Tecnología

Windows 10 en móviles: realidad y ficción

·

En 2003 me tocó viajar a Londres como redactor de PC Actual: Microsoft estaba preparando algo en el terreno de los dispositivos móviles. Por aquel entonces sus Pocket PC ya habían demostrado que la informática de bolsillo molaba (tiempos aún gloriosos para Palm), y parecían preparados para dar un paso muy ambicioso.

Así nacía Windows Mobile, una plataforma que a pesar de sus buenas intenciones estuvo condenada desde su nacimiento: Microsoft se estaba esforzando demasiado en llevar la experiencia de escritorio al móvil, cuando a ese paradigma aún le quedaban años para poder hacerse realidad.

orange-spv

Y sin embargo aquello me dejó asombrado. Suspiraba por tener uno de aquellos primeros dispositivos -recuerdo aquel Orange SPV (HTC Voyager)-, que en esencia no hacían más que añadir la pila de telefonía de voz y datos a un Pocket PC adaptado.

Jamás llegué a tener un dispositivo con Windows Mobile.

Microsoft, por supuesto, no imaginaba lo que se le venía encima. Nadie podía hacerlo. Los responsables de aquella división, tan autocomplacientes como el resto de la industria, fueron poco ambiciosos. Mantuvieron una apuesta en el que los smartphones eran más teléfonos que otra cosa, y entonces llegó el iPhone, un smartphone que era mucho más smart que teléfono. Qué fantástico hubiera sido estar junto a aquel equipo cuando se presentó el dispositivo de Apple. Me imagino los comentarios. “Esto no va a ningún lado“, “nuestros verdaderos rivales son Nokia y BlackBerry“, etc.

La época dorada de Symbian, Windows Mobile y BlackBerry había acabado, y todos ellos se resistirían a creerlo. Y todos reaccionarían tarde. Y todos acabarían siendo prácticamente irrelevantes en el mercado.

Pasó con Symbian y una Nokia que eligió como salida asociarse con Microsoft, está pasando con una BlackBerry que lucha por no desaparecer (y poco más) y podría pasar con un Windows Phone y un futuro Windows 10 que tiene ante sí una difícil papeleta.

Ayer Satya Nadella, CEO de Microsoft, anunciaba cambios importantes en la futura estrategia de dispositivos móviles. El despido de 7.800 personas -muchas de ellas en la división de móviles- y el enorme gasto para tratar de impulsar la plataforma Windows Phone hacían que Nadella simplificara toda la estructura. Menos plantilla, menos gasto, menos recursos, y por supuesto, menos teléfonos. Pero mejores, afirmaba en su mensaje.

Reflexionaba sobre el tema en Xataka esta mañana y lo hacía con una idea clara: la de que Windows 10 es el último cartucho de Microsoft para salvar a su plataforma móvil. Y la de que en cierta forma Microsoft estaba preparando una potencial retirada del mercado.

Allí el mensaje no parece haberse entendido, y varios lectores criticaban esa visión y me tildaban de amarillista o sensacionalista. Quizás el titular no fue el más afortunado, pero en todo momento la reflexión está fundamentada en los datos que tenemos, y que revelan que la cuota de mercado de Windows Phone no ha hecho más que bajar en los últimos meses salvo en casos puntuales. En realidad eso no es extraño: el catálogo de terminales ha tenido una renovación escasa -sobre todo en la gama alta, donde no ha habido lanzamientos- y los fabricantes que iban a apoyar a Microsoft tampoco han movido ficha.

