículo la marca Android. Y me pregunto qué necesidad tiene Google, primero de «señalar» un modelo Nexus que perfectamente podría recibir Android KK, segundo de «vender» android a Nestlé y tercero de seguir fabricando con terceros cuando podría hacerlo con Motorola que es suya.

        Cuando ves como varios «fork» de android están más que en ciernes, abandonar a su propio hijo le asemeja a otros fabricantes y le hace vulgar.

  2. Tienes razón en todo, pero yo aun así tuve ayer que hacer un ejercicio de autocontrol para no comprar el Nexus 5 porque me sigue pareciendo de una relación calidad/precio imbatible y me da más confianza que las marcas chinas. Quizá por desconocimiento, lo reconozco.
    Creo eso sí que se han quedado cortos en capacidad de batería. Se había rumoreado que el de 32 Gb vendría con 3000 mAh de capacidad y no, viene con 2300 que sospecho será corto para gestionar tamaña pantalla y todo el proceso de tanto Google Now y servicios activos incluso en modo espera (mi permanente queja con Android y su manera de devorar pila en reposo).
    Pero lo que para mí es más importante: NO estoy de acuerdo en ver como algo negativo el que no se actualice el Samsung Nexus a KitKat. Mi experiencia me dice que aunque uno siempre desea tener la última versión, lo verdaderamente frustrante es encontrarte con que con la actualización el teléfono va a pedales porque a duras penas puede con esa última versión, o bien consume batería a un ritmo mucho más acelerado. Eso al final es lo que va a mermar más la experiencia de usuario. Lo he vivido con mi Note 1 con Jelly Bean y lo estoy oyendo del IPhone 4 con iOS 7. Y lo malo es que estos saltos de versión son sin vuelta atrás salvo que te metas en el lío del rooteo.
    Mejor aceptar que el hardware puede quedarse anclado en un punto del pasado pero sigue pudiendo ejecutar las apps que usamos, que al fin y al cabo es lo verdaderamente importante, ¿no?

    • Bueno, cierto que normalmente las actualizaciones software no suelen favorecer a dispositivos más antiguos, pero en este caso Android 4.4 está pensado para poder funcionar bien incluso con 512 MB de RAM. Pero tienes tu parte de razón, aunque también puedes optar a no actualizar. Eso supone no poder acceder a prestaciones muy interesantes normalmente, pero ahí está el dilema. Lo viejo que funciona, o lo nuevo que no funciona tan bien… Conflicto a la vista.

  3. miguel dice:

    De nunca Google a perseguido el mercado móvil (como fabricante de dispositivos), simplemente lo hace para que halla un dispositivo al cual los desarrolladores puedan acceder y seguir incrementando el gran número ya de por sí, de aplicaciones para Android.
    Para lo demás lo deja en manos de sus aliados. Además no le interesa entrar en esa guerra, su negocio es otro.

  4. Mac dice:

    Pues el mercado dice otra cosa, Android esta saludable con el 80% del mercado y subiendo… no creo que google se pierda el sueño por no vender millones de Nexus nique supuestamente no pueda competir contra Apple, siendo que lo esta aplastando!

    A Google le interesa que se utilicen sus servicios para captar la mayor cantidad de información posible, ya sea con Nexus o sin ellos, inclusive a travez de los dispositivos iOS.

    El resto es el medio para llegar a eso!

Comentarios cerrados