Tecnología

Sobre las charlas TED y la neutralidad en la red

·

He tenido un par de días especialmente ocupados en los que he dedicado muchas horas a publicar estas 6.500 palabras sobre las charlas TED. Mi texto es en realidad un complemento de la fantástica reflexión de Antonio de ayer, ‘TED, elogio y refutación del conocimiento pop en dosis ligeras‘ (me encanta el título), un análisis perfecto con el que coincido al 100%. Uno termina de ver una charla TED y, le guste más o menos, de repente tiene la sensación de saberlo todo sobre ese tema. Eso, por supuesto, es una ilusión, así que la idea con mi parte era la de trasladar no solo algunas reflexiones interesantes sobre el futuro, sino de complementarlas con libros y algún que otro recurso web que permitan ahondar en esos temas. Que es, creo yo, lo que deberían hacer en TED y TEDX: no quedarse en las charlas, sino ofrecer a los espectadores la posibilidad de llegar un poco más allá si lo desean.

Toda esta parrafada era inevitable: el texto me ha costado sangre, sudor y lágrimas -que yo recuerde, es el que más me ha costado de lo que llevo en Xataka- y me ha impedido cubrir muchas cosas importantes que han ocurrido este par de días. A algunas he llegado de refilón –tenemos evento Apple el 9 de marzo, adivinad quién estará al pie del cañón- y a otras ya no tenía ni fuerzas de llegar. Es el caso de una noticia especialmente notable: el de la FCC y su apoyo a la neutralidad en la red, algo que evita una futura Internet de primera clase e Internet de segunda clase (etcétera) y que hace que el acceso a la información no pueda priorizarse en base a intereses y, por supuesto, a los dineros que mueven el mundo.

En Ars Technica explican con bastante detalle lo que ha pasado en Estados Unidos -la reseña de Vox parece también bastante completa, y como siempre tenemos debate en Hacker News-, un país en el que la FCC tiene un poder asombroso (y peligroso) en estos temas y que era la que determinaría en último término el futuro de este mercado. Esto tiene consecuencias, claro: habrá demandas y los proveedores de Internet protestarán -ellos pierden con esta medida- pero lo importante es que los usuarios ganan.

Y aún así, se me escapa un poco el alcance de esta decisión porque como dije en el pasado, a mi la neutralidad en la red me parece un concepto confuso: igual aquí estoy completamente equivocado, pero me parece razonable que quien quiera un mejor acceso a los datos, más rápido (no sé si llamarlo prioritario) pague más por ello. Es la filosofía que se aplica en el capitalismo en el que estamos inmersos, y funciona. Aquí es donde entra -creo- esa recalificación a “utilidad” que iguala Internet con recursos como la luz, el agua, la educación o (eso no en Estados Unidos) la sanidad. Todo el mundo tiene derecho a ellos, pero luego hay quien además puede pagarse una luz más brillante, un agua más pura, una educación más completa o una sanidad más… ¿rápida?

Lo que está claro es que el tema de la neutralidad en la red tiene muchos flecos que se me escapan. La Electronic Frontier Foundation no ha publicado nada “a lo grande” aún, pero sí ha indicado en Twitter que esta es una “victoria parcial”. Tal y como estaba la cosa hace unos meses, yo diría que esto es más que una victoria parcial, pero aún así, veremos.

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

4 comentarios en “Sobre las charlas TED y la neutralidad en la red

  1. Xavi Llinares dice:

    Zas! Con un sólo texto (el de Xataka, curradísimo) consigues por un lado subir aún más el techo de la calidad de tus artículos y, por otro lado, ponerme deberes (bienvenidos eso sí) como para varios días de exprimir el Chromecast con las Ted talks. Algunas de las que propones ya hace tiempo que descansan en mis bookmarks, y si bien las tomo con cautela y sentido crítico, me inspiran, me empujan a dejar de ser un lector pasivo, a levantarme del sofá y empezar a expresar mi propia visión acerca de la vida, el universo y todo lo demás. Graciss a Ted y gracias a ti.

  2. SrPerroverde dice:

    No tengo muy claro lo de la neutralidad de la red, pero entiendo que lo que trata es evitar que se pervierta. Sería un freno enorme para nuevos proyectos (o pagas o te daré una velocidad ridícula), dándole ventaja a los ya aposentados.

    Y en cuanto a que el capitalismo funciona… creo que es muy discutible. Imagino que depende de para quién.

  3. mk360 dice:

    La gente ya puede pagarse una luz más brillante, o mejor aún una sanidad más rápida, y es contratando planes que le entreguen mayor o menor velocidad a sus conexiones. Lo otro atenta contra el propio capitalismo o más bien la libre competencia, puesto que si una empresa pequeña no tiene medios para pagar puede verse relegado a un internet de segunda categoría, ya que aunque Google se oponga a la noción de pagos diferenciados a la larga si tienen espaldas para asumir esos pagos de ser necesario.
    En CL hay un caso examinado por la Fiscalía Nacional Económica relativo a marcas de detergentes, en la que una empresa muy mayoritaria pagó a los supermercados por estar mejor posicionada en las góndolas, siendo investigada por abuso de posición dominante. Situaciones similares pueden presentarse aquí, ya que ¿qué ocurre si una empresa local por ejemplo quiere implementar su propio sistema para ver series y películas cuando netflix tiene contratado un superinternet en todas las compañías a las que se puede acceder? hay que tener en cuenta que la discusión en yanquilandia es entre empresas e ISPs, aquí el usuario que podría pagar más o menos no pintaba nada.
    Ahora en un concepto diferente ¿podría pagar un usuario para que se aplique un control de tráfico en su conexión para que se de preferencia a determinados servicios en su conexión vs otros? supongo que eso podría hacerlo el mismo mediante un firewall, pero bueno… el caso es que esa alternativa no es la que se plantea en la mayoría de los casos.

Comentarios cerrados