Todo eso podría cambiar con Windows 10 y con esa nueva estrategia, claro. Como decía en los comentarios en Xataka, creo que esta plataforma plantea el mayor reto de la historia de Microsoft y creo que ese Windows único para dominarlos a todos es una idea sencillamente genial. Pero hay demasiadas incógnitas, y por mucho que me guste el concepto -del que ya hablaba a finales de 2013– y crea que Microsoft tiene en sus manos una plataforma valiente, original y con muchas posibilidades, hay que ser realista. Lo decía muy bien Paul Thurrot, que hace años que es un fanboy confeso de Microsoft y que aún así era especialmente pesimista (¿realista?) con la situación:

Microsoft will cut back on the number of Lumia handsets it makes, a long overdue change. It will wait and see how these new devices perform during the current fiscal year, which runs through June 2016. And it won’t go well: Windows Phone will continue to lose share, and will continue to struggle.

I expect Microsoft to kill Lumia, possibly as soon as mid-2016, and relegate Windows 10 Mobile to third party devices, which can include phones. These phones will never gain any appreciable market share. Tablets will probably continue to do high single-digit or possibly low double-digit market share only for the foreseeable future. The future is the “mobility of experiences,” not Microsoft mobile hardware/phones.

I still love Windows Phone. I desperately want it to succeed. But you can’t get emotional about this stuff. Windows Phone is failing, and has been on a downward trajectory pretty much forever. You can pretend otherwise, but I can’t do that disservice to the community. I can only be realistic. And realistically, things have gone from bad to worse.

If you are a Windows Phone fan like me, relax. Nothing is changing for the short term and we at least have a few flagship devices to look forward to. But keep your eyes and mind open, and pay attention. This ride could be coming to a stop sooner that we had hoped.

Poco más que decir, porque es exactamente lo que pienso sobre la plataforma. Quiero desesperadamente que Windows 10 triunfe en móviles, pero no puedo ponerme sentimental con estas cosas. No puedo contar historias de ciencia-ficción. Como él, solo puedo ser realista. Y Microsoft y Windows 10 en móviles lo tienen muy complicado.

Muy a mi pesar.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

14 comentarios en “Windows 10 en móviles: realidad y ficción

  1. Rubén dice:

    No deja de ser curioso la tragedia que se hace de la cuota de mercado de Windows Phone, tildándola de anecdótica, pobre e irrisoria, mientras en muchos sitios se pone en un pedestal a OSX, con inferior cuota.

    Con Windows Phone también se suele cometer el error de fijarse únicamente en la cuota de EEUU o en la de España, que parece estar absorbida totalmente por Android; mientras que en mercados como UK, Italia, India o Emiratos está funcionando bastante bien, aunque tampoco con porcentajes abrumadores. El mercado de EEUU es importante desde luego, por ser prácticamente la base de las startups y porque Microsoft se emperra en centrarse con sus servicios allí, dejando con el culo al aire al resto de los mercados. Pero es de destacar que la moribunda ha tenido cuatrimestres donde ha vendido tantos terminales o más como las parece-omnipresentes LG o Sony. Y eso si tenemos en cuenta la fatídica distribución y marketing de Lumia.

    Hacían falta muchos cambios, Elop está muy bien en su casa. No tiene ningún sentido la gama actual que tienen, con modelos pisándose y una gran distribución de modelos que se hace confusa. Terminales gama baja, gama media y flagships, con variantes XL, una distribución como la gama Surface, ser modelos de referencia. Pero lo fundamental y es donde está fallando estrepitosamente: Publicidad y distribución. Lo difícil que es encontrar un Lumia en tiendas no es ni medio normal, y aunque ahora se empiezan a ver en centros de tecnología como FNAC, en cuanto vaya alguien a pedir uno a una tienda de telefonía ni lo van a ver y si preguntan por él sólo escuchará pestes, porque ya sabemos como funcionan las comisiones por venta. Al menos en mercados como España, donde hay una gran dependencia de terminales de operadora. Y la verdad, leyendo las entrevistas recientes a la nueva directora de MS Ibérica, no parece haber mucha preocupación por estos temas de venta y publicidad, sino que se reafirma en la calidad de sus productos, sin ninguna crítica.

