Tecnología

Bueno sí, tonto no

·

«No tengo ni idea»

Era la frase favorita de un ex-compañero de la facultad. Pongamos que se llamase, yo qué sé, Pepito Villuelas. Por poner algún nombre. Uno estaba en clase con él, perdía el hilo del tema que estuviese contando el profesor, y le preguntaba si podía ponerle en situación. O dejar que miraras un momento sus apuntes. O que te comentara en qué fecha había dicho que habían puesto el parcial de Cálculo Numérico. O incluso que te dijera qué hora era.

El tipo jamás tenía ni idea. De nada.

La cosa, por supuesto, le funcionaba. Yo me cansé muy rápido de preguntarle nada, y me quedé con la copla. Lo de «no tengo ni idea» podría funcionarme a mi en el futuro, pero tardé en aplicarlo.

Los informáticos sufrimos del conocido síndrome del PorElInterésTeQuieroAndrés. No somos los únicos, claro. Estoy convencido de que los abogados, los médicos -prefiero no imaginarlo- o los mecánicos, por poner algunos ejemplos, suelen ser también objeto de ese voraz apetito por obtener soporte profesional, pero sin que lo parezca. El tema no es nuevo y ya hablé de ello en aquel post titulado ‘Tengo un amigo informático‘ que de hecho era refrito de una antigua columna de opinión en PC Actual.

tech_support_cheat_sheet

Y claro, a uno acaban tomándolo por tonto. Yo aguanté unos añitos las preguntas de marras. Los amigos -con amigos como esos, quién necesita enemigos- de los que no sabías nada en meses te llamaban de repente. «¿Qué tal va?«, te preguntaban sin dar tiempo a que respondieras. «Oye, es que me voy a comprar un ordenador«. Lidiaba con la situación como todo un buenazo: cómo voy a decirle a este amigo -amigo, ja- que se busque la vida. Uf, no quiero malos rollos. No vaya a ser que piense que no puede aprovecharse de mí.

Pero es que yo trabajo de esto. Y afortunadamente aquella época pasó. Hace mucho que aprendí a esquivar este tipo de cuestiones cuando no me interesa dar respuestas. En otras ocasiones, con gente que te merece la pena, las das sin problemas.

Pero ahí está el quid de la cuestión. En diferenciar cuándo te están tomando por tonto y cuándo vale la pena dar esas respuestas. Lo pasarás mal al principio, pero si aprendes a decir que no te librarás de muchos pesos muertos, de mucha gente tóxica y de muchos problemas que no necesitas en tu vida. Bastante difícil lo solemos tener ya como aguantar a falsos amigos, avispillas, gorrones y caraduras contagiados por el citado virus del PorElInterésTeQuieroAndrés.

Recordad al sabio Valdeolivas. El «No tengo ni idea» funciona. Como digo, te costará decirlo la primera vez, y también -un poco menos- la segunda. Pero le cogerás el gustillo y acabarás aplicándolo cuando proceda. Dejarán de tomarte (tanto) por tonto.

Te lo aseguro.

Dedicado a las twins. Ellas ya saben por qué.

Imagen | XKCD

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

11 comentarios en “Bueno sí, tonto no

  1. Daniel dice:

    No sabes bien lo que me identifico contigo… Resulta que hace tiempo que me dió por aportar algo al mundo del SL, devolver algo de lo recibido, y voy por ahí ayudando a instalar Linux a amigos y conocidos. Hasta algún taller he impartido ya.

    Normalmente la gente es maja y aunque te dan la lata cuando les surgen problemas, intentan no pasarse. Incluso usan Google…

    Pero existe un tipo de personas que consideran que al ayudarlas firmas una especie de contrato de mantenimiento gratuito en régimen de esclavitud. Te dan el coñazo sin compasión, por cualquier cosa incluyendo sus propias torpezas, ni se molestan en buscar una solución por sí mismos… poco menos que la culpa de sus males pasa a ser tuya por arte de magia.

    Así que he decidido que, a partir de ahora, voy a cobrar por mi trabajo. Y estoy redactando un pequeño contrato donde se recoja detalladamente el alcance de mi trabajo.

    Y, por supuesto, no tendré ni idea para quien no me interese. He tomado buena nota ;).

  2. Peni dice:

    Creo que a ese club de ‘los pringaos’ hemos (alguno todavía siguen ahí atrapados) todos los informáticos. Ordenadores, vídeos, lavavajillas … todo lo que lleve enchufe y botones vale para invocar al ‘tu que sabes de esto …’ Pero si yo nunca he tenido vídeo! Da igual, estás perdido, lleva botones.
    En fin, yo descubrí una bonita forma de escapar de la ‘pringao zone’. Cual es (o era) uno de los comentarios más típicos cuando acabas la faena? ‘Oye, que si te tengo que dar algo, me lo dices, que no pasa nada’. La respuesta adecuada es cualquier cifra que supere los 50€. Te pagas una cena y vas cribando ‘amigos’. La pena fue que la voz se corrió demasiado rápido y no me llegó para el portátil nuevo, cachis. La ventaja es que ahora, cuando me invitan a comer o a tomar un café, sé que es por mi compañía y no por mi habilidad con los cables y botones 🙂

  3. Javier dice:

    Espero no ser troll pero tengo una solución:

    Cuando te pregunten los mandas primero a tu campaña de patreon o los pagos de paypal y ya esta, después contestas así sin problemas.

    Vamos que es broma… todo tiene límites ni tanto para no ayudar pero tampoco que te cojan de #$%#

    • Bueno, la mayoría de los que me preguntan no leen este blog así que por ahí lo tendría difícil. Pero como dices, todo tiene límites. Yo ya tengo claros los míos, y los dejo claros cuando toca. Gracias!

  4. Jair dice:

    Me identifico a plenitud con PENI, es que para los «mortales» todo lo que se conecta a la corriente eléctrica es lo mismo.

    Y si, un no a tiempo puede evitarte muchos problemas.

    Saludos

Comentarios cerrados