    Estoy totalmente de acuerdo con que Windows 10 es la última bala que les queda si quieren creer en su SO móvil, ahí están las aplicaciones universales (razón, también, por la cual no hace falta ni la mitad de desarrolladores que tenían antes, ya que ahora un WP es un Windows normal que no puede ejecutar x86 y lo mismo con las aplicaciones, el mismo paquete, lo que se traduce en menos desarrolladores), la integración con Skype, el panel de notificaciones interactivo y sincronizado con el PC, Continiuum y un montón de cosas que estarán por anunciar. Pero para que eso triunfe, necesitan una gama clara, pero que esté en las tiendas y en la boca de los vendedores, que la gente pueda conocer sus ventajas y posiblemente tener que librarse del peso más pesado de todos y es el odio que genera Microsoft por su pasado y parece que es un yugo del que nunca se librará, siempre los medios querrán matar a sus productos y al mínimo fallo, aparecerá la tenaz crítica que a los usuarios nos gustaría ver también hacia otras compañías, o los usuarios repitiendo mantras dignos de museo como las ya clásicos “windows bueno, windows malo, jejeje”, “vaya mierda metro” o cosas como he leído hoy que decían tal que “haga lo que haga Microsoft, Apple siempre será 3 veces mejor porque es filosofía de empresa jajaja” (esto mientras un usuario se quejaba de la cuesta abajo y sin frenos que lleva Apple hacia los usuarios “Pro” desde hacía mucho tiempo con OSX).

    Por otra parte, también hay que ver el panorama móvil desde un punto más global y tener en cuenta que los que hoy reinan, pueden acabar cayendo, de la misma manera que los hicieron Palm, Blackberry y Nokia. El ejemplo claro lo podemos ver en Android, que no diga que vaya a caer en breve, pero estamos viendo que con el ansia controlador de Google sobre Android, que podemos ver en las nuevas splash screen con su logo, los grandes problemas de fragmentación o rendimiento de Lollipop, o la cantidad de morralla de aplicaciones inútiles para la mayoría de los usuarios que obliga a instalar Google si quieres que tu móvil use la Play Store. De ahí que haya marcas como Samsung, Meizu y compañía que estén buscando alternativas en otros SO como Ubuntu o Tizen, o directamente porque Android no es tan rentable como se insiste en decir, y ahí tenemos los recientes artículos sobre Samsung, o el estado de HTC y Sony.
    También un poco por eso, me da bastante pena que se insista a matar SO “minoritarios” como Blackberry OS (que me parece lamentable que tenga que recurrir a Android ahora) o WP, cuando con características como el Blackberry HUB, su esfuerzo constante de mejora del SO y estabilidad y rendimiento de ellos, se ven como las cosas se pueden hacer de otras maneras -y mejores- y esa competencia es la que aprieta a “los establecidos” a mejorar y no anquilosarse. Pero esa no parece ser la visión de muchos editores y blogs donde se aúpa una única plataforma, o máxime dos, y disparando al corredor antes de la salida. Nunca entenderé esos miedos.

    Para concluír: Windows lo tiene muy complicado, pero Surface enterró dinero a espuertas y se vendía como un fracaso hasta que Terry presentó aquella Pro3, Xbox nació de la nada y casi desbancó a Playstation en la anterior generación… Y podríamos seguir. Lo que necesita Microsoft es claridad de pensamiento y agilidad de movimientos, que es lo que no se le veía hasta ahora.

    Enhorabuena por este post, me parece bastante más acertado en cuanto a tono, titular y contenido que el publicado en Xataka.

    • Toma comentario. Me ha gustado especialmente el penúltimo párrafo. Muy cierto -aunque veremos si la mejora en ventas de las Surface es anecdótica o no-. Y cuidado que yo no quiero matar a nadie. Como bien dices, BlackBerry tiene cosas muy interesantes como su Hub, pero le falta lo más importante: software. Ese mismo problema afectaba a Windows Phone y veremos si con la nueva orientación se soluciona en Windows 10 -que desde luego, ayuda a minimizar ese hándicap-.

      Gracias por el tono. Opinar con argumentos es mucho más válido que hacerlo a la ligera y sin ellos. Saludos.

  2. Ghandy Arturo Carbonel Torres dice:

    Excelente el artículo, me pareció mejor elaborado que el publicado en Xataka y bueno, solo queda esperar que el tiempo de los resultados. Saludos

  3. Pingback: Windows 10 en móviles: realidad y ficción

  4. David dice:

    Yo viví al era de Windows CE/Mobile y me ilusioné muchísimo, tanto que después me llevé un chasco tremendo, el peor que recurdo haberme llevado nunca con Microsoft.

    Es algo que muchas veces he pensado: cómo de mal lo hizo Microsoft con Windows CE por copiar lo no adecuado en vez de seguir su propia senda: en aquel momento los PDA (Asistentes digitales personales) estaban dominadas por Palm, que funcionban bien para lo que estaban pensadas, y ese fue para mí el error garrafal de Microsoft con los PDA: Microsoft debería haber hecho un ORDENADOR de BOLSILLO con espíritu de ordenador, no con espíritu de PDA, pero copió a Palm he hizo un aparato solo con espírirtu de PDA.

    Y lo peor es que en aquel momento las tecnología de las pantallas táctiles no era adecuada para un ordenador de bolsillo -tal vez sí era suficiente para una agenda/PDA como las que hacía Palm-. En mi opinión deberían haber lanzado dispositivos como los PDA pero con un teclado de calidad en ese tamaño (tanto modelos con teclado vertical deslizable como modelos con teclado en horizontal tanto deslizable como batiente), pero en ese tamaño de PDA todo era táctil -y muy inútil en aquella época- dejando los teclados para unos PDA mucho más grandes -demasiado grandes para ser un dispositivo de verdad de bolsillo-.

    Encima, pese a la relativa “frugalidad” del SO Windows CE, todo era un desperdicio. Yo recuerdo mi primer PDA con Windows CE: tenía un procesador RISC de 32 bits a 206 MHz (un StrongARM de la mismísima Intel, que había adquirido el negocio previamente a DEC), 64 MB de RAM, ranura CompactFlash. Naturalmente yo pensaba: con ese pedazo de procesador -RISC auténtico de 32 bits y 206 MHz- y esa cantidad de RAM -64 MB- podría hacer maravillas: a fin de cuentas pocos años antes con un notebook con un procesador CISC a 33 MHz y con solo 4 MB de RAM hacía una infinidad de cosas satisfactoriamente -incluso hubo un tiempo en que ese hard de PC era gama alta y se hacía de todo-. Craso error: ese hardware en Windows CE era inútil. El SO era tremendamente simplón -carecía de casi todo y las aplicaciones instadadas tipo Excel, Word eran de auténtica pena e inutilidad- y el hard no era aprovechado de verdad.

    Pienso que tendrían que haber seguido un diseño tipo PC en bolsillo: teclado -pues las pantallas táctiles tardarían muchos años en ser adecuadas- y un SO tipo PC no en el diseño de las ventanas -que no eran adeucadas para un dispositivo tan pequeño- sino en las posibilidades: ¿por qué en un PDA de 64 MB no se podía hacer casi nada útil, mientras que años antes en un PC con 4 MB hacíamos maravillas? No creo que fallara el hard (en cuanto a procesador/RAM, si en cuanto a la ausencia de teclado) sino principalmente el soft (SO con su enfoque y aplicaciones).

    Aún utilizando una parte de los 64MB para almacenamiento -pongamos la mitad- nos seguían quedando 32 MB de RAM en ese PDA y un potente y eficiente procesador RISC, pero entre el sistema táctil, las limitaciones del SO y lo que debía comer, más la falta de aplicaciones, el sistema era algo inútil, de lo más inútil que he tenido nunca en ordenadores: una auténtica decepción.

    Supongo que cuando se tienen muchas esperanzas y encima son lógicas. la decepción es igualmente elevada al no cumplirse ni siquiera ni una de las espectativas.

    Con este inicio ya poco optimista podría ser yo respecto a Windows CE/Windows Mobile. Aún así lo cierto es que con Windows Mobile Microsoft llegó a tener las mejores ventas de su historia en móviles: cuando abandonó este Windows Mobile y pasó a Windows Phone, las ventas y cuotas fueron muchísimo peor, es decir, no mejoró, sino lo contrario. Y lo cierto es que pese a tener a algunos puntos positvivos ya con Windows Phone 8, el fracaso comercial ha sido notable, mucho más aún teniendo en cuenta todos los recurosos que Microsoft metió más todo lo que hizo Nokia -Nokia aún era mucha Nokia hasta que se fue desangrando con ese fracaso de Windows Phone-.

    Para mí además lo peor es que ahora deberían jugar a muerte la baza del móvil convergente con PC con móviles x86 y con Windows 10 completo de verdad -el de PC-, pero no, seguirán con un Windows 10 Mobile sobre ARM, con lo que no puedo ilusionarme sino lo contrario porque seguramente habrán perdido un tiempo precioso si tiempo después deciden ir por el camino de móviles x86. Mientras pierden ese tiempo la competencia -Android e iOS- son aún más fuertes.

  5. David dice:

    Rubén:

    No mires tanto esos pocos países donde Windows Phone tiene una cuota baja pero al menos relevante -en algunos llega al 10% de cuota trimestral (ojo, que no es lo mismo que la base instalada, que es mucho menor en ese caso de WP)-, mira la CUOTA MUNDIAL y el bajón que ha pegado: ya partía de un mal dato tras tantos años de esfuerzo, y ha ido aún a peor.

    Mira por ejm en el gigante chino como iPhone ha entrado y se ha posicionado muy buen (según Kantar ha pasado de un 14,7% a un 21,5% de cuota, lo que es realmente impresionante teniendo en cuenta el precio de los iPhone), mientras que Windows Phone está sobre un mísero 1% (encima la mayor parte será gama baja). Cuando fracasas así en China, un país gigantesco, da igual que lo hagas “algo bien” en Francia (11%), UK (10%) o Italia (13,9%), porque el peso global de China es tremendo (en China por ejm hay un operador que él solo tiene más clientes que habitantes hay en toda Europa).

    En Japón por ejm el iPhone ha tenido un éxito tremendo: 44,6% de cuota -con lo caro que es- mientras que Windows Phone no ha llegado ni al 1%: quedando en un 0,1%.

    Cuando Nadella y Billy estaban en contra de la compra de Nokia por parte de Microsoft -ésta era llevada por la cabezonería de Ballmer en contra de otros directivo como Nadella y Billy-, por algo sería. Ellos ya contaban que ni con Nokia, ni con ese pastizal gastado en ella, tenían como probable el éxito, como finalmente se ha demostrado hasta ahora. Ballmer y Elop ya han sido echados de Microsoft (amablemente se dice que han “renunciado por cuestiones personales” como es habitual en estos niveles) y una de las razones es el fracaso constatado en Windows Phone y la mala decisión de comprar Nokia que se ha mostrado inútil para empujar a WP.

    Si ni con Nokia, cuando aún era potente, pudieron levantar a Windows Phone sino que encima la desangraron -y Nokia es mucha Nokia-, no puedo tener muchas esperanzas de que vayan a lograrlo ahora -enciam en algún momento 2016 la gente verá móviles Nokia con Android, para colmar los males de Microsoft con los móviles-.

    Dices: «una distribución como la gama Surface, ser modelos de referencia»: no se puede comparar: una cosa es el PC con Windows que es un éxito tremendo -las Surface son tabletas/PC (tabletas compatibles PC de verdad, un PC en formato tableta si queremos verlo así)- donde las Surface parten de ser parte de ese universo de éxito que es el PC con Windows; Por contra unos móviles Surface, sin más Lumia, no estarían en la misma situación, pues Windows Phone es un fracaso tremendo y su mercado es casi solo el de los Lumia: si quitas a los Lumia y dejas unos móvile Surface de referencia te quedas sin mercado, porque no hay más vendedores relevantes en esa plataforma que Microsoft.

    «encontrar un Lumia en tiendas no es ni medio normal»: no sé dónde vivirás pero yo en una de las dos mayores ciudades de España, voy a montones de comercio y hay Lumia, de hecho sobran, el problema es que casi nadie los pide, la mayoría ni los mira siquiera. Por ejm puedes ir a Mediamarkt y ahí verás bastantes modelos de Lumia, que casi nadie mira ni compra 🙁

    Dices: «Windows 10 … ahí están las aplicaciones universales (razón, también, por la cual no hace falta ni la mitad de desarrolladores que …)»: no sé por qué mucha gente desconoce que Windows Phone 8 y Windows RT ya tenían el kernel y otros componentes fundamentales de Windows NT, igual que los Windows modernos de PC, y que también hacía tiempo que con .NET se podían desarrollar aplicaciones UNIVERSALES que corrieran tanto en un Windows de PC con su procesador x86 como en esos Windows sobre ARM que son Windows Phone 8 y Windows RT: ¿implicó esto que viésemos una explosión de aplicaciones Windows Phone 8 y Windows RT y que pudiésemos tener lo mismo que en el PC? OBVIAMENTE NO. Y esta es una de las razones que no me hacen ser muy optimista con Windows 10 Mobile.

    Si al menos lanzaran Windows 10 Mobile con procesadores x86 y el Windows 10 de verdad completo (el de PC) pues sí, pero siguen perdiendo el tiempo, que no pasa en balde, con esos Windows sobre ARM que no pueden correr el soft hecho solo para PC y que solo podrán correr el nuevo soft de PC que sea convergente.

    • Rubén dice:

      Voy a referirme solo al último párrafo ya que no tengo mucho tiempo. Ya sé que desde WP8 usa el kernel NT y que ya había aplicaciones universales desde 8.1, pero hay una diferencia fundamental entre las aplicaciones universales de 8.1 y la Windows Universal Platform de W10, y es que en la primera, había un código base y librerías compartidas y a partir de ahí, debías desarrollar específicamente para cada dispositivo, con incongruencias como que no eran compatibles APIs tan básicas como el clipboard, y obtenías dos paquetes distintos que debías subir cada uno a su dashboard de desarrollador independiente y después de completar todo el proceso ahí podías marcarlo como una aplicación universal en la Store. Ahora es exactamente el mismo código -a pesar que puedes desarrollar frontend específicos para dispositivos si así lo deseas-, ya que usa elementos escalables, de tal manera que hay un único paquete y un único dashboard.

      La otra ventaja es que con Windows 10 por fin puedes usar aplicaciones Metro en el escritorio, por lo que cobra algo de sentido el que se programe en ese lenguaje -además de otros beneficios como pueden ser el sandbox o el sincronizado- apareciendo directamente en móvil. Porque de hecho, la situación actual es que la Store rica del ecosistema -y ya ves tú como está…- era la de WP y lo excepcional es que apareciese la aplicación en la Windows
      Store, ahora posiblemente las tornas se reviertan.

      Como puntualización lo de los Lumia en centros como bien escribí no me refería a Mediamarkt y FNAC que ahora ya hay terminales -pocos, de la gama más baja y al lado de los móviles más baratos de Android- sino a tiendas de telefonía como The Phone House, Vodafone, Movistar o los propios catálogos online. Las ventas de terminales libres en España es irrisoria.

      • David dice:

        «Ahora es exactamente el mismo código»: ahí es donde tenéis un exceso de optimismo. Ahora SE PUEDE hacer el mismo código pero lo cierto es que en el PC existe una infinidad de soft que corre, ni correrá, en los móviles Windows 10 Mobile.

        El soft de PC no se va a rehacer de un día para otro. Incluso en muchos casos NO PUEDEN auqnue quisieran porque cunado se hace una nueva versión de ese soft no se rehace todo sino que se siguen reutilizando muchas partes/componentes anteriores que tienen DEPENDENCIAS con el Windows sobe x86.

        La mayor parte de las compañías no pueden coger y rehacer su soft desde abajo, porque sería muy caro en dinero y más aún en tiempo -que cuesta muchas veces más que el dinero-.

        Así que en el mejor de los casos seguiríamos un montón de años donde Android e iOS lo tienen TODO y los móviles Windows 10 Mobile siguen en una desventaja tremenda…. vamos lo mismo que ahora. Supongo que Nadella y Billy bien han de entender esta situación y de ahí su pesimismo sobre esos móviles Windows y su oposición a la compra de Nokia porque sabían que ni con ella tendrían el éxito probable.

        Sobre lo de los Lumia en los comercios: en el Mediamarkt que yo suelo visitar tienen/tenían (hace tiempo que no paso) una buena parte de los modelos, incluídos los caros como el Lumia 1020 (carísimo por la cámara). De hecho en ese Mediamarkt pude probar en persona ese 1020 y quedarme impresionado de la lentitud que tenía sacando fotos.

        En The Phone House también tenían móviles Lumia. Y en Movisatr no solo es que tengan Lumia sino que Movistar es SOCIA de Microsoft y promociona los Lumia, pero ni aun así se venden bien; De hecho yo tengo un Lumia porque Movisatr me lo dio (Fusión me costaba lo mismo con móvil que sin móvil y la permenancia era igualmente de un año en ambos casos): y fíjate como lo promocionaban que me dieron a elegir entre 5 móviles y elegí el Lumia porque era el único con especificaciones decentes de gama baja en ese momento (512 MB de RAM y pantalla de 800×480): los otros que me ofrecían con Android y FirefoxOS tenían pantallas con resoluciones de gama baja del pasado (320×240 o 480×320) y en algunos casos menos de 512 MB de RAM. Como te digo esos 5 móviles costaban lo mismo (0€) así que está claro que Movistar beneficiaba a Lumia (y/o que Nokia/Microsoft perdían una pasta dándolo al mismo precio pese a ser más caro que los otros).

  6. SrPerroverde dice:

    Hace más de dos años me la jugué con WP y hace poco lo cambié por un Lumia 640 LT. Me encontré en la absurda situación de tener que comprarlo de importación porque no estaba disponible en España, aunque ya hacía meses que se había presentado, precisamente en Barcelona. La distribución es claramente uno de los problemas a solucionar.

    Aunque he renovado mi apuesta por WP, yo tampoco soy muy optimista respecto al futuro. Espero que WP10 solucione al menos el problema de la falta de aplicaciones. Que la verdad, yo echo en falta muy poca cosa, pero está claro que si no están las “básicas” y funcionando bien, dificilmente atraeran clientes. Y si no hay clientes, no hay desarrolladores…

    Como anécdota, tengo un amigo que es incondicional de Apple desde hace ya unos años. El año pasado, por motivos de trabajo, tuvo que comprar un segundo móvil y se decidió por un Lumia 630, porque su corta experiencia con Android le quitó las ganas de volver a tocarlos. Después de un tiempo, su opinión sobre WP era: “No pensaba que un móvil de 150€ pudiera funcionar tan bien”. Él sigue utilizando su iPhone, pero no se le ocurrirá recomendarle un Android a nadie que no quiera gastarse un buen montón de dinero en un móvil.

    • David dice:

      «Espero que WP10 solucione al menos el problema de la falta de aplicaciones»: te digo lo mismo que a Rubén (comentario de más arriba): tristemente el soft “universal” no se va a hacer de un día para otro, y, lo que es más importante, hay un montón de soft de PC que no corre ni correrá, en los móviles Windows 10 Mobile porque ese soft tiene dependencias con los Windows x86 y no se puede rehacer de cero por lo carísimo que sería en tiempo y en dinero.

      Respecto a tu amigo: el iPhone es muy caro, y obviamente un Windows Phone o un Android moderno hacen cosas mejores en relación a su precio.

      Sobre lo que dice de Android: es el usuairo que se ha quedado con la imagen de los antiguos Android donde se quedaban sin memoria, etc: el típico móvil con 512 MB de RAM o menos que ya no puede con el soft moderno que se ha hecho más pesado, que ha crecido (lo mismo que ocurría en el PC con Windows donde teníamos un ordenador que nos iba de maravilla y que con el tiempo iba mal poruqe el soft e internet eran más pesados y nos tocaba ampliar la memoira RAM, con el añadido de que en un móvil no puedes ampliar la RAM, sino que toca comprar uno nuevo). Nada que ver con la realidad actual de un Android moderno (incluso en los económicos). Hoy día la gama baja actual en Android empieza en 1GB de RAM (sé que han sacado alguno con 512 MB, pero es un engaño: es venderte hoy un gama baja del pasado), y esa cantidad de RAM cambia totalmente las cosas.

      Yo tengo un Lumia -me lo dieron en Movistar-, y unos cuantos Android. Hace poco compré un Huawei P8 Lite que me costó 155€ LIBRE y SIN PERMENCIA en Amena: es impresionante este móvil: casi todo es instantáneo, sobra memoria. Cuando uso mi Lumia es una tortura, como volver a un pasado lento con transiciones/animaciones a cámara lenta.

      Y lo que ofrece ese P8 Lite hoy es gama media, pero en un tiempo será la gama baja de Android.

  7. Jorge Arvizu Romero dice:

    Windows 10 no triunfará porque Microsoft está herido de muerte, tiene un negro pasado y el recuerdo por todo el mal que nos hizo a los usuarios al exponernos a los virus y a obligarnos a pagarles por licencias de los productos que requeríamos para producir y trabajar.

    Y como no hay mal que dure cien años ni indio que lo aguante, el daño al imperio de Microsoft es irreversible y es por una simple y sencilla situación que es inherente a su genética, pues la innovación no está inscrita en su ADN, para Microsoft y su habitual éxito solo es posible imitando y copiando el ingenio y el diseño de productos verdaderamente geniales.

    Word no seria un éxito sino hubiese existido Wordperfect, Page Maker y Ventura Publisher. Y ni que decir de Excel al cual se le añadieron propiedades y características de Lotus 123 y Quattro Pro. De Power Point lo mismo se puede decir con respecto a Freelance Graphics. Las bases de datos ni siquiera eran un producto de Microsoft, pero gracias al poder económico que alcanzaron con su producto Windows, por mucho tiempo pudieron comprarlo casi todo. El propio entorno Windows 3.0 fue una copia mal hecha del Macintosh de Apple.

    Y bueno para nosotros los usuarios y consumidores de tecnología no deja de ser reconfortante ver como para los de Redmond el negocio de los smsrtphones ha terminado por convertirse en un interminable pantano y gracias a su soberbia e torpeza en vez de caminar hacia la orilla cada vez se hunden mas, los conduce inevitablemente hacia la irrelevancia. Pues en sus tiempos de auge mejor se preocuparon por contar los billetes que entraban en la caja registradora que en innovar en tecnologías o en productos propios del nuevo siglo.

    Es agradable ser grande e importante, pero es mejor ser inquieto, inteligente, creativo, para presentar cosas nuevas, esta es la verdadera madre del éxito y a los de Redmond hace mucho que se les acabó hasta el don de copiar e imitar.

Comentarios cerrados